Imprimir
Categoría: Nosotras
Visto: 456

 

Cada vez ha tomado mayor relevancia el conocer acerca de cuándo y cómo se puede entablar una demanda por pensión de alimentos.  La ley se encarga de proteger a los hijos, para que puedan contar con todo lo necesario para subsistir con normalidad y debemos tener claro el cómo funciona el sistema en nuestro país. Y lo cierto es que cuando hay separación de los padres, es un tema que debe resolverse.

Según fuentes del poder judicial el año 2017 se presentaron sobre 147.000 demandas de pensión de alimentos. En internet se encuentra un sinfín de información en relación a esta materia: ¿Quién puede demandar por pensión?, ¿Cuál es el monto mínimo por hijo?, ¿Cuál es el máximo legal al que se puede condenar a pagar? Asimismo, el Tribunal competente para entablar la demanda.

Sin embargo, cuántas veces un conocido, amigo, familiar o algún cercano nos ha dicho: El padre de mi hijo me advirtió que comenzará a imponer por el mínimo. ¿Qué hago?  Frente a ése escenario, la abogada María Teresa Rubio de Venegas & Cía, señala que “nuestro ordenamiento jurídico si bien consagra el secreto y reserva bancario. El secreto bancario no es del todo absoluto, a pesar de que no existe disposición expresa que autorice en materia de familia, acceder a este tipo de información, esto no implica que un Juez de Familia pueda solicitar información que está amparada por secreto o reserva bancaria”.

 En tanto, la abogada Macarena Venegas agrega que “esto es importante que se tenga presente, por cuanto, una persona que históricamente recibe en su cuenta corriente, su remuneración y con ocasión de una separación deja de percibir dicho ingreso, a lo menos hace sospechar que podría estar ocultando ingresos”. 

Para entender este escenario, ante cualquier juicio de alimentos, la persona que demanda puede solicitar al juez de familia información en relación a la capacidad económica y patrimonio de la persona que debe otorgar alimentos. “Hoy en día, la tecnología ha permitido que los Tribunales de Familia tengan acceso a información, a través del sistema interconectado a distinta información, como por ejemplo, al Servicio de Impuestos Internos, Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras, Registro Civil, lo que hace mucho más expedito obtener información respecto de aquella persona que debe dar alimentos”, explica Venegas.

Y agrega que “al enfrentar un juicio de esta naturaleza, quién demanda puede solicitar una batería de información, desde que el empleador del alimentante envíe el contrato de trabajo, las liquidaciones de sueldo hasta que el Servicio de Impuestos Internos remita información tributaria del demandado”.

Finalmente, Rubio indica que “no hay que olvidar que la Ley que regula la pensión de alimentos, señala que el Juez de Familia tiene la obligación de ordenar que el demandado acompañe todos los antecedentes que permitan acreditar su capacidad económica a la audiencia preparatoria”.

Las abogadas de Venegas & Cía, dan los 3 tips básicos que se deben considerar al enfrentarse a un problema de esta naturaleza:

1.-  En una planilla Excel, detallar todos los gastos y necesidades que tienen los hijos, tasar el ítem vivienda, alimentación, servicios básicos, recreación, vestuario, salud, educación y otros.

2.- Tener presente que se puede solicitar información a los bancos, servicios de impuestos internos, SBIF, Registro Civil.

3.- Acceder a registros públicos, como el conservador de bienes raíces, con el objeto de investigar si tiene propiedades inscritos a nombre del demandado. También, a la Superintendencia de Pensiones con el objeto de saber a qué AFP se encuentra afiliado el demandado.