Este padecimiento, que podría hasta inhabilitar a una persona por su dolor profundo, puede ser tratado a través de la hipnosis, una opción que podría mejorar la calidad de vida de quienes sufren de esta dolencia.

La fibromialgia es una enfermedad crónica, que sufren más mujeres que hombres, y que se encuentra estrechamente relacionada al estrés. Las personas que la padecen señalan que sienten un profundo dolor muscular generalizado en múltiples áreas del cuerpo. Dependiendo del nivel de malestar, incluso puede ser invalidante, por lo que la hipnosis podría ser una solución para retomar el estilo de vida de las personas que la padecen.  

“Se trata de un dolor de tipo profundo, un dolor sordo, que no tiene un punto definido, a diferencia de cuando trabajamos un músculo en particular, por ejemplo, que sabemos perfectamente dónde nos duele y por qué. Sin embargo, la fibromialgia aparece en cualquier lado y tampoco hay una base orgánica clara”, explica el psicólogo José Luis Rojas.

De acuerdo con lo expresado por el profesional, la fibromialgia es más común en las mujeres y puede aparecer desde los 30 años, aunque lo más común es que sea pasado los 50 años. “Gran parte de la fibromialgia tiene su base en el estrés, es decir en el exceso de cortisol, por lo tanto, para todo este tipo de enfermedades es importante que la gente pudiera aprender a respirar”, indica el profesional. Y agrega que la respiración es la clave del estrés, “si la persona respira profundo durante el día la mayor cantidad de veces posible, el estrés no se va a producir, porque el cortisol no se va a liberar desde las glándulas suprarrenales”, puntualiza el psicólogo.  

En la terapia de la hipnosis, continúa José Luis Rojas, se trabaja sobre el dolor. “Hacemos que la persona sepa que el dolor existe, pero que no lo sienta. Es decir, se desvincula el efecto de malestar, por el de dolor con la conciencia de que existe, pero más leve”. Con esta terapia, y dependiendo del nivel de trance que alcance la persona, se puede disminuir el dolor y hasta eliminarlo completamente, en dos o tres sesiones.

El psicólogo puntualiza que al tratarse de una autohipnosis por lo general la fibromialgia no vuelve, “ya que la persona siempre puede recurrir a los audios que le entregamos para que pueda manejar el dolor las veces que sea necesario”.

Más información sobre esta y otras terapias en  http://hipnosalud.cl/