Llegó el otoño y con ello los cambios de temperatura, especialmente en las mañanas y tardes, lo que facilita el contagio de resfríos y otras enfermedades. Sodexo Servicios de Beneficios e Incentivos entrega algunas recomendaciones para alejar los contagios durante esta época. 

El otoño ya llegó y de a poco han ido descendiendo las temperaturas, en especial durante las mañanas, las que se sienten más heladas. Para evitar enfermarse durante esta época del año y mantener nuestro cuerpo sano, son importantes diversos factores, como por ejemplo, la higiene, la alimentación saludable, realizar ejercicios y evitar el estrés.

“No existen recetas mágicas para fortalecer las defensas. No es un alimento el que nos protege, sino el conjunto de estos en torno a una alimentación y estilo de vida saludables”, comenta Paulina Hernández, nutricionista y jefa del Programa Vivir Bien de Sodexo Servicios de Beneficios e Incentivos.

No podemos eliminar virus ni bacterias del ambiente, pero sí podemos protegernos y mantener nuestras defensas fortalecidas para prevenir el contagio de las enfermedades que éstos traen, sobre todo las que proliferan en invierno.

Para tener un otoño e invierno más llevaderos, es importante considerar estos 5 consejos infalibles:

  1. La higiene como aliado: Lavarse las manos con frecuencia, mantener los espacios ventilados y usar pañuelos desechables.
  2. Alimentación sana, variada y equilibrada: Comer de todo en cantidades controladas y cada cuatro horas. Además, evitar las frituras y la comida chatarra, ya que éstas tienen menor cantidad de vitaminas y minerales.
  3. Mente sana: La actitud y la forma en que se enfrenta la vida también cambia la manera en la que el cuerpo se defiende y se protege de enfermedades. Alejarse del estrés y los malos sentimientos es clave, potenciando una mirada positiva y optimista.
  4. Actividad física regular: No solo ayuda hormonalmente y a controlar el peso, sino también a desintoxicar el organismo y a mantenerse positivo. Hay que procurar tener a mano mucha agua y alguna prenda para abrigarse luego de hacer ejercicio, especialmente si no se puede cambiar de ropa inmediatamente.
  5. Equipo de lucha: Si hay sospechas de contagio, hay que beber abundante agua, comer alimentos que sean ricos en antioxidantes como las frutas cítricas y verduras. También ayudarse con propóleo, jalea real o polen, los cuales tienen beneficios antisépticos y potenciadores del sistema inmune, pero sin el azúcar de la miel.