alt

Normalmente se relaciona a la alergia con la primavera, pero el frío y la contaminación concentran las partículas alergénicas en el ambiente. Es importante no confundir sus síntomas con los del resfrío común.

La alergia es asociada generalmente a la primavera, pero el sistema respiratorio puede reaccionar ante alérgenos que están presentes durante todo el año, como pólenes, alimentos, metales, medicamentos, ácaros del polvo y hongos. Especialmente en los periodos de cambios de estación, más fríos, como este, denominada por algunos como  “primavera otoñal” donde los cambios bruscos de temperatura sumados a los agentes mencionados aumentan las alergias.
 
Estos alérgenos provocan rinitis (inflamación mucosa nasal) y en algunos casos asma, enfermedades que dejan a las personas muy susceptibles de adquirir infecciones virales o bacterianas, las que abundan durante el otoño e invierno.

La doctora Isabel Carranza, Otorrinolaringóloga de Clínica Vespucio, explica que los síntomas más frecuentes de estas patologías son la congestión nasal, estornudos, picazón de nariz y ocular. “La tos es el síntoma frecuente y nos hace pensar en compromiso bronquial, no olvidar que es el síntoma cardinal del asma, la cual puede ser en episodios aislados o en crisis. La rinitis y asma son enfermedades que muy comúnmente van asociadas, por lo que estos síntomas se pueden sumar y generar muchas molestias en el paciente”, afirma la especialista.

Por lo tanto la rinitis y/o asma, se pueden desencadenar en las épocas de cambios de estación o de temperatura. “En el otoño existen otros pólenes en el ambiente y con el frío,  más el aumento de la contaminación, se concentran las partículas alergénicas en el ambiente. Vale decir, está comprobado que con la polución las partículas se agrupan, lo que es irritante para la vía aérea” aclara la doctora Carranza.

Los más susceptibles a contraer las infecciones respiratorias son los niños, que están más expuestos a ambientes con hacinamiento, como las salas cunas, jardines infantiles, colegios,  etc.  Los adultos y jóvenes también están expuestos en lugares cerrados (universidad, oficinas) y públicos (metro, mall y pub). Los pacientes alérgicos tienen más predisposición a padecer de cuadros infecciosos respiratorios. Aquellos con antecedentes de familiares directos (padres, abuelos) con alergia respiratoria tienen por otro lado mayor tendencia a desarrollar cuadros alérgicos durante su vida.

Tratamiento y Prevención

La especialista explica que el tratamiento no es único, ya que depende del cuadro y del grado de compromiso del paciente, al ser una enfermedad compleja que se clasifica en distintos tipos o niveles.

“En términos generales, todos los pacientes reciben antihistamínicos por vía oral (antialérgicos) acompañados o no de corticoides (antinflamatorios) por vía nasal, oral o ambas dependiendo del grado de compromiso de la vía aérea y severidad de los síntomas. En ocasiones, es necesario administrar corticoides orales por espacios cortos de tiempo (asma-bronquitis obstructivas).  En caso que a este cuadro alérgico respiratorio de rinitis y asma, se sume una infección bacteriana respiratoria, se agregan al tratamiento antes mencionado antibióticos. De ser necesario, se puede complementar con kinesioterapia respiratoria en el caso de los pacientes asmáticos en crisis”, afirma la facultativa de Clínica Vespucio.

La doctora explica que la alergia no se puede prevenir como tal ya que es una respuesta propia de cada organismo a factores del ambiente, pero que sí  se pueden tomar algunas medida para evitar exponernos a los factores que desencadenan o gatillan los síntomas de la enfermedades alérgicas respiratorias, tales como:

- Sacar alfombras.

- No tener mascotas al interior de la casa.

- Ventilar los ambientes y limpiar cuidando que el polvo suba.

- Evitar los ambientes hacinados y aglomeraciones.

- Evitar los cambios bruscos de temperatura, enfriamientos.
 

alt

  • Promover la sensibilización y alentar a la población respecto a que la inmunización salva la vida de las personas, es el principal objetivo de esta actividad promovida por la OMS.
  • En Chile el ministerio de Salud cuenta con un Programa Nacional de Inmunización que brinda gratuitamente a la población 15 vacunas contra enfermedades inmunoprevenibles.

