La Nutricionista Catalina Miranda de www.AINChile.cl  explica cuántos huevos de pascua es recomendable que coman los niños, según su edad.

Con la llegada del “Conejo de Pascua”, los niños tienen acceso a grandes cantidades de chocolates. Frente a esta situación inevitable, es muy importante la orientación de un adulto y la dosificación de estos alimentos para que se pueda disfrutar como corresponda.

A continuación la Nutricionista Catalina Miranda, de www.AINChile.cl entrega información nutricional para que conozcan las calorías y cantidad de azúcar de los chocolates más consumidos por los niños.

La especialista explica que para que en un día no se exceda la cantidad de azúcar a ingerir, esta no debe aportar más del 10% de las calorías totales del día. Siempre considerar que el azúcar está en lo que tomamos y comemos.

A continuación los siguientes cálculos y recomendaciones.

Niños entre 2 y 3 años, necesitan 1.400 calorías diarias. Máximo 35 gramos de azúcar al día (7 cucharaditas). no comer más de 8 huevitos de chocolate macizos pequeños.

Niños entre 4 y 5 años necesitan 1.600 calorías diarias. Máximo 40 gramos de azúcar al día (8 cucharaditas). Recomendación no comer más de 1 huevo mediano relleno o 10 huevos de chocolate macizos pequeños.

Niños entre 6 y 10 años necesitan 1.800 calorías diarias. Máximo 45 gramos de azúcar al día (9 cucharaditas). Recomendación no comer más de 1 huevo mediano con relleno + 3 huevos macizos pequeños.

Adolescentes  entre 10 y 13 años necesitan 2000 calorías diarias. Máximo 50 gramos de azúcar al día (10 cucharaditas). Recomendación no comer más de 1 huevo mediano con relleno + 2 huevos pequeños con relleno de frutilla.

Adolescentes entre 13 y 17 años necesitan 2.300 calorías diarias. Máximo 58 gramos de azúcar al día (11,5 cucharaditas). Recomendación no comer más de 1 huevo mediano con relleno + 3 huevos pequeños macizos + 1 huevo pequeño con relleno de frutilla.

Como pueden ver, el aporte de azúcar de los chocolates puede sobrepasar en exceso las cantidades diarias en caso que no exista control. El consumo de este alimento debe ser en forma excepcional y nunca en forma diaria, ya que sus componentes pueden generar sobrepeso–obesidad y otras enfermedades asociadas.

Siempre se recomienda que la dieta sea guidada por una nutricionista, ya que cada persona tiene sus requerimientos y condiciones particulares (sexo, estatura, actividad física, etc), lo que puede hacer variar las recomendaciones entregadas en este informativo.

 

La piel es la principal interfaz entre el cuerpo y el ambiente, preservar su integridad es esencial para la salud, porque además de ser una barrera de protección, es fundamental para la termorregulación, función inmunológica y prevención de la deshidratación.

Adultos con pieles sensibles son más vulnerables a algunos factores ambientales, que en general no causan reacciones a la mayoría de la población, sufriendo de malestar, picor e irritación. Afortunadamente, muchas de estas condiciones pueden ser tratadas y en algunos casos prevenidas.

Hay quienes por tratarse de ropa de hacer ejercicios piensan que no deben hacer mayor trabajo, ni tomar las precauciones necesarias, pero olvidan lo importante y delicada que es la piel a los agentes externos y que no debemos descuidar ningún detalle.

No dejes que tu piel sea un impedimento para tus entrenamientos, OMO y SOFT te dejan estos consejos para cuidar la piel y ropa deportiva, antes de que se interpongan en el camino hacia la meta:

