alt

En verano muchos niños dejan de lado las rutinas del año, por lo que hay que poner atención e intentar hacerlo un poco más entretenido para ellos, que en esta época solo quieren divertirse.

Al salir de vacaciones, los hijos  desordenan sus hábitos incluyendo el cepillado dental, lo que se hace más difícil aún  cuando viajan solos a un campamento o a veranear con la familia del sur, pero el cepillado dental debe ser una rutina de todo el año.

 “Establecer una buena rutina de higiene oral desde una edad temprana es el primer paso para conseguir unos dientes sanos toda la vida, por lo que el cepillo dental se debe empezar tan pronto salgan los primeros dientes” comentó Josefina García, Odontopediatra de la Clínica Turó.

Para hacerlo más sencillo, la especialista entrega  10 consejos que ayudarán a hacer del cepillado un hábito menos desagradable para los niños en todas las épocas del año.

1.    El cepillado de los dientes no tiene por qué realizarse necesariamente en el cuarto de baño.

2.    Utiliza tu imaginación; improvisa un cuento sobre dientes o una canción, o emplea el cepillo como arma de lucha contra la caries.

3.    Si se duerme antes de cepillarse los dientes puedes cepillárselos cuando esté durmiendo.

4.    Ayúdale a cepillarse hasta los 10 años; los pequeños no poseen la habilidad manual para hacerlo apropiadamente y no son conscientes de las consecuencias que acarrea un cepillado ineficiente.

5.    Todos los niños alguna vez rechazan cepillarse los dientes. Trata de no rendirte; quizás pueda ser mejor cepillarlos después de la cena, cuando todavía no está muy cansado, en vez de esperar a la hora de acostarse.

6.    Elige un cepillo con cabezal pequeño y con filamentos suaves. El mango debe ajustarse tanto a su pequeña mano como a la tuya, para que puedas ayudarle.

7.    Pon una pequeña cantidad de dentífrico con flúor (del tamaño de la uña del dedo meñique del niño) en el cepillo.

8.    Cepilla los laterales de la lengua, de las mejillas y la superficie de masticado. Cepilla siempre en el mismo orden para asegurarte de que no se te olvida ningún diente.

9.    Sitúa los filamentos del cepillo en los dientes y en la línea de la encía en un ángulo de 45º. Cepilla ejerciendo una ligera presión con pequeños movimientos circulares. Es importante limpiar la línea de las encías, ya que aquí las bacterias se acumulan fácilmente.

10. Cepilla los dientes del niño dos veces al día.

Existen marcas con productos especiales para niños, por ejemplo, en la gama de productos de higiene dental de TEPE hay cepillos para todas las edades y necesidades. Con  filamentos suaves y mango pensado tanto para que puedan manejarlo con sus pequeñas manos, como para que se adapte a la de algún adulto. Además tienen colores alegres y dibujos que harán del cepillado una aventura.

alt

Es sabido que comer frutas es parte obligada de una alimentación saludable, pero todo exceso es dañino y algunas de estas contienen grandes cantidades de azúcar que podrían desequilibrar cualquier dieta. La nutricionista de Clínica Vespucio, Gladys Valdés, recomienda cuáles son las frutas que se pueden comer sin culpa y no engordar este verano.

Frutillas, sandías, duraznos y melones son los frutos estrellas de esta temporada. Gracias a su frescura, muchos las escogen para capear las altas temperaturas que trae la llegada del verano. Pero hay que saber cuáles frutas comer y ser cautos con las cantidades si es que se quiere disfrutar de un verano en forma.

Pero también hay que preocuparse de que en esta época del año estamos expuestos a mayor radiación solar, haciendo que perdamos más sustancias saludables de nuestro cuerpo, como lo es el gasto aumentado de los antioxidantes naturales que poseemos.

“En realidad todo depende de las cantidades que se consuma, pero moderadamente para estas fechas es recomendable consumir damascos, duraznos, ciruelas, sandía, frutillas, melones, pomelos y naranjas”, explica la nutricionista de Clínica Vespucio, Gladys Valdés.

Por otro lado están las frutas hipercalóricas, de las que hay que cuidarse más “estas son el plátano y la uva. Lo mejor es comer en pocas proporciones, cantidades precisas”, asegura la especialista.

