Con el objetivo de mejorar los esfuerzos de protección contra las mujeres víctimas de violencia, la respuesta de justicia penal y de los distintos actores involucrados en la atención de las mismas, Chile da inicio al Instituto de Justicia contra la Violencia de Género, entrenamiento multidisciplinario dirigido a los actores del sector público y no gubernamental, liderado por la ONG internacional Vital Voices, el Departamento de Estado de Estados Unidos y la colaboración de Avon Foundation.

Se trata de un innovador entrenamiento, que convoca a jueces, fiscales, representantes de las distintas policías, ONG’s y organismos gubernamentales, para promover un trabajo participativo favoreciendo que las leyes cumplan su promesa. Una iniciativa desarrollada con éxito anteriormente en Brasil, Colombia, India, Nepal, Filipinas, Sudáfrica y Argentina, y donde a partir de casos prácticos e inspirados en situaciones reales, se entrega una formación con un enfoque centrado en las víctimas.

Los Institutos de Justicia representan una alianza entre Vital Voices, el Departamento de Estado de los Estados Unidos y la Fundación Avon. En el caso de Chile, la iniciativa llega en el marco de la recién presentada campaña Alza la Voz, cruzada internacional desarrollada por AVON, que trabaja a nivel mundial desde 2004 con el objetivo de erradicar todas las formas de violencia hacia la mujer, y que a lo largo de estos años, ha permitido educar a más de 29 millones de personas a través del desarrollo de diversos programas en más de 50 países.

Para Nicole Hauspurg, Gerente de Programa de Derechos Humanos de Vital Voices, “a través del trabajo colaborativo con jueces, fiscales, fuerzas de seguridad, proveedores de servicios y defensores, podemos ayudar a facilitar respuestas holísticas a la violencia contra las mujeres, centradas en la rendición de cuentas de los infractores”.

Sebastián Abad, Gerente General de AVON Chile, comenta “estamos felices de poder concretar la llegada del Instituto de Justicia contra la Violencia de Género a Chile, apoyando la generación de nuevas instancias de discusión, capacitación y trabajo conjunto,  en pos de generar nuevas herramientas que apoyen a las mujeres que se ven enfrentadas a situaciones de violencia a lo largo de su vida. Esto teniendo en cuenta que la violencia es una de las principales barreras para el empoderamiento social y económico de las mujeres”.

Abad agrega que los Institutos de Justicia subrayan el compromiso continuo de Avon para poner fin a la violencia contra las mujeres en todo el mundo y son parte integral del programa mundial que la compañía lanzó en 2004 con su campaña “Alza la Voz”.

Por su parte, Nancy Delgado, Directora de Avon Foundation  explicó "que a pesar que cada país en el que se ha desarrollado el Instituto de Justicia, enfrenta diferentes desafíos, en todos ellos se ha mostrado una barrera común: las leyes existentes no se entienden o se aplican consistentemente, dejando a las mujeres desprotegidas y sus agresores impunes. Si bien tenemos mucho trabajo por delante, estamos muy contenta con los resultados de los institutos y esperamos ver sus efectos dentro de los próximos años”.