Llegan las bajas temperaturas y con ellas las preocupaciones por el frío, el pelo, la piel, los kilitos que se pueden subir en esta época, sin embargo olvidamos lo importante que son los dientes, los cuales también se ven afectados en esta época.

Mantener una correcta higiene dental y consumir alimentos ricos en vitamina C podrían ayudar a cuidarlos de patologías como gingivitis y caries.

La sensibilidad dental se produce cuando el esmalte que protege los dientes pierde espesor, esta enfermedad puede ser causada por otras condiciones médicas como bruxismo, síndrome del diente fisurado, caries o los alimentos que se consumen, tales como bebidas calientes, frías, dulces o  ácidas.

“Cuando hace frío las personas tienden a beber bebidas muy calientes y en gran cantidad, lo que sumado al clima de la época puede provocar sensibilidad dental u otras patologías como gingivitis y caries. Lo mismo pasa con las bebidas frías en el verano”, explica Pamela Ruíz,  Directora de Clínica Odontológica Hdent (www.hdent.cl).

Pero Cuáles son los cuidados y a qué debemos poner atención para que nuestro dientes no sufran durante el invierno. Pon atención:

Cubrirse la boca: ¿Sabías que cubrirse la boca en invierno con una bufanda o pañuelo es una buena forma de evitar enfermedades bucodentales provocadas por el frío? Así es, esta medida tan simple ayuda a no exponer la boca y los dientes a las heladas, las cuales pueden provocar problemas de garganta, sensibilidad dental y además agrietamiento de los labios.

Crema dental: Si hay hipersensibilidad dental es recomendable ocupar una pasta dental específica para esta condición y por supuesto acudir a un especialista, el cual se encargará de guiar al paciente en su tratamiento” aconseja la Dra. Ruiz. 

Buena Higiene Oral: Cambiar el cepillo de manera periódica, utilizar seda dental y enjuagues con flúor, además de cepillar los dientes al menos 3 veces al día ayudan a mantener una adecuada salud bucal, evitando también la hipersensibilidad dental.

Alimentos bajos en azúcar y cítricos: Limitar el consumo de alimentos y bebestibles azucarados y/o ácidos, éstos últimos podrían erosionar los dientes y exponerlos a riesgos de caries.

Aumenta el consumo de vitamina C: Además de fortalecer el sistema inmunológico los alimentos ricos en vitamina C ayudan a reducir el sangramiento de encías, evita la gingivitis y refuerza el esmalte dental. Pero ojo, por la condición cítrica de éstos es recomendable cepillarse los dientes luego de su consumo. Continúa la odontóloga.  

Visita Periódica al dentista: Una visita periódica al dentista ayuda a prevenir enfermedades asociadas tanto a la hipersensibilidad dental como a otras patologías, finaliza la especialista de Clínica HDent

Más Información:

www.hdent.cl

Facebook: HDent Clínica Odontológica

Instagram: Clinica.Hdent

Dirección: Hernando de Aguirre 162, of 903. Providencia. 

 

La Sociedad Chilena de Medicina Reproductiva, SOCMER y la Red Latinoamericana de Reproducción Asistida, REDLARA, en conjunto con los principales Centros Especialistas en Reproducción Humana, dieron a conocer la campaña “La Fertilidad tiene un Límite. Infórmate y Decide” en el marco del Mes Internacional de la Fertilidad.

La campaña, está dirigida a generar conciencia en la población acerca de la edad de la mujer para ser madre, dirigiendo el mensaje de manera más amplia a aquellas mujeres o parejas que quieren ser padres, pero que por alguna razón no han podido lograrlo y necesitan de una orientación médica adecuada.

“Después de los 35 años, la fertilidad decae y la calidad y cantidad de los óvulos ya no es la misma. La mujer en edad fértil, debe saber que a medida que pasan los años, sus posibilidades de concebir un hijo van disminuyendo y después de los 40, se tornan aún más difíciles” explicó el doctor Carlos Troncoso, Presidente de la Sociedad de Medicina Reproductiva, SOCMER.

En su presentación, el especialista se refirió a la dramática caída que han tenido las tasas de natalidad en el mundo, siendo un fenómeno global que se ha acentuado los últimos 50 años. “Para el Bicentenario en el 2010, Chile presentaba un cruce entre sus tasas de natalidad y mortalidad, y no estaba existiendo el recambio adecuado de la población para provocar una renovación. Actualmente, estamos con una tasa de 14 por cada 1.000 habitantes, lo que todavía se considera bajo”, concluyó el doctor Troncoso. 

