alt

El oftalmólogo de Vidaintegra, Antonio Cornejo, asegura que con exámenes de visión periódicos y una detección temprana se pueden evitar sus consecuencias, pues sin el tratamiento adecuado y oportuno, esta patología podría llevar a la ceguera.

El glaucoma constituye un evidente problema de salud pública. Según la Organización Mundial de la Salud, es la segunda causa de ceguera en la población global después de las cataratas. En este sentido, el organismo internacional estima que para el año 2020, cerca de 78 millones de personas padecerán la enfermedad  y habrá alrededor de once millones de pacientes ciegos. Ante estos datos, cabe preguntarnos ¿de qué se trata esta enfermedad y cómo podemos prevenirla?

El oftalmólogo de Vidaintegra, Antonio Cornejo, explica que dicha patología “es una enfermedad  multifactorial neurodegenerativa del nervio óptico, acompañada muchas veces de un aumento de la presión o hipertensión ocular. Su causa principal es una falla en el drenaje de los líquidos del ojo, rompiendo el equilibrio entre producción y salida de éstos. También existen factores hereditarios”, asegura el especialista.

Tipos de glaucoma

Además del glaucoma crónico, existen otros tipos de variantes que son menos frecuentes, como el glaucoma congénito y el agudo. Este último tiene como principal síntoma el dolor intenso y que el ojo tenderá a ponerse rojo. Asimismo, tendrá visión borrosa, dolor de cabeza, náuseas y vómitos, lo que ameritará atención de urgencia. Este glaucoma avisa su aparición de forma violenta, a diferencia del crónico, que es mucho más frecuente pero asintomático.

Tratamiento

Si bien el glaucoma es una enfermedad crónica, tiene tratamiento. Este depende de varios factores, tales como el tipo de glaucoma, su severidad y la edad del paciente, entre otros. En palabras del oftalmólogo de Vidaintegra, este procedimiento tiene tres niveles. “Primero, fármacos en gotas para controlar la patología, luego el tratamiento láser y en último lugar, la cirugía. Esta última en caso de no haber obtenido un resultado positivo con los dos primeros pasos. El objetivo de estos tratamientos es bajar la presión ocular, generalmente alta”, indica el especialista.

La importancia de la prevención en grupos de riesgo

La prevención del glaucoma es fundamental, sobre todo en los mayores de 40 años, personas con antecedentes familiares de la enfermedad, quienes padecen de hipertensión ocular y a quienes, al ser evaluados por el especialista, se les detectó un aspecto sospechoso del nervio óptico. “A diferencia de las cataratas, la ceguera por glaucoma es irreversible. De ahí la importancia de su detección precoz: a través de evaluaciones oftalmológicas cada dos años a todas las personas mayores de 40, sobre todo si tienen factores de riesgo asociados”, manifiesta el Dr. Cornejo.

El oftalmólogo de Vidaintegra sostiene que no hay estudios específicos que den cuenta de la prevalencia de la enfermedad en Chile. Sin embargo, se proyectan entre 83.000 y 143.000 personas. “Como el glaucoma crónico es asintomático, se estima que la mitad de estas personas no saben que padecen la enfermedad”, finaliza el especialista.

 

 

 

 

alt

Ingerir las comidas correctas antes y posterior al esfuerzo físico, es un factor clave en el buen desempeño el día de la carrera y en la recuperación posterior.

Falta muy poco para que se realice el Maratón de Santiago, la prueba madre para todos los corredores, y que este 12 de abril coronará la exigente preparación de quienes asumirán el desafío.

Los participantes del evento deportivo ya tienen todo listo para correr por Santiago. Pero tan importante como el calzado y la preparación física, lo es la alimentación, tanto previa  como posterior a la competencia, sobre todo en las distancias mayores de la prueba, como los 21K y 42K.

¿Cómo se comporta el cuerpo frente a una actividad de este nivel? Astrid Caichac, nutricionista del INTA y Andrea Torres, nutricionista de Unilever, explican que el esfuerzo físico continuado puede agotar las reservas de glucógeno muscular (energía), por lo que el objetivo de la alimentación frente a un maratón “es aportar la cantidad de calorías necesarias para compensar el gasto energético, potenciar el rendimiento, prevenir la fatiga muscular y recuperarse óptimamente”, indicó Caichac.

