La nueva botella, bautizada como Jabulani, representa el compromiso del licor sudafrafricano por la preservación de estos gentiles gigantes.

En Latinoamérica, la marca apoyará el Santuario de los Elefantes.

Un dato alarmante: Cada 15 minutos un elefante muere en el mundo y si la especie sigue siendo abatida por cazadores en busca de comercio ilegal de marfil, en 20 años estas criaturas corren el riesgo de desaparecer.

Es con este llamado que el licor sudafricano, Amarula, presenta una nueva estrategia y botella al mercado mundial, la que llama a cuidar a los gigantes gentiles – como se les apoda- y unirse a su preservación.

Bautizada cariñosamente como Jabuli, la renovada botella hereda el nombre de un elefante sudafricano que perdido y abandonado cuando sólo era un bebé, fue rescatado y rehabilitado para, posteriormente, ser adoptado por una nueva manada. En términos de diseño, presenta nuevas curvas y un elefante grabado directamente en el cristal, lo que representa gráficamente la visión de la marca por la causa.

De acuerdo con Dino D´Araujo, Gerente Global de Distell, esta imagen celebra al ícono de Amarula, el elefante. Este animal – que además de estar presente en la etiqueta del licor – atraviesa la sabana africana atraído por el exótico aroma del fruto del árbol de la Marula. “Jabulani refleja nuestro compromiso continuo en ayudar a salvar a los animales. Desde 2002, el proyecto Amarula Trust ayuda a los ambientalistas a estudiar el comportamiento de estos animales y a utilizar todos los conocimientos adquiridos en acciones para protegerlos en Sudáfrica“.

D´Araujo agrega: “Extenderemos nuestro apoyo a todo África gracias a una importante alianza que firmamos con Wild Life Direct y su CEO, la Dra. Paula Kahumbu. Además, parte de los ingresos provenientes de la venta del licor, se reinvertirán en Amarula Trust y otros programas destinados a la protección de los elefantes con el objetivo que las próximas generaciones puedan ver a estas criaturas bajo un árbol de Marula“.

De acuerdo con Theo Leal, Gerente de Marketing de Distell en América Latina, el lanzamiento de esta nueva botella refuerza la esencia de una marca de naturaleza salvaje. “El principal desafío fue materializar la estrategia global e iniciativas para la preservación de los elefantes, y, de esta forma,  tener adherencia a nuestra realidad. Por esto, en Brasil se apoyó el Santuario de los Elefantes para protegerlos del maltrato que viven en circos y zoológicos de la región“.

El Santuario de los Elefantes está ubicado en la región de Mato Grosso, Brasil, y es una organización sin fines de lucro que ayuda a transformar el futuro de los elefantes cautivos de América del Sur. En total, son cerca de 50 animales  en situación de riesgo.

Para potenciar la alianza con Wild Life Direct, Amarula desarrollará una promoción entre junio – julio donde por cada botella vendida se destinará un dólar a la institución.

“Made from Africa“, será el concepto en que se alineará el nuevo posicionamiento de la marca. Este concepto orientará la comunicación durante 2017 y busca representar la sinergia del ADN del licor con la naturaleza.

Acerca de Wild Life Direct

Wild Life Direct es una organización sin fines de lucro con sede en Kenia y fundada con el objetivo de proteger a los animales salvajes. A pocos años de su creación destacan por la protección que brindan a  los elefantes.

La CEO de la organización, Dra. Paula Kahumbu, es reconocida mundialmente por su trabajo y por estar al frente de diversas campañas a favor de la preservación de estos animales. Con varios premios a su haber, Paula es PHD en Ecología y Biología Revolucionaria de la Universidad de Princeton.

Acerca de Amarula

Nace en 1989 en el mercado de bebidas de Sudáfrica. Amarula, producido por el grupo Distell, es líder absoluto en el segmento de licores importados cremosos. Ha sido reconocido en tres oportunidades como “El Mejor del Mundo“ por el The International Wine & Spirit Competition.

Amarula es desarrollado a partir del fruto del árbol de la Marula que se producen sólo una vez al año y maduran bajo el sol de verano siendo cosechados a mano por las comunicadades locales de África Subecuatorial.