¿Existe una edad para ser madre?

“Los requerimientos de la vida moderna han hecho que las mujeres posterguen la maternidad. La búsqueda de una pareja estable o la consolidación desde el punto de vista profesional y económico, son realidades que inciden en demorar la toma de esta importante decisión” aseveró el Dr. Diego Masoli, coordinador chileno para la región Andina de REDLARA, quien presentó curvas de aumento de embarazo en mujeres con edades reproductivas avanzadas, quienes utilizan casi en su totalidad tratamientos de Fertilización Asistida.

A juicio de los especialistas, el cuerpo de la mujer está programado para tener hijos durante un tiempo limitado, tramo que va desde algunos años después de transcurrida la primera menstruación, hasta cerca de los 40 años, período definido como ‘vida fértil’.

“Bajo esta realidad, es que los tratamientos de fertilización asistida y los adelantos en esta área entregan posibilidades que antes no existían para preservar la fertilidad por más tiempo; o bien, optar por la donación de gametos” explica el Dr. Diego Masoli de REDLARA. En cualquiera de los casos, el llamado es siempre a consultar al especialista, quien en conjunto con su paciente tomará la mejor decisión en el camino de ser padres.

Situación en Chile  

Como país en vías de desarrollo, no nos quedamos atrás en las tendencias mundiales de una maternidad avanzada. Si bien no existen estadísticas de cuántas mujeres en Chile tienen hijos sobre los 35 años, según las últimas cifras de la REDLARA (Red Latinoamericana de Reproducción Asistida), alrededor de 40% de los tratamientos de fertilidad se realizan en mujeres entre los 35 y 39 años y 31% en mujeres de 40 años o más.

“A pesar de que las causas de infertilidad son muy diversas, el único factor que es completamente prevenible es informarse. Parte de nuestra tarea es explicarle a pacientes, ginecólogos generales y profesionales de la salud, que los embarazos en edad avanzada son una realidad y un fenómeno global, y que requieren de una mirada integral que solo el equipo de especialistas en Medicina Reproductiva puede entregar” concluyó el doctor Carlos Troncoso, presidente de SOCMER.

Para más información visita www.unpasomascerca.cl

 

Sentarse a “tomar once-comida” es un clásico de muchas familias chilenas. La costumbre ya está tan arraigada en la cultura nacional que goza del mismo estatus que otros horarios de comida, como el desayuno y el almuerzo. Sin embargo, este hábito  puede ser perjudicial para la salud de las personas, si no se sabe qué alimentos ingerir y su cantidad. Una mala elección puede traer consigo sobrepeso, mayor riesgo de desarrollar enfermedades como diabetes e hipercolesterolemia y posibles déficit vitamínicos.

El real problema de las onces-comidas es el consumo en grandes cantidades de  carbohidratos en altas horas de la tarde-noche, por ejemplo la ingesta de pan, además del exceso de grasas saturadas en el queso, jamón de cerdo, mantequilla, entre otros. Por otra parte, se suma el consumo de alimentos ricos en azúcares como pasteles, galletas, mermelada y manjar que no hacen más que acumularse como grasa en nuestro cuerpo.

Entonces no es extraño que la Encuesta Nacional de Consumo Alimentario (ENCA) de 2014, elaborado por la Universidad de Chile y el Ministerio de Salud haya concluido que sólo un 5,3% de la población se alimenta de manera saludable, mientras un 86,9% requiere cambios en su dieta y un 7,8% se alimenta "de manera poco saludable". La famosa “once-comida”, puede ser un factor que influye en estos resultados.

Entonces ¿Qué se recomienda a quienes no se alimentan de manera saluda? Simple, Benefit Nutrición resalta que es fundamental consumir las cinco comidas al día para mantener activo el metabolismo y no llegar con tanta hambre a cada plato principal. Además sugieren que la once se tome unas tres a cuatro horas después de almorzar y en porciones controladas, sin agregar azúcares refinados (por ejemplo pasteles o queque). Lo ideal es que contenga proteínas como el huevo o pechuga de pavo, una porción pequeña de carbohidratos como una rebanada de pan o ½ taza de cereales, además puede sumarse un lácteo como quesillo, yogurt o leche.