Hay que poner ojo con el jugo de fruta

Un mal hábito que hay que erradicar es uno del que los chilenos abusan. Este es, que al hacer un jugo natural se le agregue azúcar procesada. Las frutas ya tienen su propia azúcar natural y agregarles más las transforma en alimentos hipercalóricos. “Lo mismo pasa cuando nos hacemos un pote de frutas y le espolvoreamos azúcar encima. Esto no se debe hacer si se quiere adelgazar”, advierte la nutricionista.

Para una dieta balanceada y saludable lo que se recomienda es una proporción de 3 frutas al día, repartidas durante la mañana, almuerzo y tarde. “Esto varía si la persona está embarazada, en donde la proporción aumenta a 4 frutas diarias”, agrega.

La sandía y el melón son frutas de la temporada de verano que se recomiendan, ya que poseen bastante fibra y agua, lo que los hace buenos diuréticos, indispensables para eliminar ciertas toxinas por la orina. Considerando la cantidad de líquido que contienen, el nivel de azúcar es mínimo.

Para finalizar, la nutricionista de Clínica Vespucio agrega que los duraznos y damascos aportan a nuestro cuerpo vitaminas, principalmente C, minerales y cierta cantidad de azúcar. Tienen pocas calorías, por lo que son recomendados para regímenes hipocalóricos.

Frutas recomendadas:

-Duraznos
-Damascos
-Sandía
-Melón
-Pomelos
-Ciruelas
-Frutillas
-Naranjas

alt

La campaña mundial de detección prematura de cáncer de piel “My Skin Check 2015” liderado por La Roche-Posay, junto con el patrocinio de SOCHIDERM  y de la Municipalidad de Providencia, se realizará los días 24 y 25 de enero en el Parque Balmaceda, frente al metro Salvador, Santiago, como un servicio gratuito de chequeo de lunares realizado por dermatólogos, para prevenir una enfermedad que de acuerdo a las estadísticas, en un 90% puede ser curada si es detectada a tiempo.

Junto con esta jornada médica de chequeos dermatológicos, My Skin Check se apoya con una campaña de sensibilización viral mundial denominada “Conviértete en un Skin Checker”, una plataforma interactiva que educa y concientiza al público en general acerca de su papel activo en la detección precoz del cáncer de piel y lo invita a transformarse en un auto-evaluador o un “Skin Cheker” y a cuidar a sus seres queridos durante todo el año.

Según el último estudio de la Corporación Nacional del Cáncer 2014, el tercer cáncer más común en nuestro país es el de piel, que ha mantenido un crecimiento sostenido de más del cien por ciento, detectándose  de 20 a 25 casos por cada 100 mil habitante.

My Skin Check 2015, liderado por la marca dermocosmética La Roche-Posay, vuelve por sexta vez consecutiva a las calles de Santiago en el marco de su campaña mundial para la prevención del cáncer de piel, en una jornada de dos días de chequeos gratuitos de lunares y lesiones cutáneas que tiene como principal objetivo concientizar a la población sobre la prevención, a través de la fotoprotección diaria, la auto-evaluación de lunares sospechosos y el chequeo anual realizado por un dermatólogo.

El centro especializado y abierto a la comunidad se encontrará ubicado en el Parque Balmaceda, frente al metro Salvador, Providencia, los días 24 y 25 de enero, desde las 11:00 hrs. hasta las 19:00 hrs. y contará con el apoyo de 14 dermatólogos quienes realizarán los chequeos médicos, junto a todo el personal de apoyo necesario para coordinar las consultas.

Conviértete en un Skin Checker

Junto con esta jornada médica de chequeos dermatológicos, My Skin Check se apoya con una campaña de sensibilización viral denominada “Conviértete en un Skin Checker”, una plataforma interactiva que educa y concientiza al público en general acerca de su papel activo en la detección precoz del cáncer de piel y lo invita a transformarse en un auto-evaluador o un “Skin Cheker”.

Hoy sabemos que la detección temprana es esencial y que un 90% de los casos de cáncer de piel detectados a tiempo pueden ser curado.

Es por esto que la campaña viral, que ya se lanzó en países como Australia y Argentina, tiene como objetivo concientizar a la población sobre la prevención a través del auto-chequeo y el chequeo de sus seres más queridos

Sus protagonistas, un grupo de perros dálmatas, llegan emocionalmente a todos aquellos que se preocupan por alguien. Bajo la premisa de que “haces más por la salud de las personas que amas, que por ti mismo”, La Roche-Posay te invita a sumarte en esta campaña en asociación activa con dermatólogos.