La inmunización es una de las intervenciones sanitarias más exitosas y costo-efectivas para los países. Según estimaciones de la OMS se evitan entre dos y tres millones de defunciones por año, y protegiendo a la población no sólo contra las enfermedades para las cuales hace muchos años que se dispone de inyecciones, como la difteria, el tétanos, la poliomielitis y el sarampión, sino también contra enfermedades que ponen en peligro la vida, tales como la gripe, la meningitis y ciertos cánceres que afectan el útero y el hígado.

La Semana de la Inmunización que se celebra la última semana de abril, incentiva a que las distintas organizaciones médicas promuevan entre la población el uso de las vacunas a su disposición.

La experta en salud pública y subdirectora de Vidaintegra, Claudia Ríos, explica que, “el mayor objetivo de esta actividad es que los gobiernos puedan hacer uso de todos sus recursos para que la gente se informe y haga uso de estas vacunas que están a total disposición de la población”.

En Chile, desde 1978 existe el Programa Nacional de Inmunización, lo cual ha permitido la disminución de la morbilidad y mortalidad de ciertas enfermedades. Entre sus logros más destacados se encuentran la erradicación de la Viruela (1950), de la Poliomielitis (1975) y eliminación del Sarampión (1992). Desde 2010 se amplió la cobertura para la prevención de Enfermedades por Spneumoniae a toda la población infantil y el 2014 se incluyó vacunas para proteger contra Enfermedad Meningocócica e Infecciones por Virus de Papiloma Humano.

¿ESTÁ USTED AL DÍA?

Las vacunas aplicadas a personas sanas provocan la generación de defensas (anticuerpos) que actúan protegiendo al organismo ante el contacto con los agentes infecciosos.

La especialista de Vidaintegra asegura que, “es importante que la población se informe respecto a cuáles son las vacunas que el Gobierno tiene a disposición de las personas de manera gratuita y, además, es necesario saber qué vacunas ya nos hemos puesto”.

Al igual que el resto de los centros de salud público/privado del país, Vidaintegra a través de su vacunatorio se encuentra apoyando esta actividad de la OMS. Actualmente, aún se encuentra activa la vacunación gratuita contra la influenza, la cual está indicada para los siguientes pacientes:

Embarazadas a partir de la 13ª semana de gestación.

Niñas y niños entre los 6 y los 23 meses.

Mayores de 65 años.

Trabajadores de plantas avícolas y criaderos de cerdos.

Pacientes portadores de enfermedades crónicas.

CHILE: UN BUEN EJEMPLO

En el año 2000, la Organización Mundial de la Salud (OMS) realizó un ranking  en donde participaron más de 200  países, que catalogó a Chile en el lugar número 1 respecto al cuidado de niños de menos de 5 años.

“Las coberturas de las vacunas en Chile, con esta última actualización que hicieron en 2014, están en un nivel superior en comparación con otros países de América, logrando incluso erradicar, completamente algunas enfermedades”, asegura la doctora Ríos.

Aumentar la comprensión pública de las ventajas de la vacunación es uno de los objetivos principales del Plan de acción mundial sobre vacunas adoptado por la Asamblea Mundial de la salud.

Este plan tiene por objeto mejorar la salud mediante la ampliación para 2020 de todos los beneficios de la inmunización a todas las personas, independientemente de su lugar de nacimiento, quiénes son o dónde viven.

alt

Los factores de riesgo son la obesidad y ciertas costumbres dietéticas, tales como comer muy tarde en la noche, ingerir alimentos con alto contenido de grasas o proteínas y ciertos aliños.   Además de incomodar, este mal podría ser el aviso de ciertas enfermedades.

La acidez estomacal, también denominada “pirosis”, es un malestar que se califica como un síntoma y no como una patología en sí. Se manifiesta como una sensación de ardor focalizada en la parte alta y media del abdomen, ascendiendo con frecuencia hacia la región retro esternal y, en ocasiones, hasta la faringe o garganta.

El doctor José Sánchez, gastroenterólogo de Clínica Vespucio, aclara que se debe principalmente al reflujo de ácido clorhídrico desde el estómago hacia el esófago, aunque también participan otras secreciones del estómago como pepsina, bilis y el contenido alimentario. Los factores que pueden favorecer la pirosis y reflujo son la hernia hiatal (afección en la cual una porción del estómago sobresale dentro del tórax), obesidad y alteraciones motoras del esófago.

Es más común sufrir de acidez después de las comidas, especialmente si han sido copiosas y acompañadas de alcohol, también en la noche durante el sueño. No hay una edad determinada  para este síntoma, pero son los adultos y las embarazadas, especialmente durante el tercer trimestre de gestación, quienes perciben más este malestar.

