alt

En esta época del año que todos queremos estar más delgados, muchos cometemos el error de pasar largas jornadas sin comer; nos saltamos alguna comida con la falsa creencia de que ello nos ayudará a ahorrar calorías, pero lo cierto es que este supuesto “ahorro” nos juega en contra, afirman los especialistas.

“Lo más importante de cualquier pauta de alimentación es no saltarse comidas. Habitualmente en las dietas extremas se pasa mucho tiempo sin comer y estos ayunos prolongados no son beneficiosos pues hacen que nuestro metabolismo se enlentezca y con ello que sea mucho más lenta la pérdida de peso” asegura Romina Rubilar, nutricionista de la Universidad Mayor.

En esta materia, la norteamericana experta en nutrición de Herbalife, Susan Bowerman, agrega que “el peligro de saltarse comidas es que raramente funciona como una estrategia de control de peso, por el contrario, sólo se consigue llegar más hambriento a la siguiente comida y dónde lo más probable repondremos las calorías que no ingerimos más temprano.”

Bowerman afirma que “la comida que más se saltan las personas es el desayuno, a pesar de que los estudios han demostrado que quienes desayunan regularmente tienen más probabilidades de mantener su peso saludable.” En Chile, la excusa más frecuente que refieren las personas al consultarles por qué no desayunan, es la falta de tiempo en las mañanas, nos cuenta el doctor Pedro Barreda, pediatra experto en nutrición.   

La mayoría de las dietas, o al menos las saludables y duraderas, tienen una tónica en común: comer cinco veces al día (desayuno, colación media mañana, almuerzo, colación media tarde y cena) y nunca saltarse las comidas. En la mayoría de ellas, el desayuno debe incorporar un lácteo descremado; pan o cereal idealmente integral y un poco de fruta o jugo de fruta. Para Barreda, “este es un desayuno saludable, ideal para niños y adultos, y para consumir diariamente, pero si nos quejamos de no tener tiempo, recomiendo reemplazarlo con un batido de proteínas, que se realizan en 1 minuto.”

“La gracia de los batidos es que son enriquecidos con proteína de soya, fibra, vitaminas y minerales, son sumamente fáciles de preparar, con un minuto cada mañana están listos y hasta hay de diferentes sabores. Eso sí, tomando batidos tendrás una serie de beneficios que sólo se ganan cuando uno no se salta las comidas,” comenta el doctor Barreda.

Beneficios del desayuno:

  • Más desayuno, menos sobrepeso: un estudio del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de Estados Unidos reveló que las adolescentes que desayunan cereales integrales tienen menos sobrepeso.
  • Saciedad duradera: sí es que uno consume un desayuno balanceado basado en proteínas (lácteos descremado, huevos, jamón de pavo) se evitará la sensación de hambre por más horas, por ende nos dará menos hambre y nos ayudará a no comer de manera desmedida.
  • Energía para todo el día: un desayuno balanceado repone las energías que gastamos mientras nuestros cuerpos duermen y nos permite enfrentar el día con el ímpetu necesario. 

alt

alt

Encender la televisión después de las 22 horas y sólo ver programas de cocina, sin duda que despierta el apetito de cualquiera, sobre todo después de iniciar una dieta estricta. Para la nutricionista de Vidaintegra, Carolina Pizarro, la noche es la hora más crítica, ya que no estamos bajo la presión de la jornada laboral y es natural que la persona busque un poco de placer y se salga de la dieta.

Los atracones nocturnos al refrigerador son el enemigo más peligroso que se puede encontrar cuando realizamos una dieta. No solamente porque la cantidad de comida ingerida en el atracón puede mandar al tarro de la basura todo el esfuerzo realizado durante el día, sino porque son momentos en los que perdemos por completo el control sobre nosotros mismos. Estas sensaciones se suman a los sentimientos de vergüenza y culpabilidad sensaciones pueden aumentar nuestra ansiedad, hacer que dejemos de creer en nosotros y llevarnos a renunciar a nuestra dieta.

