Tener hijos no siempre se da de manera sencilla para algunas parejas. A veces, se necesita ayuda de un profesional y de algunos tips para hacer de este sueño una realidad. 

Este 15 de mayo se conmemora el Día Internacional de la Familia, lo que, sin duda, es importante para muchas personas. Si bien algunas parejas pueden quedar embarazadas sin mayor dificultad, hay otras que pueden requerir apoyo profesional.

El ginecólogo especialista en medicina reproductiva de Clínica INDISA,  Dr. Antonio Carvajal, nos entrega algunos consejos para iniciar el camino de ser padres. 

  • Consultar a un ginecólogo es muy importante para poder prepararse para este proceso. El profesional realizará una minuciosa historia clínica y un examen físico detallado a ambos integrantes de la pareja, y con esta información les aconsejara los procedimientos a seguir.

            Después, seguramente será necesario hacer algunos exámenes que permitirán identificar las causas por las cuales la pareja no logra embarazarse, si este es el caso. Con esta información, el especialista podrá sugerir el tratamiento más adecuado para lograr una gestación.

  • Una alimentación saludable es fundamental tanto para el hombre como para la mujer. Existen suplementos que pueden ayudarlos a mejorar este aspecto de su vida y así preparar al organismo para iniciar este proceso. A las mujeres, se les recomienda tomar ácido fólico antes y durante los primeros tres meses de gestación, con el objetivo de disminuir la probabilidad de tener un feto con malformaciones del sistema nervioso central, con espina bífida y anencefalia.
  • No consumir tabaco, ya que este vicio no solo afecta el sistema respiratorio, sino que también es un factor que puede perjudicar a una pareja al momento de buscar un embarazo, puesto que disminuye directamente la calidad de los gametos, óvulos y espermios.
  • El estrés y afecciones emocionales son factores que pueden influir tanto en el proceso de búsqueda como en el embarazo. Algo muy importante es que el quedar embarazada no es una competencia ni una carrera; se tiene que llevar este proceso con tranquilidad y paciencia. Obsesionarse puede producir frustración, lo que es contraproducente.

              Una pareja saludable puede quedar embarazada sin siquiera estar buscándolo; en contraposición, otras puede estar fácilmente un año intentándo, lo que no significa necesariamente que algo esté mal.

Siempre se recomienda tener a un médico tratante, el cual podrá ayudar en todo el proceso.

 

El Lupus Eritematoso Sistémico (LES) es una enfermedad autoinmune crónica que afecta mayormente a mujeres jóvenes, con compromiso multiorgánico, variable en su presentación clínica y marcado por remisiones y exacerbaciones, cuyas manifestaciones más graves, como la enfermedad renal o neurológica, son potencialmente mortales.

La elección del tratamiento depende del grado de actividad y severidad de la enfermedad, y a menudo conlleva un alto costo económico y variados efectos adversos, particularmente en la nefropatía o nefritis lúpica, que es la más frecuente de las manifestaciones graves de la enfermedad. En estos casos, raras veces se alcanza una remisión clínica completa, en contraste con la severidad y alta frecuencia de los efectos adversos. Por ello, la búsqueda de tratamientos más eficaces y seguros, especialmente para la enfermedad renal grave, se ha convertido en una prioridad en esta área de la medicina, en la que no se han aprobado nuevas terapias después de décadas de investigación y ensayos clínicos.

En Chile existen alrededor de 15 mil personas con LES, con una prevalencia de la enfermedad de 80 casos por cada 100.000 habitantes y cada año aparecen aproximadamente 700 nuevos casos. Se estima que, en promedio, el gasto anual por paciente de Lupus en Chile es cercano a $6 millones. El LES ha sido definido como una patología prioritaria dentro de las políticas sanitarias de nuestro país y por ello forma parte de la lista de enfermedades AUGE-GES.

