Poder identificar cuál es la patología que se tiene resulta primordial para el adecuado tratamiento de ellas. Bupa, grupo líder de salud a nivel mundial, revela las claves para reconocer síntomas.

Esta silenciosa enfermedad es la causa de muerte con mayor alza en los últimos 20 años, un 526% entre 1990 y 2010, según un estudio realizado por la Universidad de Washington.

Pero ¿qué significa realmente el Alzheimer? y ¿cómo se diferencia de la demencia? En primer lugar, hay que aclarar que la palabra "demencia" no se refiere a una condición específica, en realidad, describe un conjunto de síntomas provocados por un deterioro de la función cerebral. Éstos, pueden incluir problemas de pensamiento, razonamiento, aprendizaje, memoria y lenguaje; problemas de conducta y emocionales; y dificultades con las actividades del día a día.

La demencia es provocada por diferentes condiciones y la más común de ellas, es la enfermedad del Alzheimer. Esto quiere decir que una persona con Alzheimer siempre tiene demencia, pero sólo algunas personas con demencia tienen Alzheimer.

Ambas enfermedades son progresivas y degenerativas, pero sólo el Alzheimer puede provocar la muerte de la persona. Para diferenciar estas enfermedades, se requiere un examen médico, pero hay que tener presente que el Alzheimer no suele afectar la memoria a largo plazo, a diferencia de algunos casos de demencia.

En cuanto al Alzheimer, la capacidad del cerebro para enviar señales entre las células nerviosas está dañada, y eso afecta a la capacidad de pensar y comunicar acciones al resto del cuerpo. Los síntomas, son un poco más específicos que en el caso de la demencia. Al principio, parece que la persona muestra cambios en su comportamiento, pero conforme pasa el tiempo, estos síntomas tienden a empeorar, y otros indicios como la confusión o depresión pueden aparecer.

Pero, ¿cuál es el tratamiento? Desafortunadamente, la demencia empeora con el tiempo, es irreversible y no se puede curar. Sin embargo, las personas con demencia pueden vivir

bien si reciben apoyo, buenos cuidados y entendimiento. En el caso del Alzheimer, existen algunos medicamentos que pueden retrasar el desarrollo de los síntomas hasta un máximo de dos años, ayudando a las personas a vivir de manera independiente por más tiempo, hasta que los síntomas empeoren y la persona necesite cuidados las 24h del día.

Todos queremos saber si corremos el riesgo de padecer demencia o qué medidas podemos tomar para prevenirla. Pese a que el riesgo puede aumentar en las últimas etapas de la vida, la demencia se puede evitar y para lograrlo la prevención es clave.

El doctor Graham Stokes, Director Global de Demencia en Bupa, asegura que tomar medidas a temprana edad, es la mejor manera de evitar el riesgo de desarrollar demencia en la madurez, y que  según los últimos estudios en el tema “aquellos trabajos mentalmente desafiantes, y que ofrecen altos niveles de interacción social, pueden protegerte de los factores de riesgos asociados al Alzheimer”.

En este contexto, sus principales recomendaciones son:

  • Incrementar la interacción social.
  • Llevar un estilo de vida saludable.
  • Mantenerse mentalmente estimulado
  • Encontrar el tiempo para ejercitarse en el trabajo.