El doctor Sánchez explica que, muchas veces, la acidez se trata sólo de un síntoma esporádico, en relación con una ingesta alimentaria extrema y de alcohol, caso en el cual no tiene mayor relevancia. En cambio, cuando la pirosis constituye un síntoma frecuente y recurrente, la gran mayoría de las veces corresponde a un problema de reflujo gastroesofágico.

“Como consecuencia de esta patología, se puede desarrollar esofagitis erosiva y otras complicaciones secundarias, como úlcera esofágica, estrechez esofágica y, en un porcentaje menor, esófago de Barrett, una condición que puede predisponer al cáncer esofágico. También hay que recordar que la acidez puede traducir además problemas gástricos como úlcera péptica, gastritis y otros, especialmente cuando hay dolor abdominal asociado”, afirma el especialista.

Recomendaciones para prevenir

- Dieta sana y baja en grasas.

- Evitar café y condimentos.

- Ingesta de alcohol y gaseosas en forma moderada.

- Suspender o restringir uso de tabaco.

- Mantener peso normal y reducir sobrepeso y obesidad.

- Evitar abuso de aspirina y antiinflamatorios.

- En caso de pirosis persistente o recurrente, consultar con el médico.
 

alt

Contactar a personal médico a tiempo cuando ocurre un accidente así puede ser vital para evitar consecuencias mayores. Sin embargo, lo fundamental es prevenir tomando algunas medidas como mantener los remedios fuera del alcance de los niños, tenerlos bien rotulados y revisar siempre la fecha de vencimiento.

Dejar una caja de pastillas en el velador o sobre la mesa, decirle a los niños que los remedios son sabrosos dulces para que se los tomen o no revisar la fecha de vencimiento son algunos de los errores más comunes que cometen los padres a la hora de manipular los medicamentos, y que pueden provocar graves intoxicaciones en los menores.

Una intoxicación por medicamentos puede ser mortal para un menor, por eso es muy importante la reacción que tenga el adulto a cargo. “Cuando los padres sospechan que se puede haber producido una intoxicación por medicamentos, es fundamental reaccionar de manera rápida, pues en estos casos una atención oportuna es vital. Se debe evaluar la situación, y ponerse en contacto con un servicio médico a la brevedad”, señala la Dra. Katherin Falck, Médico Gestor de Calidad de HELP, quien entrega indicaciones sobre cómo proceder:

·         Identificar el medicamento, y tratar de determinar la cantidad ingerida revisando el envase.

·         Guardar el envase del remedio ingerido, para entregar esa información al médico.

·         Contactarse inmediatamente con un servicio médico o toxicológico de emergencia donde le orientaran sobre la mejor conducta a seguir.

·         No inducir el vómito del menor, pero no intentar impedirlo en caso que sea espontáneo.

·         No se debe suministrar ningún tipo de líquido, tampoco leche, sin antes consultar a un médico o servicio  toxicológico.

·         Si el remedio hace contacto con los ojos, piel o mucosas, lavar la zona con abundante agua, y contactar a un servicio médico.

En caso que la intoxicación sea evidentemente grave, ya sea por la cantidad ingerida, la naturaleza del medicamento o los síntomas que presente el menor, se debe acudir de manera inmediata a un servicio de urgencia para que el menor reciba la atención oportuna.

¿Cómo prevenir?

Para evitar este tipo de episodios, lo principal es tomar todas las medidas de seguridad que sean necesarias en el hogar para evitar que los medicamentos terminen convirtiéndose en un peligro para los más pequeños. La Dra. Katherin Falck, Médico Gestor de Calidad de HELP, entrega las siguientes recomendaciones de prevención:

·         Educar a menores sobre riesgos que tiene la ingesta de remedios sin indicación médica.

·         No administrar remedios a niños diciéndoles que son golosinas ni haciendo juegos para facilitar la ingesta.

·         Mantener los remedios en sus respectivos envases, rotulados correctamente.

·         Tener siempre los medicamentos fuera del alcance de los niños, nunca en veladores o mesas bajas en la casa.

·         Antes de suministrar un remedio, se debe revisar su fecha de vencimiento.

·         En caso que estén vencidos, se aconseja eliminarlos en el inodoro.

 

alt

Cuando nos enfrentamos a una gestación por primera vez, son muchas las dudas que surgen en nuestra cabeza: cuándo acudir a control, para qué son las ecografías, entre otras. Para entender esto, el Ginecólogo Obstetra de Clínica Ciudad del Mar, Dr. Ignacio De La Torre, nos entrega algunos lineamientos.

