Para muchos la primavera es sinónimo de alergias. El polen, el polvo, los ácaros y otros factores parecen ponerse de acuerdo para afectar a personas sensibles a ese tipo de alérgenos, haciéndolos pasar días muy complicados.

Es ahora en esta temporada el momento de frenar su incidencia. ¿Cómo podemos hacerlo? La Homeopatía tiene la solución para esto y la clave está en saber anticiparnos para no sucumbir frente a las molestias asociadas a los ojos rojos, estornudos, romadizo y carraspeo.

“Con Homeopatía es posible tratar las alergias de forma preventiva utilizándola antes de que aparezcan los síntomas. Por ejemplo, si se sabe que uno es alérgico al polen, se debe comenzar el tratamiento antes anticipándose a la floración de las especies”, indicó María Elena Rudolphi, Químico Farmacéutico, Homeópata certificada por el MINSAL y Terapeuta Floral de Farmacias KNOP.

Los productos homeopáticos se elaboran a partir de alérgenos, es decir, en base al mismo agente que produce la alergia pero diluido y dinamizado. De este modo se elabora un producto homeopático que se debe comenzar a consumir dosificadamente. Se recomienda su uso de forma preventiva para poder desensibilizar el organismo, de manera que cuando se esté en contacto con los agentes que producen alergia, la reacción en sintomatología haya disminuido, lo que provocará menos estornudos y picazón.

En Farmacias KNOP es posible encontrar Histaminum C200, producto homeopático que ayuda a desensibilizar el sistema inmunológico. Se recomienda consumir una dosis (tubo) por semana en ayunas. También cuentan con mix alérgenos para la primavera que se despachan con receta. 

Aromaterapia

La alergia al polvo y a los ácaros del polvo es una reacción desmesurada del organismo al entrar en contacto con partículas de estos alérgenos. Los ácaros son insectos microscópicos que se han sindicado como la causa principal de las alergias de muchas personas durante todo el año. Éstos son tan pequeños que sólo son visibles con un microscopio.

Para alergias provocadas por los ácaros de polvo también existen soluciones ambientales naturales y no invasivas como las que comúnmente se encuentran en el mercado actual. “Es por esto que recomendamos el uso de Aromaterapia, la que se puede utilizar en spray para rociar directamente en cortinas, alfombras, frazadas o ropa de cama; o también podemos poner en un difusor tan a menudo como se pueda en la casa, para así matar el mal olor y mantener al margen los ácaros que afectan considerablemente los estados de salud de una persona cuando está en un proceso de alergia. Los aceites esenciales que recomendamos para utilizar en este caso son: Árbol de té, Eucaliptus o Lemongrass, ya que estos poseen un genotipo que resulta beneficioso para bajar la carga de alérgenos en el ambiente”, concluyó María Elena Rudolphi.