Todo esto ayuda a que lleguemos con menos hambre en la noche para así comer algo liviano. Lo principal es que contenga verduras, ya sea en forma de ensaladas, tortillas, woks o sopas, acompañado de proteínas como un trozo de pollo, pescado, carne o huevo.

Ahora bien, si el hábito de la once-comida está muy arraigado o es parte de la dinámica familiar hace muchos años, Benefit Nutrición entrega los mejores consejos para disfrutar de esta costumbre.

Tips para el correcto consumo:

  • La recomendación es incluir verduras, proteínas y reducir las porciones de carbohidratos prefiriendo los complejos o con más fibra. 
  • Remplazar el pan corriente por integral, galletas de arroz o salvado con tomate, lechuga y pechuga de pavo, preparar panqueques de avena con claras de huevo y berries, omelette de verduras, pasta de pollo con verduras, rollitos de jamón de pavo con pepino y zanahoria, entre otras de las múltiples opciones que existen.
  • Por otra parte, es muy importante que la hora de la ingesta de la once-comida no sea más allá de las 19:30 horas.
  • Complementar con alimentos que sean bajos en calorías y grasas.

Benefit Nutrición partió como un emprendimiento y hoy se ha consolidado como un espacio del área de la salud gracias a un gran número de pacientes motivados y con ganas de lograr sus metas a través de programas nutricionales creados especialmente para cada uno de ellos.

www.benefitnutricion.cl

 

El próximo miércoles 14 de junio se celebra el Día Mundial del Donante de Sangre, y en Chile aún no existe una cultura que enseñe a la población la importancia de donar y  lo que significa hacerlo voluntaria y periódicamente.

“Si bien no hay que  obligar a nadie a dar sangre, se debe posicionar una mentalidad distinta, donde las personas le tomen el peso a la importancia de la sangre no sólo como fluido que corre por nuestro cuerpo, sino como un órgano que contiene componentes  que salvan vidas”, así lo afirma el doctor Mario Donoso Scroppo, Hematólogo de Clínica Avansalud.

 A sus 71 años, señala que la cultura de donar sangre en nuestro país no ha cambiado un ápice en los últimos 50 años, lo que se debe entre otros muchos factores, a la falta de educación temprana y a la adquisición de modelos extranjeros sobre donación sanguínea que no se condicen con la realidad nacional.

“Desde muy temprano en el colegio, deberían impartir la educación de la higiene, del autocuidado, con datos que les servirán a los niños para toda su vida y así evitar problemas futuros como la hipertensión, la diabetes incluso la bulimia, entre otros”, advierte el doctor Donoso, quien además menciona que esta enseñanza debería impartirse desde que el niño nace hasta los siete años, etapa cuando la persona se forma y adquiere  la base para establecer criterios en la edad adulta. “Aquí es cuando debemos enseñar cómo cuidar el cuerpo y entre los temas a tocar debería incluirse la importancia de la sangre y la posibilidad de donar en forma absolutamente voluntaria”. 

 “Quienes tienen la intención de donar sangre y cumplen con todos los requisitos para hacerlo, pueden hacerlo cada 3 meses, cada 6 meses o una vez año según sea su voluntad.  Es importante que existan lugares de acopio debidamente certificados, pero también es necesaria una cultura como la que existe en diversos países, donde se dona periódicamente sin importar el lugar del mundo donde se esté al momento que toque donar” explica Donoso.

La misma falta de conocimiento y cultura, son las que provocan que  las personas vayan a donar sangre en forma masiva y una sola vez, generalmente luego de un gran accidente o cuando un familiar está gravemente hospitalizado, acumulando un gran nivel de almacenamiento que posteriormente se pierde. “No todos los componentes de la sangre poseen la misma vida útil, algunos sólo duran ciertas horas.  Por esta razón es tan importante dar sangre periódicamente”, enfatiza el especialista.  

Criterios de transfusión

El doctor Mario Donoso, señala que la transfusión no debería indicarse en todos los casos en que se hace. Explica que para tomar la decisión se debe tener criterio y experiencia.” La sangre no es la primera línea de manejo en una hemorragia, se debe agarrar la arteria o la vena  con los dedos o con una pinza  y la segunda línea es poner cualquier fluido intravenoso.  Después vendrá el estudio de la sangre, ya que hay que hacerlo a cada persona y cada vez que necesite una transfusión”. 