  • Una vez usada una prenda deportiva se debe lavar inmediatamente, de no ser posible, colgar en un lugar ventilado.
  • Lavar a máquina o a mano. Nunca lavar en seco y preferiblemente usar jabones líquidos y neutros. OMO y SOFT piel sensible, están probados por médicos y dermatólogos, además de limpiar tu ropa, la dejan muy suave y son fabricados para personas con piel delicada y para su ropa delicada.
  • Siempre se deben lavar las prendas deportivas por separado de las que no son deportivas y girar las prendas con las costuras en el exterior.
  • Utilizar siempre agua fría y en ningún caso sobrepasar los 30º.
  • Jamás debe plancharse la ropa deportiva.
  • Correr con ropa que no deja que la piel respire puede contribuir al acné en la espalda. Para combatirlo, usa ropa adecuada y dúchate tan pronto como termines de hacer ejercicio.
  • Intercambia ropa de algodón por materiales sintéticos como poliéster o Dri Fit, que están diseñados para alejar la humedad y no frotar la piel sensible de la manera equivocada.
  • Los atletas son más susceptibles al daño solar, use siempre protector solar ligero para evitar obstruir los poros y si es posible gafas de sol y una gorra.
  • Cuando se hace ejercicio, la piel se vuelve roja porque el cuerpo aumenta su circulación y se inflama un poco, para solucionarlo termine la ducha post-runnig con agua fría. Esto reducirá la circulación volviendo el cuerpo a la normalidad.
  • Todos hemos visto a la persona orgullosa pero dolorosa cruzar la línea de meta de maratón con un pecho sangriento, esto se debe a los movimientos repetitivos de correr que raspan algunas capas de piel. Para evitarlo utilice un lubricante corriente para ayudar a facilitar la fricción, bajo los brazos, los pezones, y alrededor de la ingle.

 

Sentir cierta somnolencia suele ser normal y dormir las horas suficientes puede resolver este problema. Sin embargo, para algunas personas, el exceso de sueño durante el día les impide realizar sus actividades cotidianas, afecta su ánimo, su concentración y rendimiento tanto laboral como académico. El neurólogo de Clínica Santa María, Dr. José Luis Castillo, explica en qué consiste la hipersomnia y qué hacer en caso de sufrirla.

Con el aumento de la actividad laboral y académica que ha generado marzo, para aquellas personas que sufren de hipersomnia –exceso de sueño durante el día– las jornadas se han vuelto particularmente difíciles, afectando su calidad de vida y rendimiento.

Como explica el neurólogo de Clínica Santa María, Dr. José Luis Castillo, la hipersomnia puede perturbar de forma considerable la vida de quienes la padecen. “El sueño cumple un papel muy importante en muchos procesos biológicos y, por lo tanto, la falta de éste o la presencia de trastornos que lo desorganizan pueden producir muchos problemas en la vida diaria, como irritabilidad, desánimo, disminución de la concentración, trastornos de la vida laboral, social y familiar, somnolencia diurna, entre otras”, indica.

El especialista explica que el sueño cumple distintos roles que son fundamentales en la salud del ser humano, como aquellos relacionados con los procesos de aprendizaje, memoria, concentración, metabolismo y estabilidad del ánimo. “Por esto, la falta de sueño suficiente u otros trastornos asociados se relacionan también a enfermedades como obesidad, mayor incidencia de infartos cardíacos y cerebrales (apnea del sueño) y deterioro cognitivo, entre otras afecciones”, señala el especialista de Clínica Santa María.

Según detalla el Dr. Castillo, la hipersomnia se puede deber a dos razones: “La primera, que la persona no está durmiendo lo necesario –debido a insomnio, malos hábitos de sueño, sueño con fase adelantada (cuando las personas se acuestan muy temprano, como comúnmente ocurre en la tercera edad) o retrasada (se quedan despiertas hasta muy tarde, más frecuente entre los adolescentes), etc.– y la segunda, que existe un trastorno del sueño en que, a pesar de que la persona duerme las horas que necesita, su sueño es de mala calidad, está desorganizado o interrumpido”.

Respecto a la primera, el doctor Castillo indica que la causa más frecuente es la mala higiene o hábitos de sueño (horarios irregulares, usar el dormitorio para muchas otras actividades, falta de actividad física o su realización justo antes de acostarse, comida pesada, alcohol, etc.)

En cuanto a la segunda posible causa, los trastornos más frecuentes del sueño que producen hipersomnia o somnolencia diurna son el síndrome de apneas obstructivas del sueño (éste es el cuadro más frecuente en hombres de edad media que roncan y tienen obesidad) y la narcolepsia –deseo imperioso de dormir–, enfermedad que aún tiene origen desconocido.

Para tratar la hipersomnia, es clave comenzar identificando correctamente el problema. “Esto comienza por hacer un buen diagnóstico del problema o trastorno subyacente para lo cual se requiere de una buena historia con énfasis en las características, horarios y hábitos de sueño y eventualmente exámenes de laboratorio, como la polisomnografía nocturna, que permite monitorear diferentes variables del sueño durante una noche”, explica el neurólogo.