“Durante la noche aumenta la ansiedad, porque ya no estamos bajo la presión de la jornada laboral y es natural que la persona busque un poco de placer y coman lo que más les gusta y no lo que más les sirva. Además, eso se va a potenciar en la medida que dejemos la comida más completa del día para ese horario”, asegura la nutricionista de Vidaintegra, Carolina Pizarro.

La ansiedad en ciertas situaciones del día día constituye una emoción desagradable, sobre todo cuando realizamos una dieta estricta y actuamos neutralizándola recurriendo a algo que nos gusta. Muchas veces las cosas agradables no es otra cosa que comer, ya que estimula las papilas gustativas, otorgándonos un enorme placer. También sientes gratificación al consumir alimentos de buen sabor que, en la mayoría de las veces, son los más calóricos y los que más ayudan a que retrocedamos en el propósito de estar en forma.

“Las dietas muy restrictivas -en las que muchas de ellas son sacadas de revistas de moda sin ninguna orientación profesional-, pueden aumentar la ansiedad en vez de reducirla. Si tienes ataques de hambre mientras haces una dieta puede significar también que los alimentos aportados tienen un bajo valor de saciedad”, señaló la especialista.

Recomendaciones

En la reducción de ansiedad, lo importante son los horarios y lo que elegimos para comer. Estos desordenes en la alimentación se producen por una suma de factores, entre los que se cuentan tomar o no desayuno, hacer ayunos prolongados durante el día por más de cuatro horas o combinar ayunos prolongados con ejercicio y el estrés.

Y para tener éxito en la lucha contra los atracones nocturnos al refrigerador, la nutricionista de Vidaintegra, entrega los siguientes consejos:

- Comer cada 3 o 4 horas.

-Consumir alimentos saciadores como: cereales integrales, lácteos bajo en grasa, frutas cítricas, berrys, manzanas, verduras de hoja verde y carnes bajas en grasa.

-El té verde es un buen saciador.

-Beber agua purificada fraccionadamente durante el día. 

-Hacer ejercicio, pero nunca en ayunas ni muy tarde.

La nutricionista también agrega que hay una serie de alimentos que aumentan la ansiedad. “Hay que evitar el consumo de café, té, las bebidas azucaradas, el azúcar y alimentos que la contengan, además de los almidones presentes en el pan”.

 

 

alt

Evitar usar ropa ajustada que produzca humedad en la zona genital, estar atento con la higiene y una buena hidratación, son formas adecuadas de prevenir las infecciones urinarias, una patología que puede llegar a causar complicaciones como una extensión de la infección, o incluso una lesión renal irreversible.

Se acerca la temporada de piscina y las vacaciones, período que para muchas mujeres es sinónimo de pasarlo bien, sin embargo para otras es cuando aparece el miedo a contraer una infección urinaria o cistitis infecciosa, debido a que hay mayor exposición a las bacterias que habitan en el agua o por el incremento de la actividad sexual.

“Si bien tanto hombres como mujeres pueden padecer de cistitis infecciosa, son éstas últimas las que presentan infecciones con mayor frecuencia debido a la cercanía que existe en la mujer entre la uretra (orificio de salida de la orina) y el ano (orificio de salida de las deposiciones)”, señaló el coordinador de urología de Clínica Vespucio, Dr. Juan Carlos Frías.

Síntomas de la cistitis infecciosa:

-Sensación de ardor al orinar.

-Necesidad intensa y frecuente de orinar, incluso cuando la vejiga está vacía.

-Orina turbia, de olor fuerte o con sangre.

-Fiebre en bajo grado.

-Dolor a la espalda o en la parte baja del abdomen.

El especialista agrega que, “el uso de ropa ajustada o de materiales como el nylon produce humedad que puede favorecer un ambiente propicio para que se trasladen y desarrollen las bacterias. Las relaciones sexuales, a su vez, producen un masaje de la uretra femenina que hace avanzar bacterias  desde la uretra hacia la vejiga, estos microorganismos son propios de la mujer, no los aporta el hombre. En este aspecto la higiene y orinar se vuelven claves”.

