El no ocupar anteojos con filtro UV  en la nieve podría provocar incluso ceguera temporal, debido a que los rayos solares a mayor altura son más dañinos al hacer contacto con la nieve fresca, siendo más peligrosos que los efectos que produce en el mar o las piscinas.

La temporada invernal ya se abrió, por ello  debemos tener cuidado con nuestra vista al subir a disfrutar de la nieve. Según datos entregados por la Organización Mundial de la Salud OMS, el reflejo de la nieve fresca llegaría hasta un 80% de los rayos UV, comparados por ejemplo con el cemento o el agua que sólo llega a un 10%. Además se debe tener en cuenta que cada 1.000 metros de altura la proporción de los rayo UV aumenta un 10%, por eso la importancia de cuidar nuestra vista.

La exposición sin protección puede provocar Fotoqueratitis (o queratitis actínica) llamada también, ceguera de la nieve, que daña la córnea. El cuidado de nuestros ojos es muy importante al exponerse en la montaña, porque si bien es cierto que la Radiación UV es un poco más baja durante el invierno, el efecto espejo que produce la nieve puede doblar la exposición real.

Según el oftalmólogo del Centro Puerta del Sol, doctor Juan Pablo Cavada, entrega estos sencillos consejos para no tener problemas a oculares en la nieve, “utilizar lentes de sol o antiparras que reduzcan el resplandor y que cumplan con altos niveles de aislamiento ultravioleta. Lo ideal, son los modelos que poseen protección lateral para evitar cegueras y quemaduras por reflejo, con una protección del 100% de la radiación UV, siendo así como debemos pedirlos al adquirirlos en una óptica acreditada; además  se aconseja, utilizar gorros especiales o pasamontañas, para bloquear la zona de los ojos en condiciones de viento blanco”.

Si aparecen síntomas como, “sensibilidad extrema a la luz, dolor de ojos, disminución de la agudeza visual, estas suelen desaparecer  en 24 horas, realizando  reposo en total oscuridad, con los ojos cerrados o lentes oscuros, colocando un vendaje ocular, además de medicamentos locales”, afirma el oftalmólogo Dr. Juan Pablo Cavada de Puerta del Sol.

Por eso, si quieres disfrutar de una gran jornada en la nieve y de nuestra cordillera, toma estas simples recomendaciones, para que tu visita sea entretenida y segura.

 

Los cambios bruscos de temperaturas y un clima inestable muchas veces viene acompañado de malestares y enfermedades. El jefe broncopulmonar de Clínica Dávila, Doctor Felipe Rivera, explica qué es y cómo distinguir entre el Resfrío, Influenza, Faringitis, Bronquitis y Neumonía, que son algunas de las patologías más comunes.

Durante los meses fríos, las enfermedades más frecuentes son las de tipo respiratorio, ya que al haber menor temperatura, se presentan las condiciones ambientales como el encierro, la mayor cercanía física  y  la falta de ventilación de los ambientes (contaminación intradomiciliaria) que facilitan la transmisión de diversos virus. Aunque atacan principalmente al aparato respiratorio superior, si no se cuidan debidamente éstas pueden terminar afectando a los pulmones.

“Las enfermedades que se generan en invierno son de fácil propagación y la población más afectada en esta época son los niños menores de 5 años, quiénes además corren el riesgo de caer rápidamente en dificultades respiratorias serias, y los adultos mayores, especialmente si tienen otras enfermedades crónicas, que necesitan más cuidados para evitar caer en efectos colaterales”, explica el jefe broncopulmonar de Clínica Dávila, Doctor Felipe Rivera.

El especialista añade que las principales patologías son el resfrío común, la gripe o influenza, la faringitis, la bronquitis y la neumonía, las cuales son frecuentemente de causa viral. Éstas, tienen síntomas y tratamientos diferentes para combatirlas, razón por la cual no es aconsejable automedicarse.

