La penquista Valentina Pereda conquista Concepción con su línea de juguetes con identidad chilena. En junio de 2015 se ganó un proyecto de Innova Bío Bío y comenzó con este proyecto que tenía pensado hace mucho tiempo: hacer juguetes con identidad local, donde reflejara personajes de nuestro país.

Es así como nace “Meli Mari”, su línea de juguetes para niños de entre 0 a 3 años, donde “Renato, el gato”, “Ramona, la camarona”, “Pancho, el chancho” y peluches musicales con la famosa melodía “Hace tuto guagua”, han cautivado al público penquista y al de otras comunas como Chillán, Temuco, Valdivia y Santiago.

Una propuesta completamente diferente es la que ofrece esta profesional que estudió Diseño Gráfico en Santiago y que trabajó por más de 11 años en diseño y desarrollo de juguetes en la empresa Saro, en España, ocupación que le permitió potenciar su creatividad al máximo. Además, en este mismo tiempo estudió Gestión en procesos de inspiración y creación, lo que le dio las herramientas para emprender en su ciudad natal.

Durante 6 meses estuvo desarrollando esta propuesta de juguetes con identidad chilena y el resultado fue una colección que se encuentra a la venta en www.melimari.cl y en fb.com/melimarichile.

“Mi propuesta es distinta a todo lo existente y esto nació porque entre mis viajes a Chile quería llevar un juguete a los hijos de mis amigos en España y no encontré nada característico de mi país. Fue ahí cuando me di cuenta que podría hacer una colección donde rescatara lo mejor de nuestras raíces”, explicó Valentina.

En su proceso creativo escuchó todas las ideas que le presentaban y una de las que salió en esos momentos fue el de los dichos chilenos: “Cuando supo de mi proyecto de juguetes, una persona me dijo ‘camarón que se duerme, se lo lleva la corriente’, y ahí nació mi inspiración. Los refranes fueron fundamentales: utilicé gato por liebre para dar vida a Renato, el gato, y así sucesivamente”, cuenta la profesional.

Una colección encantadora que simplemente cautivará a todas las mamás y sus pequeños.