También México concita más interés en el exterior; mientras que a nivel nacional Antofagasta, Arica, Iquique, la Patagonia e Isla de Pascua “la llevan”.

Independientemente del lugar que se viaje, es fundamental hacerlo protegido  frente a los imprevistos que afectan a la mitad de los viajeros.

Problemas de salud que van desde resfríos, infecciones estomacales, dolores de muelas o esguinces de tobillo hasta algunos más complejos como fracturas o apendicitis son los más comunes en ocurrencia entre los jóvenes que viajan al exterior, ya sea por turismo, giras o para trabajar y estudiar fuera.

Así lo informó Marcelo Pérez Castillo, Director para Chile de Assist Card, señalando que en cuanto a giras de estudios, este año son destinos favoritos Camboriú, en Brasil, y especialmente Bariloche, en Argentina, hasta donde viajarán unos 40 ó 50 mil jóvenes chilenos fundamentalmente entre noviembre y enero, “aunque ya algunos partieron en septiembre y octubre”, dice.

En el exterior también México está disfrutando de la preferencia de este segmento, según indica Diego Aguilera V., Gerente General de Crea Viajes y Turismo, destacando que alrededor de un 70% de los chicos en giras de estudio optan por el exterior, al tiempo que el 30% restante recorre nuestro país. “Antofagasta, Arica, Iquique y San Pedro de Atacama son los más visitados en el norte, mientras que en el sur las preferencias apuntan a Puerto Varas y la Patagonia, al tiempo que Isla de Pascua concita cada año mayor interés”, acota.

 ¿Qué destinos no se recomiendan para giras de estudio?: “hay muchos que pueden resultar atractivos, pero que no son convenientes, ya que carecen de la infraestructura necesaria”, afirman ambos ejecutivos, considerando aspectos como, por ejemplo, que la mayoría de los jóvenes que viajan en estas giras son menores, por lo que se necesitan espacios bien implementados para recibir a una gran cantidad de estudiantes, con servicios de alimentación completos  y discotecas para menores.

Una buena asistencia de viajes es primordial 

La asistencia integral de viajes con que deben contar es de primera importancia, señala el Director para Chile de la compañía mundial líder en este ámbito,  comentando que en el caso de Bariloche Assist Card monta una verdadera “operación” en el lugar, llevando médicos, ambulancias y otros recursos debidamente certificados por la Asociación Chilena de Seguridad.

“Hacemos rondas médicas, que es un elemento preventivo para resguardar la salud de los estudiantes y detectar antes alguna dolencia o malestar que pudiera producirse. Si igual pasase algo mayor contamos con establecimientos asistenciales de calidad y debidamente acreditados para superar cualquier accidente o emergencia”, explica Marcelo Pérez C.

Sobre los pasos a seguir en caso de accidente durante una gira de estudio, Diego Aguilera dice que lo primero es ver la gravedad del caso. “Si el caso es grave se lleva al paciente al servicio de urgencia más cercano para sacarlo de riesgo vital. Si el caso no reviste la urgencia anterior, se evalúa que lo vea un médico en el lugar o el traslado a una clínica certificada en convenio con la asistencia”.

Subraya que lo más aconsejable siempre es que los jóvenes viajen protegidos con una buena asistencia de viajes que cubra todos los eventos y a través de un tour operador o agencia que dé garantías, porque “es una mala idea contratar los servicios por separado, ya que algunos padres lo hacen, pensando que es más barato, pero la experiencia muestra que en caso de problemas, mucha veces las cosas no salen bien”.

Agrega que lo principal es revisar bien el producto que se compra para viajar, sabiendo qué incluye y qué no, siendo muy relevante que se contraten para estos efectos compañías que ofrezcan garantía, seriedad y seguridad y que todos los paquetes con giras de estudios tengan asociada una buena asistencia de viajes. 

Hoy  también es necesaria la asistencia legal 

Al respecto, Marcelo Pérez C. informa que ante la creciente tendencia de los jóvenes chilenos que salen en giras de estudio y de los que viajan al exterior tanto a estudiar o trabajar, entre ellos profesores,  Assist Card reformuló su producto Work and Study para jóvenes de hasta 40 años, el que bajó de 900 dólares a 499 y que da cobertura de hasta 25 a 30 millones de pesos por todo un año de viajes.

El alto ejecutivo de esta compañía que recientemente firmó una alianza con la principal línea aérea de Chile para que quienes contraten asistencia en sus canales de venta directa, pagando con tarjeta de crédito Santander, también puedan acumular millas, destacó que además de los problemas de salud, también se dan muchos otros imprevistos como el extravío de maletas o documentos, el atraso o cancelaciones de vuelo y también problemas legales, que según los estudios afectan a la mitad de los viajeros.

Por su parte, el gerente general de Crea Viajes y Turismo, destaca la necesidad de asistencia legal a raíz de lo ocurrido con los dos jóvenes chilenos en Malasia, porque, en general “uno no viaja sabiendo las restricciones o el código penal del país de destino y porque tampoco existen protocolos de comportamiento, así que somos las propias empresas las que ponemos restricciones”.

“Por ejemplo, en las giras de estudio, si un menor es sorprendido con alcohol y drogas, tenemos un protocolo de denuncia a los apoderados y al colegio; mientras que si no se contrata una empresa responsable, esto se descontrola un poco porque no existen restricciones”.