Antes de la carrera y el gran día

Entre dos a tres días antes de la prueba, la profesional del Inta recomienda consumir alimentos que contengan hidratos de carbono, los que ayudarán a repletar las reservas de glucógeno muscular. “Esto permite mantener el rendimiento y prevenir el agote precoz”, explica.

Por su parte, Andrea Torres, nutricionista de Unilever, agrega que buenas fuentes de hidratos de carbono son: tallarines, arroz, pan, cereales, papas, legumbre s, entre otros.

En la medida que se vaya acercando el día del evento, las y los runners pueden experimentar cuadros de ansiedad que pueden afectar la alimentación. Si la tentación es mucha, la nutricionista de Unilever afirma que se deben comer colaciones entre las comidas principales como es la fruta, lácteos descremados y tomar mucho líquido (agua potable, aguas saborizadas sin azúcar, agua mineral) y carnes magras, huevo en las comidas. Esto podría ayudar a bajar la ansiedad, sin repercutir negativamente en la alimentación pre competencia.

Para el día de la carrera, se deben tener en cuenta dos factores importantes. El primero es consumir el desayuno entre dos a tres horas antes de comenzar la actividad física, explica Astrid Caichac. Esto, para que el cuerpo tenga las reservas de energía adecuadas y se produzca un óptimo vaciamiento intestinal. Se sugiere que éste no sea muy abundante y se eviten aquellos alimentos con gran contenido de grasa (quesos,  embutidos, entre otros), ya que estos retrasan la digestión, lo que puede generar malestar y mermar el rendimiento.

Adicionalmente se sugiere no incorporar alimentos con alto contenido de azúcar y alto índice glicémico, ya que puede favorecer la aparición de fatiga. Ejemplo: azúcares, golosinas, bebidas gaseosas azucaradas, entre otras.

El segundo factor es que, producto de los nervios y el estrés, se pueden generar molestias gastrointestinales, por lo que la profesional aconseja no consumir alimentos ricos en fibra como fruta,  pan y cereales integrales.

Un ejemplo para un desayuno correcto según la nutricionista Andrea Torres, es :

·         Consumir leche descremada o yogurt descremado

·         Cereales reducidos en azúcar o pan con una cucharadita margarina reducida en grasa  como Bonella  light y quesillo. También es importante consumir líquido previo.

Durante la Carrera:

Para prevenir fatiga en carreras largas, se recomienda consumir alimentos que aporten hidratos de carbono de rápida absorción y alto índice glicémico, puede ser una bebida azucarada, o geles con adición de azúcares, que últimamente han sido ampliamente utilizados.

Por otra parte, es fundamental tomar suficiente líquido durante la carrera. Se recomienda hacerlo cada 15 o 20 minutos. No espere a sentir sed para tomar líquido, la sensación de sed indica que ya se está deshidratado.

Si se suda demasiado y hace mucho calor, la opción pueden ser bebidas isotónicas, las que entregarán algo de energía y contribuirán a reponer los electrolitos perdidos a través del sudor, incluyendo sodio y potasio.

Recuperación

La preparación nutricional para el Maratón de Santiago no termina en cuanto se cruza la meta. El cuerpo experimenta un gran desgaste durante la competencia, por lo que la alimentación posterior es de suma relevancia para recuperar al organismo y prevenir lesiones.

Desde el Inta recomiendan consumir alimentos o líquidos que contengan altas cantidades de hidratos de carbono de rápida absorción y alto índice glicémico. Estos deben ser ingeridos en los 15 minutos posteriores a la carrera, ya que “en ese momento, el organismo asimila los nutrientes con mayor rapidez y los aprovecha eficazmente”.

Las proteínas también juegan un rol fundamental en la alimentación post maratón, ya que contribuyen a la reparación muscular.

Astrid Caichac nos entrega ejemplos de combinaciones de alimentos post maratón:

• Sándwich de pechuga de pavo + Jugo de fruta natural

• Leche o yogurt con cereales y fruta

• Barritas energéticas

Se recomienda, además, consumir abundante agua o bebidas isotónicas posteriores a la competencia para recuperar líquido y electrolitos.