Durante el embarazo cada paciente debe asistir al menos en 9 oportunidades a control, cada uno con objetivos y exámenes específicos. Este seguimiento busca detectar precozmente patologías de la madre o el feto que puedan alterar el curso normal de la gestación, entre las que se encuentran infecciones de transmisión sexual, diabetes del embarazo y la hipertensión gestacional.

Además, en estas visitas regulares al médico, se promueven conductas saludables como ejercicio y dieta. Sin embargo, en el caso de aquellas mujeres que presentan  una situación de alto riesgo, como puede ser aquel complicado con hipertensión, un embarazo gemelar o parto prematuro, deberán consultar con mayor frecuencia.

El Ginecólogo Obstetra de Clínica Ciudad del Mar, Dr. Ignacio De La Torre,  detalla que en cada control “el médico debe pesar y medir a la paciente, para calcular su índice de masa corporal y diagnosticar sobrepeso, obesidad o desnutrición. Junto a lo anterior, se debe controlar la presión arterial y, si es posible, detectar los latidos fetales y la altura del útero para evaluar crecimiento fetal”.

Estos datos deben quedar registrados en un carnet maternal que la mujer debe portar siempre. Es recomendable que la paciente asista con un registro de las preguntas que han surgido desde su control anterior para que no olvide resolver las inquietudes con su médico tratante.

Existen atenciones específicas de determinados controles, por ejemplo, “en el primer control debemos fijar la edad del embarazo preguntando sobre la fecha de última regla y características de los ciclos menstruales, antecedentes de enfermedades previas, cirugías y uso de fármacos. Debemos consultar sobre actividad física, el consumo de alcohol, tabaco y drogas, también”, puntualiza el Doctor De la Torre.

En cuanto a la periodicidad de las consultas, tradicionalmente desde el diagnóstico del embarazo se planifica un control mensual hasta el octavo mes, luego pasan a ser cada 2 semanas hasta la semana 36 y posteriormente cada 1 semana hasta el parto. En los controles de las 8 a 12 semanas y en el de 26 a 28, se deben pedir exámenes de laboratorio donde destacan el grupo sanguíneo, el examen de detección del vih y sifilis, los de función tiroidea, renal y hepática, el hemograma, la prueba de tolerancia a la glucosa y el urocultivo y sedimento urinario.

¿Cuántas ecografías se hacen y a los cuántos meses de gestación?

Las ecografías suelen ser uno de los exámenes que se utilizan con mayor frecuencia en el embarazo y para muchos padres son parte del control prenatal. Sin embargo, a juicio del Doctor Ignacio De La Torre, son al menos 3 las ecografías que debiéramos considerar imprescindibles, las cuales deben ser ejecutadas por un especialista certificado:

  • La primera entre la semana 11 y 14, cuyos objetivos son precisar la edad del embarazo, identificar si es un embarazo único o múltiple y definir el riesgo de aneuploidas (como síndrome de down).
  • La segunda es conocida como ecografía de anatomía fetal y se realiza entre la semana 22 y 24. Este examen pretende evaluar todos los órganos del feto para diagnosticar alteraciones cardíacas, cerebrales, renales y de otros sistemas, también mide la circulación placentaria y el largo del cuello uterino para determinar el riesgo de preclampsia y parto prematuro. Los padres suelen denominar a esta ecografía como 3D, aunque esta herramienta no forma parte del examen propiamente tal.
  • La última ecografía de las consideradas imprescindibles debiera ser realizada cercano a las 34 semanas y su objetivo es estimar el peso y evaluar el bienestar fetal, mediante la medición del líquido amniótico, el tono y los movimientos fetales.

En casos especiales se pueden considerar otras ecografías, sobretodo cuando existen enfermedades que pueden complicar la gestación. Además, es importante aclarar que las ecografías son totalmente inocuas para el feto, por lo que se pueden hacer todas las que se estimen necesarias.

 

 

 

 

 

alt

  • La empresa de gimnasia a domicilio pre y post natal brinda talleres a domicilio a parejas que desean que su hijo nazca a través de parto natural.

Sabemos que cada vez más aumenta el número de cesáreas en nuestros país, en el sector privado alcanzan hasta el 70% de los casos y en el sector público alrededor del 50%. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) un embarazo puede terminar en una cesárea por complicaciones en alrededor del 15% de los casos, por lo tanto estamos lejos de las cifras consideradas normales y saludables para la población.

