Todos los beneficios y suavidad que otorga el argán en el cuidado del cabello , Simond´s los tomó y creó una completa línea para el cuidado del pelo de tus hijas.

Se trata de la nueva línea “Brillitos de Argán”, que consta de un exquisito shampoo el que que otorga extra brillo y suavidad a cabellos delicados y sensibles. El  además suave  acondicionador de esta nueva línea,  protege el delicado pelo de tus hijos brindándole suavidad y flexibilidad para peinar y finalmente el útil spray para peinar, compañero ideal para terminar la hora del baño desenredando el pelo sin dificultad y facilitando el peinado diario de las más pequeñas.

Estos productos no contienen parabenos ni colorantes, además están dermatológicamente testeados.

Encuentra estos nuevos productos en farmacias y supermercados a un precio sugerido de $1.990 cada uno.

 

 

La nutrición infantil es una de las principales preocupaciones de los padres, un tema complejo de resolver debido a la gran cantidad de información disponible y la falta de tiempo de los apoderados.

El 23% de los niños chilenos que asisten a primero básico sufren de obesidad, ¿son las colaciones parte del problema?

¿Tienen los niños que llevar sí o sí colación? ¿Cuánto se les manda? ¿Y qué es lo que más se recomienda? Preguntas que la mayoría de los padres se hace al momento de preparar la merienda de los escolares, a veces con poco tiempo o energía para cosas muy complejas. Pero los expertos señalan que sí, que los estudiantes de preescolar necesitan 100 calorías complementarias a las comidas principales y los de educación básica 150, mientras que los adolescentes requieren de 200. “Una colación saludable mejora el estado de ánimo y evita problemas de atención durante la jornada”, explica el pediatra Fernando Espina, director médico de Midoctor. Y agrega: “Aquellos niños que tomaron su desayuno antes de ir al colegio, entre 7 y 8 de la mañana, necesitan recuperar el nivel de azúcar sanguíneo y lograr mantener las energías necesarias hasta la hora de almuerzo”.

El profesional enfatiza que a los niños no se les debe obligar a tomar desayuno. “En ese caso es la colación la que se transforma en el desayuno y debe ser más contundente que una normal e incluir lácteos. Si tomó leche en la mañana, lo mejor es enviarles agua pura, jugos naturales o fruta cocida”, detalla el Dr. Espina. Asimismo, especifica que lo ideal es una merienda para la mañana y otra para la tarde, no es necesario enviarles comida para cada recreo.

¿Qué se considera una colación saludable?

  • Fruta fresca o deshidratas (pasas, manzanas, peras, ciruelas, higos, duraznos o damascos)
  • Jugo de fruta o agua pura
  • Semilas y frutos secos
  • Sándwich en base de pan integral con jamón, palta, quesillo o queso bajo en grasas
  • Productos lácteos (sólo a los niños que no lo tomaron al desayuno o tienen jornada escolar de tarde) como yogurt o leche, todo con bajo contenido graso
  • Queque casero
  • Verduras como tomates cherry o zanahorias pequeñas

¿Y qué no es considerado saludable?

  • Bebidas gaseosas y jugos en polvo
  • Caramelos, cereales azucarados, chocolates
  • Galletas con relleno, papas fritas, ramitas o cualquier producto rico en sal, grasa y azúcar que se vende en bolsitas individuales.

“En estos tiempos de frío los niños hacen menos ejercicio, por lo que es fundamental acompañar esa baja de movimiento con la alimentación adecuada”, comenta el pediatra de Midoctor.

 

El interés de nuestros niños por la selección peruana de fútbol y el Mundial de Rusia 2018 es una excelente oportunidad para enseñarles que las matemáticas son tan útiles como divertidas, explica Javier Arroyo, cofundador de Smartick.

No cabe duda que el Mundial de Rusia 2018 ha capturado la atención de grandes y pequeños, por ello no podemos evitar ver fútbol en todos lados: el número de jugadores peruanos convocados, la suma de goles que nos dan un triunfo, o las tablas de posiciones. Todos estos términos se han vuelto parte del vocabulario de nuestros niños, y tienen una base o explicación matemática. En buenas cuentas, el fútbol y las matemáticas son actividades cercanas e igual de divertidas.

¿Hay matemáticas en el fútbol?

El fútbol es un deporte que implica matemáticas, desde un nivel básico hasta uno muy complejo. “Cada gol en un partido tiene valor unitario. Así, por ejemplo, un gol de Paolo Guerrero, otro de Jefferson Farfán y uno más de Edison Flores suman 3 goles a favor de Perú. Del mismo modo, un triunfo (3 puntos), un empate (1 punto) y una derrota (0 puntos) tienen valores diferentes al momento de sumar puntos en una tabla de posiciones. Con ejemplos tan fáciles como estos podemos llamar la atención de nuestros hijos y, casi como jugando, lograremos que se interesen por la matemáticas”, explica Javier Arroyo, cofundador de Smartick, método online de aprendizaje de matemáticas.

