Este 4 de octubre el contexto del Día Mundial de los animales, TBS junto a Cruelty Free International en pro de la campaña “Forever Against Animal Testing” lograron obtener más de  8 millones de firmas para solicitar a la Organización de Naciones Unidas (ONU) prohibir la experimentación con animales en la industria cosmética.

En la actualidad más del 80% de los países no cuenta con ningún  tipo de legislación que prohíba o regule la experimentación animal con fines cosméticos. Es por eso que The Body Shop, a través de la campaña “Forever Against Animal Testing”, junto a Cruelty Free International, grupo de activistas por la protección animal, alzaron la voz contra este tipo de abuso y consiguieron 8 millones de firmas para terminar con el testeo en animales en todo el mundo y para siempre. 

Esta convocatoria es el primer paso para lograr una convención internacional que prohíba esta práctica y de esta forma generar un cambio a nivel global, “Tras una larga lucha hoy presentamos nuestra petición y la de muchas otras organizaciones ante las Naciones Unidas. Ahora estamos a la espera de que nos entreguen una respuesta formal”, afirma Elisa Grube, product manager de The Body Shop.

Esta ambiciosa campaña en representación de 69 países, busca alinearse con el objetivo número 12 de la ONU que garantiza modalidades de consumo y producción sostenible, fomentando el uso eficiente de los recursos e infraestructuras para no dañar al medio ambiente. La mejora de accesos básicos y la creación de empleos ecológicos, justamente remunerados y con buenas condiciones laborales.

En la oportunidad, se realizó diversos conversatorios con miembros de la Asamblea General para trabajar en conjunto unidos por una misma causa y de esta forma generar un cambio legislativo en la sociedad. “Queremos incidir en esta discusión. Para eso, realizaremos campañas en diferentes países para lograr un acuerdo internacional que garantice el fin del testeo con animales en todo el mundo”, enfatiza Elisa Grube.

Las tendencias veganas y cruelty free son dos de los temas relevantes hoy en día en el mundo de la cosmética. El rápido desarrollo de los avances científicos y tecnológicos ha hecho que la cosmética no testada en animales se haya vuelto más generalizada.

The Body Shop: una marca certificada internacionalmente como cruelty free

Hace dos años The Body Shop llegó a Chile, su bandera de lucha ha sido no testear en animales y muchas personas se han preguntado ¿cómo testean sus productos?

The Body Shop realiza tres tipos de pruebas principales: test con datos informáticos, test con tejidos sintéticos y test en personas. Es por lo anterior que no requieren probar los productos en animales para garantizar su seguridad y su efectividad.

La piel producida en laboratorio permite realizar controles de seguridad en células que reaccionan, prácticamente, de la misma forma que la piel humana. Para probar la tolerancia, utilizan parches con una pequeña cantidad del producto sobre la piel de una persona.

También realizan estudios de usuarios, donde un grupo de personas prueba el producto para comprobar la compatibilidad con su piel y la efectividad del producto bajo la supervisión de expertos médicos, cuando es necesario.

Todas las empresas cosméticas pueden optar a estos métodos que no son crueles con los animales. Por eso The Body Shop lucha con la campaña Forever Against Animal Testing, para que esta discusión se haga realidad.