“Es importante comenzar a tomar conciencia de esta situación y reconocer la cirugía de la cesárea como un recurso necesario en casos de complicaciones justificadas, pero no tomarlo como un procedimiento normal y planificado ante cualquier circunstancia o decisión desinformada”, comenta la directora y profesora de Mamá Activa, empresa que se dedica a la gimnasia pre y post parto a domicilio. “Es importantísimo comenzar a tomar conciencia de esta situación y reconocer la cirugía de la cesárea como un recurso necesario en casos de complicaciones justificadas, pero no tomarlo como un procedimiento normal y planificado ante cualquier circunstancia o decisión desinformada”

“En Mamá Activa (www.mamactiva.cl), tenemos un programa dedicado a esas mujeres que buscan juntos a sus parejas o familias prepararse para el momento del nacimiento de su bebé en torno a prácticas saludables como son los talleres de preparación para el nacimiento, en donde las familias se involucran más en torno al nacimiento del bebé”, agrega Szalay.

En estos talleres las mujeres y sus familias o acompañantes para el parto aprenden sobre las posturas más favorables para dar a luz a su bebé. Se reconoce los movimientos que favorecen a la pelvis, como una estructura móvil gracias a sus articulaciones y distención de ligamentos en el embarazo para favorecer la salida del bebé y no como una estructura rígida. Al favorecer la movilidad durante el trabajo de parto y que la mujer pueda sentir lo que su cuerpo necesita,  será parte del nacimiento de su bebé de una forma más protagónica y natural.

Los talleres en pareja impartidos en Mamá Activa tratan este y otros temas relacionados con el nacimiento del bebé como lactancia, talentos del recién nacido las primeras semanas de vida, los ejercicios que favorecen un parto normal, el acompañamiento y apoyo de la pareja o dupla durante el parto o cesárea y todas las dudas que surgen en torno a esta etapa que se recordará siempre por el entorno en que se viva y con la atención que la mujer se merece ese día.

Para mayor información:

www.mamactiva.cl

https://www.facebook.com/mamactivachile

alt

 

Evitar hábitos como el tabaquismo, alcohol y el consumo de comidas grasas o condimentadas, son formas que ayudan a prevenir su aparición.

Sentir sensación de ardor que se inicia en la parte inferior del pecho y llega hasta la garganta, sensación de que la comida se devuelve del estómago, sabor amargo y dolor en la garganta y tos nocturna, son los signos del reflujo gastroesofágico. Se trata de una enfermedad que afecta frecuentemente a mujeres, y que está relacionada con la alimentación y los hábitos no saludables.

Para entregar mayores antecedentes respecto de esta patología, la doctora Diva Villao, cirujano digestivo de Clínica Vespucio, señala sus principales características y aporta recomendaciones para prevenirla.

El Reflujo patológico se produce cuando el esfínter gastroesofágico, que es el encargado de evitar que los alimentos se devuelvan hacia el esófago, no cierra bien “lo que genera que los alimentos o líquidos irriten el esófago al devolverse, provocando acidez y otros síntomas”, explica la especialista.

Existen ciertos factores de riesgo que estimulan su origen. Entre ellos destacan:

  • Obesidad

  • Ropa Apretada

  • Embarazo Avanzado

  • Ejercicios Extremos abdominales

  • Tumores intrabdominales

  •  Medicamentos

  • Enfermedades Asociadas

  •  Edad Avanzada

  •  Hernia hiatal

  •  Bebidas con cafeínas (Café o bebidas cola )

  •  Alcohol

  •  Consumo de alimentos, condimentados o irritantes (como el ajo, la cebolla, tomate o aliños).

  •  La ingesta de alimentos con alto contenido graso (como chocolates, frituras, mantequilla)

  • Tabaquismo (por causa de la nicotina).

  • Hormonas

“Este tipo de factores relajan el esfínter esofágico impidiéndole que se cierre correctamente una vez que lo ingerido pasó al estómago, dejándolo permanentemente abierto. Además, cada vez que se consumen este tipo de sustancias o alimentos aumenta la frecuencia de los episodios en que se devuelven los alimentos del estómago al esófago, y los malestares se vuelven más intensos”, argumenta.

