Al igual que la piel y el cabello, las uñas son una ventana a nuestro “mundo interior”. Su salud es reflejo de lo que tu cuerpo recibe y como cualquier otro tejido vivo, las uñas dependen de un suministro constante de nutrientes que las mantengan resistentes y sanas. Por esta razón, la Directora de Educación y Capacitación en Nutrición Mundial de Herbalife Nutrition, Susan Bowerman, nos recomienda qué alimentos comer para favorecer su salud.

Fundamentos de las uñas de las manos

Las uñas están hechas de capas de una proteína conocida como keratina, que es la misma que se encuentra en el cabello. Tienden a crecer a una velocidad fija, con algunas variaciones ligeras: las uñas de los hombres generalmente crecen más rápido que las de las mujeres (excepto durante el embarazo, cuando la velocidad aumenta a menudo); las uñas de las manos crecen más rápido que las de los pies; la uña del dedo meñique crece más lentamente que las demás; y por lo general, crecen más rápido durante el verano que en invierno. Así mismo, la dureza de las uñas está determinada en gran parte por la genética.

Aunque no podemos hacer que las uñas aceleren su crecimiento o que sean más resistentes, es importante darles los nutrientes que necesitan para mantenerse fuertes y sanas. De esa manera, las uñas podrían crecer más ya que sería menos probable que se agrieten o se rompan.

4 nutrientes que contribuyen a la salud de las uñas:

Proteínas: Debido a que las uñas están compuestas primordialmente de proteína, no debería sorprendernos que necesitemos la proteína adecuada en nuestra dieta para contribuir a su salud. Elige entre una variedad de fuentes vegetales y animales bajas en grasa: soya y otras legumbres, huevos, productos lácteos, mariscos, pollo y carne magra.

Ácidos grasos omega 3: Las grasas saludables pueden ayudar a mantener las uñas humectadas, lo que evita que luzcan resecas y opacas. El pescado es la mejor fuente de grasas saludables, pero también podemos encontrar omega 3 en las nueces, semillas de chía y linaza.

Zinc: El zinc es un mineral que es de vital importancia para la síntesis de las proteínas y para que ayude a que el cuerpo produzca keratina. Las ostras son la fuente más rica de zinc, pero también lo encontramos en otras proteínas como carne, pescado, pollo, legumbres y yogurt, al igual que en los frutos secos.

Magnesio: El magnesio es un mineral polifacético: se necesita literalmente para cientos de reacciones químicas del cuerpo y, al igual que el zinc, ayuda a que el cuerpo produzca las proteínas que hay en las uñas. El magnesio es fácil de obtener, ya que es muy común en los alimentos sanos. Las verduras de hoja verde, los frutos secos, las legumbres, la palta, los granos integrales, el yogurt y la leche de soya son buenas fuentes de magnesio.