Después de este gran esfuerzo, y de semanas de alimentación estricta, muchos runners querrán “premiarse” comiendo esas cosas ricas que dejaron de lado durante la preparación. Al respeto, Andrea Torres dice que es posible darse un gusto con algún alimento o snack preferido siempre y cuando sea en cantidades controladas y en forma esporádica (ej: chocolate, helado, papas fritas).

alt

La aceleración de la vida actual, los avances en la tecnología y el estar constantemente conectados son factores que han contribuido a que los ritmos de sueño hayan disminuido con el paso del tiempo. En este sentido, casi todas las personas hemos tenido problemas para conciliar el sueño durante la noche, sufriendo de insomnio, por lo menos alguna vez. Ante tal situación, el Dr. Andrés Villagrán, Neurólogo de Clínica Ciudad del Mar, nos explica las causas del insomnio, sus efectos y cómo combatirlo.

 Todos ansiamos tener un sueño reponedor luego de una jornada de trabajo o estudio. No obstante, muchas veces tenemos la mala suerte de no poder dormir y andar cansados al día siguiente. Según el Dr. Villagrán, Neurólogo de Clínica Ciudad del Mar “esto sucede porque existe un trastorno del sueño, consistente en la dificultad para dormir  que se expresa en tener un sueño pobre en cuanto a la calidad de éste, ya sea al inicio, en el mantenimiento o al amanecer”. 

El insomnio tiene varios factores predisponentes, que van desde inadecuados hábitos de vida hasta factores psiquiátricos. Este último es el más importante de todos, ya que vemos cómo la falta de sueño puede ser la manifestación de trastornos de ansiedad y depresión. Asimismo, “existe la posibilidad de que haya efectos secundarios derivados de malos hábitos de sueño, inadecuado uso de medicamentos para dormir en quienes padecen de insomnio crónico, escasa actividad física y la auto privación de dormir con horas insuficientes de sueño nocturno”. Pero eso no es todo, puede incluso deberse a algunas patologías del sueño como “el síndrome de apnea obstructiva del sueño, reflujo gastroesofágico, adicciones a drogas o alcohol, entre otros”, puntualiza el especialista.

 Si bien hay veces en las que cuesta conciliar el sueño, sólo “se puede hablar de un trastorno cuando una persona tarda más de media hora en dormirse o despierta prolongadamente a las 2 ó 3 horas luego de haber concebido el sueño y le cuesta retomarlo de forma continua. También cuando la noche se le acorta y despierta 2 ó 3 horas antes de lo deseado”, explica el Dr. Villagrán, quien agrega que “la somnolencia diurna excesiva y consecutivo a ello irritabilidad, alteraciones de memoria, fallas en tareas manuales de precisión, entre otros, son efectos de alguien que no ha dormido como corresponde”.

 ¿Cómo lo prevenimos?

 Contar ovejas saltando sobre una barrera para poder dormir es un consejo que ha traspasado generaciones, al igual como lo es el tomar leche caliente antes de ir a la cama. Cualquiera sea la técnica que se emplea, lo importante es lograr un sueño reparador que nos permita enfrentar la jornada del día siguiente con la energía necesaria. Para esto, el neurólogo de Clínica Ciudad del Mar, Dr. Andrés Villagrán, nos entrega algunos tips para que tengamos una noche de descanso:

-  Ir a la cama sólo cuando tenga sueño.

-  Usar la cama y dormitorio sólo para dormir, evitando utilizarlo para comer, trabajar, etc.

-  No esforzarse por dormir, no estresarse.

-  Tener horarios fijos para despertar.

-  Evitar siestas.

-  Antes de acostarse aplicar técnicas de relajación.

-  Evitar excesos de luz, ruidos (usando incluso tapones de oídos) y temperaturas extremas en la habitación.

-  Bajar la activación antes de acostarse: no beber alcohol ni café 4 a 6 hrs previo al dormir, evitar la nicotina (tabaco), no hacer ejercicio físico antes de acostarse, evitar alimentación abundante, no mirar TV desde la cama, evitar uso crónico de fármacos hipnóticos, entre otros.

 

alt

El proceso del embarazo es único y cada pareja debe enfrentarlo como un nuevo desafío lleno de amor y comunicación, generando un ambiente seguro para el bebé que está por llegar. El Dr. Ignacio De La Torre, Ginecólogo de Clínica Ciudad del Mar, nos entrega algunos consejos sobre las ecografías.

