Es uno de los males más comunes del cuero cabelludo y puede afectar a cualquier persona; sin embargo, es más común en adolescentes. Según la Dra. Ester Santander, dermatóloga de Vidaintegra, este problema genera picazón y enrojecimiento, y puede ser contagiosa en algunos casos.

Generalmente pensamos que la caspa es un problema capilar dado que su manifestación física se da en el cabello. Sin embargo, sus causas y síntomas se presentan en el cuero cabelludo, que es la piel que recubre el cráneo.

La caspa es una reacción del cuero cabelludo irritado, que acelera la renovación de las células de la piel y hace que las células muertas se acumulen en la superficie. El resultado es una descamación excesiva y persistente.

Según la dermatóloga de Vidaintegra, Dra. Ester Santander, se trata del problema más frecuente del cuero cabelludo. “Hay varias causas que pueden desencadenar este problema, como por ejemplo, un mal aseo capilar. Hay personas que no se lavan en pelo en forma frecuente, lo que provoca finalmente que se descame el cuero cabelludo.

La especialista también explica que esta condición también puede producirse por el uso de productos inadecuados que irritan el cuero cabelludo, por no enjuagarse correctamente el pelo y, en algunos casos, podría estar involucrado un hongo”, asegura la especialista.

Síntomas

  • Picazón
  • Enrojecimiento
  • Resequedad

Según la doctora Santander, el desarrollo de la caspa se acentúa en casos de sufrir estrés y fatiga, o por la contaminación.

Prevención

La especialista de Centros Médicos Vidaintegra, explica que hay que tener ciertos cuidados para evitar que ocurra este problema.

  • No cambiar muy seguido de champú y bálsamo
  • No usar gel en exceso, dado que irrita el cuero cabelludo
  • Enjuagar bien el cabello tras cada aplicación de champú
  • Lavarse el pelo frecuentemente con champú suave
  • Al lavarse el cabello, no masajearlo en exceso
  • Usar bálsamo sólo en las puntas del pelo y no en el cuero cabelludo

 

Tratamiento

Según la dermatóloga Ester Santander, es recomendable utilizar un champú antiseborreico, que esté compuesto por ácido salicílico, alquitrán, azufre y sulfuro de selenio. “Este producto debe utilizarse diariamente”, concluye la especialista.

 

No es un mito, los huesos realmente duelen con el frío. Gilberto Mardones, traumatólogo de Clínica Avansalud, explica por qué ocurre esta situación.

Si bien, frente a cualquier dolor de procedencia desconocida es necesario acudir a un especialista, quienes tienen lesiones óseas certificadas o ya están cerca de la tercera edad, efectivamente sufren de dolor a los huesos por el frío. Según explica el Dr. Gilberto Mardones de Clínica Avansalud, la razón de esta molestia se debe al daño degenerativo del colágeno y las proteínas articulares, lo que provoca liberación de micromoléculas de nitrógeno unidas a las proteínas del cartílago, que expuestas a cambios de presión atmosférica y de temperatura, se expanden y generan dolor en las articulaciones. Esto sucede en enfermedades como artrosis, artritis o reumatismo.

Lo anterior explica por qué, cada vez que baja la temperatura, los adultos mayores del hogar se quejan de molestias y dolor en las articulaciones, además de sentir los huesos más rígidos producto del mismo frío.

El traumatólogo, señala que se debe acudir al especialista al menos una vez al año, sobre todo en las primeras y últimas etapas de la vida, para descartar cualquier problema.

Las mujeres en edad adulta y deportistas, también deben poner atención en el cuidado de sus huesos para así evitar enfermedades y lesiones, ”toda mujer en edad adulta debe controlarse para atender y prevenir la osteoporosis, así como también las personas que realizan deporte, quienes deben someterse a un estudio y así verificar su estado y obtener recomendaciones para antes y durante la práctica de la disciplina que ha escogido desarrollar. Generalmente son más frecuentes las lesiones en los deportistas ocasionales y que no se han sometido a los exámenes de rigor”.

