Hoy en nuestra cultura país ya se consideran a nuestros amigos de cuatro patas definitivamente como parte de la familia, por lo tanto viajan con nosotros en avión por cambios de hogar, competencias, exposiciones o simplemente vacaciones. 

Ante la creciente necesidad de incluir a nuestros animalitos regalones en los viajes que organizamos, ya sea en solitario, con los amigos, la pareja o la familia, y la tendencia general pet friendly, mediante la cual muchas empresas están valorando el importante significado de los animales en la vida de las personas, ASSIST CARD presentó su nuevo servicio “MASCOTAS”, el cual ofrece protección a gatos y perros durante los viajes con sus dueños.

“Sabemos que nuestros clientes buscan nuevas experiencias en cada viaje, siendo cada vez más habitual que incluyan en ellos a sus mascotas compañeras, razón por la cual creamos este servicio adicional que se suma a la asistencia integral de sus dueños, brindando cobertura a estos animalitos en cualquier momento y cualquier lugar”, explica Marcelo Pérez Castillo, Director para Chile de la organización líder mundial en asistencia integral al viajero.

Actualmente existen países pet friendly como Noruega, Grecia, Francia o Escocia, donde pueden vivirse gratas experiencias al lado del mejor amigo de 4 patas, pero ahora esto se extiende a otros lugares del mundo, gracias al nuevo servicio que acaba de crear ASSIST CARD.

Los servicios comprenden reembolso por atención veterinaria y medicación para la mascota, compensación por daños que pudieran causar ellas durante su estadía fuera del hogar, hasta compensación por eventos trágicos como robo o fallecimiento, durante la asistencia contratada.

 Sobre la cobertura de este servicio diseñado para los amantes de los animales, Julio Álvarez, Director de Producto de ASSIST CARD International señala que “es de un monto global de hasta US $1000 en asistencias Daily con vigencia de hasta 45 días, y en asistencias anuales que contemplen múltiples viajes hasta 45 días por viaje”.

 “A través de la inclusión de este servicio, ASSIST CARD reafirma su compromiso con la innovación y adaptación a la demanda del mercado, hecho que le permite mantenerse como la marca número uno de muchas generaciones de viajeros en todo el mundo”, manifiesta por su parte Marcelo Pérez C.

Recomendaciones de los expertos

Evelyn Sánchez, académica de la Escuela de Medicina Veterinaria de Universidad de Las Américas entrega las recomendaciones a considerar por los dueños que viajen con mascotas:

Antes del vuelo: Las mascotas que pueden viajar son aquellas mayores de 2 meses con sus respectivas vacunas y desparasitaciones internas y externas al día y las exigencias correspondientes al país de origen y de destino. Debe también partirse con acostumbrar a la mascota al uso y estadía en su caja de transporte o canil (éstas debe tener las características que se requieren por norma de viaje aéreo), por lo menos un mes antes, también a su collar y/o arnés.

El dueño debe verificar tanto en el país de destino los requisitos sanitarios, como las normas del Servicio Agrícola Ganadero (SAG), cumpliendo así con la documentación necesaria para realizar el viaje además de llevar a su mascota a un Médico Veterinario para realizar los exámenes que se requieran y considerar factores para su bienestar y confort.

“También es importante verificar si la mascota viaja en cabina o bodega (según edad, peso, estado fisiológico) y elegir vuelos directos en lo posible”, precisa, agregando que no hay que alimentar a las mascotas muy cerca de la hora del vuelo ni tampoco administrar sedantes o tranquilizantes, solo en situaciones evaluadas por el  Médico Veterinario en conjunto con los requisitos de vuelo”.

Durante el vuelo: Si la mascota viaja en bodega o en cabina deben dar aviso al personal aéreo y capitán de su presencia. Si el animal viaja en cabina (como es el caso de los de asistencia y apoyo emocional), dependiendo de la línea aérea, podrá o no ser sacada de su caja de transporte para que esté con su dueño o acompañante.

En cabina debe haber temperatura adecuada a su bienestar, y se aconseja llevar sabanilla absorbente y un poco de agua en un contenedor aparte y pequeños premios o pellets en caso que exista un viaje con escala.

Después del vuelo: Principalmente dar seguridad y bienestar a la mascota, ya que llega a un lugar desconocido y a un clima quizás diferente al de su origen, por lo tanto, observar y dar de su propio alimento y agua hervida para que se adapte.

La doctora Sánchez, también miembro de Médicos Veterinarios Examinadores Aeronáuticos (AMEVET), añade que hay que tener en cuenta el clima de destino: las temperaturas extremas, pueden provocar incomodidad a las mascotas, por la autorregulación corporal, indicando que es necesario proteger sus patas, ya que el contacto directo con un suelo o muy caliente o muy frio puede provocarles malestar, “pero lo fundamental es que cada dueño o tutor vele por ellas y les entregue su cuidado y cariño”, asegura.

Idealmente, y vamos por ese camino, cada país debiera tener en sus aeropuertos dependencias especiales y específicas para el traslado y trasporte de nuestros amigos de cuatro patas, contar cada vez más con capacitación a todo el personal aéreo sobre su trasporte, independiente del país de origen y de destino, y respetar cada vez más, la importancia de su bienestar, cosa que ya ocurre.

Es importante mencionar que para que el servicio “MASCOTAS” de ASSIST CARD sea válido, será necesaria la presentación de los documentos de la mascota, certificados de vacunación, certificado de salida del país de origen y de ingreso al país de destino, así como denuncia policial y certificado de fallecimiento si éstas últimas correspondiesen.