Depresión y ansiedad son las principales patologías que durante el 2016, tuvo unos 50 mil días de trabajo perdidos, debido a la alza en las licencias médicas. Ad portas de un nuevo año, Ignacia Achurra, psicóloga de IntegraMédica parte de Bupa, asegura que las mujeres son más propensas a sufrir este tipo de trastornos y que hay que estar atentos a los síntomas que florecen en esta época. 

Se acerca el fin del 2017 y con esto, la sobrecarga por terminar bien el año aumenta, especialmente para las mujeres. Hace solo unas semanas, el Ministerio de Salud, detectó una gran diferencia entre licencias de hombres y mujeres por enfermedades mentales,  donde las licencias tramitadas por mujeres duplican a las presentadas por los hombres. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en Chile, el 5% de la población padece de depresión, es decir unas 844.253 personas, mientras que 1.100.584 tienen ansiedad, lo que corresponde al 5,6% de los chilenos.

Cifras que van en aumento y que para la psicóloga de IntegraMédica, parte de Bupa, Ignacia Achurra, se observan más en las mujeres, donde las principales enfermedades mentales -producto del trabajo- se manifiestan en cuadros depresivos que pueden estar asociados a un difícil proceso de adaptación o a un cuadro de ansiedad

Ante esto, la especialista explica que, en general, las mujeres tienen una doble tarea: el trabajo y el hogar. “Las mujeres muchas veces se sienten sobrepasadas por todas las tareas que tienen que hacer y todo lo que tienen que rendir. Es un problema que es invisible en nuestro país debido a cómo construimos culturalmente lo que significa ser hombre y mujer”, asegura la doctora Achurra.

Para hacer frente a esta situación, la especialista recomienda que “para las que están en pareja, es importante que exista una división de las tareas domésticas”. 

¿Cómo saber si el trabajo me está pasando la cuenta?

El cansancio permanente, la falta de concentración y las dificultades para conciliar o mantener el sueño, son las primeras señales que indican la posible presencia de una enfermedad mental, según la doctora Achurra.

En el ámbito laboral, es importante detectar estas señales en nuestros colegas, quienes también pueden mostrarse incapaces de mantener un estado de ánimo alegre o de relacionarse correctamente con otras personas, en un contexto en que la actitud es contraria a la personalidad regular de la personas.  

Todos estos, son indicios de que algo no está bien y que probablemente existe una enfermedad mental laboral. Por esta razón, los expertos recomiendan consultar a un especialista, en caso de presentar estos síntomas, para comenzar de inmediato un tratamiento acorde y poder lidiar con patologías como la depresión o ansiedad a tiempo.

Según la experta, una depresión mal tratada o incluso no atendida por un médico, podría terminar, en el peor de los casos, en un suicidio. “Una persona que tiene depresión es alguien que lo está pasando muy mal y muchas veces no lo ve, por eso es importante que alguien con respeto y cariño lo oriente para recibir ayuda”.