Este sábado 29 de septiembre se conmemora un nuevo Día Mundial Del Corazón. Para este 2018, la Organización Mundial de la Salud (OMS) puso el foco en la reducción de factores de riesgo asociados a las enfermedades cardiovasculares.

Éstas constituyen la primera causa de muerte en el mundo, con 1.6 millones de decesos al año. A su vez, el 30% se encuentra entre los 30 y 69 años. Según datos del Minsal, un 28% de los fallecimientos en Chile fueron a causa de problemas al corazón.

Dormir mal y roncar cada noche puede indicar problemas al corazón o incluso, generarlos. Así lo señalan diversos estudios y especialistas en medicina del sueño.

En Chile, el 70% de los adultos ronca (estudio de prevalencia del Minsal). Si bien, muchos de éstos chilenos y chilenas se han acostumbrado a tener malas noches, la realidad es que hay riesgos asociados a esto.

“El principal daño cardiovascular proviene de la apnes. Esta es la enfermedad del sueño más grave, se trata de ahogos mientras la persona duerme, la que también genera fuertes ronquidos. Como entra menos aire al cuerpo, se estresa el corazón y el cerebro, quedando la persona expuesta a infartos y accidentes cerebrovasculares, así también muerte súbita” explica la Dra. Victoria Cargioli, neuróloga de Clínica Somno.

Actualmente, existe una encuesta online llamada “Stop Bang” que con tan sólo 10 preguntas, establece la posibilidad de pre diagnosticar apneas del sueño. Aquí el link al cuestionario http://www.somno.cl/cuestionario-apnea/

“Una  gran proporción de las muertes por enfermedades cardiovasculares podría evitarse con una vida saludable: Ejercicio al menos 3 veces a la semana, alimentación sana que reduzca el consumo de sal, dejar el consumo de tabaco y mantener buenos hábitos de sueño” explica la Dra. Cargioli.

¿Cómo saber si aumenta nuestro riesgo cardiovascular al dormir?

Uno de los exámenes claves para evaluar cómo duerme una persona es la polisomnografía. Esta evaluación se hace mientras el paciente pernocta, monitoreando el sueño y múltiples parámetros: pulso, temperatura, esfuerzo cardiaco, actividad cerebral, entre otros.

Durante el sueño nocturno, el cuerpo pasa por un estado de relajo al que no llega en ningún otro momento, lo que permite tener indicadores únicos: “Este examen es el más preciso para diagnosticar los problemas de sueño. Hoy la tecnología nos posibilita incluso hacerlo en la propia cama del paciente. Con los datos generados, podemos saber con exactitud qué causa los ronquidos, apneas, entre otros problemas y buscar tratamientos y soluciones definitivas. Los pacientes no sólo agradecen estar más saludables, sino también que vuelven a descansar por las noches y a tener mejor ánimo de día” concluye la Dra. Cargioli, especialista en medicina del sueño de Clínica Somno.

Si requieres más información sobre este tema puedes ingresar al sitio web de Clínica Somno (www.somno.cl) y agendar una cita con un especialista en temas de sueño y buen dormir.