Con la asistencia de invitados descendientes de las cuatro ramas de la familia Bouchon, clientes extranjeros, amigos y prensa, Viña Bouchon festejó los 130 años que la familia llevan produciendo vinos en Chile.

En la ocasión, Viña Bouchon lanzó su vino ícono “130”, un blend cosecha 2007, embotellado en una botella mágnum de 3 litros. 130 es un vino de edición limitada que se comercializará en los mercados del mundo más sofisticados, como lo son las ciudades de New York, Londres y Sao Paulo. Además, los asistentes brindaron este hito histórico con la nueva cosecha 2015 de la línea Block Series, J. Bouchon, la que además estrenó una nueva imagen.

Durante el evento, los anfitriones recordaron sus comienzos en 1887, cuando Emile Bouchon llegó a Chile desde Burdeos a bordo del barco “Orduña”, y como éste con sólo 22 años decidió dejar su Francia natal y a su familia de pequeños viñateros para desempeñarse como asesor enológico de la reconocida Viña Vigouroux, en la actual Quinta Normal. Su éxito como enólogo lo llevaron a comprar años después la Viña Angostura en Colchagua, iniciando una tradición vitivinícola en nuestro país que ya lleva cuatro generaciones y 130 años.

Actualmente, Viña Bouchon está dirigida por Julio Bouchon Sepúlveda, Presidente, Juan José Bouchon, Gerente General, y Julio Bouchon Lyon, Director Ejecutivo, y tiene sus viñedos en el secano costero del Maule y exporta a más de 25 países. Además de las variedades francesas más clásicas como el Cabernet Sauvignon, en el último tiempo se ha enfocado en rescatar y hacer vinos de cepas tradicionales, como el País, el Carignan y el Semillón, siendo destacados en diversas publicaciones nacionales e internacionales. Entre las novedades de esta histórica bodega destacan también el joint venture que tienen con la bodega sudafricana Cederberg y sus vinos “Longavi”, su recientemente inaugurado hotel boutique Casa Bouchon y su primer espumante, lanzado a finales del año pasado y que se llama Bouchon Extra Brut.

Julio Bouchon Sepúlveda destacó que “estamos muy contentos con esta celebración, llevamos como familia Bouchon 130 años produciendo vinos y esperamos continuar por muchos años más”. Agregando que “en estos últimos años hemos recogido toda esta larga tradición, pero al mismo tiempo hemos innovado y nos hemos modernizado, y esa es la esencia de Viña Bouchon hoy, un ensamble entre el pasado y el futuro”.