En nuestro país, es muy usual la automedicación y en particular para estos dolores, es muy habitual ingerir analgésicos y antiinflamatorios indiscriminadamente. El especialista advierte que con esta mala práctica se asume la responsabilidad de ocultar un síntoma y por ende una enfermedad sin diagnóstico.

 Medidas contra el frío

Para que el frío no cale hasta los huesos, hay que abrigarse adecuadamente y no sobre exigir extremidades lesionadas.

Para fortalecer la estructura ósea, se recomienda realizar actividad física tres veces por semana y tomar sol en forma moderada, para activar la vitamina D.

 

Las llamadas “dietas milagrosas” se caracterizan por lograr una reducción acelerada de peso en cortos periodos de tiempo, logrando así únicamente volver a subir rápidamente debido al efecto rebote que esto conlleva.

En general para hacerlas más atractivas o creíbles se enfocan en el consumo de un solo nutriente, por ejemplo; un tipo de fruta al día, batidos de verduras, sólo proteínas o grasas, por lo que se convierten en dietas hipocalóricas que no logran aportar la cantidad de energía que el cuerpo necesita diariamente.

Es importante aclarar que en estos casos lo que se pierde en peso es principalmente agua y masa muscular y en menor medida grasa, por lo que no es favorable para la salud y el metabolismo. Además, puede representar un riesgo de déficit nutricional para aquellas personas que las siguen por periodos prolongados de tiempo y para quienes sufren patologías de base.  

Según explica la doctora Sofía Bennett, nutrióloga de la Clínica Benefit Nutrición, “es importante saber reconocer qué alimentos son los indicados para cada persona y así lograr en conjunto una dieta rica en nutrientes y sobretodo saludable. Muchas veces se piensa que al dejar de consumir carbohidratos vamos a bajar de peso más rápido, sin embargo, se puede seguir consumiendo estos y no engordar”, detalló.  

El llamado es a realizar una dieta equilibrada en el proceso de pérdida de peso, que contenga todos los nutrientes en las proporciones adecuadas, con la menor cantidad de alimentos procesados y acorde con el gasto energético diario de cada persona.

En Benefit Nutrición, además de hacer una completa evaluación médica y nutricional realizan un plan nutricional, entregan listas de alimentos y sus porciones, recomendaciones de ejercicio y recetas. Por otra parte, hacen seguimiento semana a semana para evaluar resultados.

Benefit partió como un emprendimiento y hoy se ha consolidado como un espacio del área de la salud gracias a un gran número de pacientes motivados y con ganas de lograr sus metas a través de programas nutricionales creados especialmente para cada uno de ellos. Por esta razón, su crecimiento no se detiene e incluso abrieron una nueva sede en Puerto Varas.

www.benefitnutricion.cl

 

Estos alimentos aportan las vitaminas y minerales esenciales para estos días de frío.

Los especialistas concuerdan en que existen alimentos más beneficiosos para la salud que otros, en especial para la época invernal. Es durante esta temporada cuando el cuerpo demanda más calorías para mantener la temperatura corporal. Frutas, verduras y legumbres de la estación permiten suplir esta deficiencia, mientras aportan grandes cantidades de vitaminas y minerales. Por eso se les conoce como “superalimentos”.

Dentro de este conjunto de productos beneficiosos para la salud y belleza disponibles en la estación se encuentran frutas como pera, naranja, arándanos y pomelo, ricas en antioxidantes, vitaminas C, B2 y E y en minerales como el calcio, fósforo y hierro; verduras como el kale, repollo, brócoli y coliflor que aportan vitamina K; semillas como la chía, rica en Omega 3, proteínas, fibra y antioxidantes; cereales como la quínoa, rica en minerales como el magnesio y el fósforo, frutos secos como las almendras y otros productos como jengibre que entregan los carbohidratos y fibra necesaria para el día.

En general, se trata de alimentos ricos en fibra, con un alto índice de minerales, proteínas, vitaminas y justos en su aporte calórico. Estos están disponibles en ciertas temporadas, por lo que podemos diferenciar los productos recomendados para el invierno, debido a sus beneficios específicos, facilidad para obtenerlos y, por supuesto, precio.

