En época de altas temperaturas los episodios de migraña podrían presentarse de manera más frecuentes si no se toman las precauciones adecuadas. El llamado es que quienes padecen esta enfermedad identifiquen sus gatillantes para prevenir que se desencadene una crisis. [1]

Las altas temperaturas, el exceso de sueño, la deshidratación, la mayor luminosidad, entre otros, representan un desafío para quienes tienen migraña en verano. Este padecimiento es la  cefalea más invalidante, afecta tanto a hombres como a mujeres y se caracteriza por fuertes dolores de cabeza, los cuales en su gran mayoría empeoran con el movimiento.[2] En Chile, el 12% de la población se ve aquejada por esta patología[3], lo que significa que alrededor de 2 millones de chilenos han presentado alguna o más crisis de migraña a lo largo de su vida.

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud 2016 - 2017, es la patología que lidera la lista de enfermedades frecuentes en Chile[4]. Asimismo, afecta a alrededor del 10 % de la población mundial[5]. La migraña es una enfermedad neurológica compleja que se caracteriza por cefaleas recurrentes que pueden ser debilitantes[6]. Si bien esta enfermedad se confunde frecuentemente con fuertes dolores de cabeza, lo cierto es que puede producir episodios de gran intensidad con síntomas asociados como náuseas, vómitos y/o mareos con sono y/o fotofobia, capaces de invalidar a una persona para que pueda realizar sus actividades de manera normal.5

La Dra. Cecilia Cárdenas, neuróloga de Clínica Universidad de Los Andes, explicó que la migraña “es una condición invalidante y probablemente una de las principales causas de licencias cortas. Lo que representa una pérdida económica importante para el país, y un gasto para el paciente en consultas médicas de urgencia, exámenes, hospitalizaciones”.1

En cuanto a la migraña y las altas temperaturas, la Dra. Cárdenas señaló que es muy importante el factor ambiental. “La recomendación es que las personas eviten el calor, se protejan con gorros o sombreros, no exponerse al sol de manera prolongada. El aire acondicionado ayuda a evitar esto y algunas veces cuando es muy severo el cuadro, los profilácticos juegan un rol relevante. Pero hay una limitación porque no todas las personas cuentan con aire acondicionado, entonces la idea es evitar las altas temperaturas”.1

Otros de los factores ambientales importantes son la luminosidad. “Los pacientes que tienen fotofobia tienen este factor como gatillante, por tanto, es importante que usen lentes de sol, por ejemplo. La hidratación también juega un papel importante. Los migrañosos tienen que tomar siempre gran cantidad de líquido. Si haces deporte y no te hidratas puede detonar una crisis. Un paciente hidratado tiene menor posibilidades de generar un episodio”, destacó.1

Durante las vacaciones, las personas tienden a cambiar sus rutinas, trasnochar, beber alcohol, comer comidas pesadas, grasas, embutidos. “Los pacientes que reaccionan al alcohol deberían evitarlo, mientras que, en el caso del trasnoche, la idea es que despierten más tarde y que mantengan sus horas de sueño. Un migrañoso crónico hace sus propias restricciones, mientras que el episódico tiene mayor dificultad para detectar que gatillantes debe eliminar o restringir”, puntualizó.1

Si los episodios son muy frecuentes, es recomendable hacer una consulta con un neurólogo, ya que puede tratarse de una forma crónica de la patología. “La gente no cree que estas crisis son invalidantes, que un paciente tome un medicamento y no lo alivie, y que tengan que terminar en un servicio de urgencia tomando medicamentos fuertes. Pero la verdad es que pueden afectar momentos importantes de la vida de una persona, como las vacaciones, o eventos relevantes como el matrimonio de un hijo, o que no puedas atender a tu familia. Eso no lo entiende la gente a menos que tenga un migrañoso cerca. Incluso la familia puede no entender la invalidez que una crisis puede producir. Desafortunadamente la incomprensión de los pares, el temor a una nueva crisis y la gravedad de los síntomas lleva al paciente al abuso por medicamentos y migrañas de rebote, lo que dificulta el tratamiento adecuado. Es por eso que el control médico es fundamental para apoyar al paciente a que controle sus crisis y que así mejore su calidad de vida”, finalizó la Dra. Cárdenas.1