Ocasionalmente, el trastorno se presenta sin acidez y esto ocurre cuando lo que asciende proviene del intestino, por lo general bilis, lo que puede provocar la misma irritación. “Una de sus posibles consecuencias es la esofagitis o lesiones severas al interior del esófago, que pueden darse sin la presencia de síntomas y que son posibles de identificar a través de una endoscopía”, añade Villao.

Según la especialista de Clínica Vespucio, el tratamiento del reflujo gastroesofágico se divide en:

1)    Tratamiento Médico

a)    Realizar cambios en el estilo de vida como evitar los alimentos ya mencionados al igual que los hábitos no saludables antes descritos.

b)   Acostarse al menos tres horas después de comer y una comida liviana. (lo que evita que el alimento suba por efecto de la gravedad).  

c)    Elevar la cabecera de la cama al menos 20-30cm.

d)    El uso de medicamentos

“En los casos de aquellos pacientes que no responden a ese tipo de terapia se debe recurrir a la cirugía”, afirma.

2)     Tratamiento Quirúrgico

Hay diferentes técnicas quirúrgicas pero las frecuentemente utilizadas son Fundoplicatura de Nissen Laparoscópico (en pacientes sin obesidad) y Bypass Gástrico Laparoscópico (pacientes con Obesidad y/o Hernia Hiatal).

alt

 

 

 

 

 

 

 

alt

  • La piel, aunque no lo creas, es uno de los órganos del cuerpo que está sometida  al mayor estrés.  En verano está expuesta a  la radiación UV  y en invierno a la contaminación ambiental y el frío.

Durante las estaciones del año más frescas y de bajas temperaturas, como es el otoño que recién comienza e invierno, si bien la piel se encuentra protegida bajo la ropa también está expuesta  a situaciones de estrés, como son el frío y smog. En la primavera y el verano, debemos cuidarla de los rayos UV y del cloro y productos químicos de las piscinas, ya que el uso de prendas de vestir más ligeras, como el de traje de baño, hacen que la piel este menos protegida.

De acuerdo al Cirujano Plástico, Héctor Valdés, esto último genera una pérdida de la  barrera protectora natural de la piel,  el famoso “manto lipídico”, que la protege contra la deshidratación. “Si bien tomar sol colabora en la síntesis de la vitamina D, fundamental para la mineralización y calcificación de los huesos, es muy importante ser precavido a la hora de exponerse a la radiación UV y colocarse un buen factor solar”, recalca.

Al respecto explica que la exposición solar además de generar la deshidratación en la piel, rompe las fibras elásticas, haciéndola perder su capacidad de acomodación y flexibilidad propias de una piel joven, sana y cuidada, por lo mismo en otoño e invierno también debemos cuidarla del sol.

Consejos Para Lucir una Piel Radiante Durante Todo el Año

1. Exfoliación: el doctor Valdés recomienda realizarse una exfoliación casera con barro o crema exfoliante, ya que ayuda a  eliminar las células muertas, adelgazar la capa cornea y de paso permitir una mejor penetración de los productos correctivos que luego deben aplicarse.

2.- Hidratación: aplica una crema hidratante, que contenga  lípidos para restaurar la barrera natural de protección. Agregar unas gotas de aceite de argán a la crema y aplicarla en todo el cuerpo por la noche y en la mañana después de la ducha. El argán se debe absorber y la piel no debe brillar, si no es que has puesto demasiada cantidad.

3.- Agua: toma dos litros de líquido al día, idealmente agua natural sin gas, ya que ayuda a mantener una piel sana y radiante.

4.-  Omega 3 y 6: consumir los conocidos omega 3 y 6, es muy bueno para la piel. El doctor recomienda los que  contienen pescado azul, como el jurel, atún, sardinas o albacora.

5. Frutas y verduras: son fuentes de vitaminas y polifenoles. Componentes esenciales en la actividad celular. Se les conoce como sustancia fundamental o “natural moisturing factor”, protección natural que aún no se puede reproducir en un 100% en las crema cosmética y que sólo el organismo puede sintetizar.

Si quieres mejor más aún el aspecto de tu piel, entre la última innovación, el doctor Valdés destaca unas vitaminas francesas disueltas en un potente hidratante con micro-inyecciones que se aplican directamente sobre la piel. También el Plasma Rico en Plaquetas (PRP)  y los factores de crecimiento, que sirven para activar la regeneración de la piel, o realizar algunos peeling seriados que estimulen el desarrollo de células nuevas.

Si se quiere algo más radical, se puede recurrir a las células madre, que se aplican en una delicada capa bajo la dermis con excelentes resultados.