Cuando se acerca el retorno a clases, la Fundación Cuida Futuro entrega tips a padres y cuidadores que les permitirá apoyar a los niños que deben adecuarse a las nuevas rutinas que conlleva este periodo.

Ya se acerca un nuevo comienzo de un año escolar y con él vuelven horarios, responsabilidades y rutinas que pueden complicar inicialmente a los niños. Es posible que después de un periodo de descaso, en que pudieron gozar de más flexibilidad y tiempo libre, algunos enfrenten mayores dificultades para “subirse al carro” de las obligaciones que conlleva la vuelta a clases.

La educadora de párvulos Magdalena Arellano, directora ejecutiva de la Fundación Cuida Futuro, explica que es muy importante apoyar y acompañar a los niños en su proceso de adecuación a esta nueva etapa. “Todo lo que hagamos o dejemos de hacer como padres afectará a nuestros hijos respecto de qué tan positivo y exitoso sea el regreso a clases”, agrega. Por ello entrega recomendaciones para acompañar a nuestros hijos a comenzar este nuevo año escolar.

Respetar Horarios

Si hay algo que caracteriza a todas las vacaciones es que cambiamos nuestras rutinas y horarios habituales, por esto es fundamental que varios días antes, alrededor de una semana, comencemos progresivamente a acostar a nuestros hijos más temprano y a despertarlos a una hora similar a la que deberán levantarse para ir al colegio. De esta manera el día de la entrada a clases no se verán afectados por cambios bruscos de la rutina del sueño.

Alimentación 

Durante las vacaciones tanto los horarios como los alimentos que consumimos cambian. Por ello es importante volver a un orden de las comidas, manteniendo los horarios y procurando que nuestros niños tengan una alimentación sana que les proporcione todas las energías que necesitaran para enfrentar los nuevos desafíos.  

Conversar con ellos 

Hablar con nuestros hijos acerca del término de las vacaciones y el comienzo de esta nueva etapa escolar es fundamental para entregarles seguridad y la tranquilidad necesaria para comenzar bien el nuevo año escolar. Se puede comenzar por repasar la rutina, contándoles a qué hora se levantarán quienes los irán a buscar y a dejar, si harán turno con algún compañero, etc.

En el caso de haber algún cambio en la rutina diaria es muy importante anticiparles lo que será diferente este año, recordarles quien será su profesor jefe y contarles a quién pueden acercarse en el colegio en el caso de tener algún problema.

Es fundamental tener un tono positivo frente al tema, a lo mejor se pueden recordar anécdotas simpáticas ocurridas años anteriores, nombrar a los amigos que volverán a ver, etc. Esta experiencia ayuda a los niños a prepararse mentalmente, bajar la ansiedad que les puede producir entrar a clases y, al mismo tiempo, puede ser una instancia muy positiva de conversación con ellos en que podrán conocer sus aprehensiones respecto al tema. 

Preparativos 

Es importante preparar juntos algunos materiales que necesitarán para entrar al colegio, probarse el uniforme, forrar los libros, marcar los útiles, etc. Esto los ayudará a conectarse más concretamente con lo que implica volver al colegio y les dará la seguridad de sentirse preparados para esta nueva etapa.

Arellano explica que la Fundación Cuida Futuro busca crear conciencia de la importancia que tiene un cuidado infantil adecuado y la entrega de herramientas para la crianza y formación de niños y adolescentes. Por esto organiza talleres y seminarios para padres y cuidadores mediante los que busca producir cambios reales y positivos al interior de las familias.