Por su parte la Dra. María Loreto Cid, neuróloga de la Unidad del Dolor del Hospital Militar, señaló que “es importante que cualquier dolencia de inicio reciente, o que cambie en intensidad, frecuencia o características -como por ejemplo que comience a doler una parte diferente de la cabeza o que tenga síntomas como náuseas y vómitos- es recomendable que sea estudiada por un especialista para ir descartando opciones. Nuestra sugerencia es que cualquier signo de alarma sea consultado por el paciente, de manera de tener claridad que tratamiento se puede aplicar” recalcó.[7] En este contexto, la Dra. Cecilia Cárdenas agregó que en personas que sufren de migraña, cambios en sus características o presencia de signos de alarma (fiebre o síntomas neurológicos asociados, compromiso de conciencia, convulsiones, concomitancia con embarazo u otras enfermedades como cáncer), deben consultar con un especialista. 1 “El inicio abrupto de máxima intensidad del dolor de cabeza, persistencia por más de 72 horas y dolor que va en aumento a través de los días también son signos de alarma”, enfatizó la especialista. 1

 

CL1902959527

[1] Entrevista Dra. Cecilia Cárdenas realizada por Novartis 22/01/2019

[2] Dr. Benjamín Donoso R., Dra. Solange Rivera. Medicina Familiar Adulto UC. Cefalea crónica y su manejo en APS: ¿por qué fallamos? http://medicinafamiliar.uc.cl/html/articulos/200.html

[3] Lavados PM, Tenhamm E. Epidemiology of migraine headache in Santiago, Chile: a prevalence study. Cephalalgia 1997.

[4] Encuesta Nacional de Salud 2016 – 2016 Segundos resultados, Pág 23. https://www.minsal.cl/wp-content/uploads/2018/01/2-Resultados-ENS_MINSAL_31_01_2018.pdf

[5] Stovner et al. Cephalalgia 2007; 27:193–210

[6] Headache Classification Subcommittee of the International Headache Society. Cephalalgia 2013;33:629–808

CL1902959527

[7] Entrevista CNNChile realizada el 4 de agosto 2012 https://www.youtube.com/watch?v=5TkzoaRP3BQ&app=desktop

 

El alcohol, la altitud, el calor y cambios en los hábitos pueden significar serios riesgos para la salud del corazón.

El verano es la época del año donde nos permitimos hacer lo que no podemos realizar el resto del año: trasnochar, viajar, comidas fuera de casa o disfrutar del sol, por ejemplo. Todo esto, no tendría por qué resentir nuestra salud, si se hace en su justa medida. No obstante, y de acuerdo a la Fundación Española para el Corazón, es necesario tomar algunas medidas para evitar problemas a este órgano, que sí podría verse afectado en esta época del año.

Paula Molina, químico farmacéutico de Farmacias Ahumada, señala que el principal problema que puede afectar al corazón en verano es el calor. “La presión aumenta por la dilatación de los vasos sanguíneos, por lo que es fundamental mantenerse siempre hidratado y estar atento a los síntomas que entrega tu cuerpo. La posibilidad de alzas de presión e, incluso, accidentes cerebro vasculares (ACV) aumenta significativamente en este periodo”, indica.

Asimismo, hay que tener cuidado si se realizan viajes a zonas con altura. “Lugares con una altura por encima de los 2.000 metros sobre el nivel del mar, pueden afectar a quienes tengan alguna patología cardiovascular, porque entre más altitud haya, menos oxígeno habrá en el aire, y consecuentemente, menos oxígeno en la sangre, lo que se traduce en que si el corazón está dañado tendrá que trabajar más”, señala la especialista.

Molina también aconseja que quienes tengan antecedentes o patologías cardíacas no tomen sus vacaciones en lugares aislados, que no cuenten con servicios de salud mínimos para enfrentar alguna emergencia, “en especial pacientes con tratamiento anticoagulante que deben mantener sus controles de protombina o INR. Una opción es elegir un destino con atención médica en la misma zona dejando los lugares aislados sólo para excursiones de día, por ejemplo”.

La químico farmacéutico enfatiza que se debe tener especial cuidado con la ingesta de alcohol, ya que hacerla excesiva o brusca puede provocar trastornos en el ritmo cardíaco y un cierto grado de insuficiencia contráctil, lo que muchos especialistas han denominado “corazón en vacaciones”. Por último, es fundamental no olvidar tomar los medicamentos. “Para los enfermos crónicos, esto es vital. Al tener cambios de hábitos en los horarios, es fácil que se olvide continuar los tratamientos farmacológicos; por eso se recomienda poner alarmas –sobre todo los primeros días- para que, a pesar del cambio de la rutina, se mantengan los tratamientos y sus horarios”, indica la especialista.