Respecto del tratamiento, el médico indica que “lo más importante es saber de qué bacteria se trata (Escherichia Coli es la más frecuente) y determinar su sensibilidad para ver con qué antibiótico la podremos eliminar, por lo tanto siempre que se presenten los síntomas, es fundamental realizar un cultivo de orina. La automedicación genera un tratamiento de síntomas que no son infecciones y se puede producir resistencia a los antibióticos”, advierte.

A modo de tratamiento complementario y en caso de infecciones urinarias recurrentes, el consumo de arándanos o preparados farmacéuticos de este fruto puede disminuir el riesgo de nuevas infecciones.

Acerca de los consejos generales de prevención, el Dr. Frías señala: “aumente el consumo de líquidos, ya que al ingerirlos se produce orina y cada vez que orinamos, lavamos la vejiga. El aseo genital es siempre de adelante hacia atrás. No hay que aguantar la orina. Después de la actividad sexual lo ideal es realizar un aseo con un chorro de agua y orinar”, explica.

El urólogo de Clínica Vespucio recomienda atender a los siguientes consejos para reducir las posibilidades de contraer una infección urinaria:

Recomendaciones:

-Consuma mucho líquido  (2 a 3 litros por día).

-Orine frecuentemente y en cuanto sienta la necesidad de hacerlo.

-Realice una adecuada higiene íntima (sin jabón o shampoo), principalmente tras evacuaciones intestinales. La forma de hacerlo es de adelante hacia atrás.

-Seque bien sus órganos genitales tras el baño. La humedad en esa zona favorece la generación de bacterias.

-Orine luego de tener relaciones sexuales. Éstas facilitan la entrada de bacterias a la uretra.

 

 

 

 

alt

Cuando nos enteramos de un embarazo, son muchas las dudas que pueden aparecer en nuestra cabeza: cuándo acudir a control,  qué exámenes nos debemos realizar y qué cuidados debemos tener para ayudar al correcto desarrollo de nuestro bebé. Para eso, el Ginecólogo Obstetra de Clínica Ciudad del Mar, Dr. Ignacio De La Torre, nos entrega algunos lineamientos.

Durante el embarazo cada paciente debe asistir al menos en 9 oportunidades a control prenatal. Los objetivos de estos chequeos son detectar precozmente cualquier enfermedad de la madre o el feto que puedan alterar el curso normal del embarazo,  promover conductas saludables como ejercicio y dieta y realizar acciones preventivas de patologías como las infecciones de transmisión sexual, la diabetes del embarazo y la hipertensión gestacional. Cada control tiene objetivos y exámenes  específicos.

Aquellas mujeres que presentan  un embarazo de alto riesgo, como puede ser aquel complicado con hipertensión, un embarazo gemelar o parto prematuro, deberán consultar con mayor frecuencia.

El Dr. De La Torre explica que “en cada control el médico debe pesar y medir a la paciente, para calcular su índice de masa corporal y detectar sobrepeso, obesidad o desnutrición. Además, se debe tomar la presión arterial, detectar los latidos fetales y medir la altura del útero (para evaluar crecimiento fetal). Estos datos deben quedar registrados en un carnet maternal que la mujer debe portar siempre. Es recomendable que la paciente asista con un registro de las preguntas que han surgido desde su control anterior para que no olvide resolver las inquietudes con su médico tratante”.

¿Cuándo debe ser la primera consulta con el ginecólogo una vez que se sabe que está embarazada?

La primera consulta debiera agendarse  cuando la mujer se da cuenta que está embarazada. Ésta ayuda a modificar oportunamente cualquier hábito o tratamiento que pueda afectar el desarrollo del bebé e iniciar el suplemento con ácido fólico, que es la principal vitamina que se utiliza en las primeras 14 semanas de la gestación. En este primer control el ginecólogo debe ayudarnos a confirmar el diagnóstico de embarazo, detectar si es único o múltiple (el embarazo gemelar ocurre aproximadamente en 1 de cada 100 gestaciones) y corroborar la edad gestacional (que nos ayuda a conocer la fecha de parto). Este control inicial es fundamental para establecer los siguientes pasos en el cuidado maternal.