“El nombre ‘superalimentos’ lo dice todo, ya que aportan excelentes beneficios para la salud, si se consumen con regularidad, más aún en invierno. Son alimentos con una fuerte concentración de nutrientes ricos en vitaminas, minerales, antioxidantes, ácidos grasos esenciales, fibra, que ayudan a todo el organismo y evitan que las personas caigan en los antojos porque también tienen un efecto saciador”, explica la Nutricionista de Clínica La Parva, María José Abumohor.

Según la experta, la recomendación calórica para la población general es la misma, esto es, si una mujer requiere 1.800 kcal/día y un hombre 2.500 kcal/día -en promedio-, esta recomendación se mantiene durante invierno y verano. La diferencia es que durante estos meses fríos es preciso que el proceso de conversión de esas calorías en energía se haga más rápido.

Dentro de las recomendaciones para mantener una buena alimentación en invierno se encuentran:

  1. Comer alimentos ricos en fibra como verduras, legumbres, frutas, harinas integrales.
  2. Respetar los horarios de alimentación: evitar pasar más de 4 horas sin comer.
  3. No dejar de realizar ejercicio, ya que no sólo quema calorías, sino que también afecta a las sustancias químicas existentes en nuestro cerebro que están relacionadas con el apetito.
  4. Reducir el consumo de calorías. Evitar bebidas azucaradas y reemplazarlas por agua de hierbas o té con limón y jengibre.
  5. Cuando se desee comer algo dulce, la solución es cocinar y comer algo saludable para evitar el exceso de azúcar en los alimentos que ya vienen preparados. Por ejemplo, los panqueques integrales de avena, un queque de plátano o galletas de avena sirven.
  6. Tomar líquidos calientes: té, café, agua de hierbas, consomé y sopas de verduras.

“Crear hábitos de alimentación es la mejor forma para mantener el peso junto con realizar ejercicio e hidratarse correctamente. No sirve contar calorías ni las dietas a corto plazo. Lo importante es consumir los nutrientes necesarios y ser guiado por un profesional de la salud, ya que todas las personas tienen requerimientos distintos”, concluye la profesional.

Para obtener mayor información sobre las especialidades, tratamientos y equipo médico, visite la página www.clinicalaparva.cl.

 

Ya se sabe que esta práctica relaja tensiones y previene el dolor. Sin embargo, no muchos conocen que también disminuye el estrés , mejora la postura, sube el ánimo y hasta aumenta la función cerebral, entre otras cosas.

Ya se sabe que esta práctica relaja tensiones y previene el dolor. Sin embargo, no muchos conocen que también disminuye el estrés , mejora la postura, sube el ánimo y hasta aumenta la función cerebral, entre otras cosas.

No hay dudas de que el trabajo forma parte fundamental en el día a día de las personas. Trabajos que, en su mayoría, requieren largas horas de estar sentados frente a un computador sin mucho movimiento. Es por esto que no sorprende la gran cantidad de problemas, sobre todo lumbares, que aumentan día a día entre los trabajadores. Sin embargo este problema, que hoy por hoy hace perder millones al Estado producto de las ausencias laborales, puede solucionarse con algo muy simple como la quiropráctica.

La quiropráctica no solo previene los dolores naturales producto del ajetreo diario, sobreuso del cuerpo y un desgaste natural debido al estrés y la vida cotidiana, sino que disminuye también el estrés. Según expertos de la red de clínicas Raquis, especializados en quiropráctica y kinesiología, el estrés se produce cuando los sistemas musculo – esquelético y nervioso funcionan de manera inadecuada. “El cuidado quiropráctico busca preservar la función en estos sistemas para evitar su deterioro. Una vez que el cuerpo está en equilibrio, sentirá menos tensión y más capacidad para controlar episodios de estrés y ansiedad” señala el doctor Francisco Ubilla, director clínico de Raquis.