La idea es disfrutar y no arriesgarse a tener un mal recuerdo de este período. Y aproveche de descansar, ya que la falta de sueño aumenta los niveles en sangre de las hormonas del estrés, aumentando no sólo la presión arterial, sino también los riesgos de enfrentar alguna emergencia.

 

La alergia solar es el nombre que popularmente se le ha dado a los síntomas derivados de diversas enfermedades dermatológicas. Es decir, lo que la gente habitualmente denomina alergia al sol puede ser el resultado de diferentes patologías. Estas patologías tienen en común la reacción de la piel ante el sol.

Actualmente en la zona centro sur de nuestro país hemos superado las temperaturas normales del verano , llegando a batir record históricos., por lo mismo los especialistas del Centro del Alérgico nos entregan algunos tips que debemos considerar en esta época.

Erupción polimórfica lumínica (EPL)

La enfermedad más frecuente dentro de las que son denominadas como alergia al sol es la erupción polimórfica lumínica. “Se da fundamentalmente en mujeres jóvenes, ya que tiene relación con factores hormonales”, indica el dermatólogo.

Es una patología que puede sufrirse en primavera o en la primera época del verano, siendo más rara en el mes de agosto. “Cuando se produce un brote salen bultitos pequeños y pápulas, normalmente en la cara y el escote y, a veces, en el dorso de los brazos y el de los pies (si se llevan sandalias)”. La erupción surgiría a las pocas horas de tomar el sol.

Prevención

Para prevenir la reacción, Grimalt apuesta por las cremas solares y la protección por vía oral. “Se trata de suplementos alimenticios que proporcionan un plus de protección solar. Derivan de los betacarotenos y modifican la capacidad de la persona de frenar la radiación solar. Provocan cambios en la pigmentación piel, aumentan la capacidad de los melanocitos para absorber la luz y evitan que el sol acceda y genere la alergia al sol”.

Por poner un ejemplo, “sería como tomarse un camión de zanahorias cada día”. Aunque, el experto reconoce que no es tan eficaz como para sustituir la crema solar, pero “sí que ayuda y se recomienda en combinación con esta”. La protección solar vía oral se empezaría en marzo o abril.

Tratamiento

El tratamiento de la alergia al sol por erupción polimórfica lumínica son los corticoides o antihistamínicos vía oral. “Al tomarlos, la reacción desaparece rápidamente”.

Urticaria solar

Esta enfermedad es más infrecuente que la anterior. “Salen habones más grandes (parecidos a la picadura de insecto), pero no necesariamente situados en la zona del escote o cara. Tampoco es exclusiva de mujeres y no tiene una estacionalidad tan clara, de tal manera que también puede verse en julio y agosto”, detalla Grimalt.

En la erupción polimórfica lumínica la reacción se percibía a las horas después de la exposición solar, pero, en el caso de la urticaria solar, la erupción aparece a los minutos de la exposición. En cambio, sí que coinciden en el tratamiento de prevención, que es el mismo.

Tratamiento

A la hora de tratar el problema, las cremas corticoides no funcionan para la urticaria solar, ya que hay una inflamación más profunda. Se emplean los antihistamínicos vía oral.

Prurigo actínico

La tercera enfermedad que puede considerarse alergia al sol es el prurigo actínico, que no se considera tanto de tipo alérgico. Lo sufren personas de edad más avanzada, que reaccionan de forma exagerada a la radiación solar. Los síntomas en este caso incluyen el engrosamiento piel.

Porfiria

Por último, el Centro del Alérgico menciona la porfiria, que es la sensibilidad exagerada de la piel. Es muy rara y la padecen pocas personas.

Las personas que lo sufren no pueden salir de casa durante el día porque sol les provoca ampollas en la piel. “Tienen que vivir escondidos y salir de noche”, puntualizan los especialistas del Centro del Alérgico.

Para mayor información: www.centrodelalergico.cl

 

El lunes 4 de febrero es el Día Mundial del Cáncer, iniciativa cuyo objetivo es salvar millones de muertes cada año mediante la sensibilización y la educación sobre el cáncer. Clínica La Parva comparte su compromiso con esta causa, trabajando diariamente para lograr que todos nuestros pacientes obtengan una excelente atención, apoyándolos con el impacto físico y emocional que el cáncer impone, incluso tras haber finalizado el tratamiento.

El cáncer es la segunda causa de mortalidad en Chile y en el mundo. Según la OMS, 9.6 millones de personas fallecen a raíz de esta enfermedad cada año, es decir, alrededor de 26,000 muertes diarias en el mundo, cifra que va en aumento.

