El próximo miércoles 14 de junio se celebra el Día Mundial del Donante de Sangre, y en Chile aún no existe una cultura que enseñe a la población la importancia de donar y  lo que significa hacerlo voluntaria y periódicamente.

“Si bien no hay que  obligar a nadie a dar sangre, se debe posicionar una mentalidad distinta, donde las personas le tomen el peso a la importancia de la sangre no sólo como fluido que corre por nuestro cuerpo, sino como un órgano que contiene componentes  que salvan vidas”, así lo afirma el doctor Mario Donoso Scroppo, Hematólogo de Clínica Avansalud.

 A sus 71 años, señala que la cultura de donar sangre en nuestro país no ha cambiado un ápice en los últimos 50 años, lo que se debe entre otros muchos factores, a la falta de educación temprana y a la adquisición de modelos extranjeros sobre donación sanguínea que no se condicen con la realidad nacional.

“Desde muy temprano en el colegio, deberían impartir la educación de la higiene, del autocuidado, con datos que les servirán a los niños para toda su vida y así evitar problemas futuros como la hipertensión, la diabetes incluso la bulimia, entre otros”, advierte el doctor Donoso, quien además menciona que esta enseñanza debería impartirse desde que el niño nace hasta los siete años, etapa cuando la persona se forma y adquiere  la base para establecer criterios en la edad adulta. “Aquí es cuando debemos enseñar cómo cuidar el cuerpo y entre los temas a tocar debería incluirse la importancia de la sangre y la posibilidad de donar en forma absolutamente voluntaria”. 

 “Quienes tienen la intención de donar sangre y cumplen con todos los requisitos para hacerlo, pueden hacerlo cada 3 meses, cada 6 meses o una vez año según sea su voluntad.  Es importante que existan lugares de acopio debidamente certificados, pero también es necesaria una cultura como la que existe en diversos países, donde se dona periódicamente sin importar el lugar del mundo donde se esté al momento que toque donar” explica Donoso.

La misma falta de conocimiento y cultura, son las que provocan que  las personas vayan a donar sangre en forma masiva y una sola vez, generalmente luego de un gran accidente o cuando un familiar está gravemente hospitalizado, acumulando un gran nivel de almacenamiento que posteriormente se pierde. “No todos los componentes de la sangre poseen la misma vida útil, algunos sólo duran ciertas horas.  Por esta razón es tan importante dar sangre periódicamente”, enfatiza el especialista.  

Criterios de transfusión

El doctor Mario Donoso, señala que la transfusión no debería indicarse en todos los casos en que se hace. Explica que para tomar la decisión se debe tener criterio y experiencia.” La sangre no es la primera línea de manejo en una hemorragia, se debe agarrar la arteria o la vena  con los dedos o con una pinza  y la segunda línea es poner cualquier fluido intravenoso.  Después vendrá el estudio de la sangre, ya que hay que hacerlo a cada persona y cada vez que necesite una transfusión”. 

El especialista indica además, que se debe considerar que no es lo mismo indicar una transfusión de sangre a los 40 años que a los 95. Con 40 años, se debe pensar que a la persona le quedan probablemente 50 más de vida y que una trasfusión pude abrir otro problema en 5, 10, 30 ó 50 años más. En la persona de 95, tal vez a largo plazo no hayan complicaciones, pero si pueden existir a corto y mediano plazo.

“Hay que entregar específicamente lo necesario, porque la sangre es biológicamente activa. Puede que más adelante la persona necesite un trasplante,  y si recibió un antígeno extraño podría invalidar la oportunidad de recibir un órgano más adelante, todo por una transfusión que tal vez no era necesaria hacer”, afirma el experto en hematología.

Quiénes pueden donar

Es necesario que las personas cumplan ciertos requisitos para donar sangre. Entre ellos se encuentran:

• Tener más de 18 años y menos de 65. Si es la primera vez que dona la edad límite es de 60 años.
•Tener buena salud.
• Pesar más de 50 Kg.
• No estar en ayunas.
• No haber bebido alcohol ni fumar  marihuana en las últimas 12 horas.
• No estar embarazada.
• No haber padecido hepatitis después de los 12 años.
• Un transcurso de 3 meses desde la última donación.