La pérdida de productividad en las empresas es abrumadora, ya que las personas al no poder fumar en los espacios cerrados deben trasladarse a otro lugar para hacerlo, perdiendo hasta 59 días de trabajo en el año. Si has probado dejar este hábito sin éxito, la hipnosis podría ser la solución que buscas.

Chile es uno de los países con más consumo de tabaco en el mundo y de acuerdo a cifras publicadas por el Ministerio de Salud, más del 30% de los trabajadores chilenos es fumador. Números que no discriminan por sexo, edad o nivel socioeconómico, afectando en la productividad de todos los sectores económicos.

Lidia Amarales, ex subsecretaria de Salud Pública y activista antitabaco realizó un estudio que arrojó que los trabajadores pierden hasta 1,7 horas diarias en sus salidas a fumardurante la jornada laboral, lo que incluye el tiempo que demoran en desplazarse hasta un lugar habilitado y lo que tardan en consumir un cigarrillo. Cifra que puede alcanzar los 59 días de pérdida laboral al año.     

Todo esto sin contar lo que gastan las personas en comprar los cigarrillos y lo que cuesta solventar las enfermedades derivadas de este hábito, tanto para la misma persona como para el sistema de salud. Es por esto que la mayor parte de los fumadores han intentado alguna vez dejar de fumar, aunque sin éxito, ya que el gran esfuerzo a veces no es suficiente para superar la abstinencia.  

Sin embargo, hay una terapia alternativa que ha resultado mucho más efectiva que los métodos tradicionales. “La hipnosis va al inconsciente de la persona, justamente ahí donde está anclado el `afecto´ por el cigarrillo, y modifica los paradigmas o creencias que la persona tiene a nivel inconsciente sobre el tabaco, el acto de fumar, el hábito y la adicción adquiridos”, explica el psicólogo José Luis Rojas de Hipnosalud.

En este `reseteo´ del inconsciente para dejar de fumar, el paciente debe asistir a una sesión inicial en la consulta, para luego escuchar audios por al menos 21 días, que es el tiempo mínimo para crear un hábito, y si fuera necesario se realiza una segunda sesión entre el día 21 y el 30. “Tenemos una tasa de éxito sobre el 85%, cuando la persona tiene trance y cumple con las indicaciones dadas, para eso entregamos varios tips para manejar la ansiedad que pudiera tener el paciente durante las primeras 48 horas, luego de eso y escuchando los audios, el organismo ya no necesita la nicotina”, puntualiza Rojas.

La fantasía de volver a fumar siempre va a estar presente en quien alguna vez fue fumador, agrega el psicólogo, sin embargo, la hipnosis es una de las terapias con mayor efectividad y se podría aplicar ahora a trabajadores fumadores de distintas empresas para que abandonen este mal hábito. Lo importante es que los fumadores sepan que existen herramientas para quienes quieran dejar este viejo, sucio e inútil hábito de fumar”, concluye.

Más información sobre esta y otras terapias en  http://hipnosalud.cl/