De esta forma, existen también medicamentos que pueden ayudar y que serán estrictamente indicados por un especialista.

Finalmente, para una buena higiene del sueño, el especialista recomienda:

  • Tener horarios fijos para acostarse y levantarse.
  • Utilizar el dormitorio sólo para dormir, no para usar el computador, televisor o celular, porque se pierde la asociación dormitorio-cama-dormir. Además, las pantallas interrumpen la producción de melatonina en el cerebro, que es la hormona que regula el ciclo sueño-vigilia.
  • Las comidas pesadas previo a acostarse deben evitarse, así como bebidas estimulantes como el té, café o mate y otras que contengan cafeína después de las 18:00 horas.
  • Evitar también el alcohol, que si bien produce una conciliación rápida del sueño, genera una mala calidad de éste y fragmentada.
  • Idealmente, no realizar actividad física fuerte en las horas previas a acostarse, porque producen activación mental.
  • La temperatura ideal del dormitorio debiera estar entre los 19 y 20 grados.
  • Un vaso de leche tibia, que contiene triptófano, puede ayudar, así como un baño de agua tibia, para ayudar a producir relajación.
  • No hacer tareas que provocan activación mental, como llevarse trabajo para la casa y evitar discutir en las horas previas a dormir.
  • Finalmente, leer una novela antes de dormir (no en la cama) ayuda a “desconectarnos” y conciliar el sueño más rápidamente.

 

Una receta fácil, rápida y que requiera del mínimo esfuerzo para perder algunos kilos parece ser lo que buscan los chilenos. Ya sea el Método Grez, la Dukan, eliminar el gluten o la lactosa sin indicación médica, siempre tenemos una “dieta de moda”. Sin importar su nombre, todas se basan en eliminar o restringir algún alimento y quienes las siguen no se cuestionan si estas conductas tendrán efectos a largo plazo y dañarán su salud.

Lo primero que debemos saber es que “cualquier dieta que limite la ingesta calórica nos hará perder peso, pero las que restringen por completo un alimento actúan en desmedro de la salud, ya que generan falta de nutrientes, gatillando deficiencias y un efecto rebote”, asegura la nutricionista de la Clínica Dyet Katherine Larraguibel.

La doctora Verónica Gaete, médico especialista en trastornos alimentarios de la Corporación SerJoven, dice que “la forma más saludable y efectiva de perder peso y mantenerse luego es teniendo una dieta balanceada, que no sea estricta ni demonice alimentos, y realizando actividad física”.

Por su parte, el médico especialista en nutrición y asesor de Herbalife, Pedro Barreda, es tajante en afirmar que “ninguna dieta de moda o las enseñanzas de gurús darán mejores resultados que una alimentación balanceada, de hecho, sus consejos sin una adecuada supervisión médica pueden ser contraproducentes y causar más daños”.

La verdad de las modas

 

Larraguibel señala que el Método Grez aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y cáncer ya que restringe alimentos como granos, frutas y carbohidratos integrales que tienen un efecto cardioprotector y disminuyen el riego de cáncer. “Siempre que un nutriente falte y no se suplemente se generan problemas, incluso se pueden desatar patologías asociadas únicamente con esta carencia”.

Para la doctora Gaete el erradicar los lácteos sin una razón médica es contraproducente -al menos en niños y adolescentes- ya que ponemos en riesgo la salud general del cuerpo. “El que no consumamos lácteos nos quita una de las fuentes más importantes de proteínas y calcio, lo que puede tener serias repercusiones en el organismo y en la fortaleza de los huesos”.

Pedro Barreda agrega que el daño de estas dietas no va solo en relación a la falta de un nutriente -la cual admite importante- sino que a la ausencia de control de un nutriólogo o nutricionista. “El éxito de una persona inspira al resto a imitarlo, sin tener claro por qué funcionó ni en cuenta de que cada individuo tiene sus propios requerimientos nutricionales”.

 

Cómo se hace una moda

 

Según Barreda el responsable es nuestra sociedad que busca la gratificación inmediata y no le toma el peso al hecho de que ponerse en forma es una decisión de todos los días “comprar alimentos bajos en calorías y enseñar a los hijos a comer bien en más fácil que nunca, pero la gente prefiere tomárselo a la ligera”.

