La Hipertensión es una enfermedad crónica, conocida como tensión arterial alta o elevada y afecta aproximadamente a 3,6 millones de personas en Chile  y alrededor de 1 billón de personas en el mundo. Sin embargo, con el paso de los años se observa un aumento considerable de esta enfermedad en adultos jóvenes, es decir, en menores de 30 años.

La Organización Mundial de Salud (OMS) estima que uno de cada tres adultos sufre de hipertensión y sólo en 2008, más de 17 millones de personas en el mundo murieron por alguna enfermedad cardiovascular. Por ello, resulta importante tener claridad de qué es la hipertensión y cómo identificarla si presenta síntomas de ésta enfermedad.

Datos Nacionales

Según la encuesta nacional de Salud, en Chile un 42% de los chilenos en edad adulta declaraban tener un familiar directo (padre, madre, hermanos o hijos) con hipertensión arterial o presión alta. Esto quiere decir, que cerca de 3 millones 600 mil personas tienen esa condición de hipertensión y un 29% hombres y 25,3% mujeres.

Los datos más relevantes, indican que pese a tener conocimiento de hipertensión (65% a nivel país), sólo un 37% se encuentra en tratamiento y un 17% declara tener control de la presión arterial.

Aumento de hipertensión en la población Joven

La especialista Dra. Carolina Herrera Médico de UPC comenta que el incremento de la obesidad y sedentarismo en los jóvenes, se traduce en la aparición de hipertensión arterial esencial a edad más temprana, lo cual trae un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares como infarto agudo al miocardio, accidentes vasculares cerebrales, muerte súbita y otras.

La mayor parte de quienes sufren de hipertensión no muestran síntoma alguno, aunque en ocasiones se puede provocar dolor de cabeza constaste, vértigos, dificultad respiratoria, dolor torácico, palpitaciones del corazón y hemorragias nasales.

Si la persona tiene antecedentes de hipertensión arterial en la familia significa que hay mayores probabilidades de desarrollar esta enfermedad, hay un grado hereditario importante, pero eso no significa que necesariamente la enfermedad se va desarrollar, porque también influyen factores externos como comer saludable, tabaquismo, alcoholismo o la presencia de otras enfermedades, enfatiza Herrera.

Prevención

La Organización Mundial de la Salud entrega cinco medida para minimizar las probabilidades de padecer la hipertensión:

  • Dieta saludable:
  • Promover un modo de vida saludable, haciendo hincapié en una nutrición adecuada de niños y jóvenes
  • Reducir la ingesta de sal a menos de 5g. al día (algo menos de una cucharilla de café al día)
  • Comer cinco porciones de fruta y verdura al día
  • Reducir la ingesta total de grasas, en especial las saturadas
  • Evitar el uso nocivo del alcohol
  • Esto es, limitar su ingesta a no más de una bebida estándar al día.
  • Actividad física:
  • Realizar actividad física de forma regular y promover la actividad física entre los niños y los jóvenes (al menos 30 minutos al día).
  • Mantener un peso normal: cada pérdida de 5 kg. De exceso de peso puede reducir la tensión arterial sistólica entre 2 y 10 puntos.
  • Abandonar el consumo de tabaco
  • Y la exposición a los productos de tabaco.
  • Gestionar el estrés de una forma saludable
  • Por ejemplo mediante meditación, ejercicio físico adecuado y relaciones sociales positivas.

Es muy importante un adecuado control y manejo de la hipertensión arterial ya que el factor de riesgo cardiovascular genera gran muerte en la población.