El especialista indica además, que se debe considerar que no es lo mismo indicar una transfusión de sangre a los 40 años que a los 95. Con 40 años, se debe pensar que a la persona le quedan probablemente 50 más de vida y que una trasfusión pude abrir otro problema en 5, 10, 30 ó 50 años más. En la persona de 95, tal vez a largo plazo no hayan complicaciones, pero si pueden existir a corto y mediano plazo.

“Hay que entregar específicamente lo necesario, porque la sangre es biológicamente activa. Puede que más adelante la persona necesite un trasplante,  y si recibió un antígeno extraño podría invalidar la oportunidad de recibir un órgano más adelante, todo por una transfusión que tal vez no era necesaria hacer”, afirma el experto en hematología.

Quiénes pueden donar

Es necesario que las personas cumplan ciertos requisitos para donar sangre. Entre ellos se encuentran:

• Tener más de 18 años y menos de 65. Si es la primera vez que dona la edad límite es de 60 años.
•Tener buena salud.
• Pesar más de 50 Kg.
• No estar en ayunas.
• No haber bebido alcohol ni fumar  marihuana en las últimas 12 horas.
• No estar embarazada.
• No haber padecido hepatitis después de los 12 años.
• Un transcurso de 3 meses desde la última donación.

 

La otitis se asocia al uso de piscinas en verano pero en invierno las enfermedades respiratorias altas son el origen directo de las otitis media en los niños.

Gloria Sanguinetti, fonoaudióloga de Centros GAES entrega consejos para evitar molestias con los cambios de temperatura.

Con las bajas temperaturas aparecen los catarros, bronquitis, faringitis o gripe, todas afecciones que pueden incidir directamente en la salud auditiva. Los niños y los adultos mayores, son los grupos más propensos a padecer estos problemas, debido a que su sistema inmunológico es más frágil.

La fonoaudióloga Gloria Sanguinetti, coordinadora de calidad de GAES Chile,  asegura que el invierno suele implicar riesgos para los oídos, más aún si no se tomas ciertas precauciones. En ese sentido, la especialista propuso una serie de consejos para evitar posibles trastornos auditivos durante esta época, la más fría del año.

Los padres con niños que han tenido episodios de otitis, pueden pedir un control otorrinolaringológico previo a que comience el invierno de forma preventiva. En el caso, de que el pequeño aparezca con congestión nasal, la consulta debe ser inmediata ya que este tipo de cuadros favorecen la aparición de otitis. Afirma que ante la sensación de oídos tapados (hipoacusia), también es necesario consultar ya que esto puede deberse a la ocupación de moco en el oído medio, cuadro que suele preceder a las otitis.

Otra medida para esta esta época es mantener una alimentación saludable, rica en frutas y verduras que ayude a estimular el sistema inmunológico, lo que disminuye las probabilidades de padecer otitis y otras enfermedades. También es importante evitar los cambios bruscos de temperatura y abrigarse bien ya que el frío disminuye las defensas.

Además el cigarrillo favorece la acumulación de moco, un factor predisponente de otitis, por eso es fundamental no fumar activa ni pasivamente. Realizar lavados de manos y  utilizar alcohol en gel ayuda también a evitar contraer infecciones respiratorias altas.

¿Cómo cuidar los oídos de tus hijos?

  • Desde temprana edad evita someterlos a ruidos intensos para prevenir problemas auditivos e infecciones.
  • Ten cuidado cuando se presenten catarros, gripes o infecciones, ya que pueden causar pérdida auditiva.
  • Consulta con un especialista cuando notes molestias en los oídos.
  • Los oídos se encuentran expuestos ante cualquier infección de la vía aérea durante la época de invierno por las bajas temperaturas. Cuando bajan las temperaturas los virus se encuentran en mayor cantidad y también ocurre con  la mala ventilación del ambiente y de la calidad del aire.
  • La higiene de los oídos en los más pequeños solo debe realizarse luego del baño, en la parte de la oreja o pabellón auricular con toalla. Por ningún motivo hay que introducir cotonitos, está contraindicado ya que su tamaño es excesivo para el oído y pueden generar un daño severo.
  • Para evitar una otitis lo más eficaz es evitar la entrada de aire frío a la nariz y la boca, ya que son los conductos de entrada más habituales de los gérmenes.
  • No expongas a los niños a lugares muy concurridos donde puede haber proliferación de gérmenes como centros comerciales y servicios de urgencia.
  • También hay que evitar que los niños manipulen sus oídos y menos que ellos se introduzcan objetos. La lesión de la piel del conducto auditivo puede favorecer la aparición de infecciones localizadas, además de una lesión de la membrana timpánica que genera dolor intenso e hipoacusia.
  • Respecto a qué tan eficientes son las orejeras y gorros que se venden para evitar cambios de temperatura, la experta dijo que sirven para cuidar la piel que necesita ser protegida del frío, pero no para evitar una otitis.

