Atención a la carta, instalaciones renovadas y fina gastronomía son pilares para disfrutar de la temporada de invierno con paseos a los parques nacionales, termas y canchas de ski. 

Hotel boutique preferido por viajeros del mundo entero, te invita a disfrutar de una experiencia única bajo el concepto de “hospitalidad a la carta” que incluye paseos y actividades outdoor a la medida.

Hotel Antumalal es especial. El único hotel en Pucón con un gran parque a orillas del Lago Villarrica con servicio personalizado, la mejor gastronomía y una arquitectura Bauhaus que se funde con el paisaje presenta renovadas habitaciones para ofrecer una estadía inolvidable.

Una experiencia de magia en un ambiente de paz y naturaleza plena, esta temporada de nieve el hotel recibe a sus huéspedes con atención en los detalles y la calidez que lo caracteriza. Sus habitaciones del segundo piso han sido restauradas para ofrecer mayor comodidad, con el estilo natural que lo distingue, en base a materiales nobles y el diseño que lo ha consolidado como un ícono de la arquitectura en Chile.

Para complementar su estadía, el hotel ofrece varias actividades invernales outdoors como visitas a las Termas aledañas; paseos a los Parques Nacionales cercanos y visitas a Lagunas completamente congeladas. La novedad del año son las Raquetas de Nieve: una excursión de  4 horas por senderos nevados en las faldas del Volcán Villarrica o volcán Lanín, un paseo inolvidable que combina aventura, deporte y turismo, y es una actividad apta para todo tipo de personas.

La filosofía hospitalaria del hotel es su servicio personalizado, donde el descanso, la calma y el bienestar son el foco, ofreciendo incluso alternativas de comida en base a productos locales y saludables como una propuesta gastronómica que marca tendencia a nivel mundial. Especial para relajarse, en Spa Antumaco se ofrecen diversos tipos de masajes y terapias especiales para renovar el cuerpo y alma.

Si prefiere quedarse “en casa”, puede disfrutar el hotel en pleno. Basta con recorrer sus 5 hectáreas de jardines diseñados en base a especies nativas y flores de todos los colores y aromas, con senderos y miradores, que permiten disfrutar de una exuberante naturaleza en un entorno de paz. El sonido de sus cascadas de agua relajan la mente y la contemplación del lago son una experiencia completamente reponedora.

Para mayor comodidad de sus visitantes, este año el hotel propone un programa All Inclusive, que  incluye desde los traslados ida y vuelta al aeropuerto de Temuco, comidas y bebestibles, hasta opciones de entretenimiento invernal, como un día de  Ski o Raquetas de Nieve y dura hasta el 1 Septiembre.

Con una estadía de 4 días y 3 noches con desayuno a la habitación o chalet, o bien, en su comedor con vista panorámica al Lago. Todas las comidas son a la carta (3 almuerzos y 3 cenas por persona que incluyen vino y bebidas); 3 actividades recreativas por persona, entre las que se pueden escoger paseos a las termas o parque nacionales, cabalgatas y una serie de alternativas que el hotel diseña a gusto de sus huéspedes.