Dentro de las garantías de salud explicitadas en Chile para pacientes con una enfermedad grave y refractaria a terapia inmunosupresora, está disponible el uso de la terapia biológica anti-linfocitos, cuyo costo asciende a los US$ 9.000 por cada dosis. Así, los costos que en 2013 se estimaban en alrededor de US$ 12.463 anuales, podrían subir hasta los US$ 20 mil por año al término de esta década, sugiriendo que se requerirán nuevos enfoques terapéuticos para enfrentar esta enfermedad.

En este sentido, la investigación de vanguardia realizada por médicos y científicos de Cells for Cells y Consorcio Regenero en la Universidad de los Andes, ha demostrado que las células mesenquimales del estroma derivadas del cordón umbilical (UC-MSCs), tienen un potente efecto inmunosupresor y regenerador de tejidos. Por ello, se ha iniciado recientemente un estudio clínico controlado, involucrando una red de hospitales públicos y privados de Chile, con el objetivo de definir la dosis más adecuada, y posteriormente cuantificar el efecto clínico de esta innovadora terapia celular, en pacientes con enfermedad renal grave.

Para el doctor Fernando Figueroa, Director de la Unidad de Reumatología de la Universidad de los Andes y de su Programa de Terapia Celular, la importancia de esta investigación radica en que permitiría confirmar con un estudio de alta calidad técnica el rol de esta terapia, destinada a usarse en concomitancia con los tratamientos actuales y sin riesgos aparentes. Uno de sus aspectos de mayor interés es la posibilidad de aplicarlo incluso en situaciones que usualmente contraindican el uso de inmunosupresores, como ocurre con las infecciones que a menudo afectan a los pacientes con LES grave.

Marisel Ibarra es parte de los pacientes que participan en este estudio clínico, tiene 44 años y a los 18 fue diagnosticada con Lupus Eritematoso Sistémico con compromiso renal, articular, cutáneo y del sistema nervioso central. Confirma que el valor del tratamiento es muy caro y, además, considera que algunos medicamentos -como el corticoides- son muy fuertes y con algunos efectos secundarios. “Este tratamiento me da esperanza, he escuchado mucho hablar de las células madre, y, si funciona, sería como nacer de nuevo”. Ahora Marisel deberá controlarse a los 15 días, luego a los 45 y a los 90 para ver la evolución del tratamiento.

 

 

La importancia del manejo y la rehabilitación de pacientes con enfermedades respiratorias  crónicas parte por prevenir condiciones de contaminación intradomiciliaria como el tabaquismo, polvo, mascotas, cambios de temperatura, además de optimizar la calidad del sueño y fomentar el autocuidado. Padres y cuidadores deben capacitarse en el reconocimiento de signos clínicos de urgencia y asistencia de tos, para manejar complicaciones y crisis respiratorias en el hogar. 

La temporada de invierno y las condiciones de contaminación ambiental e intradomiciliaria son factores de riesgo para personas con enfermedades respiratorias crónicas, requiriendo en opinión de expertos una educación al usuario y al familiar cuidador de quienes conforman este segmento. El kinesiólogo Gonzalo Moscoso, docente y jefe del Curso de Rehabilitación Respiratoria del Paciente Crónico Pediátrico de la Pontificia Universidad Católica de Chile, entrega algunas recomendaciones. 

El perfil de pacientes con esta condición corresponde a personas con enfermedades neuromusculares, prematuros extremos que no terminaron de desarrollar su pulmón, o niños con secuelas de enfermedades respiratorias como la bronquiolitis obliterante. En opinión del experto, este tipo de paciente puede caracterizarse por presentar debilidad muscular respiratoria, aumento de la resistencia al flujo del aire, necesidad de traqueostomía o ventilación mecánica prolongada, e incluso dificultades para tener un sueño saludable. 