Si queremos dificultar un poquito más las cosas también podemos hablarles de probabilidades. Por ejemplo, ¿cómo se determina el favoritismo de un equipo en un partido del Mundial? “La FIFA utiliza un modelo matemático para actualizar el ranking de selecciones de fútbol. La posición que ocupa un país en el ranking indica su nivel futbolístico. En el último estudio, Perú ocupa el puesto 11, mientras que su primer rival del Mundial, Dinamarca, ocupa el puesto 12. Esto significa que el favoritismo de Perú es mayor según el ranking”, señala Arroyo.

Matemáticamente preparados

Para el especialista de Smartick, método que presenta ejercicios aplicables a actividades cotidianas como el fútbol,  el Mundial de Rusia 2018 es la oportunidad perfecta para que nuestros hijos descubran un nuevo ángulo de las matemáticas. Vivamos cada encuentro junto a ellos y resolvamos todas sus dudas. Aprovechemos para contarles que el balón está formado por 20 hexágonos y 12 pentágonos; o que el trofeo del Mundial está hecho de oro sólido de 18 quilates, es decir, que sus tres cuartas partes son oro puro; entre otros datos curiosos que pueden cautivarlos.

“La mejor forma de incentivar a nuestros hijos e hijas por las matemáticas es ayudándolos a aplicarlas en actividades cotidianas, como el deporte. Una línea defensiva, una triangulación, las medidas de los campos y los arcos. ¿Hay matemáticas en el fútbol? Por supuesto que sí. Sin matemáticas no habría fútbol”, concluye Arroyo.

 

Una silla linda, cómoda y práctica siempre es bienvenida, sobre todo si estamos pensando en los más pequeños de la casa. Pensando en aquellos padres #pichintunlovers que siempre buscan productos seguras, duraderas, vanguardistas y estéticamente lindas para sus hijos, la tienda Pichintun (@pichintun_tienda) estrena dos nuevas sillas infantiles.

Bumbo es ergonómica y un poco más profunda que los asientos comunes, lo que permite a los bebés sentarse en posición vertical sin asistencia. Ideal para guaguas de 2 a 12 meses que aun no pueden sentarse ni sostenerse por sí mismos, brinda total libertad para que jueguen, coman y acompañen a la familia. Cuenta además con una suave y firme textura que entrega comodidad y arnes de seguridad de tres puntos, que ayudará a desarrollar una postura correcta en sus hijos.

La minichair de Minimonkey es un práctico arnés que se utiliza para transformar cualquier silla en un asiento para un niño en cuestión de minutos. Fácil de transportar, también puede usarse en los carros de supermercado, aviones, entre otros. Pensando para niños de seis meses en adelante, tiene un diseño patentado con 3 correas ajustables en la parte posterior de la silla,  que  permite que esté sujeto alrededor de la silla con una hebilla de 3 puntos. Tiene además dos bandas horizontales y 1 banda vertical, que se extiende entre las piernas a la parte posterior de la silla, para asegurar que esté sentado en posición vertical, sin riesgo de resbalar.

Estas novedades de Pichintún pueden ser encontradas en su tienda de Santiago ubicada en  Luis Pasteur 5441, Vitacura y Viña del Mar,  1 - 1/2 Oriente 1296. Para más información visite sus redes sociales @pichintun_tienda.

 

En invierno muchos papás nos asustamos de que nuestros hijos vayan a pasar frío o bien se mojen cuando van al jardín o al colegio, especialmente sus pies, lo que a la larga provocará enfermedades.

Pensando en cuidar los delicados pies de tus niños del barro, la lluvia o nieve, la tienda infantil Bebé Urbano -www.bebeurbano.cl- ya cuenta con la nueva colección de botas de agua de la marca Roda.

No todas las botas de agua son iguales, aclara Roberto Mayerson, dueño de Bebé Urbano: “Es muy importante, si no queremos que nuestros hijos se mojen los pies, es fijarnos en el material y que la bota se adapte perfectamente al pie de nuestros hijos. Es importante fijarse en la calidad de los materiales al momento de comprar. Así quedan protegidos de la lluvia, la nieve y el frío.

Disponible e n tres nuevos colores, la nueva línea está elaborada con 100% goma libre de PVC ultra impermeable e interior de micro chiporro, para aguantar los fríos días de invierno. Además, cuenta con una suela antideslizante, evitando que tus hijos puedan resbalar o sufrir una fea caída.

Un error muy común que cometemos los papás al comprar zapatos de invierno para los niños es escoger una talla más grande para ahorrar un poco. Esto, a juicio de Mayerson, es un error ya que las botas o zapatos siempre deben calzar bien al pie de tu niño, así prevenir ampollas y otras lesiones en los pies.

