alt

Una de las diseñadoras más talentosas en el país, quien es parte del proyecto M-Gallegos Group conversó con Datos Mujer. Sus inicios, su conexión con recuerdos y sensaciones, un mensajes para las chilenas, un adelanto de su último LookBook de forma exclusiva de la temporada 2014-2015, entre otras.

“Mi inspiración puede nacer a partir de una película, una canción nostálgica de los años ‘50, el capítulo de una novela contemporánea, la visita de alguien especial, un paseo de domingo, un diálogo escuchado al azar o un nuevo paisaje por descubrir.” (Daniela Bozza)

Con frases como esta o contando historias sobre su “puntada mágica”, la Simpática e inteligente Daniela Bozza conversó sobre lo que existe tras sus creaciones, sobre su carrera como diseñadora que nació de una forma de continuidad con los recuerdos y sensaciones que le evocan ciertos paisajes, películas, música y libros que le han llenado el alma y que ha intentado capturar y transformar. Ella logra plasmar con simpleza la elegancia y la feminidad de todas las mujeres, porque asegura que su moda está diseñada para todas las que quieran y se atrevan a probar un Bozza.

Sus temas son nobles, suaves, pero firmes, resisten el paso del tiempo con belleza. Sus diseños tienen un camino y un destino propio, al igual que las mujeres que los visten, algunos de ellos han traspasado hasta el ámbito del arte y la música. Sus diseños fueron requeridos para varias películas del cine chileno, como “Qué pena tu vida” y “Qué pena tu boda” de Nicolás López; “Mp3” de Pascal Krumm, entre otros. También con este último ha trabajado en el diseño de vestuario exclusivo para videoclip de Saiko, Los Bunkers, Sum, Manuel García, entre otros.

 ¿Cómo llegas a realizar este tipo de creaciones?, ¿desde niña te gustaba confeccionar vestidos diferentes?

Podría decir que “mis creaciones”, no son todo lo que soy; con esto quiero decir que no forman parte de un sueño de infancia, ni de adolescencia, pero si me preguntas ¿le hacías ropa a tus muñecas?, la respuesta es sí, y no sólo a mi muñeca (tenía sólo una) a mis amigas también. Siempre cosí, desde pequeña,  con 8 años me gustaba pegar botones, descoser cierres, hacer las vastas de los jumper, etc. Ya más grandes comencé a hacerme ropa, que muchas veces cosía a mano y la verdad ni se notaba mi “puntada mágica” como la llamaba una amiga. Sin embargo, cada vez que me decían “Daniela deberías estudiar diseño de vestuario” a mí me molestaba tanto que me enojaba, porque lo encontraba superficial (ahora me da mucha risa recordarlo), ya que en realidad soñaba con otras cosas, así que nunca estudié diseño ni nada por el estilo.

¿Por qué te negabas al diseño?

Considero que mi trabajo como diseñadora corresponde más a una forma de continuidad de los recuerdos y sensaciones que me evocan ciertos paisajes, películas, música y libros que me han llenado el alma y que he intentado capturar y transformar la sensibilidad y conexión con las prendas. Para mí el diseño, es una forma de expresión como pueden ser tantas cosas y en mi caso personal la dirección de arte, o la decoración de espacios o escribir... es como hacer una fotografía a algo invisible, un sentimiento, un recuerdo, una emoción o un sueño. Intentas que esos colores y esa sensación perduren, entonces, la transformas en unas líneas y unos colores que coinciden con lo que deseas expresar, es una suerte para mí que agradezco todos los días.

Consideras que las chilenas, ¿se atreven a usar en su cotidianidad ropa diferente y llamativa?

Pienso que cada día se atreven más, no lo llamaría “diferente ni llamativa”, podríamos decir que se están encontrando, quiero creer que se están atreviendo, porque se están viendo, porque se están escuchado, no es cuestión de moda o tendencias o de ser diferente, es cuestión de gustos y la verdad es que pocas veces las mujeres se toman el tiempo de indagar en ellas, en lo que realmente les gusta. Con mi experiencia en la tienda y en algunos eventos me ha tocado mucho escuchar frases del tipo “oh que lindo, pero esto a mí no me queda” ó “ohh me encantan los vestidos, pero tengo las piernas muy flacas” o lo que es peor “no sabía que había que venir tan arreglado, me vine del trabajo directo para acá”. Si quieres arreglarte o verte como de revista hazlo, sin miedo, no pongas excusas ni te sientas mal, porque estas al lado de tu amiga que siempre luce top, tú también puedes, atrévete. Así tantas cosas que podría escribir un libro, pero si le pregunto a esa chica si se ha probado un vestido la respuesta es casi siempre no...o a la otra si es verdad que se vino del trabajo la respuesta es no; FATAL. Por ello siempre digo si no quieres arreglarte porque no va contigo perfecto, pero si sufres por no conocerte, atrévete a probarte ropa, combinarla, intentar con colores formas que no has probado antes y te aseguro que te sorprenderías. Lo más importante es el gusto y la comodidad y está más que comprobado que para todas no es lo mismo. Por ejemplo yo no saldría a la calle con esas zapatillas crocs  porque me sentiría súper incomoda, no me hallaría, sin embargo una amiga si lo haría por que las encuentra lo más cómodas que hay, yo la verdad las encuentro feas, a ella eso no le importa.  Y para terminar con esta idea decir que no estoy de acuerdo con eso de que la moda es sólo para flacas como todos critican, no es así, he visto muchas chicas que lucen un estilo impecable y muy personal con su sobrepeso y es precisamente a esto a lo que me refiero con conocerse, ahí está la clave del éxito.

¿Cuál es el llamado que haces a las mujeres que aún apuestan por una moda más tradicional?

Yo la verdad es que no hago llamados. Pienso que el mundo nos invita a vivir y que cada uno se desarrolle según lo que le parezca, le representa y le haga sentir bien. Piensa que para cada uno hay un cada cual y es nuestro deber descubrirlo en todos los aspectos de la vida, tenemos que conocernos para atrevernos, para apostar por cosas más grandes, más bonitas o más certeras y esto es muy aplicable a la hora de pensar en qué nos vamos a poner, tenemos que hacernos preguntas chiquillas si no estamos perdidas (sonríe).

 De tus colecciones, ¿cuál recomiendas para esta temporada primavera-verano?

Primero que nada confesar que aunque soy una mujer de otoños más que de veranos siempre las colecciones de primavera-verano son las que más me gustan. En esta ocasión, recomendaría las faldas bibolor a la cintura, cualquiera de los vestidos, los top a la altura del ombligo con pantalones, pitillos a la cintura y los enteritos.

Para finalizar Daniela, ¿qué mensaje les dejarías a nuestras lectoras de Datos mujer?

Sean auténticas, apoyen el diseño nacional, la moda no es una ley, es una herramienta y está al servicio de todos nosotros, no crean que hay reglas, todo es posible hay que sólo saber encontrar esas piezas que nos hacen sentir únicas, esas telas y cortes que tratan con amabilidad nuestras formas y nuestros cuerpos y salir con total naturalidad a demostrar que todas merecemos cosas bellas.

alt

alt

alt