Para poder cumplir con estos objetivos, el profesional realiza varias preguntas sobre los antecedentes médicos y quirúrgicos de cada mujer, sobre enfermedades como diabetes; hipertensión; o hipotiroidismo, así como también, la presencia de alergias, consumo de tabaco, alcohol y drogas, o uso de medicamentos. Además recaba información sobre embarazos, partos y abortos previos. Es muy útil que la paciente informe sobre el peso de nacimiento de cada hijo anterior y las fechas de sus partos, cesáreas y abortos, si los hubiera.

“Un dato muy importante que debe aportar la paciente es la fecha de la última regla y si estaba utilizando algún método anticonceptivo en los últimos meses, ya que con esta información se calcula la fecha de parto. Ésta información es muy relevante para los padres y se calcula a partir de la fecha de última regla y la información obtenida en la primera ecografía.  Esta corresponde a las 40 semanas y es una referencia para conocer el momento del nacimiento. Traer estos antecedentes registrados en el celular o en una libreta es bastante útil para facilitar esta primera entrevista”, puntualiza el Dr. Ignacio De La Torre, Ginecólogo Obstetra de Clínica Ciudad del Mar.

En este control se deben solicitar exámenes de sangre y de orina, cuyo principal objetivo es diagnosticar enfermedades;  como una infección urinaria; hipotiroidismo y diabetes, que pueden alterar el curso normal de la gestación.

Finalmente se entregan recomendaciones de alimentación y ejercicio para evitar el aumento excesivo de peso (actualmente cerca del 70% de las embarazadas tiene sobrepeso y obesidad).

Tradicionalmente, desde el diagnóstico del embarazo se planifica un control mensual hasta el octavo mes, donde pasan a ser cada 2 semanas hasta la semana 36  y luego cada 1 semana hasta el parto. En los controles de las 8 a 12 semanas y en el de 26 a 28, se deben pedir exámenes de laboratorio donde destacan el grupo sanguíneo, el examen de detección del vih y sifilis, los de función tiroidea, renal y hepática, el hemograma, la prueba de tolerancia a la glucosa y el urocultivo y sedimento urinario.

La paciente se debe sentir cómoda con el ginecólogo y la atención que éste le brinda, siendo relevante además de los aspectos técnicos antes mencionados el ambiente de confianza y respeto mutuo que debe existir.  Es importante que la paciente se sienta cómoda pues eso contribuye a mejorar la asistencia a los controles de salud. Muchas mujeres asisten acompañadas de su pareja u otro familiar y eso ayuda bastante a generar un ambiente tranquilo y de confianza para ir estableciendo un vínculo con su médico tratante.

 

alt

Este viernes 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes, enfermedad que se produce por el aumento de azúcar en la sangre y que tiene consecuencias como insuficiencia renal, ceguera y daño arterial en piernas. La última encuesta de salud, realizada el 2010, arrojó que un 9,4% de los chilenos sufre de diabetes. Factores como el sedentarismo y la obesidad han aumentado la prevalencia de diabetes en la población.

Por eso, es importante determinar qué comemos y cuántos hidratos de carbono nos entrega el alimento que estamos ingiriendo.

La nutricionista Tamara Halpern de Wellness Nestlé entrega los siguientes consejos:  

1.   Eliminar el azúcar y aquellos alimentos que la contengan (miel, pasteles, tortas, bebidas y jugos azucarados, mermeladas, etc.), ya que producen un aumento brusco de la glicemia (cantidad de azúcar en la sangre).

2.   Es importante realizar 5 comidas al día en cantidades moderadas (desayuno, colación, almuerzo, once y cena), cada 3 ó 4 horas aproximadamente sin dejar más de 12 horas de ayuno de un día a otro.