En Chile, entre 2013 y 2015, la tasa de muerte por cáncer aumentó de 139 casos por 100 mil habitantes en 2013 a 143 en 2015, según las cifras más actualizadas que maneja el Ministerio de Salud (Minsal). Se trata de las cifras brutas más altas desde 2000, señala el organismo.

Cabe destacar, que al implementar estrategias con recursos apropiados para la prevención, la detección temprana y el tratamiento, podemos salvar hasta 3,7 millones de vidas por año.

El Doctor Claudio Silva, Cirujano Plástico y Reconstructivo de Clínica La Parva señala que el “cáncer es una enfermedad caracterizada por el crecimiento anormal y descontrolado de células en el cuerpo formando un tumor. Si no es tratado puede crecer y extenderse a otras partes del cuerpo y afectar su funcionamiento”.

Agrega que esta enfermedad es causada por diversos factores como “el sedentarismo, el consumo de tabaco, obesidad o malos hábitos alimentarios, herencia genética, sistema inmunitario debilitado, entre otros”. Recalca que “su detección temprana y llevar un estilo de vida saludable son fundamentales para su prevención”.

CAMPAÑA 2019: “YO SOY Y VOY A”

Este año, la Unión por el Control Internacional del Cáncer (UICC por sus siglas en inglés), gestora del Día Mundial del Cáncer(#DíaMundialcontraelCáncer), lanzó una campaña que durará tres años con la temática "Yo soy y voy a" ( #YoSoyYVoyA) con el propósito de que cada uno cree- desde su rol- un mensaje personal de compromiso, utilizando esta consigna para compartir en redes sociales en señal de apoyo.


En este sentido, la UICC nos entrega los siguientes consejos para tomar conciencia y educar a la población sobre cómo luchar contra el cáncer a través de pruebas de detección temprana, buenos hábitos alimentarios, realizar actividad física y dejar de fumar.

¿Qué podemos hacer por nosotros?

  • Lleve un estilo de vida sano que incluya evitar el consumo de tabaco, realice suficiente actividad física, coma sanamente, limite el consumo de alcohol y evite la exposición excesiva al sol.
  • Infórmese sobre los signos y síntomas del cáncer, así como sobre las guías para la detección temprana, ya que diagnosticar la enfermedad durante sus primeras etapas puede salvar su vida.
  • Comparta su experiencia sobre el cáncer, póngase en contacto con las personas que toman las decisiones y únase a los grupos de apoyo que ayudan a las personas afectadas por esta enfermedad para que tengan un cambio positivo.

¿Qué podemos hacer por los demás?

  • Apoye a las personas con cáncer y a los sobrevivientes.
  • Haga un llamado a sus representantes gubernamentales para que se comprometan con los recursos adecuados para reducir las tasas de muerte por cáncer y para que ofrezcan una mejor calidad de vida para los pacientes y los sobrevivientes.
  • Enseñe a los demás sobre la relación que hay entre el riesgo de cáncer y ciertas conductas del estilo de vida, incluyendo el fumar, no comer sanamente y la falta de ejercicio.
  • Desmienta los rumores y los mitos que fomenten la estigmatización y discriminación contra las personas con cáncer en algunas comunidades.
  • Apoye las iniciativas para que las escuelas y los lugares de trabajo implementen medidas que fomenten una mejor alimentación y que cuenten con políticas que prohíban fumar para ayudar a que las personas adopten un estilo de vida más sano.

 

Lograr el bronceado perfecto puede ser una buena idea cuando tienes veinte años, pero a medida que envejecemos, exponernos al sol sin protección solar puede afectar seriamente la piel. La compañía global de nutrición y venta directa Herbalife Nutrition nos explica cómo cuidarla todos los días para asegurar que luzca radiante y joven durante los años.

Cuando se trata de proteger el cuerpo del sol, es primordial entender por qué es importante la protección solar sin importar tu edad o la época del año. Necesitas estar consciente de los rayos dañinos UVA y UVB. Por lo general vemos acrónimos en bloqueadores solares, en los cosméticos y en la ropa, pero ¿sabes lo que significan?

  • FPS = Factor de Protección Solar
  • UVA = Ultra Violeta A (onda larga)
  • UVB = Ultra Violeta B (onda corta)

Los rayos UVA y UVB, son dos tipos de radiación diferente que pueden dañar la piel. Para hacerlo simple, recuerda UVA como los rayos de envejecimiento, y piensa en UVB como los rayos que queman la piel. 