La nutricionista Katherine Larraguibel concuerda con Barreda, en cuanto a que la gratificación inmediata es lo que mueve a quienes siguen estas dietas. “A la gente le gusta comer grasa y el escuchar que no tienen que dejar de hacerlo para perder peso, les suena como una solución mágica, entonces se auto engañan y se olvidan de pensar en el futuro y cómo las decisiones de hoy les afectarán mañana”.

Entonces, ¿qué hago para perder peso y mantenerlo?

El doctor Pedro Barreda asegura que lo primero que se debe hacer es ponerse en manos de un equipo de especialistas, ojalá de un médico y un nutricionista que trabajen de la mano y acompañen al paciente en su proceso de pérdida de peso.

Por su parte Larraguibel agrega que para bajar de peso es clave acelerar el metabolismo sin restringir las calorías y para ello aconseja:

 

  • Fraccionar la alimentación: comer cada 2 a 4 horas.
  • Incluir proteínas magras en la mayoría de los horarios: preferir pescado, mariscos, pollo, pavo, huevos y lácteos.
  • Disminuir el consumo de grasas saturadas y de carbohidratos simples como el azúcar y el arroz, pastas y pan blancos.
  • Incorporar alimentos altos en fibras para aumentar la saciedad como a frutas cítricas o de agua, verduras, legumbres, quínoa, amaranto y carbohidratos integrales.
  • No cocinar con aceites.
  • Hacer actividad física.
  • Tomar los líquidos necesarios a diario (según cada persona). 

Para mantener el peso deseado la nutricionista recomienda no hacer dietas restrictivas ya que enlentecen el metabolismo y darse “pausas” una o dos veces en la semana para comer algo rico.

La doctora Verónica Gaete, coincide en este punto al afirmar que una alimentación balanceada tiene que ser ordenada pero flexible a la vez. “No hay ningún problema con que se coman alimentos que pueden ser más calóricos, siempre y cuando no sea muy frecuentemente porque cumplen con una función que tiene que ver con el placer, con lo social, no sólo la nutricional. El prohibir o satanizar completamente las grasas y dulces de la dieta lo único que genera es más ansiedad por comerlos, desencadenando atracones, predisponiendo a trastornos alimentarios y a subir de peso”.

 

  • Contiene extracto purificado de EGCG uno de los principales polifenoles del té verde, que tiene un efecto modulador sobre el desarrollo del cerebro en S.D.
  • El complemento alimenticio tiene un perfil nutricional completo, sin gluten ni lactosa, y es una excelente fuente de fibra. 

Hace algunos meses llegó a nuestro país FontUp (www.fontup.cl) complemento alimenticio especial para personas con Síndrome de Down. La bebida, que dentro de América se vende sólo en Chile, se presenta en formato de alimento en polvo para diluir en agua.

FontUp es un alimento completo con un perfil nutricional formulado especialmente para las necesidades de las personas con Síndrome de Down. Aporta 13 vitaminas y 14 minerales, proteínas de un alto valor biológico, una buena fuente de fibra soluble, y ácidos grasos omega 3 y omega 6.  Este alimento al ser una fórmula completa cubre muy bien sus requerimientos nutricionales.” asegura la Dra. Valeria Piwonka, Internista y Nutrióloga.

Estudios internacionales demostraron que quienes consumieron el extracto de té verde junto con un programa de estimulación cognitiva lograron considerablemente una mayor Autonomía, Aprendizaje y Autocontrol. “La EGCG contenida en FontUp llega al cerebro y actúa inhibiendo al gen DYRK1A. Este gen al estar sobreexpresado en la trisomía 21 disminuye las conexiones entre las neuronas, lo que se traduce entre otras deficiencias en escasa capacidad de retención de información y concentración, baja capacidad de respuesta ante estímulos, lo que afecta directamente el aprendizaje.  La EGCG al inhibir este gen permite recuperar estas conexiones inter neuronales en áreas del cerebro, principalmente las que se relacionan con procesos cognitivos. Lo que en la práctica se puede apreciar en mejoras en el lenguaje, en la memoria de corto plazo, la toma de decisiones y disminución de la impulsividad, entre otras cosas”, continúa la profesional.

“Cada sobre de FontUp contiene 250 mg de EGCG, que equivale a la dosis usada en los estudios científicos que demostraron sus efectos benéficos. Como mejora de funciones ejecutivas, la organización (orden de prioridades), la capacidad de enfoque y de poder cambiar la atención a las tareas; la regulación del estado de alerta, el manejo de la frustración y moderación de las emociones, la utilización de la memoria de trabajo y la acción de auto-monitoreo y auto-regulación”, aclara la especialista. 