3.   Evitar saltar las comidas o comer a deshora, esto puede producir disminución o aumento de tus niveles de azúcar en la sangre (hipo o hiperglicemia). Si vas a comer a deshora, prefiere colaciones saludables como un yoghurt dietético, una jalea dietética o una fruta pequeña.

4.   Integrar verduras en tu almuerzo y cena, idealmente frescas, crudas o al vapor. Las verduras son ricas en fibra, la que colabora a que tu glicemia se mantenga más estable. Incluye principalmente verduras de hojas verdes crudas, ya que son bajas en carbohidratos (lechuga, repollo, apio, achicoria, etc.)

5.   Se recomienda consumir de 2 a 3 porciones de frutas al día (por ejemplo, incluirlas en el desayuno o en la colación a media mañana y de postre al almuerzo y cena). Sin embargo, el exceso puede ser perjudicial ya que contienen fructosa.

6.   Preferir los cereales con mayor contenido de fibra y consúmelos en cantidad moderada, por ejemplo: cereales integrales, galletas integrales o de salvado, pan integral o centeno, arroz o fideos integrales, etc. La fibra ayuda a mantener glicemias más estables.

7.   Evitar el alcohol

10 alimentos que ayudan a prevenir la diabetes

Aquí los 10 alimentos recomendables que ayudan a prevenir la diabetes según la nutricionista Tamara Halpern de Wellness Nestlé:

1.   Frutos rojos: Frutillas, moras y arándanos son frutas con altos contenidos de vitaminas, antioxidantes y fibra. Ojalá se consuman de manera fresca en ensaladas de frutas o con cereales integrales para el desayuno.

2.   Garbanzos: Las leguminosas, entre ellos los porotos contienen gran cantidad de minerales y vitaminas. No son altos en calorías y además son ricos en fibra que ayuda a regular la glicemia y produce saciedad.

3.   Almendras: Los frutos secos son ricos en ácidos grasos esenciales como el Omega 3. Este ácido graso protege de las enfermedades cardiovasculares. El consumo debe ser moderado debido a su alto aporte en calorías.

4.   Pescado: Debiésemos tratar de consumirlo por lo menos dos veces a la semana en reemplazo de las carnes rojas, ya que también contienen Omega 3.

5.   Tomates: Son muy bajos en calorías y contienen una alta cantidad de vitamina E y C.

6.   Acelgas y espinacas: Son bajas en calorías, poseen fibra y también hierro que nos ayuda a prevenir la anemia.

7.   Yoghurt light: Los lácteos deben consumirse de forma diaria, de preferencia descremado o semidescremado. El yogurt por ejemplo, es un alimento rico en  calcio, vitamina D y proteínas las cuales ayudan a saciar.

8.   Palta: Contiene ácidos grasos esenciales los cuales ayudan a disminuir el colesterol, ya que pacientes con diabetes suelen tener el colesterol alto debido a la patología.

9.   Agua: Es importante para mantenernos hidratados y para regular nuestra digestión. No hay que olvidar que el agua es el componente esencial de todos los tejidos del cuerpo.

10.  Cereales integrales: La guía para el manejo de la Diabetes recomienda el  consumo de alimentos que contengan hidratos de carbono provenientes de cereal integral, frutas, verduras y leches descremadas. Se ha estimado que el incremento en la alimentación de tan solo una porción de cereal integral al día (30 gramos o ¾ de taza) ayuda a regular la secreción de insulina en los pacientes diabéticos.


 

 

alt

La hidratación, la actividad física y el ejercicio son factores clave para mejorar la salud. Además de ayudar a controlar el peso, son grandes aliados para reducir el riesgo de sufrir enfermedades crónicas.

El agua es un nutriente esencial para el organismo y un factor clave para la supervivencia y la prevención de la deshidratación. La ingesta adecuada de líquidos, provenientes de diferentes fuentes y no solo del agua pura, protege contra diversas enfermedades e incluso facilita la concentración en niños.

