alt

El mes de septiembre para muchos son los 30 días más esperados del año. Sin embargo, se estima que para un 20 por ciento de la población esta fecha no es tan grata, ya que  comienzan a sufrir de alergias estacionales.

Se calcula que el 25% de los chilenos son alérgicos atópicos, 15% sufren de rinitis, cerca de un 7% son asmáticos y el resto tienen urticaria o eczema.

Todas estas alergias son potenciadas por el aumento de algunos agentes como el polen de las flores que nos rodea durante los meses de primavera y por la exposición a árboles como el plátano oriental, aromo, malezas y pasto.

Según el Doctor José Miguel Plandiura, otorrinolaringólogo de Vidaintegra “la rinitis alérgica es provocada por una hipersensibilidad a algunas sustancias presentes en el ambiente. La gran mayoría de las alergias son adquiridas y se pueden manifestar a cualquier edad. Por otro lado, alrededor del 30% de ellas son hereditarias, y en estos casos los síntomas suelen presentarse desde la niñez”.

Las personas alérgicas, efectivamente, pueden transmitir a sus descendientes la predisposición a desarrollar alergia. Cuando uno de los padres presenta este problema, su hijo tendrá alrededor de un 40% de posibilidades de convertirse en alérgico a su vez y, si ambos progenitores lo son, el riesgo es del 70%.

En los niños es posible tomar una serie de medidas para retrasar o, incluso, evitar que el niño desarrolle alergia, ya que la exposición a ciertos factores ambientales puede acelerar la aparición del trastorno.

Si bien las alergias no pueden ser prevenidas, se pueden tomar algunas medidas para atenuar sus síntomas y evitar las crisis. “Es importante que, para que el tratamiento médico sea más efectivo, debe iniciarse en cuanto se manifiestan las primeras molestias o incluso unas semanas antes de que estas comiencen, es decir, de forma precoz”, aconseja el especialista de Vidaintegra.

El Dr. José Miguel Plandiura asegura que “en general, el tratamiento de la rinitis alérgica es escalonado dependiendo de la severidad de los síntomas y de las características del cuadro en cada paciente. En cuanto a los medicamentos, principalmente usan en estos casos antihistamínicos y corticoides que se administran por vía oral o tópica. Finalmente, es importante comentar que sólo es necesario tratar a las personas sintomáticas”.

El especialista entrega algunos consejos para enfrentar un cuadro alérgico:

-Los alérgicos ya diagnosticados deben iniciar su tratamiento antes de que comience la primavera, para así prevenir la severidad de los síntomas.

-Se recomienda usar lentes de sol para impedir que los alérgenos entren por la conjuntiva de los ojos.

-Es importante evitar el contacto con sustancias que provocan la reacción.

-Mantener las ventanas cerradas de los vehículos y de las casas por las tardes, momento en que mayor número de alérgenos hay en el ambiente.

-Ventilar los hogares durante las mañanas.

-No transitar por lugares con muchos árboles.

-Evitar peluches al interior de la pieza de un alérgico.