Maizena ha sido parte de la cocina de los chilenos por décadas, la habrás visto en la cocina de tus papás o abuelos, como un indispensable en la preparación de pasteles dulces, sopas, salsas y un sinfín de recetas exquisitas. Esa caja amarilla que contiene almidón de maíz, es un polvillo fino y libre de gluten, que se arraigó a nuestra tradición culinaria convirtiéndose en un elemento esencial en la cocina chilena.  

Desde el punto de vista nutricional, es un alimento bajo en sodio, contenedor de fibra y con gran efecto antioxidante. Además, es una fuente natural de vitaminas y minerales esenciales para el funcionamiento del organismo, tales como: la vitamina A para la piel y la vista; vitamina B que ayuda a absorber de mejor manera la energía de los alimentos, vitamina C que aporta en la protección de las células del cuerpo y el ácido fólico, y zinc fundamental para la defensa del organismo.

A partir de su naturaleza libre de gluten, Maizena, se constituye como una alternativa no sólo saludable, sino también accesible y apta para las personas celiacas, con sensibilidad al gluten, no celíaca o alérgicas al trigo, dándoles la posibilidad de sentirse incluidos alimentariamente, ya que con este ingrediente se pueden elaborar versiones alternativas de recetas tradicionales como bizcochos, panqueques, masas de pizzas, entre otros; ofreciendo una rápida cocción, sabores neutros y sabores suaves y finos, sin perder sabor ni textura.

Puedes encontrar Maizena (almidón de maíz) en cualquier cadena de supermercado o almacén de barrio, por lo que no tendrás excusas para atreverte y preparar esta rica “Tarta de prestigio vegano” saludable y libre de gluten. 

Tarta de Prestigio Vegano (8 a 10 porciones, molde de 26 cm)

Para la base:

  • 1 ½ tazo de avena molida
  • 1 ½ taza de maní sin sal o almendras
  • 50 gotas de estevia
  • 3 cucharadas de aceite de coco
  • Agua necesaria

Preparación: Procesar todos los ingredientes, hasta obtener una masa de textura similar a la miga de pan –agregar agua si es necesario-. En una base de molde, incluir la masa presionando con los dedos húmedos y dejar reposar mientras preparas el relleno.

Relleno:

  • 2 ½ tazas de agua
  • 4 cucharadas de Maizena
  • 2 cucharadas de vainilla
  • 10-80 gotas de estevia
  • ¼ taza de coco rallado
  • 5 cucharadas de avena
  • Cacao y coco para decorar

Preparación: Para la crema de coco, procesar y moler todos los ingredientes hasta lograr una mezcla homogénea. Una vez lograda, poner en una olla a fuego bajo, revolviendo constantemente hasta que espese.

En la base, cubrir con la mezcla caliente, agregar el cacao y el coco rallado, y dejar en el refrigerador hasta que cuaje.