Safe Sea permite no sólo exponerse al sol por más tiempo sin sufrir quemaduras, sino que también protege a la piel de los ataques de medusas y del envejecimiento gracias a sus ingredientes. Además, es hipoalergénico y resistente al agua.

Se aproxima el verano y una de las grandes preocupaciones son el cuidado de la piel por la exposición al sol y las picaduras de medusas, siendo quizás la más conocida la “fragata portuguesa”., que tantas complicaciones provocan en la salud de niños y adultos. En Chile habitan 93 especies de medusas. El investigador de la Universidad Católica de Valparaíso y doctor en Oceanografía Biológica, Sergio Palma, fue el encargado de realizar este primer censo en las costas chilenas.

¿Cómo pica la medusa?

  1. El contacto con la piel humana estimula el proceso de descarga en la célula urticante. Ciertos químicos liberados por la piel se adosan a un receptor de la célula urticante.
  2. En la célula urticante aumenta enormemente la presión llegando a alrededor de 200 atmosferas (la presión de un neumático)
  3. La presión al interior de la célula hace que el filamento que está enrollado al interior de la célula urticante salga expelido haciendo que su aguja perfore la piel con una aceleración similar a la de una bala disparada por un revólver.
  4. A través del filamento se inyecta el veneno en el cuerpo humano.
  5. Este proceso se multiplica en los miles de filamentos que posee una medusa.

Pensando en ello, Farmacéutica Xenius trajo a Chile el completo y revolucionario fotoprotector “Safe Sea” que cumple tres funciones de manera efectiva: Protege del sol, genera una capa protectora a las picaduras de medusas y retarda el envejecimiento de la piel.

Safe Sea contiene ingredientes que evitan las picaduras de las medusas a través de cuatro mecanismos sinérgicos: su textura libera unos polisacáridos que confunden esta especie, la cual asume que está tocando a otra de su tipo, por lo que no hay activación en los receptores; sus ingredientes bloquean el camino entre el receptor y la célula urticante, evitando que ésta se active y evitan que aumente la presión osmótica dentro de la célula urticante,  necesaria para activar el disparo sobre la piel humana.

Además de los estudios de factor de protección solar (método COLIPA), los de resistencia al agua, protección UVA/UVB y hipoalergenicidad, hay pruebas científicas para demostrar su efectividad en la protección contra picaduras de medusas, sostiene Soledad Ríos, Q. F. Director Técnico de Xenius Pharma.

Gracias a su formulación que biomimetiza la estructura trilaminar de la piel, Safe Sea se incorpora a la piel creando una barrera protectora invisible que la aísla del contacto con los tentáculos de la medusa y a su vez hidrata y revitaliza en profundidad la piel.

Por otro lado, su fórmula hace que su emulsión sea altamente biocompatible con la piel, haciéndola impermeable, resistente a la sudoración e incluso recomendable como crema facial con enormes beneficios como el retraso del envejecimiento.

Este protector se encuentra en Farmacias SalcoBrand en formato para adultos y niños y tiene un valor que fluctúa entre los $16.000 y $17.000 pesos.

Para saber más acerca de este revolucionario bloqueador solar, ingresar a: www.safesea.cl o www.xeniuspharma.cl