Lucir unas piernas perfectas, sobre todo en verano, es el sueño de cualquier mujer. El problema es que más del 80% de las mujeres sobre los 20 años sufre de arañas vasculares o telangectasias, definidas como pequeños vasos sanguíneos que aparecen en las piernas con forma de ramillete de color rojo, azulado o violáceo.

Las más afortunadas pueden tener pocas y son casi invisibles, pero hay otras mujeres que tienen muchas y, por lo tanto, la llegada del sol puede convertirse en una verdadera pesadilla.

Las arañas vasculares generalmente son hereditarias, pero hay factores como el uso de anticonceptivos, sedentarismo o los tacos altos que aceleran su aparición.

Desde el punto de vista clínico, las arañas vasculares no son de cuidado, su principal problema radica en lo estético, lo cual puede acomplejar a muchas mujeres.

Sin embargo, con el avance de la tecnología, hoy en día sí existen muy buenas soluciones para resolver esta patología. Una de ellas se ofrece en Clínica Donka Avdaloff.

Según Beatriz Villanueva, médico cirujano de la Universidad de Chile, especialista en estética de la Clínica Donka Avdaloff, uno de los tratamientos efectivos es el que se hace a través del Láser Fotona, una moderna plataforma que actúa como un rayo de luz altamente enfocado y que es aplicado en la parte externa de la piel.

El número de sesiones dependerá de la cantidad de lesiones que existan, pero generalmente podría ser más de una.

Lo cierto es que los resultados son espectaculares, puedes notarlo desde la primera sesión. Por otra parte, la recuperación es corta, pudiendo regresar a la rutina diaria rápidamente. Además, el tratamiento no necesita anestesia y tampoco tiene efectos secundarios.