“El consumo FontUp es beneficioso para las personas con S.D., porque además ayuda a mejorar su estado de malnutrición manifestado por la alta tasa de obesidad, poco desarrollo de su masa muscular, constipación, altos niveles de colesterol, entre otras condiciones”, finaliza la doctora Piwonka.

Más Información: www.fontup.cl

Presentación: FontUp viene en cajas de 14 sobres. Cada sobre de FontUp trae 49 gramos de polvo y contiene 250 mg de EGCG. Sabor Chocolate. Valor: $18.000 Caja.

 

Este viernes se celebra el día mundial del sueño, iniciativa impulsada por la Asociación Mundial de Medicina del Sueño. El lema de este año es “dormir profundamente nutre la vida” y la actividad física puede ser de gran ayuda para lograrlo. Smart Fit, la cadena de gimnasios inteligentes, te cuenta por qué mantenerte activo influye directamente en un descanso reparador.

1         El poder de la endorfina

Cuando realizamos deporte estimulamos la liberación de endorfina, hormona que contribuye a la regulación del ciclo circadiano, es decir, los cambios físicos, mentales y conductuales que experimentamos a diario y que responden a factores como la luz y la oscuridad. Ejercitarse de manera constante ayuda a lograr un ciclo de sueño-vigilia apropiado, manteniéndonos activos durante el día y brindándonos una sensación de tranquilidad durante la noche.

2         Logra la meta de entrenar tres veces a la semana

Realizar un trabajo moderado o vigoroso, por lo menos 150 minutos a la semana, ayuda a la regulación del ciclo circadiano, lo que puede significar mejorar en un 65% la calidad de sueño. Los resultados en personas con insomnio (falta anormal de sueño) se observan a largo plazo, ya que esta regulación se obtiene alrededor tres meses post ejercicio. No es necesario pasar largas horas en el gimnasio, rutinas de 50 minutos, tres veces a la semana, serán un gran avance para tu bienestar.

3         Ejercítate 3 o 4 horas antes de acostarte

Al practicar deporte, estimulamos la liberación de endorfina, por lo que el cuerpo se mantiene en alerta y más activo, lo que podría hacer más difícil conciliar el sueño. Lo recomendable es finalizar tus prácticas 3 o 4 horas antes de acostarte, el tiempo necesario para regular la presencia de esta hormona en el cuerpo.

4         ¿Tienes sueño todo el día?

Si tu problema es querer volver a dormir apenas te despiertas y permanentemente notas una sensación de cansancio, prueba realizando ejercicio en la mañana, después de un desayuno equilibrado, tanto en carbohidratos como proteínas.  Entrenar en las primeras horas ayuda a tener mejor capacidad de enfrentar actividades cotidianas, a equilibrar el sistema endocrino y a regular los ritmos biológicos.

 

Existen estudios que muestran que una alimentación rica en frutas, verduras,  legumbres y comida casera en niños menores de 3 años, mejora el desempeño intelectual en comparación a aquellos que consumen frecuentemente comida chatarra, lo que se suma a que están más propensos a desarrollar obesidad, enfermedades cardiovasculares, hipertensión y diabetes.

Muchas veces nos antojamos de hamburguesas, papas fritas, bebidas y helados, alimentos considerados chatarra debido a su bajo valor nutricional. El consumo de este tipo de alimentos trae consecuencias conocidas para adultos y niños, como el aumento del peso, el colesterol y mayor posibilidad de enfermedades cardíacas, entre otras.

A lo anterior, se suman las conclusiones de un estudio de la universidad de Bristol que muestra que la mala alimentación en los menores también puede tener efectos colaterales en el desarrollo cerebral. Los investigadores consideraron también variables como lactancia materna, clase social, escolaridad y edad de la madre, y admitieron que el ambiente doméstico también influye. Sin embargo, expusieron que la alimentación tiene un rol fundamental en el desarrollo intelectual de los mismos, obteniendo hasta cinco puntos más de CI en niños alimentados con una dieta saludable en contraste con los que no.

Durante los primeros dos años de vida, el cerebro vive su desarrollo más importante y hay factores como la estimulación y la genética que también ayudan a la plasticidad cerebral. El consumo de azúcar, grasas y comida chatarra hacen que los niños tengan un déficit de nutrientes, que afecta el desarrollo óptimo del cerebro.