La quiropráctica también ayuda a mejorar la postura del cuerpo e incluso mejorar la función cerebral, al aplicarse un efecto positivo sobre el sistema nervioso central, lo que potencia la función del cerebro. Estudios de electro encefalografía han demostrado que mejora el balance neuronal entre los hemisferios derecho e izquierdo. 
Desde Clínicas Raquis dan algunos consejos para evitar los dolores lumbares en el trabajo:

  • Mantenga el monitor del computador al nivel de sus ojos con el teclado cercano a su cuerpo. 
    • Asegúrese que la silla cuente con un soporte lumbar para evitar el desplome de su columna. Si no es así, coloque un cojín pequeño para apoyar su columna. 
    • Mantenga sus pies apoyados en el suelo o utilice un escabel si sus pies no logran tocar el piso. 
    • Realice pausas de pie o caminando cada 30-45 minutos, también puede realizar estiramientos para mantener sus músculos relajados. 
    • Cuando sea posible, de un descanso a sus ojos mirando lejos del computador cada 20 minutos y centrándose en otro objeto.

“Además, siempre es útil realizar estiramientos de cuello y espalda para los músculos de tu columna. Si ya tienes molestias como dolores de cabeza, cuello o lumbares, te recomendamos visitar un especialista de quiropráctica para solucionarlo antes de que tu espalda te impida realizar tus actividades de manera regular, recuerda que no es normal el dolor de manera permanente” señala Francisco Ubilla, director clínico de Clínicas Raquis.

 

La caspa es una molesta condición del cuero cabelludo, en la cual el proceso de descamación normal de la piel se acelera y aparecen esas típicas escamas blancas, que pueden o no asociarse a síntomas como picazón e irritación. Afecta tanto a hombres como mujeres y se presenta hasta en el 50% de la población adulta. Pero, ¿qué la genera? ¿es posible evitarla? La doctora Lina Llanos, dermatóloga de Head & Shoulders y miembro del Colegio Iberoamericano de Dermatología, afirma y derriba populares creencias relacionadas con este tema.

La caspa tiene que ver con falta de higiene

Falso: la caspa se produce cuando existe predisposición genética a presentarla; por la reacción de los ácidos grasos del cuero cabelludo (sebo) frente a factores como el clima, la humedad, el efecto de ciertos productos químicos o el stress; y debido a la presencia de un hongo habitante normal de la piel, conocido como Malassezia Globosa.

La caspa es contagiosa

Falso: se trata de una condición propia de ciertos individuos, que se desencadena por factores ambientales y emocionales, pero no se contagia.

En invierno somos más susceptibles a esta condición

Verdadero: más que la época del año, lo que puede ser un problema en esta estación son las altas temperaturas que usamos en el agua de la ducha, ya que pueden irritar un cuero cabelludo sensible. Además, vestir gorros puede causar transpiración, propiciando un microambiente óptimo para el hongo que la genera.

Los alisados permanentes pueden favorecen su aparición

Verdadero: en este tipo de procedimiento se utilizan sustancias químicas, como el formaldehído, lo que, sumado a la aplicación de calor intenso para fijar el tratamiento, puede irritar los cueros cabelludos sensibles, desencadenando problemas de caspa en personas susceptibles o inducirlos en aquellas que nunca los habían presentado.

Las tinturas pueden producir caspa

Verdadero: el amoníaco, contenido de muchas tinturas para el pelo, es otra de las sustancias que puede irritar el cuero cabelludo y empeorar la caspa. Se recomienda preferir tintes libres de amoníaco.

Existen tipos de caspa que necesitan tratamiento médico

Verdadero: la caspa se considera normal cuando puede ser controlada con el uso regular de un shampoo; y severa, cuando a pesar de emplear productos anticaspa, las escamas y los síntomas asociados persisten, pudiendo afectar otras zonas del cuerpo como la cara, el pecho o la espalda, lo que conocemos como dermatitis seborreica. En estos casos se debe acudir a un dermatólogo, ya que es necesario incluir en la terapia tratamientos orales o anti-inflamatorios tópicos, como los corticoides.

La caspa severa puede provocar caída del pelo

Verdadero: cuando nos enfrentamos a problemas de caspa severa, se provoca una alteración en la calidad de vida de la persona. Afecta su autoestima; en muchas ocasiones ocasiona déficit de atención; altera la rutina de sueño; e induce la caída del pelo, por irritación y rascado constante del cuero cabelludo.