Junto con evaluar el riesgo personal y chequear el estado de los lunares, la plataforma virtual pretende inculcar buenos hábitos frente al sol, que implica entre otras cosas utilizar en forma adecuada los protectores solares, de acuerdo al tono de piel, al nivel de exposición al sol y la edad de cada persona.

De forma interactiva y amigable, este sitio busca educar sobre cómo reconocer y evaluar los lunares sospechosos, ayudar a dar seguimiento regular de la piel, además de tips para proteger sobre los daños de los rayos ultravioleta. Un beneficio para la comunidad y un llamado a no recordar sólo en verano los efectos dañinos del sol.

Cáncer de piel: una enfermedad que aumenta sostenidamente en Chile

El tercer cáncer más común en nuestro país es de piel, que ha mantenido un crecimiento sostenido de más del 100 por ciento, detectándose  de 20 a 25 casos por cada 100 mil habitantes.

La incidencia de esta enfermedad se incrementa  en la zona norte, siendo Antofagasta la región donde la cifras son más altas, alcanzando un número de 74,7 y 58,4 por cada cien mil hombres y mujeres, respectivamente, que sufren de este problema oncológico. 

En los últimos treinta años en Estados Unidos se ha triplicado el cáncer de piel en mujeres menores de 40 años. Para este año 2015 se espera que más de 3.500.000 de norteamericanos desarrollen cáncer cutáneo. 

*Información proporcionada por la Corporación Nacional del Cáncer.

 

alt

La adquisición de una piscina por parte de las familias con niños pequeños es una doble responsabilidad: no sólo deben evitar que los más pequeños jueguen cerca de ella y caigan dentro, sino que también, deben enseñarles a conocer el agua y aprender a nadar para evitar ahogamientos. La doctora Dra. Karina Michea, pediatra de Clínica Ciudad del Mar, entrega algunos consejos.

Aires acondicionados, ventiladores, ropas ligeras y bebidas heladas. Muchas son las maneras de capear este caluroso verano y entre ellas, una de las más populares es la  tradicional piscina. Las hay armables, inflables y enterradas. Pero sea cual sea su opción, debe considerarlo dos veces si es que en su familia hay niños menores y bebés.

La recomendación principal en este caso es la compra de un chaleco salvavidas. El uso del chaleco es la mejor opción para mantener a flote a un niño que no sabe nadar. Pero ¿por qué un salvavidas y no un flotador corriente?

La especialista explica que “los flotadores rellenos de aire que vemos en todas las piscinas no son lo óptimo para los niños. Estos sólo son ‘ayudas de nado’, pero para que los usen adultos y personas que ya saben nadar”, advierte. “Es importante recalcar también que incluso el uso de estos chalecos en niños no reemplaza la supervisión de un adulto que sepa nadar”, agrega la doctora.

¿Cómo escoger el chaleco adecuado?

Elegir un chaleco salvavidas es una tarea que requiere cierto cuidado. En lo primero que hay que fijarse es que este tenga una etiqueta con la correspondiente certificación de la Armada de Chile. Debe ser adecuado para el niño, según su talla, peso, edad y contextura. Además, debe estar confeccionado con telas de alta visibilidad, para que el adulto encargado pueda reconocerlo rápidamente en el agua. En su exterior, debe tener una capa con filtro inhibidor de rayos UV, el cual retarda la decoloración del chaleco ante la exposición al sol. Debe ser impermeable. Necesita tener un cierre compuesto de correas y de broches de 2.5 cm. Para los menores de 5 años debe tener correas entre las piernas y un “sujeta cabeza”.

“El uso del chaleco salvavidas no es sólo una recomendación, sino una medida de precaución imprescindible, sobre todo con niños menores de 4 años y en los mayores que no saben nadar, cuando estén en piscinas; además, se deben usar en todas las edades en embarcaciones. Este puede salvar a nuestros hijos de un ahogamiento y no sólo en la piscina, sino que también en los paseos en bote, en una laguna, un lago, etc.”, indica la pediatra de Clínica Ciudad del Mar, Dra. Karina Michea.

Consejos para prevenir accidentes en piscinas

A continuación las principales recomendaciones de la Asociación Americana de Pediatría:

·         Nunca deje solo a su hijo dentro o cerca de una piscina, ni siquiera por un instante. Un adulto que sepa reanimación cardiopulmonar debe estar encargado de supervisar a los niños en todo momento.