“Esto no significa que los niños que han sido alimentados con comida chatarra no vayan a poder llevar una vida de logros y buen desempeño escolar, pero sí que lo podemos mejorar mediante a factores ambientales como lo son el estímulo y la alimentación. Esto demuestra la importancia de una nutrición saludable para los niños en sus primeros años formativos, ya que además de desarrollar un CI más alto, es la edad en la que se adquieren los principales hábitos, lo que los ayudará a tener una mejor salud en general”, destaca Paulina Hernández, nutricionista y jefa del programa Vivir Bien de Sodexo Servicios de Beneficios e Incentivos.

Conozca una lista de alimentos que no deben faltar en la dieta de los niños y los que debe evitar.

Alimentos que no pueden faltar:

Frutas y verduras, al menos 5 porciones al día (3 de frutas y 2 de verduras). Se deben incorporar en las papillas desde el inicio y las verduras como hábito de ensalada desde el año.

Legumbres, 2 veces por semana. Estas deben incorporarse desde los 7 - 8 meses de vida, según la nueva norma de alimentación, en reemplazo de la papilla de verduras con carne.

Pescado, 2 veces por semana. En la actualidad es sabido que puede incorporarse desde los 6 – 7 meses de vida,

Huevos, 1 vez por semana en reemplazo de la carne. Puede incorporarse desde los 9 a 10 meses, no frito.

Arroz, papas, fideos, entre otros.

Agua, sin sabor ni endulzantes. Es importante acostumbrar a los niños desde pequeños a tomar agua pura.

Preparaciones caseras. Preferir preparar los alimentos en casa para toda la familia siempre será la opción más saludable.

Alimentos que evitar:

 

Dulces, golosinas, azúcar, frituras, cereales azucarados, chocolates, alimentos ricos en grasas saturadas, snacks dulces o salados, pasteles y helados entre otros, ya que carecen de nutrientes importantes y pueden conducir a un rechazo en el consumo del resto de los alimentos. Además de los alimentos rotulados con “Alto en”, ya que tienen un valor nutricional menor y al ser altos en grasas saturadas y azúcares generan una mayor posibilidad de sufrir enfermedades crónicas no transmisibles como obesidad, diabetes, hipertensión, etc. 

Las mujeres con mamas muy grandes, pueden experimentar problemas médicos por el exceso de peso como: dolor en el cuello, en la espalda, deformidades de la columna vertebral,  problemas respiratorios, irritación de la piel y problemas de autoestima. También es habitual que los sostenes dejan marcas y a veces heridas en los hombros por el peso, sin las dificultades para hacer deporte y desarrollarse plenamente en la vida.

 

Especialmente, entre las más jóvenes , este es un problema estético que muchas veces como ya comentamos,  daña su autoestima. Algunas simplemente optan por evitar salir a fiestas o reuniones con gente de su edad, como también elegir ropa que les sirva para “esconder” eso que tanto las avergüenza.

 

 

El nombre de este problema se llama GIGANTOMASTÍA.

Para poder disminuir el volumen de la mama, es necesario realizar una MAMOPLASTÍA REDUCTIVA o REDUCCIÓN MAMARIA. Este es un procedimiento quirúrgico en el cual se remueve tejido glandular,  grasay piel de la mama, reduciendo su tamaño y peso, dejándola más firme y de un tamaño más armónico en relación al resto del cuerpo. Además se puede reducir el tamaño de la aréola, de considerarse necesario.

 

Descripción de la mama

 

La glándula mamaria está hecha de tejido glandular, tejido adiposo (graso), y tejido fibroso. Además de vasos sanguíneos, conductos  lactíferos (conducenla leche), glándulas, y nervios sensitivos.Hay una capa de tejido graso que rodea a la glándula lo que le da una consistencia y contorno suave. Bajo la mama está el Músculo Pectoral Mayor. Este es un músculo grande que participa del movimiento del brazo y estabilización del hombro.

¿A quién está dirigida esta operación?

 

A aquellas mujeres que presentan molestias por el tamaño y peso de sus mamas, que ven limitada su vida laboral, personal, sentimental y social,  diariamente  o quienes sientan molestias importantes o dolor lumbar.