De acuerdo a cifras del Ministerio de Salud, que cuenta con un  programa de Asistencia Ventilatoria  domiciliaria pediátrica (AVNI), éste ha beneficiado a 661 pacientes a nivel nacional, quienes requieren de un cuidado especializado en el manejo de enfermedades crónicas respiratorias, que incluyen una gran variedad de patologías. Asimismo, según datos de la Dirección de Estadística e Información de Salud (DEIS), entre los años 2012 y 2017, hubo 2.774 pacientes entre 0 y 4 años, egresados desde la red asistencial pública, con diagnósticos de malformaciones congénitas, del sistema neuromotor y del sistema respiratorio; además de 11.681 egresos hospitalarios para el mismo rango etario, con patologías respiratorias virales. “Para ambos casos, se debe generar el conocimiento, habilidades y competencias para el manejo y rehabilitación de las personas con discapacidades producidas por estas enfermedades, razón por la que urge educar a la familia, a los cuidadores y al paciente”, explica Moscoso. 

A pesar que este grupo de patologías respiratorias están latentes durante todo el año, siempre es necesario educar a la familia y al usuario, para hacer frente a la contaminación intradomiciliaria como el tabaquismo, polvo, mascotas, cambios de temperatura, entre otras: y así reducir las posibles exacerbaciones frente al aumento de los virus invernales, a la vez de optimizar la higiene del sueño y fomentar el autocuidado. 

El docente explica que el tratamiento de este tipo de cuadros es abordado desde un enfoque interdisciplinario. “El trabajo realizado por enfermería en los cuidados, calidad de vida y educación es determinante. Por otro la labor de rehabilitación motora, incluyendo kinesiología motora, terapia ocupacional y fonoaudiología; y psicología, brinda contención al paciente y su familia, siendo todos ellas piezas que se conjugan en un adecuado control y seguimiento de los pacientes respiratorios crónicos”, añade Gonzalo Moscoso.

Los cuidadores deben manejar el reconocimiento de signos clínicos de urgencia, técnicas de asistencia de tos, cuidados de ventilador mecánico y cuidados básicos de enfermería, que continúan regularmente reforzando los profesionales que realizan visitas domiciliarias. Para el especialista, es muy importante contar con una evaluación adecuada y específica para cada paciente crónico, ya que cada uno tiene necesidades y respuestas distintas a las que tiene una personas con una patología aguda.

RECOMENDACIONES

  • Evitar contaminación intradomiciliaria, como polvo, animales, tabaquismo, etc.
  • Evitar visitas con enfermedades respiratorias.
  • Fomentar lavado de manos.
  • Higiene del sueño: Sacar televisor del dormitorio y evitar uso de tablet o smartphones.
  • Procure una habitación oscura, sin ruido y adecuada en ventilación.
  • Dormir siempre a la misma hora. Para niños, entre las 20 y 21 horas.
  • Realizar un periodo de baja de intensidad, en cuanto a ruido, luz y actividad, al menos 2 horas antes de acostarse a dormir.
  • Última alimentación, dos horas previo al sueño. Debe ser una cena liviana y adecuada en hidratación 
  • Idealmente, regule la temperatura del dormitorio, entre 22 y 24ºC.
  • Pacientes con indicación de inhalador: siempre use aerocámara, bata enérgicamente el medicamento, realice un puff y respire lentamente por al menos 10 repeticiones y sin retirar aerocámara, espere 1 minuto y repita, lave aerocámara con agua corriente y deje estilar. 

 

Para algunos, las vacunas son un tema controversial. Sin embargo, estudios demuestran lo transcendentales que son a la hora de disminuir el riesgo de complicaciones frente a esta típica enfermedad de invierno.

Muchas han sido las campañas realizadas en nuestro país para que la población se vacune contra la influenza. De hecho, en el sistema público éstas son gratis para menores de dos años, mayores de 65, mujeres embarazadas y enfermos crónicos, siendo estos grupos los que corren un mayor riesgo contra este tipo de virus.

Pero, ¿son eficaces? La efectividad de la vacuna puede variar de persona a persona y de acuerdo a las condiciones ambientales que se enfrenten en un determinado periodo de tiempo. No obstante, un reciente estudio realizado por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos demostró que esta vacuna reduce entre un 40% y un 60% el riesgo de contraer esta enfermedad durante la época de invierno, siendo los virus de la influenza B y la AH1N1 los que más reaccionan frente a ellas.