Resfrío

El resfrío es la enfermedad más común en la época de invierno, sin embargo, si no se toman las precauciones necesarias, ésta podría convertirse en un problema mayor. “Los síntomas son la congestión nasal, tos, estornudos, dolor de garganta y en algunos casos puede aparecer fiebre baja”, precisa el broncopulmonar.

En cuanto a su tratamiento, el doctor explica que hay que permanecer en reposo y evitar los cambios de temperatura. Su duración es de 3 a 5 días.

Gripe o Influenza

La gripe también es una enfermedad muy común en los meses de frío y cuenta con síntomas similares al resfrío, pero con una intensidad mayor. Esta patología “proviene del virus de la influenza, el cual aparece de manera repentina, con fiebre que puede ser de 38° o más, dolor de cabeza, frecuente dolor muscular, agotamiento general, dolor de garganta, disminución del apetito y es característico una gran sensación de postración que obliga al enfermo estar espontáneamente en reposo”,  distingue el Dr. Rivera.

El problema de esta patología, explica el médico, es que si no se toman las medidas oportunas y no se hace el tratamiento indicado, que suele ser principalmente para eliminar los síntomas, esta puede complicarse y requerir hospitalización, llegando a provocar incluso la muerte, especialmente en los enfermos crónicos o en recién nacidos y ancianos.

“El tratamiento de esta enfermedad requiere que la persona mantenga reposo en cama y una abundante ingesta de líquido. En cuanto a los síntomas como inflamación, fiebre y dolor pueden ser controlados con paracetamol o ibuprofeno, entre otros” añade el especialista de Clínica Dávila.

Faringitis

Esta patología es provocada por una inflamación de la faringe o la garganta, produciendo un fuerte dolor en la zona, la cual se caracteriza por el enrojecimiento e hinchazón provocada en el 80% por virus, aunque también puede producirse por medio de bacterias.

“Los principales síntomas son un intenso dolor de garganta, fiebre, ganglios linfáticos del cuello inflamados, dolores de cabeza, musculares y articulares”, expone el broncopulmonar.

Para la faringitis, no existe un tratamiento específico pero el experto señala que guardar reposo, ingerir una gran cantidad de líquido y consumir analgésicos para calmar los dolores y la fiebre, ayudarán a mejorarse.

Bronquitis

La bronquitis es una enfermedad que se conoce como la inflamación de la pared interna de los bronquios, los cuales son “los conductos por los que circula el aire para llegar a la parte más profunda del pulmón conocida como la zona alveolar, donde se genera el intercambio de oxígeno entre el pulmón y la sangre”, explica el Dr. Rivera.

Entre los síntomas que presenta esta patología está la tos persistente con expulsión de flema, fiebre, cansancio, decaimiento, dolor en el pecho e incluso dificultad para respirar.

“Para combatir este malestar a veces es necesario ingerir antibióticos y medicamentos broncodilatadores que contribuyen a relajar y abrir las vías aéreas en los pulmones. También es importante recordar que en la época en cuestión, la bronquitis también tiene un alto porcentaje de causa viral,” añade el especialista.

Neumonía

Esta es una inflamación total o parcial del pulmón causada por una infección viral, bacteriana y menos frecuentemente por otros agentes como hongos, “aunque en el 40% de las veces las neumonías tienen orígenes desconocidos”, revela el doctor.

Fiebre, escalofríos, sudoración, tos con flema, dolor torácico que aumenta al respirar o toser, dolor de cabeza, musculares y articulares, falta de apetito, debilidad y en algunos casos disnea (dificultad para respirar) son los síntomas de esta enfermedad.

“La neumonía se confirma, en la mayoría de los casos, con una radiografía de tórax y el tratamiento consiste en la administración de antibióticos y en los casos graves que requieren hospitalización, los medicamentos se administran por vía endovenosa aunque hay un porcentaje importante que puede ser tratado ambulatoriamente con medicamentos orales”,  finaliza el experto de Clínica Dávila.

 

 

 

Un reciente estudio publicado por la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, la Universidad de Cambridge y la Universidad de Oxford, explica que con este tipo de gravamen se podría reducir considerablemente el consumo de alimentos ricos en azúcar, principalmente, en los hogares de escasos recursos.