 

En la mayoría de los casos la cirugía no se realiza hasta que las mamas se encuentran completamente desarrolladas, es decir alrededor de los 16 años, sin embargo puede ser realizada antes de esa edad si éstas están produciendo problemas físicos que lo amerite.

 

Descripción de la cirugía y procedimiento

 

Existen muchas técnicas quirúrgicas, las que se acomodan dependiendo de las características de la mama, edad y etapa de vida del paciente y preferencia del cirujano. Independiente de la técnica que se utilice para el tratamiento del tejido, por fuera de la mama, las cicatrices visibles serán las mismas, es decir, una alrededor de la areola, otra que baja y por último puede ser necesario agregar una que se oculta en el surco mamario (imagen). No hay que olvidar que uno cambia una forma por una cicatriz, es decir una forma y tamaño que nos acompleja, visible al mundo, por cicatrices que se ven en la intimidad y nos permiten la forma y tamaño tan buscado.

Recuperación

En general es una cirugía que molesta poco, se realiza con anestesia general, puede durar entre 2-3 horas y requiere de una noche de hospitalización, con un reposo relativo, dependiendo de la actividad que realizase. Las molestias principales se presentan en este período, y son controlables con antinflamatorios y analgésicos. Cuando su médico le dé el alta se le indicarán los analgésicos orales con los cuales podrá manejar estas molestias en casa. El aumento del volumen y moretones mejorarán en los 5 o 10 días siguientes. Los puntos debieran retirarse entre 5 a 7 días después de la cirugía.

 

Podrá volver al trabajo a la semana de realizado el procedimiento.

 

Debe evitarse ejercicio físico durante un mes.

El aspecto definitivo de las mamas se verá en unos 4 a 6 meses después de la cirugía.

 

Riesgos y Complicaciones

 

Existen riesgos y complicaciones comunes a todas las cirugías, así por ejemplo, las hemorragias y las infecciones. Sin embargo, ocasionalmente puede ocurrir perdida de sensibilidad en la areola pezón,  transitorio, raro perder la sensibilidad por completo, pero puede ocurrir, así como perder la areola por problemas se irrigación en mamas muy grandes, con muchas caída. .Debe recordarse que no siempre se logra corregir completamente las asimetrías existentes. Otro problema que ocasionalmente se produce es que si las mamas son muy grandes antes de la operación, puede que la paciente encuentre el resultado pequeño, o con los pezones muy altos. Por esto es esencial discutir estos puntos antes de operarse.

Otra complicación muy inusual, pero importante, es la infección de la glándula operada, con pérdida de piel e incluso partes de la aréola y pezón. Afortunadamente su ocurrencia es rarísima y tiene tratamiento en caso de ocurrir.

 

Otra opción…Lipoaspiración Mamaria

 

Algunas personas pueden tener mamas con alto contenido de grasa. Esto es más frecuente en mujeres de más de 45 años. Ocasionalmente puede realizarse lipoescultura de la mama, lo que es particularmente útil para aspirar el costado si está abultado. Aunque la lipoescultura de mamas es adecuada para casos minoritarios donde el pecho toma un aspecto más “liviano”.

 

Dudas Frecuentes

 

¿Pueden amamantar luego de la operación?

 

El tamaño de las mamas no tiene relación alguna con la capacidad de amamantar, y muchas pacientes operadas así lo demuestran.

¿Tengo que operarme nuevamente después de los próximos embarazos?

 

No. Durante el embarazo y la lactancia las mamas operados crecen, pueden lactar y regresan a su punto de partida bastante parecido al punto inicial.

¿Vuelven a aumentar de tamaño si la paciente sube de peso?

 

Las mamas por su gran contenido de grasa son muy dependientes del peso corporal, por lo tanto para optimizar un resultado luego de esta operación, es altamente recomendable mantener un peso estable.

¿La Reducción Mamaria es una operación de Cirugía Estética y como tal no sería pagada por las Isapres o Seguros?

 

Las mamas  muy grandes son un problema de salud y como tal su sistema de salud costeará los gastos de acuerdo a su plan médico. Es importante ser vista por un traumatólogo si es que siente molestias en la columna. Puede pedir entrevista con el médico controlador de su Isapre , y finalmente recuerde que existe una superintendencia que regula a las Isapres, si Ud. requiere ésta cirugía por razones de salud.

Por: Dr. Esteban Torres, Cirujano Plástico y Reconstructivo U.C.

www.drestebantorres.cl