“Si bien las características de la persona influirán a la hora de estudiar la efectividad de una vacuna, es fundamental también la combinación entre los virus incluidos en la vacuna y los que se diseminan en el periodo”, comenta la químico farmacéutico de Farmacias Ahumada, Paula Molina, agregando que “si en un año determinado la vacuna no coincide con los virus que están en circulación, obviamente la vacuna podría ser menos efectiva en la población”.

Por esta razón, los expertos señalan que la mejor opción siempre será una vacuna que sea elaborada para la mayor cantidad de virus posibles. “En nuestro país es común tener acceso a la trivalente y tetravalente, tres y cuatro tipos de virus, respectivamente. Por supuesto, la última contiene los elementos para generar anticuerpos a un mayor número de virus que puedan estar presentes en cada temporada de invierno”, agrega Molina.

Aún cuando determinar la efectividad de una vacuna de este tipo presupone todo un reto, este centro estima que durante 2016  y 2017 la vacunación contra la influenza previno 5,3 millones de enfermedades derivadas, entre un 40% y un 60% menos de consultas al médico asociadas a la influenza y 85.000 hospitalizaciones asociadas a la misma enfermedad sólo en el territorio norteamericano.

Asimismo, “se ha demostrado que esta vacuna puede reducir el riesgo de hospitalización asociada a la influenza en niños, enfermos crónicos (diabetes y enfermedades pulmonares crónicas, por ejemplo) y reduce en un 40% este riesgo en mujeres embarazadas”, añade la especialista.

Por esto, es importante seguir los consejos de las autoridades de salud y vacunarse para enfrentar el invierno protegido, además de llevar una vida saludable. Con esto, no sólo se protegerá el vacunado, sino también a su familia y quienes lo rodean, evitando la propagación del virus. Sólo el autocuidado nos ayudará a sobrellevar esta época del año sin mayores inconvenientes.  

 

Para muchos, roncar no es más que un problema social. Sin embargo, los ronquidos pueden ser la antesala de afecciones medicas más complejas como la apnea del sueño, que si no se trata, puede llegar a ser mortal.

Se estima que más del 60% de los chilenos son roncadores habituales. Si bien esta condición no representa mayores problemas para las personas, salvo desde el punto de vista social, puede ser un indicio de enfermedades graves como la apnea del sueño. Esta se caracteriza por la dificultad del paso del aire a través de la vía aérea, donde la respiración se detiene parcial o totalmente, al menos diez segundos.

Para el director clínico del Centro Nacional de Bruxismo y Dolor Facial, Dr. Rodrigo Silva, roncar no significa padecer apnea del sueño, pero la mayoría de las personas que tienen apnea del sueño roncan, por lo tanto es un aspecto a considerar a la hora de diagnosticar enfermedades más severas, sobre todo en situaciones en que el paciente ve interrumpido su descanso nocturno.

“Se suele pensar que roncar puede ser sinónimo de apnea, si bien en ambas se producen obstrucciones a las vías respiratorias, en la apnea este bloqueo es casi total, disminuyendo el nivel de oxígeno en la sangre mientras se duerme. Al ocurrir esto, el cerebro detecta esta baja en los niveles y despierta en estado de alerta – puede producirse de manera consciente o inconsciente en el paciente - estresando al corazón y otros órganos para volver a respirar, y así, reiniciar el ciclo del sueño, no logrando un descanso profundo”, asegura Silva.

Se estima que la apnea obstructiva del sueño afecta al 10% de los chilenos y que sólo el 5% de ellos busca atención especializada. En este sentido, se considera riesgosa para la salud ya que puede producir infartos cardíacos y cerebrales, arritmias, síndrome metabólico, entre otras afecciones. “Las personas que padecen apnea del sueño suelen presentar síntomas como ronquidos fuertes, somnolencia severa y cansancio durante el día, bajo rendimiento y falta de concentración”, agrega el Dr. Rodrigo Silva del Centro Nacional del Bruxismo y Dolor Facial.