Hoy la obesidad es un problema que afecta a un alto porcentaje de personas a nivel mundial. Esta condición que desde 1975 a la fecha se ha triplicado en el mundo, en muchos casos, está asociada al consumo excesivo de azúcares y calorías. Es por ello que la reducción de este tipo de alimentos se ha convertido un tema relevante que forma parte de las políticas públicas de muchos países en el mundo que ven cómo la obesidad, si no se controla a tiempo, puede generar consecuencias nocivas para la salud.

De acuerdo con un reciente estudio publicado por la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, la Universidad de Cambridge y la Universidad de Oxford, se estima que, subir el precio a los dulces vía impuestos, podría representar mayores beneficios en la salud. Lo anterior, porque se podría reducir considerablemente el consumo de este tipo de alimentos, principalmente, en los hogares de escasos recursos.

Si bien los resultados del estudio referido fueron presentados recientemente, los datos fueron recolectados entre 2012-2013 y se segmentaron por ingreso familiar. De esta forma, se pudo detectar que las compras diarias de azúcar en grupos de menores ingresos casi duplica a las que realizan los sectores de mayores recursos en dulces, golosinas y snacks.

En torno a los efectos que puede causar el azúcar en el organismo, la nutricionista de Clínica Vespucio, Paulina Mella, explica que “el abuso de este producto y una ingesta desmedida puede desencadenar consecuencias negativas, tales como obesidad, alteraciones coronarias, problemas al hígado, daño en la dentadura e incluso en el cerebro”. Por lo anterior, la profesional sugiere “evitar su consumo o reemplazarlo por edulcorantes no calóricos en la dieta diaria”.

Efectos cruzados

Uno de los datos más interesantes del estudio de la Universidad de Cambridge y Oxford tiene que ver con el efecto cruzado que se genera cuando se elevan los precios de los alimentos altos en azúcar. Esto significa que, cuando se sube el precio de productos como chocolates y confites, se reduce la compra de las bebidas sin alcohol (se reduce la compra de 0.6% a -0,8%, si se aumenta el precio en 10%), así como galletas y pasteles (en un 1,2%) y aperitivos salados (1,6%).

En el caso de las galletas, se generan reducciones significativas en la demanda de tortas (2.3%), así como chocolate y productos de confitería (1.7%). Por lo tanto, el aumento del precio de los productos antes mencionados, ayudaría a reducir significativamente las compras en la mayoría de las categorías.

La experta en nutrición explica que si los resultados de la investigación se aplicaran a la realidad de nuestro país “sería una excelente instancia para que las personas, especialmente los niños en etapa de crecimiento puedan disminuir el consumo de este aditivo y, de esta forma, prevenir oportunamente enfermedades que puedan surgir a futuro por esta causa”.

De hecho, de acuerdo a los datos publicados por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en su último Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en América Latina y el Caribe, los países de América Latina representan en promedio un 9% de obesidad infantil.

Tips para reemplazar el azúcar

La profesional de Clínica Vespucio entrega las siguientes recomendaciones:

  • Sustituye el azúcar refinado por endulzantes naturales no calóricos.
  • Cambia las golosinas por snacks saludables.
  • Reemplaza el chocolate dulce por el chocolate amargo.
  • Prefiere las frutas naturales por sobre aquellas que estén en conserva.
  • Cambia los cereales por la granola.
  • En cuanto a líquidos, prefiere el agua por sobre bebidas endulzadas.

 

 

La ley de etiquetados de alimentos llegó para quedarse. A contar de este 27 de junio y según lo planificado, entra en una segunda fase donde se elevarán las exigencias a la hora de poner los rótulos de alerta nutricional a los productos envasados. La norma se hará más severa y más alimentos deberán incluir los polígonos negros: alto en azúcares, alto en calorías, alto en sodio y alto en grasas saturadas.