Los rayos UVA pueden causar envejecimiento de la piel

Los rayos UVA son responsables del envejecimiento de la piel y de las arrugas, y pueden contribuir al cáncer de la piel. Debido a que los rayos UVA atraviesan la capa de ozono fácilmente, contienen la mayor cantidad de exposición solar. Los rayos UVA atraviesan las nubes, el vidrio y la ropa. Puede que no los sientas, pero están presentes. 

Los rayos UVB pueden causar quemaduras

Los rayos UVB son responsables de las quemaduras de sol y las cataratas, ya que afectan el sistema inmune. Lo más importante es que los rayos UVB también contribuyen al cáncer de la piel. 

El FPS te deja saber cuento tiempo puedes permanecer bajo en sol

El Factor de Protección Solar (FPS) se encuentra en los productos de protección solar, y no te indica la protección que vas a recibir, pero te da una idea de cuánto tiempo puedes permanecer bajo el sol antes de que la piel comience a quemarse. Y todas las personas son diferentes. FPS SOLAMENTE aplica a los rayos UVB. No aplica a los rayos UVA. El FPS en los productos viene en varios niveles, incluyendo FPS 15, FPS 30, FPS 50 y más. Así es cómo funciona: vamos a decir que tu piel comienza a enrojecer después de estar 10 minutos bajo el sol. Vas a tomar ese número y multiplicarlo por el número de FPS que estás usando. 

Por ejemplo, si utilizas un producto con un FPS 30:
• 10 minutos x 30 (FPS) = 300 minutos
• Divide los 300 minutos para 60 minutos que equivale 1 hora
• 300 minutos / 60 minutos = 5
• El resultado: aproximadamente 5 horas de protección contra los rayos solares estándar

Si estás en la playa o exponiéndote directamente a los rayos solares por un período extenso de tiempo, entonces siempre utiliza medidas preventivas con la protección solar y el factor de protección solar. Es importante no crear un sentimiento de confianza falso, pues muchos productos no son resistentes al agua, por lo que no puedes confiar en cinco horas de protección si estas nadando o haciendo ejercicio. También, la mayoría de los protectores solares son para una exposición solar normal, no para cuando pasas todo el día bajo el sol. Si estás en la playa o haciendo deportes, deberías de considerar un protector solar más fuerte que lo usual. Y siempre aplica una, dos, tres o cuantas veces sea necesario.

Recuerda leer las indicaciones y las advertencias de la etiqueta para entender los beneficios y limitaciones del producto. 

11 consejos para el uso de protección solar
  • Siempre aplica protección solar, cualquiera que sea la temporada.
  • Al comprar un protector solar, siempre busca uno que ofrezca “protección de amplio espectro” para protegerte contra los rayos UVA y UVB.
  • La cantidad apropiada de protector solar para el cuerpo es de 30 ml que es lo suficiente para llenar una copita pequeña. Y necesitas una cucharadita (5 gramos) de protector solar para la cara.
  • Aplica protector solar por lo menos de 15 a 20 minutos antes de salir al sol. Si la piel está roja por los rayos solares, el daño ya fue hecho.
  • Es muy importante proteger las áreas de la piel expuestas al sol, incluyendo las orejas y las zonas calvas.
  • Usa ropa que te proteja como camisetas de manga larga, pantalones largos y gorras.
  • Utiliza gafas de sol que ofrecen protección contra los rayos UVA y UVB. No solo puedes quemarte los párpados, pero exponerse a los rayos UVB pueden producir cataratas.
  • No pienses que estás protegido cuando estás dentro del auto o mirando a través de una ventana. Los rayos solares pueden penetrar el vidrio. Entonces, protégete aunque no estés directamente bajo los rayos solares.
  • Crea el hábito de reaplicar protector solar cada dos horas o después de nadar o sudar.
  • Mantente fuera del sol durante las horas más calientes del día, y busca las áreas con sombra la mayor cantidad de veces posible.
  • Si tienes que broncearte, utiliza un autobronceador. (Pero recuerda también usar protector solar).

El sol es algo maravilloso que todos podemos disfrutar, pero la información es clara. El exponerte al sol sin protección es la causa principal del envejecimiento y cáncer a la piel. Debemos protegernos todos los días para asegurar una vida larga y saludable.

 

El cáncer de mama representa la segunda causa de muerte en mujeres de nuestro país. La clave para un tratamiento exitoso y la mejoría del pronóstico a largo plazo, depende en gran medida de la detección oportuna de este tumor.

Uno de los métodos más certeros en la actualidad, que permite diagnosticar de forma precoz esta enfermedad es la Mamografía con Tomosíntesis (TS).