La apnea del sueño aumenta su prevalencia en personas con sobrepeso, debido a que la grasa corporal presente en el cuello puede dificultar la respiración; en personas con cuellos más anchos de lo normal, pacientes con menos proyección del mentón, alérgicos, e inclusive en niños, quienes suelen presentar esta condición ante problemas de amígdalas, adenoides y alergias crónicas.

“En este último caso, investigaciones demuestran que los niños con apnea del sueño ven afectada su capacidad de expresar su inteligencia, mostrando menores resultados académicos en comparación con niños que no presentan dificultades para dormir. Una vez que este problema se resuelve, ellos regresan a sus niveles normales de rendimiento. Además, las personas que lo presentan, tienen una incidencia mayor en generar bruxismo”, enfatiza el Dr. Silva del Centro Nacional del Bruxismo (www.centrodebruxismo.cl)

En la actualidad, existen diversos y efectivos tratamientos para la apnea del sueño, los cuales buscan facilitar la respiración con máquinas de flujo de aire e inclusive operaciones correctivas. Un diagnóstico y un tratamiento oportuno puede mejorar considerablemente la calidad de vida de los pacientes, ya que aumenta la eficiencia diaria, los niveles de concentración y el buen ánimo.

 

El tratamiento que más recomiendan los especialistas es el láser y hay que considerar un promedio de 6 a 10 sesiones para obtener un resultado óptimo. Esto depende fundamentalmente de: la densidad y colores de las tintas, la antigüedad del tatuaje y su localización.

Si estás indeciso si hacerte o no un tatuaje, te recomendamos utilizar un solo color, ojalá negro, pues su pigmentación es la que mejor responde a la hora de borrarlo y no realizarlo en manos ni pies.

Si te hiciste un tatuaje en tu juventud y sientes que ya no te representa o si simplemente te aburriste de mirar la misma imagen a diario en tu piel, entonces te estarás preguntando por la forma más eficiente de borrar un tatuaje. Conversamos con el doctor Franco Gemigniani, Dermatólogo y Médico Estético de Clínica Klein, quien respondió todas nuestras consultas al respecto:

¿Qué tratamiento es el más eficiente para el borrado de tatuajes?

Actualmente el tratamiento más efectivo y con menos efectos adversos es el láser, especialmente el Q-Switched. Este láser aporta pulsos en tiempos muy cortos y con mucha energía que son capaces de destruir las partículas de pigmento que son muy pequeñas y a través de esta destrucción se pueden eliminar más fácilmente por las células del sistema inmune y también se pueden producir unos pequeños canales a través de la epidermis que es la capa más superficial de la piel y por ahí pueden también eliminarse las partículas de pigmento.

¿Es apto para todos los tipos de piel?

El láser además de actuar sobre el pigmento del tatuaje, puede atacar la melanina (el pigmento natural de la piel) , por lo tanto hay que tener cuidado con las pieles de fototipos muy altos (más morenas) porque se pueden producir quemaduras y se pueden producir también algunas complicaciones como son la hipopigmentación, que es que quede una zona más blanquecina o también generación de zonas más cicatriciales en el área tratada.

¿Cuántas sesiones se requieren para borrar un tatuaje de por ejemplo 20 cm.?

El promedio, según los estudios, son entre 6 y 10 sesiones. Esto depende fundamentalmente de: la densidad y colores de las tintas, la antigüedad del tatuaje y su localización. El paciente tiene que tener conciencia de que, para lograr la eliminación, si es que se llega a producir, se necesitan varias sesiones. Lo más frecuente es observar un borrado y siempre queda como una sombra, pero la eliminación total no es lo más frecuente. Esto se puede lograr si haces muchas sesiones de láser.

Más que la extensión, muchas veces en lo que nos fijamos y que determina la cantidad o tiempo de borrado, es la densidad del pigmento más que el área. Es decir, aquellos tatuajes profesionales que llevan mucha tinta van a costar más que aquellos que son más amateur y tienen menos densidad.