La caspa no se puede prevenir

Falso:  el uso rutinario de un shampoo y acondicionador anticaspa de calidad -como es Head & Shoulders-, es efectivo para controlar el hongo que la origina. Lo importante es elegir uno adecuado, que contenga los principios activos conocidos como efectivos. A su vez, para lograr el cuidado indicado, tenemos que considerar la cantidad que se utiliza en cada lavado, el tiempo de contacto con el cuero cabelludo y la temperatura del agua.

No todos los shampoos anticaspa se pueden usar permanentemente

Verdadero: usar recurrentemente aquellos que contienen Ketoconazol, Climbazol o Ciclopiroctolamina, pueden desencadenar resistencia del hongo a estos principios activos, lo que hace que a mediano y largo plazo estas moléculas no sean tan efectivas para el control de los síntomas de la caspa. En el caso de los productos Head & Shoulders, contienen Piritionato de Zinc (ZPT) y estudios demuestran que emplearlos continuamente no produce resistencia.

Todos los shampoos anticaspa dejan el pelo opaco y reseco

Falso: dentro de las alternativas disponibles en el mercado local, la línea Head & Shoulders derriba totalmente ese mito, ya que combina un principio activo altamente efectivo, como Piritionato de Zinc (ZPT), con componentes hidratantes y aromas muy agradables, que los hacen altamente efectivos controlando la caspa, mientras dejan el pelo brillante, suave y manejable, ideal para usar Head & Shoulders de manera permanente.

 

Según un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), una de cada 20 personas sufrirá crisis de pánico en su vida. Episodios que parecen ir en aumento y que están clasificados dentro de los trastornos de ansiedad, que fueron definidos por la OMS como unas de las “plagas del siglo XXI”. Las personas que lo sufren deben tratarse, sin embargo, también pueden prevenirse.

“El ataque de pánico es la aparición brusca de un miedo intenso. Su vivencia es tan fuerte que la persona lo asocia a la sensación de muerte o a que algo muy grave le va a pasar. La frecuencia y la intensidad con la que ocurren son variables y pueden aparecer en cualquier momento y sin un motivo especial”. Eso es una crisis de pánico, según lo define la psicóloga de la Dirección de Asuntos Estudiantiles de la Universidad del Pacífico, Soledad Sepúlveda.

¿Cómo saber si tengo o he tenido una crisis? De acuerdo al “Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales” (DSM V) de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, estas crisis se caracterizan por la aparición temporal y aislada de miedo o malestar intensos, acompañadas de cuatro o más de los siguientes síntomas, que se inician bruscamente y alcanzan su máxima expresión en los primeros 10 minutos: fuertes palpitaciones, sudoración, temblores, sensación de ahogo o dificultad para respirar, sensación de atragantarse, malestar torácico, náuseas o molestias abdominales, inestabilidad, mareo o desmayo, sensación de que las cosas no son reales o estar ajeno a sí mismo, miedo a perder el control o volverse loco, miedo a morir, sensación de entumecimiento u hormigueo en manos, pies o cara, escalofríos o sofocaciones.

“Cualquiera puede padecer crisis de pánico. Los más susceptibles son quienes tienen antecedentes familiares o han vivido eventos importantes como separaciones o pérdidas, enfermedades, traumas o cambios significativos en la vida. Las personas ansiosas podrían estar más propensas a tener estas crisis. Si estas crisis perduran en el tiempo se pueden transformar en un Trastorno de Pánico, lo que es una condición más permanente, por eso es importante atenderse”, explica la profesional.

Las personas que sufren este problema deben tratarse con un psiquiatra, lo que implica medicamentos antidepresivos de efectos antipanicosos, fármacos ansiolíticos y terapia psicológica.

“Como esta dificultad puede ser muy limitante en la vida cotidiana, debe tener tratamiento a la brevedad posible, ya que la condición podría empeorar y, además, porque hay que descartar otros problemas de salud con los que se puede confundir”, advierte.