Pero, ¿qué es la tomosíntesis? La Dra. Tatiana Muñoz, Radióloga de Clínica Ciudad del Mar, explica que “La TS es una mamografía avanzada, en la que se obtienen cortes milimétricos seriados de baja radiación del tejido mamario, reproducidos en una imagen en 3D. Este procedimiento permite desproyectar el tejido mamario, facilitando el diagnóstico de lesiones de menor tamaño”.

¿Cuáles son los principales beneficios de la TS?

Aumenta la detección del cáncer mamario, en especial del tipo infiltrante, sin aumentar de forma importante la dosis de radiación.

La Dra. Muñoz, además asegura que “permite una mejor visualización de la lesión y el análisis de los márgenes de ésta, reduce los falsos positivos y aumenta la precisión para determinar su ubicación”.  

La Tomosíntesis simplifica el proceso diagnóstico de la patología mamaria, disminuyendo la necesidad de complementar con ecografía mamaria, en algunos casos de mamas densas.

¿Cómo es el examen?

La TS se realiza al mismo tiempo que la mamografía estándar, por lo cual es imperceptible para la paciente. Dicho procedimiento, extiende por algunos segundos la adquisición de las imágenes, mediante la misma compresión.

¿Quiénes pueden realizarse una tomosíntesis?

Ante esta pregunta, la especialista señala que “todas las mujeres que deseen evaluar en la forma más completa sus mamas, pueden acceder al examen de tomosíntesis. No existen contraindicaciones y está especialmente diseñada para evaluar las mamas de mayor densidad y tamaño, y a mujeres que presenten alto riesgo de cáncer de mamas”.

Conscientes de los beneficios que conlleva este examen, Clínica Ciudad del Mar se transformó en la primera institución de salud en la Región de Valparaíso, en implementar un equipo de Tomosíntesis mamaria, el cual permitirá mejorar la pesquisa de tumores de menor tamaño, en las etapas iniciales de la enfermedad.

El equipo de TS  está disponible en la Unidad de Imagenología de Centro Médico Bosques de Clínica Ciudad del Mar.

 

El pediatra y broncopulmonar de Clínica RedSalud Santiago, doctor Eduardo Jerez, señala que el concepto clave es prevenir antes que lamentar algún problema de salud, cuidando a los más pequeños de la casa de los factores externos.

Las consultas médicas por insolación, gastroenteritis y deshidratación, entre otros problemas de salud, aumentan a casi el doble en este periodo del año. El panorama se complica aún más cuando comienzan las vacaciones y aumentan las actividades al aire libre.

“Los padres deben tener especial precaución con sus hijos cuando llega el verano, ya sea con el sol y el calor, especialmente la hidratación de los niños y la protección de su piel, así como también las alergias asociadas a picaduras de insectos y sobre todo ante posibles infecciones estomacales e incluso algunos accidentes que se pueden prevenir”, aseguró Jerez.

A continuación, el experto entrega algunos consejos prácticos para enfrentar de manera exitosa este período del año:

¿Cómo actuar ante las picaduras de insectos?

Según el experto de Clínica RedSalud Santiago, se debe cuidar al niño a través del uso de insecticidas, dispositivos enchufados y repelentes. Llevar siempre crema con antihistamínicos y lo ideal es salir de vacaciones con una instrucción precisa del pediatra, sobre algún jarabe adecuado y sus dosis.

¿Cómo puedo cuidar a los niños de la insolación?

La exposición al sol de niños menores de seis meses debe ser mínima, ya que no está validado el uso de protectores solares para ellos. Es fundamental evitar los efectos de la radiación solar, por ejemplo, con sombrillas y ropa adecuada. “Sobre los seis meses de edad, la recomendación es usar bloqueador solar con factor superior a 30 FPS, que sea resistente al agua, e idealmente con dióxido de titanio que se utiliza como filtro UV en los productos de protección. El uso debe ser a diario, aunque se expongan poco al sol”, aseguró Jerez.

¿Qué puede provocar el exceso de humedad?

La humedad excesiva puede generar desarrollo de micosis (hongos) en los pies, por eso es necesario el uso de calzado con ventilación adecuada y usar siempre protección en los pies en bordes de piscinas y duchas públicas, para evitar el contacto directo con áreas de desarrollo habitual de hongos. “El secado de pies después del baño también es importante”, advierte el experto de Clínica RedSalud Santiago. 

¿Cómo detectar una alergia cutánea típica de verano y cómo actuar frente a ello?