·         Practique la supervisión de tacto con niños menores de 5 años. Esto significa que con solo estirar el brazo, el adulto es capaz de tocar al niño en todo momento.

·         Debe colocar una cerca que separe su casa de la piscina. La mayoría de niños pequeños que se ahogan en las piscinas salen de la casa y caen a la piscina. Instale una cerca de un mínimo de mis 1,2 mis de altura en los 4 lados de la piscina, que la distancia entre las barras verticales no sea mayor a 10 cm y sin barras horizontales que le permitan trepar. Esta cerca deberá separar completamente la piscina de la casa y el área de juegos del jardín. Use puertas que se cierren y bloqueen automáticamente, con seguros a una altura a la que su hijo no pueda alcanzar.

·         Mantenga equipo de rescate (como un gancho con mango largo o un salvavidas) y un teléfono junto a la piscina.

·         No utilice "ayudas para nadar" rellenas de aire como un sustituto de chalecos salvavidas aprobados.

·         Saque de la piscina todos los juguetes después de usarlos para que los niños no tengan la tentación de sacarlos.

·         Cuando los niños quieran salir de la piscina, ciérrela para que no puedan volver a meterse.

·         Una cubierta de seguridad eléctrica que cumpla con las normas de American Society for Testing and Materials (ASTM) puede ayudar a proteger a sus hijos, pero no debe usarse en lugar de una cerca entre su casa y la piscina. Incluso colocar una cerca e instalar una cubierta de seguridad eléctrica no evitará en un 100% el riesgo de ahogamiento.

·         Recuerde, enseñarle a su hijo a nadar NO significa que su hijo está seguro en el agua.

 

alt

¡Por fin! Terminó el 2014 y llegó la hora de recargar las pilas con unas merecidas vacaciones. Este momento del año es cuando nos regaloneamos con unos mariscos frescos o un tradicional asado sureño. Pero no debemos olvidar que en algún minuto volveremos a la realidad y a nuestros quehaceres diarios, y con ellos llega el inevitable pesaje que nos dice exactamente cuánto daño causaron esas empanaditas de queso en nuestro cuerpo. 

Para poder comer sin cargo de conciencia le entregamos las recomendaciones de tres expertos sobre cómo ejercitarse al aire libre y alimentarse de manera eficaz, sin tener que incurrir en tediosas dietas.

Clave 1: De todo en su horario

La médico especialista en nutrición de la Clínica las Condes, Verónica Gaete, hace un llamado a comer de todo pero con moderación “está comprobado que las dietas restrictivas no sirven ya que no solamente producen un efecto rebote, sino que el cuerpo, al sentir que se le está negando algo lo quiere con más ganas y hace que a uno le de más hambre”.

Para seguir este consejo la profesora de educación física, Carolina Lamata, recomienda “establecer horarios de comida adaptados a las vacaciones, por ejemplo en el año yo tomo desayuno a las siete de la mañana y a las 11 me como un snack, pero si en vacaciones me despierto a las 11 y almuerzo a las dos esta colación será un exceso de comida”.

Por su parte la embajadora Fitness de Herbalife, Francini Amaral, confiesa que “a mi me encanta comer y no me niego nada, para mi no hay nada peor que tener que abstenerme de una comida rica, por eso la base de mi vida es hacer el suficiente deporte como para poder comer de todo”.

Clave 2: Descansar no es sinónimo de no hacer nada

Muchas personas llegan a la playa y dicen que ya que están lejos de la trotadora no podrán entrenar, pero hay que recordar que antes de los gimnasios, la gente hacia deporte al aire libre.

La doctora Verónica Gaete dice que “el mayor peligro que hay en las vacaciones es el sedentarismo, sobre todo sí es que uno está acostumbrado a una rutina activa”. La médico explica lo que suele ocurrir en las vacaciones es que “las personas hacen menos actividad física y se comen todo lo que se les pasa por enfrente, o sea gastan menos calorías y consumen más”, esto es la receta perfecta para el desastre, comenta la especialista en nutrición.

Clave 3: El mundo es un gimnasio

Para evitar el sedentarismo Carolina Lamata recomienda “evitar el auto, caminar para todas partes, ojalá 5 km diarios, y usar las escaleras, con eso podrán mantener un estado físico bueno durante el verano”.

Esta opinión es compartida por Francini Amaral, quien dice que “hacer deporte no es sinónimo de ir al gimnasio, ese es el error de muchos chilenos”.