“En esta segunda etapa de la ley, los niveles de tolerancia se volverán más estrictos y habrá una mayor cantidad de productos envasados con sellos, por ejemplo, hasta ahora, cuando un alimento superaba los 22,5 gramos de azúcar, debía llevar sello “alto en azúcares”, ahora, deberán hacerlo los productos que superen 15 gramos”, explica el doctor Pedro Barreda, pediatra, autor del éxito de ventas “¡Olvídese de la calorías!: coma sano y natural” y miembro del Consejo Consultor de Nutrición de Herbalife Nutrition con sede en Los Ángeles, EE.UU.

Detengámonos en el sello: alto en azúcares. El mensaje es claro “producto con mucha azúcar”, pero ¿realmente sabemos las implicancias de este mensaje? ¿tenemos conocimiento de los daños que puede provocar el exceso de consumo de azúcar en nuestra salud? 

El doctor Barreda lleva años estudiando este tema -que explica en detalle en su libro- pero donde a grandes rasgos indica al azúcar como el gran responsable de los altos índices de obesidad y sus enfermedades derivadas en el mundo.

¿Por qué es tan dañina el azúcar?

“Durante años se culpó del sobrepeso y obesidad a las grasas. Se las satanizó como dañinas para la salud y la industria empezó a incorporar azúcares agregados para reemplazarlas a muchos alimentos, como en bebidas, dulces y bollerías, donde a la larga y como todos los excesos, determina una dependencia psicológica, bioquímica, provocado altos niveles de Insulina en forma crónica, lo que es una verdadera montaña rusa de altos y bajos de glucosa en la sangre”.

La Insulina es la llamada hormona del hambre y hormona de la trasformación de exceso de glucosa en grasa. De esta manera, si comemos azúcares en exceso, el cuerpo la transforma en grasa, se acumula, además nos dispara el apetito y entramos en un círculo vicioso que provoca sobrepeso, obesidad y todas las enfermedades crónicas no transmisibles derivadas de esto, como la diabetes, síndrome metabólico o enfermedades cardiovasculares, explica el doctor Barreda.

La Organización Mundial de la Salud recomienda no consumir más de 25 gramos de azúcar al día en un adulto que ingiere unas 2 mil calorías diarias. Para que tenga una referencia 1 bebida contiene 60 grs. de azúcar; 50 grs. de cereales contienen 8 grs. de azúcar; 1 vaso de jugo de naranja envasado, 20 grs. y 1 taza de yogur, 12 grs. de azúcar.

“Así, para muchas personas es muy difícil mantener los niveles recomendados de consumo de azúcares, son demasiados los alimentos que la contienen, algunos de forma evidente como chocolates, cereales y dulces, y otros de manera “escondida” como el pan de molde, de hot dog, galletas saldas, salsas y aderezos.”

Los distintos azúcares

Los azúcares se clasifican en naturales y procesados. Los primeros, son los contenidos en alimentos frescos como la lactosa de la leche o la fructosa de las frutas y verduras, entre otros, son saludables y fuente de energía a cada célula del cuerpo a través de la glucosa. “Al ingresar a la sangre, permite la liberación de una hormona llamada insulina que es la verdadera llave de entrada para la glucosa a cada célula cerebral y muscular y para que cumpla su función de energía.”

“En cambio, el azúcar procesado o agregado, es el peor ingrediente en la dieta moderna. Son aquellos que la industria los hace más apetecibles y los agrega a los alimentos. Estos son los llamados alimentos o productos procesados o ultra-procesados. Proporcionan calorías vacías, sin nutrientes esenciales y puede causar daño metabólico en el largo plazo.”

El médico consultor de Herbalife Nutrition, recomienda preferir productos con edulcorantes por sobre los azucarados. Están claramente identificadas las dosis y la mayoría de los productos están muy lejos de ser dañinas. Barreda afirma que los edulcorantes naturales están autorizados incluso en embarazada y madres que lactan a sus hijos y que los no naturales tampoco han demostrado por el momento ningún tipo de daño.”