Una de las primeras responsabilidades de cada gestante consiste en asistir a un control prenatal, que es el conjunto de medidas sanitarias destinadas a prevenir y tratar precozmente las enfermedades que pueden alterar el curso del embarazo.

Cada uno de esos controles es una buena oportunidad para aclarar las dudas que pueden surgir. Una de las preguntas más recurrentes durante este período tiene relación con un examen que se utiliza comúnmente en el embarazo: la ecografía.

La ecografía es un examen que utiliza las ondas de ultrasonido para generar una imagen diagnóstica, que logra representar de manera muy fidedigna el estado del embrión o feto. Son absolutamente inocuas para el bebé, por lo cual no existe un número máximo de estos exámenes que se puedan realizar durante la gestación.

Es una de las evaluaciones que se utilizan con mayor frecuencia en el embarazo y para muchos padres es parte fundamental del control prenatal y, el especialista nos cuenta de qué se tratan las 3 ecografías que podemos considerar imprescindibles en la gestación:

La primera se debe realizar entre las semanas 11 y 14, y su principales objetivos son precisar la edad del embarazo, identificar si es un embarazo único o múltiple y definir el riesgo de aneuploidas (como Síndrome de Down).  En este examen es posible observar al feto, con sus cuatro extremidades, moviéndose y con su corazón latiendo rápidamente y en muchas ocasiones es posible identificar el sexo del feto.

La segunda ecografía es un examen que permite evaluar la anatomía fetal y se realiza entre la semana 22 y 24. Pretende explorar los órganos del feto y de esta manera diagnosticar alteraciones cardíacas, cerebrales, renales y de otros sistemas. También mide la circulación y resistencia placentaria y el largo del cuello uterino lo cual permite determinar el riesgo de presentar una preclampsia y/o un parto prematuro. Algunos padres conocen este examen como la 3D, sin embargo debemos aclarar que las imágenes obtenidas mediante esta técnica tridimensional, no sustituyen las mediciones relevantes de la anatomía fetal. En este examen el médico suele certificar el sexo del feto.

La tercera ecografía debiera ser realizada entre las 34 y 36 semanas y su objetivo es estimar el peso del bebé (lo cual se consigue midiendo los diámetros del cráneo, el largo del fémur y la circunferencia abdominal) y además busca evaluar el bienestar fetal (mediante la medición del líquido amniótico; el tono y los movimientos respiratorios y corporales del feto)

En los embarazos de alto riesgo (embarazos gemelares, preclampsia, diabetes gestacional, los que padecen alguna patología del desarrollo o crecimiento fetal), debemos considerar necesario realizar otras ecografías cuyo objetivo es evaluar el bienestar fetal para definir el momento correcto del nacimiento. Estas pueden medir incluso la circulación de la placenta o del bebé mediante el uso del doppler. (herramienta de medición de flujos sanguíneos que incorporan algunos ecotomógrafos de última generación).

Al momento de elegir el lugar y especialista para su realización es importante sugerir que cada paciente asista a un centro acreditado, que cuente con experiencia y prestigio y que haya sido recomendado por otras pacientes o profesionales de salud. El centro escogido debe contar con un ecotomógrafo moderno, con buena calidad de imagen y el ginecólogo que realiza el examen debe estar capacitado y certificado en esta técnica diagnóstica.

Cada vez que se cancela una ecografía la paciente debe solicitar un informe que incluya además de las imágenes o fotos del feto,  las medidas y conclusiones obtenidas.

“La ecografía, es un momento ideal para integrar a la familia al control de la paciente, propiciando el apego mediante la observación del feto, de sus movimientos y la audición de los latidos cardíacos. Este examen emociona a quien lo observe, y por este motivo las embarazadas suelen asistir acompañadas de los futuros abuelos y hermanos del bebé, permitiéndoles conocerlo antes del nacimiento y estrechando los vínculos entre ellos”, concluye el Dr. Ignacio De La Torre, Ginecólogo de Clínica Ciudad del Mar.

 

 

alt

Los problemas de aprendizaje de los niños no solo están asociados al déficit atencional o algún otro tipo de trastorno de desarrollo, sino que, en su mayoría, se relacionan con un importante problema en el oído.

