alt

Juguetes, consolas de video juegos y celulares de alta tecnología son los productos más anhelados por los niños, pero ¿qué pasa cuando el bolsillo no acompaña? Y aún cuando tengamos los recursos económicos ¿es bueno hacerles tantos regalos a los hijos? El psicólogo de Clínica Santa María, Juan Pablo Westphal, responde estas interrogantes.

En tiempos donde el consumo ocupa un importante espacio en nuestras vidas, muchos padres sienten que si pueden comprarles algo a sus hijos, es un deber hacerlo, y en ese afán les hacen gran cantidad de regalos para Navidad. Asimismo, los pequeños están expuestos a un sin número de mensajes sobre lo que es deseable obtener, por lo que piden regalos cada vez más sofisticados y caros, como celulares y tablets.

Sin embargo, el exceso de cosas materiales también puede ser perjudicial en el desarrollo de los hijos. “Un niño que recibe todo lo que quiere, o más de lo que necesita, aprende a no reconocer límites, a no compartir, no desarrollando la empatía y la generosidad, y sobre todo a no tolerar la frustración cuando en el futuro no reciba lo que quiera, o no se hagan las cosas como él dice”, explica el psicólogo de Clínica Santa María, Juan Pablo Westphal.

En ese sentido, el especialista enfatiza que es bueno recordar que la Navidad es originalmente una fiesta religiosa y de encuentro familiar, siendo los regalos una forma de expresar cariño y alegría por el vínculo con el otro. Desde este enfoque es prudente que los presentes no sean numerosos ni de gran valor, sino más bien un gesto significativo de cariño. Los obsequios grandes, asegura, es mejor dejarlo para el cumpleaños, que es el día especial de cada persona.

 Entonces, ¿es bueno seguir al pie de la letra la carta que los niños le hacen al Viejo Pascuero? El psicólogo explica que nunca es bueno guiarse sólo por la lista de los  niños, ya que ellos tienden a pedir más de lo que necesitan y entienden. “Si lo hacemos estamos reforzando la idea que ellos tienen control de lo que piden, y así no aprenden a reconocer límites y tolerar la frustración. Es bueno regalar el o los regalos de la lista que el adulto considere prudente, tanto en la cantidad como en el precio, buscando además relacionar el tema con el afecto y el vínculo, más que el regalo en sí”, explica.

 “Como  padres no debemos olvidar que el control lo tienen los adultos, por lo que no es obligación regalar lo que los niños demanden. Somos los adultos quienes decidimos libremente, y con el cariño y conciencia que eso implica, el regalo que haremos. Parte de este proceso es que el niño aprenda a tolerar la frustración por no siempre recibir lo esperado, y sobre todo a disfrutar y agradecer lo recibido”, finaliza.

El psicólogo Juan Pablo Westphal entrega algunas técnicas que pueden usar los padres para no fomentar el materialismo en los niños y controlar su frustración:

  • Poner límites a los hijos en cuanto a pedir y exigir regalos.
  • Enseñarles a empatizar y entender que existe un otro, por lo que toda actividad que implique compartir lo propio le hace un gran bien para el futuro.
  • Practicar experiencias desde pequeño que les enseñen a compartir lo que tienen: jugar con sus regalos con otros niños, prestar los juguetes, regalar lo no usado, llevar juguetes a centros comunitarios en donde el niño vea que lo suyo puede ser útil a otros.
  • Más que explicar que el Viejo Pascuero no tiene infinitos recursos, es mejor decirle a los niños que él va a traerles el regalo que estime conveniente, y que considere le puede gustar y se merece por lo logrado en el año.

 

 

alt

Si eres de los padres que están preocupados por la adecuada estimulación de tus hijos y sientes que faltan lugares que otorguen este complemento de manera entretenida,  Engineering for Kids (EFK) te encantará. Ingeniería Robótica, Ingeniería Química, Ingeniería Civil, ambiental, oceánica, mecánica, industrial, eléctrica, aeroespacial e Ingeniería de Software, son las actividades que desarrollan los pequeños ingenieros entre 4 y 14 años. Un club que realmente explora y detona al máximo las capacidades de los niños a través de entretenidos desafíos. 

Albert Einstein decía, “La mente que se abre a una idea jamás volverá a su tamaño original”,  Engineering for Kids cree en esa posibilidad y otorga estimulación temprana y sin barrerasEl mejor aprendizaje es el que se disfruta, los niños no tienen límites para remover y expandir sus capacidades. EFK es un club diseñado para que los pequeños (as) desplieguen su creatividad y sabiduría. 

¿Qué es Engineering for Kids?

- Es un proyecto educacional innovador y revolucionario que nace en  Estados Unidos (engineeringforkids.com), cuenta con más de 100 centros educativos alrededor del mundo y hoy llega a nuestro país. EFK es un espacio creado para niños y niñas de entre 4 y 14 años, un club de ingeniería donde desarrollan entretenidos proyectos de ciencia, tecnología, ingeniería, matemáticas. "Toda la ciencia no es más que un refinamiento del pensamiento cotidiano…" (Albert Einstein), en este club creemos en esa premisa y la ponemos al servicio de los pequeños ingenieros.

 ¿Qué ofrece este club para pequeños ingenieros?