Las alergias en el verano tienen en general que ver con dos situaciones: exposición al sol y picaduras de insectos. Según explicó el profesional de Clínica RedSalud Santiago, lo primero puede evitarse con exposición moderada, evitar horarios de radiación máxima que van entre las 11:00 y las 14:00 horas, y siempre con protector solar, manteniendo además una buena hidratación y uso de lociones humectantes. En el caso de las picaduras, deben ser prevenidas de acuerdo a los consejos anteriormente mencionados.

¿Cómo hidratarse adecuadamente y cuánta agua puede beber al día un niño?

La hidratación extra en el verano es muy importante, sobre todo en los niños más pequeños. Por ejemplo, aquellos que son alimentados con leche materna, no es obligatorio dar más agua, aunque tampoco está contraindicado. En niños mayores hasta aproximadamente los cuatro años, son los padres los que deben preocuparse, ya que en algunos casos los menores no expresan que están muy sedientos. En niños mayores se les debe inculcar el hábito de tomar líquido aproximadamente entre 1 a 2 litros al día, los que serían suficientes como complemento de su alimentación.

 

¿Cómo actuar y prevenir la otitis?

La otitis del verano, a diferencia de la que se produce en la época invernal, proviene del oído externo y se debe al ingreso de agua y/o microorganismos, a través del conducto auditivo durante el baño, especialmente cuando el niño sumerge su cabeza. El experto de RedSalud advierte que, en estos casos, “se puede recurrir al uso de tapones de oídos (existen distintas marcas, materiales y calidades en el mercado). Una vez que el niño sale definitivamente del agua, realizar un secado bien prolijo de su oído”.

 

¿Cómo enfrentar la conjuntivitis?

La conjuntivitis se relaciona con la exposición al agua de las piscinas, públicas y privadas con mantenciones deficientes que permiten la colonización de gérmenes y también al efecto irritante del cloro. La sugerencia, según Jerez “es que, si un niño tiene una hipersensibilidad al cloro o es muy alérgico, se bañe con lentes de agua. Respecto a la mantención de las piscinas públicas, los padres deben exigir que se cumplan las normativas vigentes para mantener el agua de manera segura”.

 

¿Cómo mantengo la rutina de alimentación de mis hijos?

El verano es una buena época para aprovechar la gran cantidad de verduras y frutas de la estación, incorporándolas en la alimentación de los niños. Sin embargo, “hay que cuidar el estado de frescura, el buen lavado de los alimentos, su manipulación y el efecto que puedan tener las altas temperaturas. Intoxicaciones alimentarias o infecciones estomacales son mucho más frecuentes en el período estival”, advierte el pediatra y broncopulmonar de Clínica RedSalud Santiago.

¿Cómo usar adecuadamente la silla para autos o el Sistema de Retención Infantil?

Este es uno de los mayores riesgos asociados a los viajes en verano y a las actividades al aire libre, fuera del ámbito protector del hogar. “El traslado de menores en un auto debe ser siguiendo la normativa modificada en marzo de 2016, que obliga a todo menor de 9 años a viajar con un sistema de retención infantil y en sillas nido a los pequeños menores de 9 meses, mirando hacia atrás. Son los padres quienes deben preocuparse de la calidad y certificación de las sillas a usar”, explicó el pediatra y broncopulmonar de RedSalud.

 

Las vacaciones son sinónimo de relajo y descanso, sin embargo, uno de los principales perjudicados son los dientes debido a la falta de higiene y los cambios alimenticios.

De hecho, de acuerdo con la última Encuesta Nacional de Salud, el cuidado de los dientes no es un tema prioritario entre los chilenos. El 25% de la población no ha visitado nunca a un odontólogo o no lo ha hecho en los últimos 5 años, un 90% de la población chilena tendría problemas dentales, siendo la tercera edad uno de los grupos más afectados, mientras que un 70% de los niños de seis años presenta caries.

Según explicó Carolina Patillo, Director Odontológico Nacional de RedSalud Santiago, “durante las vacaciones puede haber un aumento de la placa bacteriana generando enfermedades gingivales y periodontales, además de halitosis y desmineralización dentaria que se traducen en lesiones, causando caries e hipersensibilidad”.

Es por ello que la especialista recomienda “la visita periódica al odontólogo como un hábito permanente, que nos permita mantener un adecuado control de nuestra salud oral, en especial con un enfoque en la prevención. Si no estamos acostumbrados a visitar a un dentista, al menos tener una visita diagnóstica que permita detectar cualquier condición desfavorable que pudiera complicarse cuando estemos fuera del hogar por varias semanas”.

