Las dietas y los ejercicios, como cada año, se toman esta temporada, sin embargo, no se puede comenzar de manera drástica, ya que podría traer graves consecuencias. El traumatólogo del Centro Médico de La Dehesa de Clínica Santa María, Dr. José Alemparte, indica cuáles son los exámenes que se debieran realizar y entrega 10 consejos para preparar el cuerpo para el deporte.

Durante esta época del año, son muchas las personas que se empiezan a preocupar de su peso o figura, especialmente porque se acerca la temporada de trajes de baño. No sólo hacen dietas o cambios en los hábitos alimenticios, sino que muchos también se enfocan en aumentar la actividad física o, incluso, en comenzar recién con ella.

Sin embargo, es importante conocer bien el estado físico antes de realizar deporte. “En la Clínica existe un chequeo pre deportivo que es fundamental hacérselo y que consiste en la toma de exámenes bastante básicos, además de una evaluación traumatológica o cardiológica, si corresponde”, explica el Dr. José Alemparte, traumatólogo del Centro Médico de La Dehesa de Clínica Santa María.

Chequeo deportistas:

  • Cortisol plasmático: Muestra si hay aumento o disminución en la producción de cortisol, hormona que se libera como respuesta al estrés y al sobre entrenamiento. Se recomienda hacerlo por si fuera necesario comparar más adelante.
  • Perfil bioquímico: Examen de sangre que orienta al médico tratante sobre el funcionamiento de órganos como los riñones y el hígado, además de los niveles de glucosa, colesterol y del metabolismo en general.
  • Electrocardiograma en reposo: Registro gráfico de la función eléctrica del tejido cardíaco, dando una visión general del estado del corazón.
  • Testosterona: Este examen -que sólo se deben realizar los hombres- mide qué cantidad de esta hormona hay en el cuerpo, la cual desempeña un papel trascendental en el desarrollo muscular, ya que aumenta la masa de los músculos y la fuerza.
  • Examen de ferritina: Esta prueba mide la cantidad de hierro en los tejidos y, por lo tanto, la existencia de anemia, lo que puede disminuir el rendimiento. Sólo se lo deben realizar las mujeres, ya que por la menstruación, es más frecuente el déficit.
  • Consulta con un especialista: Sobre todo en aquellas personas que tienen alguna enfermedad o sobrepeso.

Además, el especialista entrega diez consejos importantes que se deben tener en cuenta a la hora de realizar deporte durante esta época:

  1. Se debe comenzar con el ejercicio de manera progresiva, para evitar lesiones. Lo ideal es tener un plan de actividad física que indique realizarla varias veces a la semana en poco tiempo o, de otra forma, que éstos sean de alta frecuencia y poca carga.
  1. Es importante que antes de empezar cualquier tipo de actividad la persona se pregunte, ¿por qué?, ¿para qué? Será muy distinto si se entrena para mejorar el estado físico o si se prepara para una carrera.
  1. Realizar una evaluación básica para ver si cuenta ya con alguna lesión y chequear si la condición es la adecuada para ciertas prácticas. Por ejemplo, ver cómo están los parámetros de la sangre, la capacidad funcional, hacer un electrocardiograma y, en general, realizar una valoración personal. En caso de padecer alguna enfermedad o condición como obesidad, es necesario consultar con un médico.
  1. Cada actividad es única, por lo que la persona debe equiparse con la indumentaria adecuada. Por ejemplo, si se comienza a hacer salidas a correr se debe contar con las zapatillas correspondientes. Para esto, se pueden encontrar las evaluaciones de marcha que se realizan en algunas tiendas deportivas.
  1. Las asesorías alimentarias pueden incluir consultas con un nutricionista o exámenes de sangre. En este punto, la regla general en cuanto a la ingesta de calorías es simple, si es que se come más de lo que se gasta, entonces se va a aumentar de peso y, si pasa al revés, se va a disminuir.
  1. Se debe ser constante en el ejercicio. No sirve ser deportista sólo el fin de semana, porque eso va a ser percibido como una sobrecarga para el cuerpo. Existen mecanismos de adaptación que hacen a los tejidos prepararse para afrontar la actividad que se quiere desempeñar.
  1. Siempre se debe reponer el agua que se está perdiendo, por lo que hay que hidratarse de forma adecuada. Además, es importante tratar de buscar horas del día donde no haya tanto calor. Se recomienda correr en temperaturas que vayan entre los 12 y 18°C.
  1. Realizar ejercicio durante la mañana es lo más recomendado, por lo que es bueno levantarse una hora o 45 minutos antes de lo habitual, ya que ayuda a la activación del cuerpo. Por otro lado, antes de comenzar la actividad física se sugiere beber agua en ayuna, ya que permitirá que se movilice la maquinaria de extracción de grasa de los depósitos.
  1. La mayor parte de las lesiones tienen que ver con la manera en cómo se hace un ejercicio, es decir, por la sobrecarga. En relación a esto, se sugiere partir con una caminata rápida, luego con trote y otras actividades como gimnasia de estiramiento. Lo importante es saber que no existe un ejercicio mejor que otro.
  1. Cualquier ejercicio que entretenga es 100% recomendado, lo ideal es que se disfrute lo que se está haciendo y que se realice con cuidado.