La Vitamina C, el noni, la papaya y el propóleo son los cuatro elementos que te mantendrán en óptimas condiciones de salud en esta temporada de invierno que se aproxima a pasos agigantados.

Las bajas temperaturas se comienzan a sentir y es fundamental que nuestras defensas estén fortalecidas para prevenir enfermedades típicas de esta época como la bronquitis, faringitis, gripe e incluso la neumonía, las cuales afectan principalmente las vías respiratorias.

El fortalecimiento del Sistema Inmunológico se traduce en tener una mayor capacidad defensiva frente a factores climáticos como lo son el viento, la lluvia y el frío, o bien frente al contagio de enfermedades. En el caso de los niños, estos factores tienen más valor, ya que se trata de un segmento etario que no tiene defensas maduras como las de los adultos, quienes aun así deben tomar precauciones.

La ingesta de Vitamina C es una excelente medida para fortalecer directamente el Sistema Inmunológico, ya que está compuesta principalmente por ácido ascórbico, el cual fortalece las células inmunes y la concentración de inmunoglobulinas en el suero sanguíneo. Esta Vitamina se disuelve en agua y las cantidades sobrantes ingeridas se eliminan a través de la orina. “Es trascendental que exista un consumo periódico de este micronutriente en la dieta o a través de suplementos, ya que nuestro cuerpo no produce Vitamina C”, mencionó Paola Ramírez, Nutricionista de Bienestar de Farmacias Cruz Verde. Por este motivo, es recomendable que niños y adultos ingieran la dosis necesaria de Vitamina para mantenerse en buen estado de salud y así prevenir enfermedades.

 El Noni, conocido como “el árbol que mata el dolor”, es un alimento rico en nutrientes que se encuentra presente en las regiones del Océano Pacífico e Índico. Entre sus múltiples propiedades, fortalece el Sistema Inmunológico, mejora la función renal, ayuda al cuerpo humano a regenerarse celularmente y a incrementar las defensas del mismo, es un antidepresivo natural, desintoxicante y antioxidante, todo esto de manera natural. Sus beneficios son usados en diversos efectos terapéuticos y alimenticios desde hace más de dos mil años por los polinesios, traspasándose a los sistemas de Medicina Nativa.

La papaya no se queda atrás, ya que contiene altas concentraciones de fibra, y Vitaminas C y A en forma de carotenos, las que le otorga propiedades antioxidantes y de protección celular. Además de ser un fruto delicioso, destaca por ser una rica fuente de vitaminas, minerales y enzimas digestivas especiales que tienen un efecto notable, tanto interna como externamente. En este contexto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda tomar 30 gramos de fibra al día para un buen estado de la salud.

Otro elemento es el propóleo, la resina que las abejas extraen de las plantas para proteger la colmena. Es un producto natural que se ha transmitido de generación en generación, es conocido por sus excelentes propiedades para el bienestar del organismo y existen múltiples formas de consumirlo, como por ejemplo, a través de caramelos, sachet, cápsulas e incluso spray, acordes a cada necesidad y para ser transportados en el bolsillo, cartera, auto, mochila, entre otras. Los beneficios más estudiados son aquellos que lo describen como agente antiinflamatorio, antibiótico, antioxidante y antiséptico. “El propóleo se ha vuelto muy importante a la hora de mejorar nuestro bienestar en temporada de invierno, ya que nos entrega diversos nutrientes como proteínas, minerales, Vitaminas A, E y C, además de todas las Vitaminas del complejo B y compuestos antioxidantes”, destacó Paola Ramírez, Nutricionista de Bienestar de Farmacias Cruz Verde.

Con estas simples y naturales alternativas, como lo es el consumo de los suplementos mencionados, y paralelamente tener buenos hábitos como por ejemplo, lavarse las manos frecuentemente, ventilar los espacios en casa y la utilización correcta de pañuelos desechables, podremos pasar un invierno libre de virus, bacterias, infecciones y enfermedades respiratorias.