Cory creó una línea de mermeladas premium elaboradas con frutas finamente seleccionadas cuya composición es de 80% fruta, sin aditivos, saborizantes ni colorantes y baja en azúcar. Sólo tienen jugo de limón para conservar.

La clave de su sabor natural es que se elaboran en una máquina que trabaja con sistema de calefacción a vapor y con vacío (libre de oxígeno), lo cual ayuda a que el proceso se realice de manera muy rápida, conservando las propiedades organolépticas de la fruta. El producto final es envasado de manera artesanal, en frascos de vidrio esterilizados para su conservación.

Los sabores disponibles son: frutos silvestres (frutilla, mora y zarzaparrilla), tropical (mango y maracuyá), damasco y guindas y cerezas. El precio por unidad de 370 gramos es $3.750, mientras que la caja de 3 unidades tiene un valor de $9.990.