Por otro lado, se ha demostrado que la actividad física y el ejercicio promueven una mejor salud, ayudando a controlar el peso y evitando o reduciendo la susceptibilidad de enfermedades de tipo vascular o inflamatorio. Incluso, la actividad física está siendo utilizada por especialistas como terapia para promover el bienestar y reducir el riesgo de enfermedades crónicas.

En una reciente revisión de este tema en la revista Nutrición Hospitalaria, se entregan recomendaciones a la población en general, a modo de decálogo, para conseguir un estado de hidratación y actividad física adecuados con el fin de evitar las consecuencias del sobrepeso y la obesidad.

 Hidratación

1. Para la población general, el consumo recomendable es de 2 a 2,5 litros al día de líquidos, incluyendo agua, infusiones, jugos naturales, sopas y bebidas sin azúcar, todos ellos con moderación y variedad. “Lo importante es hidratarse, ya que una adecuada ingesta de líquidos, de manera fraccionada durante el día, mejora la concentración, el ánimo y el bienestar físico, en particular en los niños”, explica el Dr. Francisco Moraga, past president de la Sociedad Chilena de Pediatría y especialista en nutrición.

 2. Para los deportistas, la ingesta de cantidades adecuadas de líquidos en el período de entrenamiento o durante competiciones permite optimizar el rendimiento físico. De hecho, existen pautas bien establecidas que mezclan el líquido de hidratación con fuentes de calorías de alta disponibilidad como hidratos de carbono simples de rápida y fácil absorción.

3. Con el fin de evitar la hiponatremia -desequilibrio electrolítico por nivel bajo lo normal de sodio en la sangre-, los deportistas que realizan actividades de esfuerzo competitivo, deben consumir bebidas con cantidades adecuadas de sodio (isotónicas), entre 0,6 y 1,2 litros por hora en las actividades deportivas a largo plazo. “Cuando una persona pierde mucho sudor y bebe demasiada agua, baja la concentración de sodio en su sangre, que es uno de los elementos vitales para el buen funcionamiento del sistema nervioso. Se puede experimentar letargo, apatía, naúseas y desorientación por beber exceso de agua sin electrolitos en un corto periodo de tiempo”, explica el especialista.

Consumo de alimentos

4. La ingesta diaria en la dieta tiene que ser equilibrada: 55-60% de hidratos de carbono totales, 30-35% de grasas y 10-12% de proteínas. Para ser aún más específico, entre los carbohidratos debemos contar un 10 a 15% de hidratos de carbonos simples,  tales como azúcar, pastas y arroz, mientras que la grasa debe estar divididas en tres tipos: 10% de ácidos grasos mono insaturados (aceite de oliva, por ejemplo), 10% de ácidos grasos saturados (carnes, mantequilla, leche o queso) y 10% de ácidos grasos poli insaturados (pescados azules y vegetales como maíz, soja, girasol, calabaza, nueces). “De este modo, nuestra dieta estará basada en una alta variedad de alimentos diferentes, pero en cantidades moderadas”, comenta el Dr. Francisco Moraga.

5. Se debe consumir de 20-30 gramos de fibra al día (incluyendo legumbres, cereales naturales y 3 a 5 porciones al día de verduras y frutas) lo que ayuda a mejorar la salud del tubo digestivo, reducir la absorción de grasas, aportar micronutrientes importantes y entregar una fuente de energía de absorción lenta. En términos simples: 30 gramos es aproximadamente media taza.

6. Una conducta alimenticia adecuada consiste en 4 a 6 comidas durante el día. Estas pueden estar distribuidas en desayuno, almuerzo, once y cena, pudiendo agregarse 2 colaciones, una a media mañana y otra después de la cena, en circunstancias especiales. Todo en cantidades adecuadas dependiendo de cada persona y en el momento apropiado. “Lo importante es no pasar muchas horas sin comer, ya que el organismo detecta esto como periodo de hambruna y una vez que recibe alimento, lo guardará como grasa. Además, al comer seguido la persona siente menos hambre y se disminuye la tentación por los grandes “atracones” de comida”, explica el especialista.