Amaral invita a probar nuevas formas de ejercitarse cómo bailar “hace un par de años el baile no era visto como un deporte, pero hoy está claro que sí lo es y ayuda a controlar el peso de manera entretenida, ya sea en una clase o en su casa mientras hacen el aseo, siempre se puede bailar, sólo se necesita una radio y las ganas”. 

alt

¿Sabía usted que comer un plátano grande equivale a comer 10 mandarinas? ¿O que comer una papaya equivale a comer 6 tazas de apio o lechuga? Conozca las porciones de frutas que se recomiendan consumir para evitar que la balanza le pase la cuenta al fin del verano.

Con la llegada del verano, aparecen algunas de las frutas preferidas de los chilenos, muchas de las cuales son consumidas en altas cantidades por su frescura y porque el calor nos invita a reemplazar algunas comidas por ellas. Sin embargo, su consumo en exceso nos puede pasar la cuenta, ya que puede provocar una dieta desequilibrada debido a que muchas de ellas tienen alto poder calórico o en su combinación pueden  producir algunos malestares.

La docente de la carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad del Pacífico, Stephanie Chalmers, explica que las frutas son un alimento extremadamente beneficioso para la salud, ya que contienen grandes cantidades de fibra, agua, vitaminas y minerales y tienen un alto poder antioxidante. “Todo esto lo ofrecen en proporciones mayores que otros alimentos y, en la mayoría de los casos, con bajo aporte calórico, por lo que pueden ser consideradas como una excelente fuente de nutrientes y de salud”, señala.

“Sin embargo, las frutas no pueden ser recomendadas como alimentación exclusiva para la población general, ya que una alimentación saludable debe ser balanceada y para eso es necesaria la ingesta de otros alimentos que aporten los nutrientes que en las frutas son insuficientes, como es el caso de las proteínas que se encuentran presentes en los huevos, la carne o la leche”, agrega.

Asimismo, la especialista explica que la gran variedad de frutas existente se traduce en una gran variedad de características nutricionales que deben ser consideradas al momento de diseñar un plan de alimentación individual. “Es así como el consumo de un tipo de fruta o una combinación de estas, puede ser recomendado o descartado para ciertas personas. De igual modo, el tamaño de la porción y el horario de ingesta pueden marcar diferencias críticas en la tolerancia y provecho nutricional generado por cada fruta”, indica.

En ese sentido, Chalmers aclara que se debe tener en cuenta que 1 fruta no equivale necesariamente a 1 porción. “Por ejemplo, cuando se recomienda el consumo de 1 porción de kiwis, corresponde a 2 kiwis (no es 1 kiwi) y cuando se habla de 1 porción de melón corresponde a 1 rebanada de melón (no es 1 melón)”, precisa.

En general, se estima que cada porción de fruta, de cualquier tipo de fruta, aporta en promedio 65 calorías, lo que traducido a una medida casera sería lo siguiente:

 1 Manzana Chica 2 Kiwis 3 Ciruelas medianas
1 Pera Mediana 2 Tunas  5 Mandarinas
1 Durazno Chico ¼ Chirimoya 15 Guindas, Cerezas o granos de Uvas
1 Naranja  Mediana 1 Papaya  3 Huesillos
3 Clementinas 3 Higos Chicos 1 Taza de Frutillas
1 Taza de Frambuesas ¼ Melón 1 Rebanada mediana de Sandía
3 Nísperos ½ Taza de Moras 1 Plátano Chico o ½ Grande

Si bien las recomendaciones siempre deben ser ajustadas a cada sujeto, en términos generales, la especialista de la U. del Pacífico recomienda una ingesta de 3 porciones diarias para los adultos y 2 porciones diarias para preescolares (2 a 5 años), escolares (6 a 10 años), adolescentes (11 a 18 años) y adultos mayores (>65 años).

“Otra recomendación importante es intentar consumir al menos una fruta cítrica en el día, como naranjas, kiwis y mandarinas”, comenta.

Respecto a la combinación de frutas, Stephanie Chalmers aclara que estas no generan daños a la salud, “sin embargo hay personas que de forma ocasional o permanente pueden ser más sensibles y presentar distención abdominal o meteorismo. Es el caso, por ejemplo, de personas que han salido recientemente de cuadros diarreicos, o con enfermedades inflamatorias intestinales. Para ellos, la recomendación general es no combinar los alimentos cítricos con frutas con cáscara (ej: naranja con peras), ya que la fermentación de las fibras más la acides de los cítricos, puede potenciar la irritación de la mucosa intestinal”.