- Los programas de EFK otorgan la oportunidad a los niños y niñas para explorar a través de la metodología STEM (sigla en inglés para las áreas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), basada en la adquisición integrada de todas las disciplinas científicas, principalmente mediante la resolución de problemas y situaciones abiertas y no estructuradas. Estos cursos enseñan principios científicos y matemáticos a través del uso de LEGO® y diversos materiales concretos. Los estudiantes se involucrarán en la creación de un producto concreto para resolver los desafíos, interactúan y buscan soluciones para lograr objetivos. Los pequeños ingenieros desarrollan en EFK sus habilidades cognitivas mientras se divierten aprendiendo. Dentro de los pilares de Engineering for Kids está promover la igualdad de género ofreciendo actividades de ingeniería para niños y niñas por igual. 

¿Quiénes son y Cuál es su metodología?

Dafna Geller Guendelman, Magister en educación infantil y Directora de Operaciones.

Mónica Geller Al-arbelly, Directora de currículum, psicopedagoga y licenciada en educación.

Ambas desarrollan y supervisan las actividades que se imparten tanto en el centro educativo como en diversos colegios. Las clases son dictadas por profesionales de la educación, quienes han participado de capacitaciones teóricas y prácticas. 

Donde. Av. Las Condes 12.751, local 15. (+562) 22151635, Una ubicación accesible  con estacionamientos y buen acceso de transporte público. Además, cuenta con modernas instalaciones para que los niños y niñas puedan divertirse aprendiendo. www.efk.cl; https://www.facebook.com/engineeringforkidschile?fref=ts

Días. Las clases son una vez a la semana de lunes a viernes a partir de las 15 horas.

Valor. Cada programa cuenta con 6 sesiones y tiene un valor total de $72.000.

Pronto inician actividades de verano Summer Camps, 15 al19 de diciembre 9:30A 12:30 hrs.

El nuevo centro educativo de EFK ofrecerá también sus clases en sistema de escuelas de verano, talleres institucionales y fiestas de cumpleaños. 

 

 

 

 

 

 

 

alt

Evitar los baños demasiado prolongados sobre todo si es en aguas de aspecto poco higiénicas y muy frías, además de secarse bien los oídos tras salir de ellas, son algunas de las recomendaciones para evitar malestares por otitis en el período estival.

El verano ya está en curso y con él, la temporada de piscinas y baños en lugares como playas, lagos, ríos y otros centros para divertirse y capear las altas temperaturas. El agua generalmente es fría y, además, puede estar contaminada por bacterias y otros organismos que tras el baño son capaces de producir enfermedades tales como la otitis externa, más comúnmente conocida como “otitis del nadador”.

Para entregar mayores antecedentes acerca de esta dolencia, la doctora Isabel Carranza, coordinadora de otorrinolaringología de Clínica Vespucio, se refiere a las principales características de esta enfermedad y entrega algunos consejos para prevenirla.

La otitis externa se desarrolla en personas expuestas a baños prolongados o que han nadado o buceado durante largos períodos de tiempo. Su origen es de tipo infeccioso por bacterias u hongos que atacan el canal auditivo. “Usualmente afecta a niños, adolescentes y adultos jóvenes, cuyos oídos están expuestos a humedad persistente y excesiva”, afirma la doctora.

Según la especialista, uno de los principales síntomas que aparecen es el dolor. “Se trata de un malestar severo en el oído, que se acentúa al presionar el lóbulo o la parte exterior del oído hacia adentro o afuera. En algunos casos el oído externo se torna rojo o hinchado y es posible que exista una secreción verdosa-amarillenta debido a la formación de pus en la entrada del órgano. Incluso puede disminuir la audición por causa de las secreciones y la hinchazón”, explica.

Es conveniente aclarar que se suele confundir la otitis externa con la otitis media, más común en épocas de estaciones frías y frecuentemente asociada a un cuadro de infección respiratoria como el resfrío común. Esta última se presenta como un cuadro febril más dolor de oídos (otalgia) y síntomas generales como decaimiento, dolor de cabeza, calofríos, etc. En cambio, los síntomas de la otitis externa son más bien localizados y circunscritos a la zona afectada.

Entre las recomendaciones para evitar los malestares provocados por esta patología, la otorrinolaringóloga de Clínica Vespucio destaca:

-Secarse cuidadosamente los oídos con una toalla luego de nadar, bañarse o ducharse.

-Evitar limpiarse los oídos con cotones  de algodón u otros elementos salvo que un especialista se lo permita.

-Evitar utilizar tapones de oído a no ser que un especialista lo permita.

-Evitar nadar en aguas contaminadas o con un aspecto poco higiénico.

-Evitar la exposición por tiempo prolongado al agua fría. Esto especialmente en personas susceptibles de enfermedades de oídos (otitis).

La doctora Carranza señala que al tratar la infección por otitis externa con medicamentos se alivia el dolor (otalgia) a las 24 a 48 horas de iniciado el tratamiento y la infección se cura de 7 a 10 días tras el uso de antibióticos. “En el caso de las infecciones menos severas, el especialista receta tratamiento local (gotas) para los oídos que contienen antibióticos y corticosteroides. En las situaciones de infecciones más severas se indican antibióticos orales”, detalla.

Si bien todos los pacientes y casos son diferentes, la recomendación clave es que si se presentan algunos de los síntomas antes mencionados se recurra al especialista, quien guiará el tratamiento adecuado según el caso.