Con el inicio del año escolar, la mayoría de los padres y profesores velan por un buen desempeño académico de los niños, especialmente en los menores de 12 años, quienes están en la edad de aprendizaje más importante. El problema es que para que ellos pongan la atención necesaria en la clase, no solo se necesita un educador entretenido y rutinas didácticas, también un buen receptor auditivo.

Si bien, el mejor remedio para la sordera en niños es detectarla a tiempo con la visita al otorrinolaringólogo anual, existen otros tratamientos que permitirán hacer del año escolar para el niño mucho más agradable, y generará muchos mejores frutos, tanto en su educación como en su desarrollo del lenguaje y social.

Claudio Poyanco, Audioprotesista de Rotter & Krauss, asegura que una sordera infantil puede comprometer seriamente el desarrollo emocional, congnitivo y social de un niño, “por eso mismo, es importante que su diagnóstico se realice lo antes posible, en los primeros meses de vida, para así evitar alteraciones del lenguaje y favorecer el desarrollo neuropsicológico del niño, especialmente en edad escolar”.

En Chile, hay algunas compañías ligadas a la salud que cuentan con la tecnología necesaria para ayudar a los niños en su etapa educativa mediante la solución de sus problemas de sordera. Uno de ellos es Oticon, marca que Rotter & Krauss trae en exclusiva al país, donde trabajan con tecnologías que entregan una solución integral para las diferentes pérdidas auditivas en todas las edades, con productos desarrollados especialmente para niños y jóvenes en edad pre escolar y escolar.

“Las soluciones audiológicas ayudan a tener una mejor comprensión del lenguaje en ambientes de ruido donde se dificulta el entendimiento. Los audífonos con que contamos en Oticon tienen un mecanismo donde se resalta la señal de la voz sobre el ruido, facilitando así la comunicación en la actividades diarias y permitiendo adquirir el lenguaje de una manera adecuada independientemente del ambiente ruidoso donde el niño se encuentre”, asegura Linda Karinna Florian, Latin American Audiology and Sales Support  de Oticon.

El trabajo en conjunto de los padres, profesores y médicos expertos en audición, seguidos con un reconocimiento temprano de los indicios de las dificultades para escuchar, permitirán que los niños y jóvenes logren un mejor desarrollo a nivel educacional, personal y en cuanto a relaciones personales. 

alt

Cada vez hay más conciencia sobre los alimentos que se consumen, sobre todo cuando se trata de la alimentación de los niños. Respondiendo a esta creciente demanda, es que Smiley Kids llega al mercado nacional para satisfacer las necesidades de los consumidores que prefieren los productos orgánicos.

En los últimos años la alimentación orgánica ha despertado un enorme interés en la población, particularmente entre las personas que se preocupan de cuidar su salud a través de aquello que, al consumir, se vuelve parte de su cuerpo. Las mamás 2.0, están cada vez más preocupadas de este aspecto, procurando entregarles la alimentación más sana a sus bebés.

Es así como, debido a la creciente demanda por productos saludables y el potencial incremento en la industria de comidas para bebés que se percibe en país, nace Smiley Kids, productos 100% naturales y orgánicos elaborados sólo con frutas y vegetales, que cuentan con certificación USDA y Europea y están enfocados en incluir en el mercado chileno comida orgánica de primera calidad para bebes y niños en su primera etapa de desarrollo.

El objetivo de este emprendimiento de la compañía Sur Trading, cuyos socios provienen de Gran Bretaña, Australia y Chile, es ofrecer al mercado chileno de comida sana, natural y 100% orgánica, que beneficiará el crecimiento de los niños chilenos.

La comida viene en un novedoso envase, muy conveniente y práctico, ya que al ser flexibles evitan romperse, además son livianos, fáciles de transportar y el diseño de su tapa permite evitar atoramientos en los niños. Están confeccionados por una nueva

tecnología que mantiene los ingredientes naturales en perfectas condiciones, conservando el alimento por un periodo de 12 meses, además de convertirlo en un envase muy fácil de servir y liviano, lo que ayuda a que los niños más grandes se auto-alimentan al no necesitar cuchara.