Otra cosa que también determina las sesiones son la antigüedad del tatuaje, porque con el tiempo el pigmento se va yendo cada vez más hacia el interior de la dermis más profunda donde cuesta más que el láser llegue y por ende va a ser más difícil eliminarlo.

También la localización influye. En zonas más cercanas al tronco es más fácil eliminar los tatuajes que en zonas acrales, en donde el drenaje linfático es menor.

¿Cuánto dura cada sesión?

Depende mucho de la extensión del tatuaje. Para tatuajes pequeños la sesión puede durar 10 minutos y en tatuajes más extensos, como todo el brazo, te puedes demorar 45 minutos o incluso una hora.

¿Cuáles son los cuidados post tratamiento?

Muchas veces se recomiendan cremas reparadoras epiteliales y uno de los cuidados básicos, como en todos los tratamientos de piel es evitar la exposición al sol durante unas dos o tres semanas, además del uso de cremas protectoras solares.

También, a la hora de hacerse tatuajes, ojalá que se los hagan de un solo color. Los negros son los que mejor responden al láser. Los colores naranjos y rojos responden en menor grado y mucho menos aún los azules y verdosos.

Entonces si una persona no está muy segura de hacerse un tatuaje, la recomendación es que se haga uno de tamaño pequeño, ojalá de color negro o un solo color y lejos de las zonas acrales, esto es ni en manos ni en pies, porque ahí el número de sesiones va a ser mayor que en zonas como el dorso del cuello o la espalda alta que responden un poquito mejor porque están más cerca de los drenajes linfáticos.

 

No sólo el resfriado común puede ser combatido con esta vitamina, numerosos estudios han demostrado que también es un elemento de prevención para patologías cardiovasculares.

Llegó el otoño y con él, el frío y las lluvias. Asimismo, la temporada de resfríos y enfermedades respiratorias. No obstante, el cuerpo tiene un aliado natural para combatir este tipo de enfermedades, y otras aún más desconocidas; la clásica vitamina C.

Esta vitamina es escencial para nuestro organismo y podemos encontrarla fácilmente en algunas verduras y frutas, principalmente los cítricos. La relación existente entre ésta y la prevención de resfríos va más allá del mito alimentado por nuestras madres y abuelas. “Se ha comprobado que la vitamina C es necesaria para la creación de glóbulos blancos, uno de los elementos más importantes en el mecanismo de defensa de nuestro organismo”, afirma Paula Molina, químico farmacéutico de Farmacias Ahumada.

No obstante, y no muy conocido, esta vitamina también cumple un rol fundamental en la prevención de enfermedades cardiovasculares. “De hecho, un consumo de 100mgs al día provoca una reducción máxima del riesgo de este tipo de patologías en hombres y mujeres que no fuman”, señala la especialista.

Así también lo indica un estudio realizado por la Universidad de Copenhague y publicado en el American Journal of Clinical Nutrition reveló que aquellos que tienen un mayor consumo de frutas y verduras con altas concentraciones de vitamina C tienen un 15% menos de riesgo de desarrollar alguna enfermedad cardiovascular y un 20% menos de muerte prematura, en comparación con aquellos que raramente consumían productos con una alta concentración de esta vitamina.

“La vitamina C es un potente antioxidante que protege las células y las moléculas biológicas de los daños que causan variadas enfermedades, entre ellas las cardiovasculares”, añade Molina, subrayando que “como el cuerpo no la produce, es necesario obtenerla de los alimentos ricos en ella y una dieta balanceada”.

Por estas razones es tan importante comer una gran cantidad de frutas y verduras, que ayudarán de forma natural a aumentar los niveles de vitamina C en la sangre que, a largo plazo, ayudará a reducir el riesgo de un sinnúmero de patologías, incluyendo enfermedades cardiovasculares y una muerte prematura. “Si bien existen suplementos de esta vitamina, siempre la recomendación es obtenerla en base a una dieta saludable, que supondrá un beneficio general para la salud”, finaliza la especialista.