“Prefiera los productos libres de azúcar y deje las tortas y dulces sólo para las ocasiones especiales como cumpleaños. Su consumo debe ser una excepción”

Finalmente, el profesional concluye dejando en claro que el consumo de azúcar no es necesario, basta con lo que obtenemos de productos naturales o de carbohidratos complejos. La dependencia y el abusar de chucherías, dulces, chocolate y el azúcar escondido en los productos, hace fácilmente sobrepasar los límites permitidos y llevar a un sobrepeso precoz, indefinido y permanente, con obesidad y todas sus consecuencias.

 

 

Con una campaña de la agencia Porta protagonizada por inmigrantes, Cruz Roja Chilena intenta mejorar los bajos niveles de los bancos de sangre nacionales. 

Conforme a datos entregados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada país debería contar con un mínimo de 20 donantes de sangre voluntarios por cada mil habitantes. En Chile, ese número llega apenas a 14.

Por esa razón Cruz Roja Chilena decidió no hablarle solo a los chilenos para revertir esta situación, sino que también dirigir su mensaje a los extranjeros que viven en el país, para intentar revertir una situación que hoy es crítica con su aporte. Esto, en el marco del Mes Internacional del Donante de Sangre.

“Para la realización de esta campaña, Porta se inspiró en el primer principio del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja: La Humanidad. Éste se basa en la ayuda al prójimo sin discriminar ni hacer diferencias. Esta crisis nos obliga a hacerlo”, manifestó el Coordinador de Marketing y Comunicaciones de Cruz Roja Chilena, Nelson Molina.

En tanto, Felipe Porte, Director Creativo de Porta, destacó: “El problema es tan grande que incluso procedimientos quirúrgicos se han cancelado por no contar con la sangre suficiente. Por esa razón, decidimos apuntar a un porcentaje importante de la población a los que no les habíamos hablado antes. Hoy 1.100.000 extranjeros viven en Chile, lo que nos ha transformado en el país con el incremento más alto de inmigrantes en Latinoamérica en los últimos 4 años (+230%). Incluirlos nos pareció una excelente oportunidad. Hoy necesitamos sangre, sin importar cuál sea su nacionalidad. Chilenos y nuevos chilenos hoy son de vital importancia”.

Con esta campaña enmarcada en  la cruzada mundial #DonarEstaEnTuSangre -que se desarrolla en asociación con Facebook y las Sociedades Nacionales del Medio Oriente y África del Norte-, la institución humanitaria espera incrementar la cifra de donantes voluntarios y voluntarias de sangre segura.

Cruz Roja Chilena y Porta invitan a la ciudadanía a sumarse a esta iniciativa, haciendo su donación voluntaria en el  Banco de Sangre más cercano a su domicilio.

 

 

 

Cuando estamos a días de que empiece el invierno en Chile, especialistas en el área nos muestran la importancia de tener cuidados especiales en las oficinas de modo de evitar contagios de la tan temida influenza. ¿Se interesan las empresas en tomar medidas proactivas? Todo indica que hoy la prevención es un factor primordial en las oficinas, lugar donde las personas pasan más horas en el día y tienen una mayor probabilidad de enfermarse.

Los expertos aseguran que el peack de enfermedades respiratorias aún no se registra y esto podría ocurrir durante la primera semana de julio. Y si bien la vacunación aumentó en un 25% en relación a lo ocurrido el año pasado, lo cierto es que aún existe la posibilidad de contagiarse de la enfermedad, situación que preocupa no sólo a las familias, también a las empresas, las cuales están tomando las medidas desde hace un par de meses. 

Así lo demuestra la encuesta realizada por Abanic (www.abanic.cl), empresa dedicada a entregar asesorías y servicios profesionales de mantención de limpiezas de oficinas y espacios comunes de edificios corporativos empresariales, quienes consultaron entre sus clientes, para conocer quienes están interesados realmente en tomar dichas medidas y evitar así el contagio entre sus trabajadores.

La encuesta arrojo que, de las empresas consultadas, el 84,2% respondió que sí existe preocupación por el brote de influenza que vendrá en este invierno y que posiblemente afectará a los trabajadores dentro de sus oficinas, y por ende, a la productividad de su empresa.

