alt

Se trata de un movimiento involuntario del diafragma, el músculo que se encuentra en la base de los pulmones. Esto es seguido de un cierre rápido de las cuerdas vocales, lo cual produce un sonido característico. Según la médico internista de Vidaintegra, Dra. Cristina Benavente, el hipo es común en recién nacidos y bebés.

Las causas del hipo suelen ser desconocidas. De todas formas, hay ocasiones en las que se presenta por comer muy rápido, ansiedad, irritación del diafragma, cirugía abdominal o por consumir alimentos o líquidos picantes o condimentados.

El hipo en la mayoría de los casos dura unos pocos minutos, pese a que se han dado casos en el que se ha alargado durante días e incluso semanas.

Según la médico internista de Vidaintegra, Dra. Cristina Benavente, la mejor receta para combatirlo es tomar agua fría o respirar en una bolsa de papel, esto último dado que aumenta la cantidad de dióxido de carbono lo que altera el centro de la respiración, terminando con el molesto hipo. “Se debe consultar con un médico si se prolonga más allá de un día y no cede a las maniobras habituales”, asegura.

Cuando no se trata de casos severos, como cuando se presenta hipo de larga duración, existen varios remedios caseros que pueden ayudarnos a quitar este molesto mal. Algunos de ellos son:

·         Dejar de respirar: parar la respiración durante períodos de unos 15 segundos

·         Pasar un susto: esto interrumpe de forma momentánea la respiración, por lo que la frecuencia respiratoria se vuelve a normalizar, provocando la desaparición del hipo

·         Respirar profundamente y pausadamente: nos permitirá la normalización de las contracciones súbitas del diafragma y hará que la respiración vuelva a su ritmo habitual

·         Comprimir el diafragma: esto ejercerá una fuerza sobre el diafragma controlando los impulsos de contracción y relajación que actúan sobre él

·         Beber agua o hacer gárgaras: esto nos ayudará a normalizar el ciclo respiratorio y poner fin al hipo

·         Masticar lentamente algún alimento: nos permitirá normalizar la respiración y quitar el hipo

Hipo en el bebé

Según explica la doctora Benavente, todos los bebés tienen hipo durante los primeros meses de vida, lo que es natural pues la ingestión de alimentos por succión propicia la entrada de aire en el estómago. “Los episodios de llanto, tan frecuentes en los bebés recién nacidos, pueden ser a causa del hipo.  Un remedio que puede funcionar en estos casos es el chupete”, concluye la especialista.