Primeros sabores

En su primera etapa de lanzamiento, Smiley Kids ingresa al mercado con dos sabores distintos; “Pera + plátano + mango” y “Manzana + Camote + Zanahoria”, productos que entregan nutrientes y vitaminas que todos los niños en su primera etapa de crecimiento necesitan, de forma natural y en un formato entretenido y práctico.

De esta manera, las compotas orgánicas de frutas y verduras Smiley Kids, llegan a Chile para convertirse en el mejor aliado de esas madres que buscan crear hábitos de alimentación saludable en sus hijos, desde los primeros años y no tienen el tiempo de preparar su comida todos los días.

Smiley Kids está disponible en Supermercados Líder, a lo largo de todo el país.

Para mayor información visita: www.smileykidsfood.com

Twiiter: @smileykidsfood

alt

alt

Niños inquietos, con mala conducta, bajas notas y numerosas anotaciones en el libro de clases suelen ser las características de un menor con déficit atencional. Este cuadro, sin embargo, tiene variantes, tales como el predominio inatento, más difícil de pesquisar porque se da en personas más tranquilas. El neurólogo de Vidaintegra, Carlos Navarrete, nos entrega a continuación pautas para poder descubrirlo tempranamente.

El déficit atencional es una patología presente en niños, pero que puede extenderse hasta la vida adulta, y se caracteriza principalmente por la dificultad para concentrarse, hiperactividad e impulsividad y suele asociarse a un bajo rendimiento académico. Según explica el Dr. Carlos Navarrete, neurólogo de Vidaintegra, éste tiene subtipos: el inatento, el hiperactivo y el combinado, que es el más común. “En el déficit atencional inatento no se satisface todos los criterios de hiperactividad e impulsividad pero predomina la falta de concentración”, asegura el especialista. 

Las características específicas de este déficit están dadas porque pareciera que los niños están siempre distraídos. “Les cuesta seguir las instrucciones, pierden los útiles, son descuidados porque no logran focalizarse, no llevan las tareas, acumulan anotaciones por faltas de responsabilidad, etc.” explica el especialista de Vidaintegra.

El Dr. Navarrete aclara que por lo general los niños con déficit atencional, independiente del subtipo, tienen ocasionalmente otros cuadros asociados “como por ejemplo trastornos de aprendizaje, de lenguaje, de conducta, alteraciones del sueño, trastornos del ánimo depresivo y trastornos ansiosos. En los niños con predominio inatento, lo que más se ve son los trastornos de aprendizaje o lenguaje, y trastornos del ánimo ansiosos o depresivos, más que los conductuales, que son más comunes en los combinados o los hiperactivos”. Por lo tanto, sólo el niño hiperactivo será el que molesta a sus compañeros en clases o revoluciona la sala con saltos y gritos.

El niño con déficit atencional inatento tiene buena relación con su entorno y sus compañeros, son respetuosos con sus padres y son más calmados. Esta característica puede significar que muchas veces se retrase su diagnóstico, ya que lo más común es que el niño sólo sea distraído y que presente bajo rendimiento académico. 

¿Cómo saber que estamos frente a un déficit atencional? Los profesores seguramente serán los primeros en detectarlo y darán cuenta de esto a los padres. La edad clave en la aparición de este déficit es cerca de los seis años, cuando el niño está entrando a la educación básica, periodo en que hay más tareas, desafíos, e instrucciones que seguir.

Lo importante, recalca el Dr. Navarrete, es que se consulte a un especialista si existen dudas, ya que un déficit atencional no tratado puede generar muchos problemas en el futuro, como depresión, trastornos conductuales e intolerancia a la frustración.

El entorno como factor clave

Los padres, hermanos y profesores también juegan un rol importante. “Hay que preocuparse de que el niño focalice la atención, debemos asegurarnos de que está entendiendo y escuchando la instrucción. Esto es válido tanto para la casa como para el colegio, donde las instrucciones tienen que ser claras y sencillas. Es importante destacar las potencialidades, resaltar más lo positivo que lo negativo”, indica el Dr. Navarrete.

¿Cuándo sospechar la presencia de déficit atencional inatento?

-          Niños de bajo rendimiento académico.

-          Niños distraídos con dificultad para concentrarse.

-          Niños que realizan muchas actividades y no logran terminarlas.

-          Niños que pierden útiles constantemente.

-          Niños con dificultad para seguir instrucciones complejas.

-          Niños con problemas tanto en la casa como en el colegio.