 

Es el doctor Jachin Black, 34 años, un estadounidense, que se especializa en Quiropráctica. Lleva 5 años en Chile y sus pacientes son mayoritariamente mujeres de 40 años aproximadamente y de diversas comunas de Santiago.

Su lema es   “La postura es un espejo de la salud de tu columna y puede provocar dolencias comunes que afectan tu humor y bienestar”.

 

 

El doctor Jachin Black puede conversar y tratar temas como por ejemplo:

LUMBAGO:  Es el dolor de la espalda baja, en la zona encima de las caderas.

La causa es la mala posición de la columna, provocando presión en los nervios espinales.

Tratamiento: Si la columna esta desviada, reacomodamos la posición de la columna, mediante un ajuste quiropráctico, que consiste en acomodar la columna hacia su posición correcta.

Ejercicio: Acostarse boca arriba en una superficie plana, que puede ser una cama o en el suelo (sobre la alfombra) y suavemente llevar ambas piernas hacia su pecho, en posición fetal.

JAQUECA: Es básicamente un dolor de cabeza.

La causa puede estar provocado por la mala posición de la cabeza encima de los hombros. Por ejemplo, cuando la cabeza esta muy encima de los hombros (leyendo mensajes de whats app, trabajando en el computador, etc.)

Por cada centímetro que tu cabeza esta en frente de tus hombros (En la buena postura tu oreja debe estar encima de los hombros), agrega 2 kilos de presión encima de tu cabeza.

Tratamiento, primero hay que corregirá la postura.

Ejercicio: Nos sentamos derecho, tomar 3 respiraciones lento y profundo desde el diafragma. recuperando la curva lumbar.

TENDINITIS: Es la inflamación de los músculos del antebrazo.

La causa es el movimiento repetitivo de los los músculos asociados del antebrazo. Por ejemplo estar el tecleando todo el día en la oficina.

Tratamiento, es básicamente una serie de masajes específicos, ejercicios, mejorando el habito que provoca el problema. Mejorar la posición de trabajo. 

Ejercicio: Extender el brazo y doblar la mano hacia abajo.

El otro, tomar una banda elástica, ponerla encima de los dedos juntos y lentamente abrir la mano, por 10 repeticiones.

HERNÍA DISCAL: Es una protuberancia del núcleo del disco. Se sale de la columna del disco y toca los nervios espinales. 

La causa es una fisura del disco (disco es una especie de cojín que separa las vertebras y que permite la movilidad de ellas) provocada por traumas, mala postura, levantar cosas en mala postura.

Tratamiento, El algunos cosas tiene que ser una operación quirúrgica, pero en la mayoría de los casos (95%) es través de una rehabilitación precisa de tu columna y musculatura, a través de la quiropráctica y unos ejercicios específicos.

Ejercicio: Posición del niño, sentado encima de los tobillos, tocando la frente contra el suelo y estirando las manos hacia el frente.

BRUXISMO: Es morder o apretar la dentadura,  mientras duermes, o en forma inconsciente durante el día. 

La causa hay múltiples causas, como estrés, problemas dentales, o  cuando los nervios superiores del cuello se inflaman. O todo junto también.

Tratamiento: Trabajar bajando los niveles de estrés, y corrigiendo desviación en la parte del cuello superior.

Ejercicio: Llamado gato, puma león. Primero se ponen frente a un espejo mirando que la mandíbula se abra y cierre en línea recta.

 

La Dra. Baeza, directora del Centro de Salud Pública de la Universidad Central, recomienda la vestimenta por capas, sin sobreabrigar, para enfrentar las oscilaciones térmicas, propias de esta época del año.

Aunque aún el invierno aún no ha empezado oficialmente, los capitalinos han tenido que enfrentarse a muy bajas temperaturas en las mañanas, las que en los próximos días llegarían a los bajo cero.

A juicio, de la Dra. Nelly Baeza, médico salubrista y directora del Centro de Salud Pública de la Universidad Central, las bajas temperaturas impactan duramente en la salud de la población, al prevalecer las infecciones respiratorias como neumonías o gripe.

