Luego del exceso de sol, viento, sal y cloro al que estuvimos expuestos durante las vacaciones, muchas personas resienten sus efectos en la piel que se reseca y deshidratada. Pero existen diferentes cosas que puedes hacer para aliviar esta condición y la compañía de nutrición Herbalife Nutrition nos comparte algunos sencillos tips para superarlo.

Para humectar la piel reseca es importante mantener la humedad natural del cuerpo. Estas son algunas formas efectivas para ayudar a que tu piel luzca fresca y radiante: 

Escoge el jabón correcto

Como regla general, mientras más suave sea el jabón, menos fuerte será para la piel. Busca limpiadores faciales que sean para piel reseca. Por lo general, son más concentrados y cremosos, y tienen una textura más cercana a una loción. Busca ingredientes como aloe vera, que puede ser muy útil por sus maravillosas propiedades de hidratación. Evita barras de jabón fuertes y aquellas que contengan detergentes y desodorizantes. No los utilices para la cara, y sé muy selectivo cuando los utilices en el cuerpo. 

Un consejo muy importante es que solo debes utilizar agua tibia. El agua muy caliente puede hacer que tu piel se reseque aún más. Y limita las duchas y los baños a pocos minutos. Mientras más largas sean tus duchas, aumentarás la probabilidad de que tu piel se reseque. El exponer la piel al agua caliente por periodos largos puede eliminar sus aceites naturales. Así que mantén tus duchas cortas. Utiliza agua tibia, y dale palmaditas a la piel, no la restriegues, ya que también puedes eliminar sus aceites. Aplícate una crema humectante en el cuerpo y la cara mientras tengas la piel húmeda. Esto te ayudará a sellar el agua y los aceites naturales. 

Humecta tu piel desde los pies hasta la cabeza

Para la cara, considera agregar a tu régimen de cuidado de la piel un suero hidratante que contenga vitaminas antioxidantes. Complementa tu crema de día con un protector solar, y aplica también una crema para la noche. Estos productos pueden ayudarte a hidratar tu piel y minimizar la aparición de líneas finas. Para el cuerpo, utiliza una buena crema inmediatamente luego de bañarte. Pon atención a los codos, las rodillas y los pies, ya que estas áreas realmente muestran la resequedad de la piel. Recuerda aplicar y reaplicar cuánto sea necesario. 

Exfolia la piel desde los pies hasta la cabeza

Una buena exfoliación desde los pies hasta la cabeza puede realmente ayudar a tu piel a mantener su humedad, pues ayuda a eliminar las células muertas de su superficie, revelando células saludables. Cuando exfolias la piel, los productos para su cuidado, en especial los humectantes y los sueros, pueden ser absorbidos más rápida y efectivamente. Así que, una buena exfoliación puede ser la solución para combatir la piel reseca. 

Hidrátate desde el interior

Este es nuestro consejo más obvio. Mantente hidratado consumiendo agua. El café, las bebidas gaseosas o los jugos no cuentan. Toma agua para mantenerte hidratado desde el interior.

Cuando escojas productos para el cuidado de la piel reseca, escoge productos que contengan ingredientes como la sábila o aloe vera, soya, avena y los ácidos grasos esenciales que pueden ayudarte a mantener la humedad natural. Si tu piel no es sensible, prueba productos que contengan manteca de karité, aceite de oliva, almendras, coco y aceite de aguacate. Todos son ingredientes naturales útiles que proveen beneficios maravillosos para la piel.

En resumen, el tratamiento para la piel deshidratada es bastante simple, solo debes hacer pequeños cambios a tu rutina diaria que pueden ayudarte a aliviar la piel reseca. Mantén tu piel hidratada y protegida 24/7. Y recuerda, la piel más saludable es la piel más hermosa.