Todo empezó en Chicago el año 1952 cuando George Weber, un amante de los asados se hizo una parrilla a partir de una boya marina que cortó a la mitad, le agregó ventilaciones, patas y la llamó Kettle. Hoy Weber es uno de los mayores fabricantes del mundo y proveedor de la gama de productos y servicios más completa del segmento, es reconocida internacionalmente como sinónimo de innovación, productos perfectos y extraordinarias experiencias en el mundo de la parrilla. 

La famosa marca americana tiene garantía de 10 años y a diferencia de las demás, los asados se hacen con tapa cerrada por lo que tambien puede ser usada como horno lo que permite mejorar el rendimiento, dejar las carnes más jugosas y preparaciones tan diversas que van desde hornear pan hasta preparar una paella o unos exquisitos plátanos asados con marshmallow y chocolate. 

10 mandamientos para un buen asado según Weber

 1)   Líquidos para encender: De ninguna manera 

 2)   Precalentar la parrilla

 3)   Mantener limpio

 4)   Usa aceite para la comida, no para la parrilla

 5)   Saber cuando es fuego directo o indirecto

 6)   Mantener la temperatura 

 7)   Si estás mirando no estás parillando

 8)   Un buen sellado es clave

 9)   Controlar la llama 

 10) Controlar el tiempo y temperatura