Ante la consulta de si creen que en el período de invierno, el brote de influenza afecte la productividad de su empresa como consecuencia del posible aumento del ausentismo laboral de sus trabajadores, un 52,6% respondió positivamente.

Consultados sobre si tienen diseñado un plan de acción concreto para enfrenar el posible brote de influenza, un 73,7% respondió afirmativamente, detallando que las medias que se están tomando son:

-        Plan de vacunación para todo el personal, una de las principales medidas.

-        Visita de un profesional del área de la salud para dar charlas a los trabajadores sobe medidas a tomar.

-        Campaña establecida de desinfección y acciones de que deben tomar los adultos que trabajan en la empresa.

“La Influenza es una enfermedad respiratoria aguda, provocada por el virus que lleva el mismo nombre y que se contagia a través de gotitas que quedan en el aire. Por lo tanto, puede transmitirse al toser, estornudar, tomar contacto con la saliva de algún paciente, como al tomar del mismo vaso, o incluso por tocar alguna superficie infectada con Influenza y luego llevarse las manos hacia la boca o nariz. Es una enfermedad que puede generar complicaciones importantes en pacientes más vulnerables, por lo que es muy necesario tomar las medidas correspondientes en este periodo”, explica la kinesióloga y especialista en respiratorio Katherine Espinoza.

La profesional recalca que la limpieza de los espacios es fundamental en esta época del año, así como el lavado de manos, la desinfección de superficies, ventilación de los espacios y por sobre todo la vacunación.

“Hay personas más expuestas que otras, pero cuando hay grandes grupos de trabajo, se corre un alto riesgo de contagio, por lo que las empresas deben siempre tomar estas precauciones durante la temporada invernal”.

Para Sebastián Seckel el asesorar a sus clientes en relación a los riesgos que trae el invierno es parte importante de las experiencias únicas de excelencia que han entregado por más de 26 años, “Buscamos entregar experiencias y valores que van más allá que nuestra tarea diaria de renovar los ambientes laborales de nuestros clientes, y por ello que nos anticipamos para entregar soluciones concretas y entregar conciencia de los problemas que el invierno trae, y donde los servicios de limpieza que entregamos no es la única acción que se debe tomar para evitar los contagios, sino que debe haber un plan mayor que permita mantener inalterable la productividad de la empresa.”

Para más información sobre limpieza de espacios y medias a tomar ante el contagio de influenza, puedes ingresar a www.abanic.cl

 

Más de 750 mil personas sufren esta enfermedad en nuestro país, de los cuales cerca del 15% corresponde a niños.  La alta prevalencia se acentúa en los meses invernales, causando gran ausentismo escolar. 

El nuevo tratamiento con tiotropio inhalado ha demostrado ser eficaz como terapia adicional de mantenimiento, con pacientes que presentaron 68% más de probabilidades de mejorar el control de esta afección. 

El asma es una enfermedad caracterizada por la inflamación crónica de las vías aéreas. Debido a esto, se genera edema y estrechamiento de los bronquios, irritación y aumento de la secreción bronquial con sensación de falta de aire y tos. Según Global Burden of Asthma Report, esta afección impacta a cerca de 300 millones de personas en todo el mundo, con una alta y creciente prevalencia en niños.

En Chile, el escenario es similar a lo que sucede a nivel internacional, pues se estima que 750 mil individuos sufren este padecimiento. De ese universo, “12% a 15% corresponde a pacientes infantiles”, advierte la Dra. Patricia Díaz, médico broncopulmonar infantil de la U. de Chile, lo que aumenta con el frío, los virus y la contaminación ambiental del invierno. El número de consultas pediátricas en atención primaria y servicios de urgencia así lo reflejan, constituyendo un importante problema de salud, tanto público como privado.

Las personas asmáticas tienen episodios que suelen reaparecer después de un cierto período de tiempo. Sibilancias -sonido silbante y chillón durante la respiración-, disnea, opresión torácica y tos, pueden alternarse con etapas de deterioro más grave y permanente de los síntomas, produciendo complicaciones denominadas exacerbaciones.