“Las bajas temperaturas producen el aumento de una serie de indicadores como presión arterial, concentración de lípidos, demanda de oxígeno y agregación plaquetaria, entre otros mecanismos fisiopatogénicos, que llevan a que se produzcan las enfermedades invernales”, explica la Dra. Baeza.

La directora del Centro de Salud Pública de la Universidad Central recomienda seguir algunas precauciones para enfrentar las heladas invernales. “Hay que revisar las condiciones de la vivienda, prioritario es sellar ventanas, ver el techo en busca de goteras y ventilar los espacios diariamente. Otro factor es la vestimenta: usar ropa térmica con ventilación como el polar, lana y relleno de plumas es una buena alternativa para que se aísle la temperatura corporal y el medio ambiente. Asimismo, hidratarse adecuadamente con bebidas calientes como té, mate, o café colabora a mantener la temperatura”, indica.

En esta época del año las oscilaciones térmicas durante el día obligan a las personas a vestirse por capas para mantener una temperatura adecuada; los niños y ancianos también deben conservar la temperatura y no sobreabrigar. “Los grupos de riesgo, como niños, ancianos y personas con necesidades especiales, deben evitar los cambios bruscos de temperatura. Por ello, sería ideal que en invierno los niños entraran más tarde al colegio y se durmieran temprano para evitar el contacto con el frío”, añade la Dra. Baeza.

De este modo, realizar actividad física, protegerse con ropa y una vivienda acondicionada son factores vitales para preservar una temperatura adecuada y resguardarse de las heladas matutinas.

 

Es el factor esencial para determinar por qué las dietas alimenticias no tienen los mismos resultados en todas las personas y cuál es la adecuada de acuerdo a la genética de cada persona.

Según estudios clínicos realizados por la Universidad de Stanford en Estados Unidos, los tratamientos nutricionales basados en el ADN de cada persona tienen el doble de efectividad respecto de las dietas comunes que atienden a todos los pacientes como iguales. De este modo, la nutrigenómica, que opera a través del estudio del genoma humano, que permite estudiar específicamente los efectos que tienen los diferentes alimentos en nuestro cuerpo y cómo estos se metabolizan en él, se ha convertido en la clave para bajar de peso de forma eficiente, inteligente y además, permanente en el tiempo.

En este contexto, los chilenos también contamos con este tipo de tratamientos nutricionales basados en el estudio del ADN.  La clínica OriGen es la líder y pionera en este tipo de medicina personalizada con TuFit. A la fecha ha atendido a más de 6000 pacientes con resultados satisfactorios

Sebastián Salinas, Bioquímico especialista en genética humana y gerente general de OriGen explica que la obesidad está influenciada hasta en un 70% por la genética y en un 30% por el medio ambiente. La genética determina las acciones alimenticias que tiene cada persona y la forma particular de reaccionar a las dietas. Sin embargo, es posible educar la genética para que juegue a nuestro favor y no en contra, ese es nuestro trabajo”.

Así, el tratamiento TuFit se inicia mediante la toma de una muestra de saliva del paciente y se analizan genes vinculados con la nutrición, metabolismo y ejercicio. “El examen de ADN estudia genes relacionados con la metabolización de macronutrientes entre muchos aspectos de la persona y con ello es posible determinar el tipo de dieta específico para cada persona, conductas alimenticias que lo pueden predisponer al sobrepeso y por lo tanto como mejorarlas, tipo de ejercicio más efectivo para quemar grasa, el funcionamiento metabólico, así como también el riesgo de diabetes y enfermedades metabólicas, riesgo de efecto rebote y la respuesta a alimentos y sabores”, agrega Salinas.

Desde el 2010 cuando iniciaron los estudio de alimentación personalizada a la fecha, se ha demostrado que una persona que mantiene una dieta basada en sus características genéticas únicas, puede incrementar 2,5 veces la pérdida de grasa y reducir hasta 2 tallas de su cintura en el mismo período de tiempo que una persona que realiza una dieta común. En consecuencia, hoy se sabe que no es factible y tampoco saludable estandarizar los  planes de alimentación, menos realizar dietas de moda o extremas.

En el caso de la alimentación inteligente de TuFit, durante el tratamiento el paciente recibe un informe personalizado sobre sus características genéticas, el cual junto al apoyo de un equipo multidisciplinario compuesto por médicos, nutricionistas, kinesiólogo y bioquímico, permite un camino seguro, efectivo y sin vuelta atrás hacia una vida más saludable.