Junto a ello es importante que antes de volver a poner las botas a tus hijos es necesario que sequen bien. Esto ayudará a prevenir que sus pies se enfríen rápidamente, así como el crecimiento de hongos y bacterias. Por eso es bueno colocarlas siempre en un sitio fresco y aireado al quitártelos.

Las botas de agua están disponibles en talla 20 a 32, en verde, amarillo y rosado a un precio de $ 14.990 en la tienda de Bebé Urbano y online enwww.bebeurbano.cl, con despacho a todo el país.

Esta y más alternativas las encuentras en la tienda Bebe Urbano, con ya 4 años de trayectoria ofreciendo la mejor experiencia de compra del mercado infantil, se ha convertido en un referente del rubro, al reunir -en un sólo lugar- productos atractivos y novedosos para tus hijos.

Más información en Gerónimo de Alderete 1546, Vitacura.

www.bebeurbano.cl

 

En el marco del día de la nutrición, la Sociedad Chilena de Pediatría entrega recomendaciones a los padres para elegir las colaciones y porciones adecuadas para sus hijos, y hace un llamado a los padres a no dejar de lado la planificación del menú. 

Las cifras de sobrepeso y obesidad infantil en nuestro país son de las más altas a nivel mundial. Según el último mapa nutricional elaborado por la JUNAEB, los índices de prekinder a primero básico indican que 25% de los estudiantes a nivel nacional presentan obesidad y 27% tiene sobrepeso. Es por eso que una alimentación sana, junto con mantener una vida activa físicamente, son las claves para poder prevenir la obesidad y con ello mejorar la salud y calidad de vida de los niños.

Un niño de cuatro años debe consumir, en promedio, 1.250 calorías diarias, las que pueden ser fácilmente sobrepasadas, si come porciones excesivas de comida o lleva colaciones innecesarias. “Los padres son los responsables de decidir y fomentar los buenos hábitos alimenticios en sus hijos”, explica la Dra. Salesa Barja, nutrióloga pediátrica de la Sociedad Chilena de Pediatría (Sochipe) y la Universidad Católica, por lo que recalca la importancia de una buena planificación de la comida en los hogares.

Si bien muchos colegios envían a los padres una minuta para las colaciones según el día, la doctora explica que hay ciertos aspectos a considerar: “La fruta se puede enviar picada para favorecer su ingesta y poder medir la porción. Enviar lácteos descremados, un sándwich pequeño y con contenido saludable o cereales integrales sin azúcar añadida”. La colación es necesaria si el niño pasa sin comer 4 o más horas, de este modo, basta con enviar 2 colaciones simples al colegio, por ejemplo: una leche descremada y una barra de cereal con menos de 100 calorías. No es necesario enviar una colación para cada recreo.

En el caso del almuerzo y la cena, lo recomendable es que la proteína, en caso de ser carne (roja o blanca, de pollo o pavo) sea magra, y su porción no supere el tamaño de la palma de la mano del niño. “Es importante que éstas siempre estén acompañadas de verduras y, si el niño tiene un peso saludable, se agrega algún cereal como el arroz”, explica la doctora. Además, es necesario incorporar al menos una vez a la semana media taza de legumbres como plato principal, y ojalá dos porciones de pescado. Se recomienda planificar las comidas al menos de modo semanal, lo cual, junto a facilitar la ida al supermercado, permite incorporar mayor variedad de alimentos.

Si los fines de semana se organiza una salida a comer afuera, o una celebración familiar, la experta recomienda que los menores de cuatro años prueben alimentos nuevos que sean saludables, por ejemplo, la comida oriental tiene buenas alternativas. Que se evite el darles un plato “fácil”, aunque menos saludable, como pollo o embutidos con papas fritas y siempre favorecer el consumo de ensaladas. “Recordemos que los padres debemos ser buenos modelos de alimentación para nuestros hijos: tener conciencia de ésto es muy importante. También, siempre debe mantenerse el hábito de la cena y no reemplazarla por una onces-comida, cuya composición es menos completa y habitualmente, más calórica”, recomienda la Dra. Barja.

Para el postre, la nutrióloga explica que lo mejor es la fruta fresca, media taza, y ojalá presentada de manera entretenida, así como también, preferir el agua por sobre otros líquidos, que aportan calorías o sodio extra, como son las bebidas gaseosas y los jugos naturales, con alto contenido y/o agregado de azúcar.

Y un punto fundamental, destaca la experta de Sochipe, es que los menores se mantengan activos durante el día, por lo que es labor de los padres motivarlos a jugar o hacer deporte, así como incentivarlos que cuando deban subir uno o dos pisos, prefieran las escaleras antes que el ascensor o las escaleras mecánicas. Así, se crea el hábito y el gusto por el movimiento.