De hecho, en comparación con los pacientes que presentan síntomas mínimos o no lucen síntomas diurnos, las personas que experimentan signos de asma registran una probabilidad casi seis veces mayor de sufrir una crisis asmática durante las semanas posteriores[i].

En ese sentido, el objetivo del tratamiento es conseguir y mantener el control clínico, vale decir, mejorar la función pulmonar, además de reducir los síntomas y el riesgo de exacerbación. Sin embargo, a pesar de las opciones terapéuticas actuales, casi uno de cada dos asmáticos sigue experimentando síntomas y pueden advertir complicaciones alarmantes del asma, llegando a ser potencialmente mortales[ii].

Muchas de estas muertes pueden evitarse, al igual que varios otros problemas asociados a la afección en niños, como el ausentismo escolar, el incremento de las visitas a servicios de emergencia y hospitalización. Esto es posible sólo si la patología se diagnostica de forma correcta y se aplica un tratamiento complementario adecuado y oportuno.

Nuevas terapias

Actualmente, el tratamiento habitual del asma es con corticosteroides inhalados (CI), que tratan la inflamación subyacente. No obstante, un gran número de pacientes continúa mostrando síntomas, por lo que la industria farmacéutica ha creado terapias de mantenimiento complementario para la mejoría de la enfermedad, la calidad de vida de los afectados y la disminución de las exacerbaciones en niños y adolescentes en distintos grados de intensidad.

Se trata de un nuevo broncodilatador anticolinérgico inhalado de acción prolongada, llamado tiotropio, que ha demostrado aliviar los síntomas del asma de forma significativa, con pacientes que presentaron un 68% más de probabilidades de mejorar el control de la enfermedad[iii].

Otra innovación es que se suministra a través un mecanismo inhalador de suave dispersión, que asegura que los niños estén expuestos correctamente al medicamento, llegando a lo más profundo de los pulmones sin necesidad de esfuerzo inspiratorio.

 

 

[i] Bateman ED, Reddel HK, Eriksson G, et al. Overall asthma control: the relationship between current control and future risk. J Allergy Clin Immunol. 2010; 125(3): 600-8.

 

[ii] Bateman ED, Boushey HA, Bousquet J, et al; GOAL Investigators Group. Can guideline-defined asthma control be achieved? The Gaining Optimal Asthma ControL study. Am J Respir Crit Care Med. 2004; 170 (8): 836-44.

 

Partridge MR, Dal Negro RW, Olivieri D, et al. Understanding patients with asthma and COPD: insights from a European study. Prim Care Respir J 2011; 20 (3): 315-323.

 

Demoly P, Paggiaro P, Plaza V, et al. Prevalence of asthma control among adults in France, Germany, Italy, Spain and the UK. Eur Respir Rev 2009; 18: (112): 105–112.

 

[iii] Kerstjens H, Engel M, DahlR, et al.Tiotropium in asthma poorly controlled with standard combination therapy. N Engl J Med. 2012:367 (13):1198-1207.

 

En todos los centros de salud, la sangre es siempre necesaria y los donantes son escasos. Es por esto que la búsqueda de voluntarios sanos y bien intencionados que estén dispuestos a donar, no sólo ante una emergencia, sino también periódicamente, es cada día más relevante para salvar vidas. El hematólogo de Clínica Vespucio, Dr. Robert Holloway, derriba los mitos que muchas veces nos mantienen al margen de la donación, incluso cuando tenemos la intención de hacerlo.

La donación de sangre es un acto voluntario que muchas personas conocen sólo cuando se presenta como una necesidad. No obstante, actualmente la tendencia mundial es buscar donantes altruistas y a repetición. Es decir, personas sanas, bien intencionadas, que estén dispuestas a donar, no necesariamente ante una emergencia, sino cada tres meses, en el caso de los hombres, y cada cuatro si son mujeres. “Esto mejora la seguridad de la sangre obtenida y permite mantener un mejor stock de esta y de sus hemoderivados en las bancos de sangre”, explica el hematólogo de Clínica Vespucio, Dr. Robert Holloway.