-          Niños insomnes.

-          Niños que olvidan cuadernos, tareas o trabajos.

-          Niños que acumulan anotaciones por falta de responsabilidad.

-          Hijos de padres que han sufrido o sufren de déficit atencional del adulto.

 

alt

La implementación de sistemas de bicicletas públicas y un progresivo aumento de ciclovías ha provocado que un mayor número de personas decida ocupar la bicicleta como medio de transporte principal, dejando de lado el automóvil. Sin embargo, ¿estamos preparados físicamente para practicar de forma regular este deporte? El traumatólogo de Clínica Vespucio, Gonzalo Umaña, nos entrega recomendaciones para evitar posibles daños musculares en el intento.

La bicicleta es un medio de transporte que se ha popularizado en nuestro país por ser ecológico, beneficioso para la salud y además económico. No sólo se considera para hacer ejercicio, sino que como medio para trasladarse de la casa al trabajo y viceversa, por lo que se prevé un incremento aún mayor en su uso dentro de los próximos años. Sin embargo, no hay que olvidar que como todo ejercicio, si no se practica de forma correcta, puede generar molestias.

El ciclismo es clasificado como una actividad deportiva de tipo predominantemente aeróbico, que compromete altamente al sistema cardiovascular y respiratorio, además de numerosas zonas musculares. En este contexto, el traumatólogo de Clínica Vespucio, Gonzalo Umaña, asegura que “la práctica de este deporte permite obtener las clásicas mejoras típicas de los deportes de resistencia como lo son la eficiencia cardíaca, capacidad respiratoria, eficiencia muscular y que al practicarlo de forma regular, conlleva además a un mejor control de la presión arterial, de la glicemia, del colesterol y del peso corporal”. Sin embargo, si no se toman las precauciones necesarias, el ciclista se expone a lesiones y dolores musculares que pueden producir gran dolor. 

             Lesiones más comunes

·         Dolores de rodilla: por lo general asociado a problemas de alineación con la rótula o ligamentos o tendones causados por sobreuso.

·         Lesiones en la cabeza: varían desde heridas hasta traumas severos con pérdida de conciencia o muerte, por lo que el uso del casco es obligatorio.

·         Dolores de espalda y cuello: usualmente causados por tensión muscular tras largos periodos en la bicicleta y asociados a sobreuso y mal alineación muscular.

·         Dolor o molestia de muñeca o mano: causados por la mala posición con respecto al volante, que sobrecarga los tejidos de la muñeca, o bien un impacto.

·         Problemas urogenitales: se causan por compresión de los nervios que se encuentran en el área genital o rectal por la posición del sillín y los pequeños golpes que esa área recibe durante el ejercicio.

·         Molestias en los pies: usualmente entumecimiento que se asocia a los zapatos muy ajustados, o un aumento de la presión en los músculos de la pantorrilla por sobreesfuerzo al pedalear, que comprimen los nervios que van hacia el pie.

Recomendaciones

Según el traumatólogo de Clínica Vespucio, Gonzalo Umaña, la postura y el entrenamiento gradual son fundamentales para pedalear sin problemas, además de visitar al médico antes de usar la bicicleta de manera habitual.  Dentro de las principales advertencias que hace el especialista están:

·         Usar ropa y accesorios especializados. Para evitar enfermedades causadas por enfriamiento, la indumentaria debe ser adecuada al clima, permitir la evaporación del sudor y la protección contra el viento. Usar ropa reflectante para evitar accidentes en la ruta, y el uso de casco, gafas y guantes limitará los daños en caso de caídas y accidentes.

·         Dosificar el ciclismo de acuerdo al propio nivel, con la idea de que la fatiga no obligue a dañar la postura en la bicicleta.

·         Reconocer el recorrido que se realizará previamente, lo que disminuye el riesgo de accidentarse.

·         Realizar un chequeo médico previo al iniciar la práctica de cualquier deporte en forma seria o competitiva

·         Calentar y elongar antes y después de practicar cualquier actividad física. En el ciclismo se utilizan y exigen casi todas las partes del cuerpo, por lo que se recomienda realizar elongaciones tanto de cuello, espalda, extremidades superiores e inferiores, caderas y pelvis entre 10 a 30 segundos por grupo muscular.