También llamado deficiencia o ceguera de color, es la falla de la percepción real de los colores. Según el oftalmólogo de Centros Médicos Vidaintegra, Dr. Antonio Cornejo, la mayoría de las veces a los pacientes afectados les cuesta distinguir entre verdes y rojos, y ocasionalmente azules. Además, es más frecuente que se presente en hombres que en mujeres.

El daltonismo ocurre cuando hay un problema con los pigmentos en ciertas células nerviosas del ojo que perciben el color. Estas células se llaman conos y se encuentran en la capa de tejido sensible a la luz que recubre la parte posterior del ojo, llamada retina.

Según el oftalmólogo de Centros Médicos Vidaintegra, Dr. Antonio Cornejo, la mayoría de los casos se producen por un problema genético. “Puede ocurrir cuando uno o más conos están ausentes, no funcionan correctamente, o detectan un color diferente al normal”, asegura el especialista.

Hay diferentes grados de daltonismo. Algunas personas con deficiencias leves de color pueden ver los colores normalmente con buena luz, pero tienen dificultades cuando la luz es tenue. “Otras no pueden distinguir ciertos colores con cualquier tipo de luz. La forma más grave de daltonismo, en la que todo se ve en tonos grises, es poco común”, agrega el Dr. Cornejo.

Síntomas

Los síntomas varían de una persona a otra, pero pueden abarcar:

  • Dificultad para ver los colores y su brillo en la forma usual.
  • Incapacidad para establecer la diferencia entre sombras del mismo color o de colores similares.

De acuerdo al especialista de Centros Médicos Vidaintegra, las señales pueden ser tan leves que algunos pacientes no son conscientes de su daltonismo y sólo se percatan de que lo padecen cuando son sometidos a test por razones laborales o exámenes para conducir vehículos.

Diagnóstico

Hay varias pruebas que buscan detectar el daltonismo, siendo el Test de Ishihara el más difundido. Este consiste en una serie de cartas que contienen círculos con puntos de colores y tamaños aleatorios. En el patrón de puntos se forma un número visible para aquellos con visión normal e invisible o difícil de ver para aquellos con un defecto de visión. “Según el grado del defecto, los pacientes leen más o menos láminas correctamente” precisa el Dr. Cornejo.

 

Tratamiento

El oftalmólogo de Centros Médicos Vidaintegra, asegura que no existe tratamiento para el daltonismo, pero que “en general, esta condición no es impedimento para realizar actividades habituales y no implica ningún tipo de peligro para la salud. Lo que sí sucede, es que puede ser una limitante para desempeñar determinadas profesiones, especialmente aquellas relacionadas con las señales lumínicas (controladores aéreos, policías, etc.)”, asegura el especialista.

La recomendación es, insiste el doctor, prestar atención en los niños, puesto que si la alteración es detectada de forma precoz, facilitará el conocimiento de hábitos y trucos que mejoran la convivencia del paciente con el trastorno.