En este Día Mundial del Donante de Sangre, el especialista derriba todos esos mitos que nos alejan de la donación, inclusive a aquellos que tienen la intención de hacerlo pero creen no ser candidatos por alguna enfermedad, medicamento o por su grupo sanguíneo.

  1. ¿Puedo donar sangre si estoy resfriado?

Ante un cuadro viral, no se puede donar hasta al menos 10 días después del término de los síntomas, principalmente “por el alto nivel de virus circulantes que se traspasan a través de la sangre y las probabilidades de transmitir la enfermedad al que recibirá la transfusión”, explica el hematólogo.

  1. ¿Puedo donar sangre si tomo medicamentos?

Dependiendo del fármaco, lo cual será evaluado en la entrevista que se le realiza previamente al donante. Por ejemplo, no será posible en el caso de medicamentos teratogénicos, que pueden provocar daño fetal. Por otro lado, y como detalla el Dr. Holloway, “si está usando antiinflamatorios debe informarlo, ya que sí puede donar, pero esa sangre no se utilizará para preparación de plaquetas”.

  1. ¿Qué pasa con los piercing y los tatuajes?

Se puede donar si los piercing o tatuajes fueron realizados hace más de 8 meses. Esto dado que los elementos utilizados para el tatuaje o la instalación del piercing, pueden estar contaminados y haber producido algún tipo de infección o enfermedad, la cual puede transmitirse por la sangre que se transfunde.

  1. ¿Cuánto tiempo debe pasar después de fumar o consumir alcohol?

En el caso del cigarrillo lo ideal es dejar de fumar al menos una hora antes y una hora después de la donación. La abstinencia del consumo de alcohol debe ser de al menos 12 horas antes de donar. “Esto también busca evitar consecuencias en el donante como fatigas y desmayos”, aclara el doctor.

  1. ¿Qué procedimientos médicos no me permiten donar sangre? 
  • Extracciones dentales realizadas hace menos de una semana, principalmente por el uso de inflamatorios.
  • Endoscopías y colonoscopías practicadas hace menos de 6 meses, por el uso de instrumentos que no son estériles y pueden transmitir enfermedades.
  • Pacientes con alguna cirugía mayor como extracción de vesícula o apendicetomía, deben esperar un año para permitir una recuperación total del donante y por la remota posibilidad de que, por la cirugía, se contrajera alguna enfermedad o infección.
  1. ¿Qué patologías no me permiten donar sangre?

No se puede donar sangre cuando se es portador de enfermedades de transmisión sexual (ETS) y enfermedades del sistema inmunológico, aunque se encuentren controladas o haya pasado el tiempo de remisión. Sin embargo, el especialista detalla que “haber tenido hepatitis en la infancia o juventud no es impedimento para donar, ya que ésta generalmente es de tipo infecciosa, que no se transmite por vía sexual ni sanguínea”.

Sí puede donar sangre quien sea portador de enfermedades crónicas como diabetes o hipertensión, siempre y cuando en el momento de la donación tenga estas patologías controladas y esté tomando sus medicamentos.

  1. ¿Importa el grupo sanguíneo al momento de donar?

Todos los seres humanos presentamos en nuestros glóbulos rojos distintos antígenos –proteínas en la cubierta externa del glóbulo– que permiten clasificar distintos grupos sanguíneos. El sistema más usado en todos los bancos de sangre permite clasificar a las personas en 4 grandes grupos: A, B, AB y O, y si son Rh positivos o negativos.

  • Los pacientes Rh negativos sólo deben recibir sangre Rh negativa.
  • Los pacientes Rh positivos pueden recibir ambas.
  • Los pacientes A, B y AB pueden recibir sangre de su mismo grupo y también la sangre O.
  • Los paciente con grupo O sólo pueden recibir sangre grupo O.

“No importa cuál sea el grupo del donante, ya que el banco de sangre maneja un stock de sangre de distintos grupos, para asegurar la adecuada transfusión en el momento que se lo requiera”, afirma el hematólogo.