El médico internista de Clínica Avansalud, Juan Vera advierte que las personas que padecen de enfermedades crónicas son quienes debieran preocuparse más por controlar su salud.

Se terminan las vacaciones y la pesa no miente. Es muy probable que el descanso estival haya tenido como principal consecuencia a la vista un par de kilos de más.

Por lo mismo, el médico internista de Clínica Avansalud, Juan Vera hace un llamado a que las personas por lo menos se hagan un control de peso y evalúen cuánto subieron durante el verano.

“Dado que la gente viene después de las vacaciones más relajada y se aproxima probablemente un invierno no muy bueno, es recomendable que se controlen el peso y también su parte metabólica, es decir, que se midan los triglicéridos por ejemplo o la glicemia”, explica el especialista.

Lo anterior, se resuelve acudiendo a una consulta con su médico para que lo examine y le entregue las órdenes para realizarse los exámenes que el profesional estime.

El doctor agrega que si bien para los pacientes sanos no es estrictamente necesario hacer controles preventivos, nunca está demás preocuparse por la salud y anticiparse a cualquier enfermedad.

En este sentido, el especialista recomienda por ejemplo que las personas se sometan a un perfil bioquímico o que midan sus niveles generales para asegurarse de estar en óptimas condiciones para lo que resta del año laboral.

Diferente es el caso de quienes padecen enfermedades crónicas como hipertensión o diabetes, quienes a juicio del Dr. Vera, tienen que tener especial cuidado en su estado de salud. “Es importante que además de controlar su peso y presión arterial, hagan una actualización de sus mediciones metabólicas, perfil lipídico, glicemia e incluso recomendaría a quienes tienen enfermedades asociadas al corazón, que se sometan a un electrocardiograma”, concluye el especialista.