A continuación, entregamos algunos consejos prácticos para proteger nuestra salud bucal durante la temporada estival:

La clave es prevenir

La principal recomendación, según Patillo, es la prevención a través de hábitos saludables de higiene, como es el cepillado y el uso de seda dental en una frecuencia adecuada. “Esto se puede complementar, por ejemplo, con el uso del flúor, sumado a una dieta equilibrada, evitando el exceso de alimentos azucarados o ácidos que influyen en los procesos de desmineralización de los tejidos duros dentarios”. 

No dejar de beber agua 

No sólo durante el verano hay que preocuparse del consumo de agua, ya que es un elemento vital para favorecer una adecuada salud bucal. La especialista de RedSalud aseguró que “los beneficiosos de tomar agua fluorada, es que permite remineralizar los tejidos duros dentarios que han sido afectados por los ácidos en la dieta y de los producidos por algunas bacterias. También ayuda a mantener un adecuado flujo de saliva, la cual cumple un rol muy importante en la protección dentogingival al aportar minerales (calcio, fosfato y flúor) y otros componentes protectores, evitando además la resequedad bucal que está directamente relacionada con la aparición de lesiones por caries. Beber agua cumple un rol importante al limpiar la boca de restos de alimentos y ayuda a diluir los ácidos y aquellos aportados por los alimentos”.

¿Qué alimentos preferir? 

La principal fuente de ácidos viene de los cítricos presentes en ensaladas o bebidas de fantasía, y los producidos al metabolizar los carbohidratos y azúcares presentes en los alimentos que consumimos. La mejor forma de neutralizarlos, según cuenta la odontóloga, es restringir o disminuir la frecuencia de consumo de estos alimentos. “Si no se pueden evitar, consuma después de ingerirlos, ya que permite diluir la acidez y eliminar los residuos de alimentos”.

Otra forma de neutralizar la acidez, es el uso controlado de goma de mascar sin azúcar, por períodos no mayores a 5 a 7 minutos, ya que ayudaría a estimular la salivación y limpiar los restos de alimentos de las superficies orales. Sin embargo, Patiilo advierte que no se recomienda el cepillado inmediatamente posterior al consumo de alimentos ácidos por el efecto desmineralizante de éstos, que en conjunto podrían generar erosión, debilitamiento y aparición de hipersensibilidad en nuestros dientes”.

Cuidado con el cloro de las piscinas

El cloro presente en altas concentraciones en el agua de las piscinas, en caso de exposiciones prolongadas, puede generar un efecto en las proteínas de la saliva y elevar la capacidad de desarrollo de sarro. La presencia de cloro incrementa además el riesgo de aparición de patologías dentogingivales, halitosis y tinciones que tienen impacto en la estética bucodental. Según la especialista de RedSalud, una forma de disminuir este riesgo “es el cepillado posterior a la exposición del agua de la piscina. En el caso de los niños, como precaución, es aconsejable evitar que ingieran el agua de la piscina”.

¿Aumenta la placa bacteriana en verano?

Efectivamente el aumento de la presencia de placa bacteriana, se debe a que dejamos de lado los hábitos de higiene oral y a la modificación del consumo de los alimentos que ingerimos, en relación con la estacionalidad. En este caso durante las vacaciones -según explicó la experta- aumenta la ingesta de azúcares y carbohidratos presentes en frutas, helados, bebidas azucaradas, etc., a los que se suman las comidas a deshoras o a altas horas de la noche, lo cual favorecerían el desarrollo de bacterias.

¿Consumir líquidos muy fríos en verano afectan la hipersensibilidad de los dientes? 

La hipersensibilidad dentaria tiene múltiples causas, siendo más un síntoma que una patología por sí misma. “El consumo de hielo y bebidas frías actúan exacerbando esta situación. Por eso es importante consultar con un profesional para determinar la causa de estos cuadros hipersensibles y evitar complicaciones más severas que pudieran comprometer la salud oral del paciente”, agregó Patillo.

¿Es recomendable visitar a un dentista antes de salir de vacaciones? 

Lo ideal es que, si se va a encontrar fuera de su hogar o realiza un viaje fuera del país o en zonas remotas, visite antes a un odontólogo, asegura la experta. “También es el momento para fomentar la educación y prevención en salud oral, tomando las medidas necesarias para enfrentar de la mejor forma posible el descanso de las vacaciones. Sin embargo, visitar un especialista es algo que no solo se debe hacer durante el verano“, concluyó.