Actividad física, ejercicio y hábitos sedentarios

7. La recomendación es hacer 420 minutos de actividad física moderada a vigorosa por semana (esto es, 1 hora diaria) para niños y adolescentes, y por lo menos 3 días a la semana de actividad física de intensidad vigorosa. Actividad física moderada es aquella que acelera de forma perceptible el ritmo cardíaco, por ejemplo caminar a paso rápido, bailar, cortar el pasto, realizar tareas domésticas y/o participar en juegos y deportes con niños o mascotas. En tanto, la actividad física vigorosa es la que requiere una gran cantidad de esfuerzo y provoca una respiración rápida y un aumento sustancial de la frecuencia cardíaca. “No necesariamente hablamos de deporte de alto rendimiento, sino que de ascender a paso rápido o trepar por una ladera, andar rápido en bicicleta y nadar”, agrega el especialista.

8. 150 minutos de actividad física moderada a la semana o 75 minutos semanales de intensidad vigorosa para adultos. Cada minuto de actividad física cuenta y la intensidad juega un papel importante para la salud.

9. Cuando estamos sentados durante varias horas, se deben tomar recesos cada 30 minutos para evitar las consecuencias negativas para la salud asociados con las conductas sedentarias prolongadas. “Está estudiado que pasar más de 6 horas sentado aumenta el riesgo de obesidad y de enfermedades cardiovasculares, aún cuando hagamos ejercicio antes o después del trabajo”, destaca el Dr. Moraga.

Observación general

10. Globalmente, cada persona debe encontrar su propio balance de energía para lograr un estado saludable y el bienestar a través de la creación de una nutrición adecuada, la hidratación y el estado de actividad / inactividad física. “El balance de energía es equilibrar lo que comemos con lo que gastamos mediante la actividad física. La obesidad se produce cuando la persona gasta menos de lo que ingiere”, finaliza el especialista.

 

alt

A nivel mundial el Cáncer de Ovarios es la neoplasia ginecológica que tiene la mayor mortalidad. Su gran letalidad se debe principalmente a que no produce síntomas que permitan su diagnóstico en forma precoz. Dos de cada tres mujeres se diagnostican en etapas avanzadas, estado en el cual la sobrevida no supera el 40% a los 5 años de diagnosticado.

Los síntomas son tardíos, cuando la enfermedad está avanzada, y se manifiestan como  distención o hinchazón abdominal, dificultad para comer, saciedad temprana, dolor pélvico o abdomen bajo, ciclos menstruales anormales, dolor de espalda, sangrado vaginal anormal, pérdida o aumento de peso y necesidad de orinar con frecuencia o urgencia.

El riesgo aumenta con la edad, especialmente después de los 40 años, y la mayoría de las muertes ocurre después de los 55 años. Está relacionado con la fertilidad, a mayor número de hijos menor su frecuencia, en otras palabras, mientras más ovulaciones tiene la mujer mayor es el riesgo. Los anticonceptivos anovulatorios reducen el riesgo al impedir la ovulación. Los factores genéticos (antecedentes familiares) son los mismos que para el cáncer de mamas.

Existe gran preocupación internacional por tratar de reducir la mortalidad debido a este cáncer, por lo que se ha instaurado una campaña destinada a realizar exámenes preventivos que permitan un diagnóstico precoz y así mejorar los índices de sobrevida.

En Chile la frecuencia y la mortalidad se han incrementado en la última década. Esta tendencia se explica por el aumento de la esperanza de vida, a la mayor exposición a factores de riesgo como el tabaquismo y la obesidad y a la variable disponibilidad de tratamiento en las diferentes regiones del país.

El diagnóstico temprano de la enfermedad permite mejorar la sobrevida e incluso conseguir un tratamiento curativo, para ello el examen ginecológico periódico es fundamental.

La Ecotomografía es el examen rutinario que mayor rendimiento tiene para el diagnóstico oportuno del cáncer de ovarios, asociado al estudio de flujometría con Doppler Color. Una vez sospechada la presencia de una lesión tumoral se debe complementar con exámenes de laboratorio (p. ej. Ca 125) y Resonancia Magnética o Scanner.