La hora de la fruta

“Cualquier horario durante las horas de actividad, hasta 3 horas antes de acostarse, es adecuado para consumir frutas; sobre todo en las colaciones, ya que permite presentarse con menor ansiedad a los principales horarios de alimentación. También son un buen apoyo al terminar de hacer deporte”, sugiere la nutricionista.

Adicionalmente, recomienda que la fruta se coma sin picar o moler, ya que al estar entera, demanda mayor masticación y eso también favorece una mayor saciedad y, por tanto, una menor ingesta energética”, concluye la especialista de Nutrición y Dietética de la Universidad del Pacífico.

 

 

 

 

alt

¿Cuál es el mejor tipo de ejercicio para perder peso si te has sometido a una cirugía pélvica? ¿Estás estancada en la misma rutina de ejercicio inefectiva para perder peso? ¿Tienes miedo de cambiar tu rutina de ejercicio para proteger tu piso pélvico?

Si estás tratando de perder peso o evitar el aumento de peso durante esta navidad y quitarle una gran carga tu piso pélvico, estos ejercicios de pérdida de peso son para ti!

Los mejores ejercicios para perder peso despuésés de haberse sometido a cirugíaías pélvicas como la histerectomía o reducción de prolapso genital, son los ejercicios aeróbicos de bajo impacto.

1.   ¿Qué son los ejercicios aeróbicos?

Este tipo de ejercicios son:

•      Los que incrementan tu ritmo cardiaco notablemente

•      Utilizan los músculos más grades de tu cuerpo

•      Son rítmicos y continuos

Los ejercicios aeróbicos tienen muchos beneficios para las mujeres ya que además de la pérdida de peso, reduce los riesgos de enfermedades crónicas como las enfermedades cardíacas, la diabetes y algunas formas de cáncer. 

2.   ¿Cuáles son los ejercicios de bajo impacto?

Los ejercicios de bajo impacto son una forma de ejercicios aeróbicos que disminuye el impacto del ejercicio sobre la musculatura del suelo pelviano.

Los ejercicios de bajo impacto tienen las siguientes características:

•      El peso del cuerpo tiene un soporte externo (por ejemplo montar bicicleta o spinning)

•      Al menos uno de los pies debe estar en contacto con el suelo (por ejemplo la caminata)

La caminata es el ejercicio de preferencia durante  la fase inicial de la recuperación de una histerectomía.

Al contrario de los anteriores, los ejercicios de alto impacto, son aquellos en los que los dos pies se despegan del suelo causando gran impacto sobre el piso pélvico durante el aterrizaje (por ejemplo el salto).

Este tipo de ejercicios empeoran los síntomas del prolapso y pueden causar prolapsos recurrentes después de la cirugía.

Los mejores ejercicios para perder peso:

Los siguientes ejercicios son recomendados para mujeres que se han recuperado completamente de la cirugía de prolapso o de histerectomía, que cuentan con la aprobación médica para realizar ejercicio en general y que tienen al menos 3 meses post cirugía.

La siguiente lista es información general para que conozcas los ejercicios aeróbicos de bajo impacto más efectivos para perder peso y proteger tu piso pélvico.

(Se mencionan los ejercicios de mayor a menor quema de calorías.)

-       Montar bicicleta a velocidad rápida

-       Escaladora

-       Spinning

-       Bicicleta estacionaria a una resistencia y velocidad moderada

-       Nadar en estilo libre a una velocidad moderada

-       Aeróbicos acuáticos

-       Elíptica a una velocidad y resistencia moderada

-       Aeróbicos de bajo impacto (sin saltos o trote)

-       Bailar

-       Caminar a velocidad rápida

Lo ideal es que puedas combinar la mayor cantidad de estos ejercicios en tu rutina de entrenamiento. Entre más variedad de ejercicios escojas, más efectiva será tu rutina para perder peso.

¿Cuánto ejercicio necesitas para para perder peso?

Para perder peso, se recomienda realizar de 45 a 90 minutos de ejercicio aeróbico, 5 días a la semana.

EL PROBLEMA DEL PESO ABDOMINAL SOBRE TU PISO PÉLVICO

El peso abdominal contribuye a aumentar la carga sobre el piso pélvico.

