La nueva campaña de la marca incluye como rostro principal al multicampeón olímpico Michael Phelps, e invita a las madres y bebés a disfrutar de los beneficios del agua este verano.

Huggies Little Swimmers, los pañales para el agua de Kimberly-Clark, presenta su nueva campaña para el verano #BebésCampeones en la que participó Michael Phelps, el nadador más condecorado de la historia de la natación olímpica, con su familia. Juntos, desarrollaron divertidos videos y consejos para “entrenar” y estimular a los bebés en el agua mediante el juego.

La alianza con Michael Phelps a nivel global busca impulsar la importancia del agua y el juego en el desarrollo sicológico y motriz de los niños desde sus primeros años de vida. "Algunos de los mejores recuerdos de mi vida son en el agua y no hay nada más especial que recordar los días que he pasado nadando junto a mi bebé", aseguró Michael Phelps."Todavía no le estoy enseñando a dominar el estilo mariposa, pero para entrenar #BebésCampeones, se deben incluir juegos que ayuden a generar confianza y seguridad en el agua. Me estoy asociando con Huggies Little Swimmers porque quiero que todos los bebés sean los mejores nadadores", agregó.

A partir de esta alianza se han grabado múltiples y divertidos videos, con Michael, Nicole y su bebé, cuyo objetivo es involucrar e inspirar a los padres durante todo el año. Los mismos pueden verse en las redes sociales de Michael, su bebé Boomery Nicole, además de los sitios de Facebook e Instagram de Huggies para acceder a los contenidos más novedosos.

Los trajes de baño Huggies Little Swimmers no se hinchan como los pañales comunes al entrar en contacto con el agua e incluyen divertidos y exclusivos diseños de la película “Buscando a Dory”. Las presentaciones varían de acuerdo al talle y ayudan a entretener al bebé durante el momento del cambio.

Huggies Little Swimmerste cuenta cuatro motivos por los que es importante  fomentar el juego acuático.

 

  1. El juego en el agua fomenta el desarrollo físico.

Es lo último en entrenamiento de cuerpo completo para el bebé ya que, al sumergirse en el agua,  también tendrá que trabajar en las habilidades de equilibrio y coordinación más importantes.

  1. El juego acuático alienta a los niños a ser sociables y ayuda a minimizar el conflicto.

Los niños no tienen que pelear por el agua porque hay suficiente cantidad para todos. Además, las propiedades calmantes del agua pueden ayudar a los niños a regular sus emociones y comportamiento, lo que significa que los conflictos son aún menos propensos a desarrollarse.

  1. El juego acuático alienta el descubrimiento

Los niños suelen fascinarse con el agua ya que observarla  requiere de muchos principios científicos por descubrir. Desde los sonidos que se generan, la  diferencia de temperaturas,  si los juguetes se hunden o flotan…Y, como una ventaja adicional, es un juego de descubrimiento económico ya que simplemente el niño puede jugar con lo que ya posee, como vasos y tazas de plástico.

  1. El juego acuático alienta la creatividad y la imaginación

Cada vez que los niños juegan en el agua,  la imaginación tiende a hacerse cargo ya que se inventan  personajes e historias. Este tipo de juegos de rol les brindan a los niños la oportunidad de trabajar en una amplia gama de habilidades: fomenta la narración de historias y promueve las habilidades del lenguaje y las habilidades para tomar perspectiva.

Como se puede ver, los beneficios del juego en el agua son de gran alcance y, por ello, es recomendable mantener este tipo de actividad aún pasada la temporada de verano. Con un poco de espíritu creativo, se puede incorporar diversión basada en agua en la vida de su hijo durante todo el año.

 

TALLES Y CARACTERÍSTICAS

Huggies Little Swimmers disponen de materiales absorbentes únicos que no se abultan ni inflan en el agua. Se encuentran disponibles en 3 talles: Pequeño (para niños de 7 a 12 kg), Mediano, (11 a 15 kg) y Grande (más de 14 kg). Además, cuentan con laterales muy elastizados para adaptarse a los movimientos del bebé y que se abren a la hora de sacarlos o ajustarlos.