 

Cámbiale la cara al invierno con la ola de colores que trae Mango Kids con su nueva colección basada en las texturas mágicas de un bosque de cuentos.            

Sabemos lo rápido que crecen los niños y la intensa actividad que tienen diariamente. También estamos seguros que para imaginar, ellos no tienen límites, por eso Mango Kids y sus nuevas colecciones Magic Forest y Winter Heritage representan toda esa creatividad. Con este objetivo utilizan texturas felpudas, así como colores intensos que se combinan con las clásicas tonalidades frías de esta temporada, además de materiales resistentes y modelos pensados para que se muevan con libertad.

Renovando el compromiso de ofrecer lo último en tendencias, la marca española presenta una exclusiva línea pensada en las necesidades de los niños. Diferentes looks para abrigar a los más inquietos de la casa con estilo y comodidad. Polerones, camisetas, abrigos, pantalones y patas con entretenidos estampados que no pasarán inadvertidos.

Para las niñas, los clásicos rosas y colores pasteles, junto a diseños con vuelos y floreados  son los protagonistas de esta colección. En cuanto a las prendas para niños se vienen cargadas de color verde musgo y estampados militares junto a potentes leyendas en grandes letras que le dan un toque cargo al look.

Te invitamos a descubrir Mango Kids y en especial Magic Forest que te sorprenderá con una amplia variedad de prendas para ayudarte en la fantástica aventura de ser padres.

 

 

Más de un 5% de menores de tres años tiene algún complejo de alergia alimentaria, siendo alérgenos frecuentes el huevo, maní, leche de vaca y de soya. 

Las alergias alimentarias son poco conocidas entre los adultos como parte de una patología que aqueja a los niños y muchas veces hay un mal manejo de esta. Pero, ¿Qué es? Según el Ministerio de Salud, es un conjunto de enfermedades en las que los síntomas se producen por la respuesta inmunológica del organismo frente a una sustancia presente en algún alimento. Las manifestaciones clínicas afectan al tracto gastrointestinal, respiratorio y/o piel principalmente, predominando las manifestaciones gastrointestinales en lactantes y niños menores.

En Chile existen más de cuatro millones de familias que tienen un niño con alergia alimentaria. En donde es posible ver que más de un 5% de la población infantil tiende a padecer algún tipo de alergia procedente de la leche de vaca, huevo, frutos secos, entre otros.

Hace un par de años el MINSAL no contaba con estudios clínicos que avalaran la prevalencia de esta patología, no obstante, hoy en día se puso a disposición más de veinte millones de pesos para el programa de alergia a la proteína que muchas familias chilenas sufren día a día y que en la actualidad es cada vez más común.

Pero, ¿A qué se debe este aumento progresivo?

Para Javiera Sepulveda, nutricionista de centro Benefit nutrición, se puede explicar en primera instancia por mejor herramientas de diagnóstico, pero también por factores hereditarios o bien la llamada “teoría de la higiene”, lo que supone que el exceso de limpieza en los hogares y ambiente en el cual crece el lactante, lleva a una disminución de riesgo a las bacterias, teniendo como consecuencia una baja exposición a infecciones y por ende menor desarrollo del sistema inmune.  Por otra parte, esta el sobre diagnostico, en el cual se dan resultados sin realizar las pruebas de inmunología correspondientes.

Una vez que se detecta que el menor tiene algún tipo de alergia se deben prohibir ciertos alimentos que “dependen principalmente del alérgeno que está involucrado, es por esto, que antes de diagnosticar se debe realizar una minuciosa investigación para descartar todas las sustancias que no están involucrados.  Los alimentos más comunes son las proteínas de leche de vaca, huevo, frutos secos, los cuales se desechan de la alimentación hasta nuevo aviso en algunos casos” explica la especialista.

Algunas alergias pueden desaparecer con el paso de los años, por ejemplo, la proteína de leche de vaca es la única que a medida que el niño crece esta cesa, generalmente al año y medio, se puede hacer una contra prueba para descartar la patología.

Asimismo, cuando el niño es muy pequeño, es fundamental que la madre se cuide y debe realizar una dieta de exclusión, la cual se elimina todo aquel alimento que contenga la proteína que está generando la alergia en el lactante. Como se mencionó anteriormente la más frecuente es la de leche de vaca, en la cual a la madre se le restringen todos los lácteos y sucedáneos, como leche, queso y aditivos de alimentos. En algunos casos no solo es la proteína de leche de vaca si no también la soya y el huevo, enfatiza Javiera Sepulveda.

Es importante estar atento a los síntomas que pueda presentar el menor y mantener una alimentación controlada es fundamental durante los primeros seis meses del niño y así evitar alergias que se desarrollen en el instante y/o edades posteriores.

Más información: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. / +569 66490889