alt

Lancôme no deja de sorprendernos este año, ahora es el turno de Shine Lover elaborados con nácares coloreados a base de traslúcidos que ensalzan la vivacidad de los rosas y rojos con total transparencia. Mientras que los nácares blancos tienen tendencia a atenuar la intensidad de los colores, los nácares con base transparente se impregnan de la profundidad de sus colores.

Al aplicarlos aportan un color muy suave, como si tuviesen un punto muy sutil de "batido de crema" que hace que se suavice un poco la expresión y que los labios luzcan luminosos. A mi me conquistaron desde que los probé.

La idea de estos labiales Shine Lover de Lancôme es proteger y embellecer los labios sublimando su tono natural, que es diferente en cada mujer. Para ello, Lancôme ha estudiado el tono de la tez de 2902 mujeres y también la percepción de lo que es un rostro bello en relación con el color de los labios, llegando a la conclusión que sólo hay que realzar el tono natural para ofrecer un aspecto bello y resplandeciente.  Por este motivo los Shine Lover de Lancôme son transparentes y luminosos y tiene un ligero toque de color en la gama de los rosados, los beige-melocotón e incluso fucsia para resultar lo más naturales posible.

Otra de las cosas que más me ha gustado de estos labiales es su textura cremosa y ultraligera, son casi como bálsamos labiales que realmente cuidan los labios como tal. Contienen ácido hialurónico para mantener la hidratación durante horas, aceite de rosa mosqueta rico en ácidos grasos esenciales y un gel protector que mantiene los labios a salvo de las agresiones externas.

Gracias a su combinación de ingredientes activos para humectar, nutrir y embellecer, la textura de bálsamo de Shine Lover hidrata los labios durante todo el día, dejándolos suavizados y regenerados.

• Un agente humectante, el ácido hialurónico: protegidas dentro de las capas superficiales de la epidermis, las esferas de ácido hialurónico atraen el agua para lograr una hidratación intensa durante ocho horas.

• Un ingrediente nutritivo, el aceite de rosal: rico en ácidos grasos esenciales como el ácido linoleico, nutre, suaviza y ofrece al instante tersura duradera.

• Un gel protector: tradicionalmente empleado en crema para labios, crea una barrera protectora contra los agentes agresores externos, al tiempo que mantiene la hidratación en la parte medular de los labios

Tres tonos imprescindibles

 340 French Sourire: un alegre rosa, ¡efusivo y luminoso!

357 Fuchsia in Paris: un radiante y vibrante fucsia.

354 Inattendue: un palo de rosa impecablemente resplandeciente.

Seis colores por cada deseo

212 Twisted Beige: un nude con toques de rosa para dar un efecto de labios mordidos.

136 Amuse-bouche: un delicioso naranja soleado.

323 Effortless Pink: un rosa natural sumamente adaptable.

314 Spontanée: un rosa polvoso que ilumina la tez.

346 Electrisante: un rosa neón pop.

120 Ô my rouge: un rojo cereza destellantemente cautivador.

Desde el momento en que posas los ojos en él, sabes que Shine Lover es un labial como ningún otro.  Y posee un estuche laqueado blanco muy elegante, combinado con el terminado de plata más fino y exquisito… Este inmaculado atuendo blanco aperlado es una declaración de optimismo que permite que cada color emane su total resplandor.

Los rostros de Shine Lover

Ya que la mejor medicina es la risa, la campaña de Shine Lover es una oda de color a la joie de vivre (alegría de vivir). ¿Cuáles son los rostros de la campaña ? Dos íconos generacionales de la belleza, espíritus libres llenos de un espontáneo encanto: Lupita Nyong’o y Lily Collins.

En medio del contraste de un entusiasta amarillo anís contra un fucsia profundo, aparece la impetuosamente alegre Lupita Nyong’o, ¡soltando una carcajada! Lupita luce brillante con un diseño de Giambattista Valli bajo la lente del fotógrafo Alexi Lubomirski, quien ha capturado este momento intangiblemente lleno de gracia en que la felicidad es lo único que importa. Y en sus labios: Fuchsia in Paris.

El revoloteante vestido rosa caramelo de Lily extrae la profundidad bermellón del fondo, llevándonos a un reino de calidez y vitalidad. Capturada con la lente de Mert & Marcus, Lily Collins emana una despreocupada alegría. Y en sus labios: French Sourire.

 

alt

 

alt