La grasa abdominal o la grasa visceral es grasa del cuerpo que se adhiere a los órganos abdominales. El peso de esta grasa se sitúa directamente sobre la musculatura del suelo pelviano.

Entre más grasa abdominal tengas, mayor será el peso sobre tu piso pélvico cuando estás de pie y desplazándote de un lado a otro. Demasiado peso hará que las fibras musculares del piso pélvico se distiendan y se elonguen, perdiendo poco a poco su capacidad de contracción.

Consejos para realizar ejercicios para perder peso:

1.    Elige ejercicios de bajo impacto para minimizar el impacto sobre tu piso pélvico.

2.    Escoge varios ejercicios de bajo impacto que te interesen para programar tu rutina

3.    Evita los ejercicios de alto impacto si tienes exceso de grasa abdominal. Recuerda que el peso abdominal aumenta la carga del piso pélvico cuando estás de pie.

4.    Realiza más ejercicios de intensidad moderada para incrementar la pérdida de peso.

Para mayor información visita: 

www.miintimidad.cl

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Carolina Silva

Kinesiologa de Centro Miintimidad

Especialista en disfunciones del suelo pelviano

 

alt

Cifras de la Sociedad Chilena de Dermatología aseguran que el 70% de la población está destinada a tener hongos al menos una vez en su vida. Según la dermatóloga de Vidaintegra Ester Santander, la forma más fácil de contraerlos es a través de superficies contaminadas como duchas, camarines y en las orillas de piscinas.

Los hongos pueden encontrarse en cualquier parte del cuerpo, pero la zona más afectada son los pies, sobre todo en esta época del año. Esto debido a que con el alzas temperaturas  se inició la temporada de piscina y además, muchas personas aumentaron la actividad física enfocados en el verano.

“La forma más común de contraer hongos en los pies es cuando estos se ponen en contacto con superficies contaminadas, tales como: saunas, gimnasios, camarines, orillas de piscinas y en general, en todas las áreas donde se concentre humedad”, señala Ester Santander, dermatóloga de Vidaintegra.

El calor favorece al desarrollo de hongos y bacterias entremedio de los dedos, la planta y en las uñas. Además, la humedad y la ausencia de glándulas sebáceas, que poseen efecto antibacteriano y fungistático (detienen el desarrollo del hongo), son los principales factores asociados al tinea pedís, más conocido como pie de atleta.

“Existen múltiples tipos de hongos, pero los que afectan principalmente al ser humano son los Dermatofitos y las levaduras tipo Cándida y Pityrosporum. Estos atacan a la piel humana y uñas, particularmente en los momentos de debilidad leve o cuando la piel está dañada y por lo tanto, es más susceptibles a la invasión.”, declara la especialista.

Algunos de los síntomas se reflejan porque, las uñas se  ponen de otro color y/o cambian de textura y, en algunos casos el olor es fuerte. Comúnmente los hongos aparecen en las uñas pero también pueden salir en los dedos y en otras partes del pie, y es ahí donde la piel se reseca y hay picazón. Sumado a esto, la dermatóloga de Vidaintegra agrega que, también a parte de las molestias propias del prurito (picazón) y el mal olor, se puede complicar con una sobre infección de cuadros leves a otros severos como Erisipela o Celulitis, especialmente en diabéticos y ancianos, quienes requieren de hospitalización para tratamiento antibiótico endovenoso.

Recomendaciones para evitar el contagio:

-Usar chalas en lugares públicos como duchas y saunas.
-Secarse muy bien los pies después de lavarlos, especialmente entremedio de los dedos.
-Cambiar los calcetines diariamente y preferir los confeccionados a base de algodón o hilo
-Usar zapatos que tengan alguna ventilación
-Realizar un corte periódico de uñas. Eso sí, evitar el uso de tijeras, corta uñas o limas contaminadas, ya que pueden transmitir infecciones.

Con respecto a utilizar remedios caseros como bañar los pies en sal, en piñas de conserva, usar bicarbonato de sodio o poner los zapatos al sol, la doctora Santander es enfática. “Los tratamientos caseros no sirven, incluso pueden ser dañinos, porque la infección se puede extender a la zona inguinal, manos o incluso a la cara. Por lo anterior que es muy importante acudir a un especialista, ya que si se automedica es posible que el tratamiento escogido no de resultados y produzca un retraso en la mejoría e incluso un mayor costo económico.