Este 28 de julio, en el Día Internacional contra la Hepatitis, aprende a diferenciar los distintos tipos, sus formas de contagio y cómo prevenirlas.

Las hepatitis A y E, son causadas por la ingestión de agua o alimentos contaminados, mientras que la B, C y D son generadas por el contacto con secreciones corporales infectadas, y en el caso de la hepatitis B, existe la posibilidad de transmisión por parte de la madre al niño en el parto. Las maneras de contraer la hepatitis pueden ser estando en contacto con personas infectadas, bebiendo agua no potable o consumir alimentos contaminados.

Sodexo Servicios de Beneficios e Incentivos, te enseña cómo protegerte de las enfermedades que provoca el virus de la hepatitis. Este grupo de enfermedades (hepatitis A, B, C, D y E) genera la inflamación e irritación del hígado, lo que podría evolucionar a una fibrosis, a una cirrosis o un cáncer de hígado. 

“Es importante que las personas conozcan los distintos tipos de hepatitis y que estén conscientes de los riesgos de contraer algunos tipos de esta enfermedad provocado por no lavarse la manos constantemente, el consumo de agua no potable o comer alimentos no seguros“, asegura Paulina Hernández, nutricionista y Jefe del Programa Vivir Bien de Sodexo Servicios de Beneficios e Incentivos.

Prevención de la Hepatitis A- E

Según la Organización Mundial (OMS), casi todos los pacientes se recuperan totalmente y adquieren la inmunidad de por vida. Existe una vacuna para prevenir su contagio.

Dentro de las medidas preventivas están:

  • Lavado de manos: cada vez que entre en contacto con sangre, heces u otros fluidos corporales de personas infectas es necesario lavarse las manos.
  • Evitar el agua y los alimentos contaminados o que se sospeche o tenga duda que lo están.
  • Evitar los lácteos no pasteurizados.
  • Evitar carnes y pescados crudos.
  • Si no hay agua potable disponible o se tiene duda que lo sea, hervirla para eliminar las bacterias o virus.

Prevención de la Hepatitis B- D: Según la OMS, más de 680.000 personas mueren al año como consecuencia de la Hepatitis B.

Se transmite por secreciones corporales infectadas, por lo que para prevenir su contagio es primordial que la población cuide su exposición a estas.

¿Quiénes son las personas que están en mayor riesgo de contraer hepatitis B?

  • Lactantes y niños (hasta los seis años), son los más expuestos al riesgo de sufrir infecciones crónicas.
  • Consumidores de drogas inyectables.
  • Personas con múltiples parejas sexuales.
  • Personal sanitario.
  • Personas que están en contacto con personas infectadas de hepatitis

Es importante destacar que existe una vacuna para evitar contraer esta enfermedad, la cual es muy segura y eficaz por su duración de hasta 20 años y se recomienda a los grupos de riesgo, por ejemplo, personal del área de la salud que trabaje en centros hospitalarios.

Prevención de la Hepatitis C: cada año aproximadamente 700.000 personas mueren por esta enfermedad.

  • Se transmite casi siempre por exposición a sangre o inyecciones con instrumentos contaminados y no existe una vacuna para prevenirla.