El tratamiento implica cirugía y posterior quimioterapia.

Cabe destacar que el cáncer de ovarios es una enfermedad catastrófica, tanto en lo vivencial como en lo económico, por lo que debemos aunar esfuerzos para diagnosticarlo precozmente y así mejorar la calidad de vida y la supervivencia de aquellas mujeres que sean afectadas por él.

Contacto:

Dr. Carlos Gómez Lira

Centro Médico de la Mujer ENSALUD

www.ensalud.cl

Luis Pasteur 5607, Vitacura, Santiago.

Tel. 22 432 8183

 

 

alt

Algunas parejas piensan que eyaculando fuera del área genital les da seguridad para evitar el embarazo y practican el llamado “coitus interruptus”, o sea tienen juegos previos, relaciones sexuales y en el momento en que el hombre va a terminar, lo hace fuera.

Les cuento que este no es un método seguro para usarlo como anticoncepción, existen varios estudios que han tratado de probar la posibilidad de que estos espermatozoides, que son expulsados cerca del área genital, pero no en la vagina puedan sobrevivir y producir un embarazo.

Un espermatozoide que está en contacto con el aire muere después de unos minutos, a diferencia de uno que está dentro de la vagina, que puede sobrevivir por 48 a 72 horas.

Durante la erección y la excitación, el hombre secreta un líquido preeyaculatorio, producido por las glándulas bulbouretrales. Muchos estudios, entre ellos del médico británico Stephen Killick, demuestran que este líquido sí podría contener espermatozoides, aunque en muy baja cantidad, pero móviles, por lo que se podría producir la fecundación de un óvulo y el embarazo.

Este líquido pre seminal actúa un lubricando las paredes de la uretra para facilitar la expulsión del semen y ayuda a neutralizar los residuos de acidez de la orina, facilitando de este modo la supervivencia de los espermatozoides. Normalmente la vagina tiene un PH ácido, por lo que el líquido pre eyaculatorio mejora el ambiente vaginal, para colaborar en de los espermatozoides.

Durante la eyaculación y el orgasmo se secreta en el semen unos 100 millones de espermatozoides por ml. y solo uno es el que logra fecundar a un óvulo.

Los espermatozoides se producen en los testículos y el semen es un líquido blanquecino que se expulsa desde la uretra, o sea por donde mismo sale la orina y contiene una mezcla de secreciones que vienen de los del testículos, la próstata, vesículas seminales y glándulas bulbo uretrales. En los testículos se elabora solo el 5% del semen, en las vesículas seminales el 70%, en la próstata el 20% y en las glándulas bulbo uretrales el 5%.

Cada centímetro cúbico de semen contiene millones de espermatozoides. El semen es como un vehículo que transporta los espermatozoides alos órganos reproductores femeninos. Los espermatozoides tienen una cola que tiene la capacidad de moverse hacia delante, para ir en busca del óvulo y fecundarlo.

¿Cuánto crees que es la cantidad de semen que se vierte en cada eyaculación?

El volumen medio de semen producido en la eyaculación es de 2 a 5 ml. Y este debe contener al menos 20 millones de espermatozoides por ml.

Para que un hombre sea fértil, al menos el 75% de los espermatozoides deben estar vivos, el 25% de los espermatozoides deben moverse con un movimiento rápido y hacia delante.

Por lo tanto, si él te dice que no te preocupes pues eyaculará afuera, les recomiendo que sí se preocupen y no usen el “coitus interruptus” como método anticonceptivo, pues este no es seguro, interrumpe el coito y puede generar a futuro alguna disfunción sexual. Además no te protege de ninguna enfermedad de transmisión sexual, así que por favor a cuidarse.

Contacto: Odette Freundlich

Directora de Centro Miintimidad

Kinesióloga Especialista en Rehabilitación Pelviperineal y Sexualidad

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.miintimidad.cl www.vaginismo.cl

@miintimidad