Pero, ¿cómo ayudar a alguien cercano que sufre ataques de pánico? “Si es la primera vez que le ocurre, sería conveniente buscar atención médica para descartar algún problema de salud física y brindar apoyo farmacológico inicial. Si ya lo ha sufrido con anterioridad, hay que ayudarlo a calmarse, decirle frases tranquilizadoras como: ‘respira, esto va a pasar, no te ocurrirá nada grave’, ‘es sólo angustia”. Hay que tratar de que busque apoyo profesional y pasar tiempo con la persona; ayudarlo a encontrar momentos para hacer las cosas que disfruta y brindarle comprensión y cariño”, sugiere Soledad Sepúlveda, quien agrega que lo importante es tener en cuenta que las crisis de pánico se pueden superar.

Prevención

Si bien quienes son más ansiosos son más proclives a presentar crisis de pánico, nadie está libre de ellas. Sin embargo, llevando una vida saludable pueden prevenirse.

Por ello, la psicóloga de la Universidad del Pacífico entrega las siguientes recomendaciones:

-Cuida tu bienestar: trata de comer sano y equilibrado; haz alguna actividad física aunque no tengas ganas (caminar también sirve); procura dormir mejor y trata de distraer tu mente. No consumas alcohol o drogas, ni estimulantes como las bebidas energéticas o la cafeína.

-Maneja el estrés: situaciones que nos preocupen tendremos siempre en nuestras vidas, por eso es importante buscar apoyo para manejar el estrés y aprender técnicas de relajación. Disciplinas como el yoga o pilates son de mucha ayuda.

-Establece redes de apoyo: busca en tu familia o amigos alguien que te escuche, que te contenga.

 

 

El parto y la menopausia producen innumerables inconvenientes en el cuerpo de las mujeres, en Chile esas historias quedarán en el pasado gracias a la avanzada tecnología del láser de CO2 fraccionado, un tratamiento impulsado por el doctor Luis Espinoza Villagrán de Clínica de la mujer DIOGIN.

Traer a un hijo al mundo es sin duda uno de los actos más hermosos en la vida de una mujer, sin embargo dar a luz, sumado al paso del tiempo, trae en ocasiones dificultados para llevar una vida saludable y plena.

La dilatación de la vagina, la dispareunía (dolor en el coito), la elongación de los labios o la incontinencia urinaria, son sólo algunos de los síntomas que se alcanzan luego de la experiencia de los partos o con la llegada de la menopausia. Estos síntomas en Chile, se viven de manera silenciosa y triste, alterando la plenitud en la vida cotidiana de las mujeres.

El médico y profesor de Ginecología y Obstetricia, Luis Espinoza Villagrán, es pionero en la implementación de un método revolucionario, el cual es una intervención ambulatoria, previa evaluación, que asegura mejorar la calidad de vida de las mujeres utilizando “láser CO2 fraccionado” un equipo digital computarizado que de manera sencilla, sin anestesia, sin dolor y sin necesidad de preparación previa, revierte los molestos síntomas que avergüenzan y silencian a 1 de cada 3 chilenas.

La sesión dura menos de una hora, el láser produce un efecto térmico controlado y de gran precisión en la mucosa vaginal, provocando una contracción y retensado del tejido, que devuelve al canal vaginal su elasticidad natural.

El médico Luis Espinoza Villagrán comenta: “El uso del láser, hasta el día de hoy se ha remitido sólo al uso de medicina estética, hoy se utiliza medicamente y  aseguro mejorará  la forma de enfrentar parte de los problemas que aquejan a la mujer en general, y sobre todo a la adulta mayor”

Esta no es una intervención quirúrgica y la recuperación es rápida y efectiva.

El tratamiento además de beneficiar la calidad de vida, está recomendado para mejorar la estética y autoestima en la mujer, pues el láser corrige el aspecto de los genitales externos en procedimientos como el blanqueamiento genital o el tratamiento de cicatrices post parto, entre otros.

Si tienes preguntas, no dudes en pedir tu hora médica la Clínica de la mujer DIOGIN.

CLÍNICA DE LA MUJER DIOGIN

ANTONIO BELLETT 77, PROVIDENCIA , FONO: 22 235 00 44/ 22 235 00 56