En el  Portal Bulnes, conocido durante años por vender carteras, se encuentra Comedor Central, la última apuesta del chef Cristián Correa.

Atraído por todo lo que está pasando con los migrantes, y con el mix de sabores que se está sintiendo y saboreando en Chile, decidió crear una cocina que responde a ese escenario, sin tanto bombo ni etiqueta. “Que se coma rico, en un lugar lindo, en el kilómetro cero de Santiago”, dice Correa.

Estuvo metido caso un año en papeleos y trámites, hasta que Comedor Central vio la luz en diciembre del 2018. Y para la patente de alcoholes, tuvo que tener más paciencia, ya que llegó la segunda quincena de febrero de este año.

“En Comedor Central, queremos ir con el ritmo de la ciudad, fluir con nuestros vecinos, con nuestros turistas, con todos los que circulan por acá”.

Lo invitaron de la inmobiliaria propietaria del edificio a sumarse al proyecto. Él, entusiasmado, convocó a Ariel Sánchez, con quien son apoderados del mismo colegio.

Comedor Central tiene una cocina a la vista en el primer nivel, con una gran mesa para compartir y otras más pequeñas con capacidad para 20 personas, un segundo piso con capacidad para 70 y además de una barra – con cocteles de autor y una selección muy cuidada de vinos y licores a cargo de Julio Palestro -, y una terraza en la misma Plaza de Armas, con otros 40 cubiertos.

A Correa le gustan los barrios históricos. Sus 2 restaurantes actuales – Comedor Central y Mulato – están ubicados en construcciones patrimoniales, “con cuento”, como dice él.

La cocina funciona desde las 08.00 AM – tienen desayunos – hasta el atardecer.

Comedor Central

Portal Bulnes 489, Plaza de Armas, Santiago

De lunes a sábado de 08.00 a 22.30 horas

Domingo de 08.00 a 20.30 horas

Instagram @comedorcentral