 

Se estima que cerca de un 15% de las mujeres en edad fértil presenta esta condición, queSe estima que cerca de un 15% de las mujeres en edad fértil presenta esta condición, quese caracteriza por un dolor intenso durante la menstruación, y trae consigocomplicaciones sociales, familiares y laborales. Los especialistas recomiendan unabordaje integral, que incluye tratamiento farmacológico.

Se estima que cerca de un 15% de la población femenina en edad reproductiva alrededordel mundo sufre de endometriosis, enfermedad que se caracteriza por la presencia detejido endometrial fuera de la cavidad uterina. Si bien las causas no están claras, lossíntomas están descritos como dolor crónico en el área del abdomen, dismenorrea(menstruaciones muy dolorosas), sangrado vaginal irregular, dispareunia (dolor durantelas relaciones sexuales) y, en muchas ocasiones, infertilidad.

A pesar de todo lo anterior, las mujeres que sufren endometriosis aseguran que una delas facetas más complejas de la enfermedad son los efectos sociales, familiares ylaborales que produce. “El dolor le impide tener una relación de pareja normal, en lolaboral genera conflictos para ir a trabajar o ausencias por causa médica y en lo social nopueden relacionarse normalmente debido al intenso dolor asociado con la menstruación,en este lapso del mes se tienen que quedar en la casa. Es una tortura crónica”, señaló elDr. Mauricio León, gineco-obstetra y especialista del Centro de Endometriosis de laClínica Indisa.

Marcela Araya, presidenta de la Fundación Chilena de la Endometriosis (Fuchen), fueMarcela Araya, presidenta de la Fundación Chilena de la Endometriosis (Fuchen), fuediagnosticada en 2015, tras casi 20 años de sufrir dolores durante la menstruación y ochoviéndose con especialistas que no lograron dar con la enfermedad. “Yo estuve toda lavida pensando que lo que yo sentía era normal, pero no era normal. Yo soy súper activa,pero el dolor empezó a ser invalidante y me empezó a botar, no me podía parar, no podíacaminar, es tremendo”, expresó.

Lo anterior se suma al gran costo económico que conllevan las cirugías y que, en granparte de los casos, no muestran resultados efectivos a largo plazo, siendo necesariasotras operaciones. Por esto, el Dr. León destacó la importancia de que a las pacientes seles ofrezca un tratamiento integral.

“Como hay un porcentaje de mujeres que, tras la operación, no ven una mejora de lossíntomas, va a ser fundamental el tratamiento coadyuvante para tratar de disminuir éstosal máximo”, dijo. Para eso, existen en la actualidad tratamientos farmacológicosespecíficos que brindan una serie de beneficios a las pacientes con endometriosis (comola disminución del dolor y controlar la evolución de la enfermedad) que permiten evitar losproblemas asociados a las operaciones.

“Llevo 10 cirugías, tengo el caso más complicado en Chile. Perdí todos mis órganos“Llevo 10 cirugías, tengo el caso más complicado en Chile. Perdí todos mis órganosreproductivos, perdí el útero, la trompa y los ovarios. Ahora la endometriosis me afectótodos los nervios pélvicos. Cada cirugía cuesta como $5 millones y yo ya llevo 10. Soyprofesora básica y tengo que trabajar sólo para pagar”, contó Araya.

La endometriosis continúa siendo, hasta el día de hoy, una enfermedad enigmática. Sesabe, por ejemplo, que tiene un componente hereditario y que hay fenotipos (comomujeres de ojos verdes y azules y con mayor cantidad de pecas), que pueden tener unamayor prevalencia.

Además, su diagnóstico habitualmente es tardío: las pacientes deben recorrer distintasespecialidades antes de saber que tienen endometriosis, periodo que demora enpromedio entre 5 y 7 años, ya que sus síntomas se confunden fácilmente con otraspatologías, como el colon irritable. Por eso, se hace tan necesaria su divulgación. “Con undiagnóstico adecuado y a tiempo le cambiamos la vida a una niña”, aseguró la presidentade la Fuchen.