¿Qué es lo que tienen en común el apio, el kiwi y la papaya? Según resultados de un estudio internacional, estos alimentos contienen un compuesto que puede ayudar a proteger la salud del hígado.

De acuerdo al estudio publicado en el boletín The FASED Journal y difundido por el centro de investigación Dole Nutrition Institute, científicos de la Universidad de Colorado investigaron la PQQ (Pirroloquinolina quinona), un antioxidante encontrado en el apio, kiwi y papaya, con el fin de conocer sus efectos contra el desarrollo de una enfermedad que ataca especialmente al hígado denominada EHNA (esteatosis hepática no alcohólica), también conocida como hígado graso

La EHNA es una condición que afecta del 20 al 30% de los adultos en los Estados Unidos. El exceso de grasa en el hígado puede incrementar el riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2 y cáncer al hígado. En Chile un 30% de la población nacional padecería de esta condición, de acuerdo a cifras de El Centro de Envejecimiento y Regeneración CARE Chile de la Universidad Católica.

En el caso de embarazadas, la dieta de una madre durante el proceso de gestación afecta considerablemente la salud de su hijo. Los recién nacidos de madres obesas tienen una mayor probabilidad de desarrollar la EHNA con el paso del tiempo. Este estudio realizó una prueba en la cual se alimentó a ratones obesos con una dieta poco saludable, al estilo norteamericano, durante la etapa del embarazo y la lactancia. Cuando se agregó la PQQ a la dieta, se protegió el hígado de los vástagos de una inflamación, hígado graso y daños que pudieron conducir a una EHNA.

Si trasladáramos esos resultados a los humanos, esto podría significar que comer más alimentos con este poderoso antioxidante durante el embarazo puede ayudar a mantener saludable el hígado de los niños a medida que crecen.

De acuerdo al centro de investigación de la multinacional Dole: “Es necesario realizar más estudios  para afirmar de manera segura cómo funciona este antioxidante, pero siempre es positivo agregar más alimentos saludables a su dieta. Entre otras grandes fuentes de la PQQ se incluyen el perejil, las espinacas, los pimientos verdes, el tofú y el té verde”. 

 

La pérdida transitoria de visión, es un síntoma relativamente infrecuente y se presenta de 3 formas tales como: oscurecimiento transitorio de visión, amaurosis fugaz y pérdida visual transitoria de origen vascular no oclusivo.

La vista sino el más es uno de los sentidos más valorados por el ser humano, por lo que es muy importante su cuidado y estar informado de los distintos males y enfermedades a los que nos podemos ver expuesto.

Sin duda el mayor de los miedos está en quedar a oscuras y perder de la visión, por eso es muy importante dar a conocer un mal que si bien no es tan frecuente se presenta en algunos casos causando un miedo enorme para quien le toca padecerlo.

Hablamos de la pérdida transitoria de visión, es un síntoma relativamente infrecuente y se presenta de 3 formas tales como: oscurecimiento transitorio de visión, amaurosis fugaz y pérdida visual transitoria de origen vascular no oclusivo. Para el oftalmólogo especialista de la Clínica Oftalmológica Providencia Dr. Fernando Sánchez este defecto visual tiene una duración máxima de 24 horas, por eso es de suma importancia asistir al oftalmólogo lo antes posible para descartar problemas que pudieran afectar a la visión de forma grave.

EL especialista de la Clínica Oftalmologica Providencia nos señala que existen diferentes enfermedades que causan esta alteración visual:

- La presencia de estenosis en la arteria carótida, arritmias cardíacas, auras de Cefalea, migrañas y enfermedades cerebro vasculares son las causas principales.
- El aumento de la coagulabilidad de la sangre, ya sea por alteraciones genéticas o factores de riesgo como la inmovilidad, el consumo de tabaco o el uso de anticonceptivos, aumentan las probabilidades de trombosis con la posterior pérdida de visión.
- Se pueden producir pérdidas transitorias de la visión por causas no relacionadas con enfermedades, como puede suceder después de carreras de larga distancia o relaciones sexuales.

¿Qué hacer ante una pérdida transitoria de la visión?

Primero mantener la calma y acudir de forma urgente a un centro médico especializado para realizar una valoración inicial. En función de la sospecha clínica, el oftalmólogo pedirá diferentes estudios para descartar la afectación ocular, así como consultas con otros especialistas (médico internista, cardiólogo o cirujano vascular) para llegar al correcto diagnóstico y su posterior tratamiento.

“Es importante que el paciente recuerde lo ocurrido durante un episodio de pérdida transitoria de visión. Son clave factores como la duración de la pérdida de la visión (minutos a horas) y el patrón del defecto visual, la presencia de pérdida de todo el campo visual de forma súbita o alteraciones en el campo visual como un defecto altitudinal, es decir, la aparición de una cortina opaca desde la región superior del campo visual y su posterior progresión hacia abajo, como también será importante valorar la presencia de otros signos como el adormecimiento de las extremidades, alteración en el habla, en el gusto, olfato”. Señala el doctor Sánchez.

En relación al tratamiento para estos casos de pérdida transitoria, se determinará en función de la causa, se tendrá que determinar si la afectación es a nivel ocular (cuyo tratamiento será cirugía o tratamiento tópico) o si la afectación es extraocular, con lo que se tendrá que realizar seguimiento, medicación o cirugía según el motivo de la pérdida de la visión.

 

Molestias que aquejan a un número importante de mujeres y que, por vergüenza y desinformación, no son tratadas.

Es habitual ver en la consulta mujeres que con mucha timidez manifiestan que tienen problemas en el ámbito ginecológico, inclusive es muy frecuente que después del examen físico el médico detecte anomalías y deba realizar preguntas para lograr que la paciente exprese los malestares que la aquejan. Este hermetismo lleva a que sufran estas dolencias en soledad, lo que genera que una molestia física, que en la mayoría de los casos tiene una solución, impacte el ámbito sicosocial de quien la padece.

Las alteraciones de la zona genital femenina se pueden presentar en cualquiera de las etapas de su desarrollo: en la pubertad, durante o post el embarazo y en la pre menopausia y menopausia y se producen por múltiples razones. Los cambios hormonales también son un factor relevante que puede generar problemas, incluso la moda puede terminar originando una anomalía.

En la pubertad las acumulaciones de grasa en lugares como el monte de venus, labios mayores o el crecimiento inadecuado de labios menores suele generar molestias a temprana edad. El embarazo y parto pueden derivar en una hiperlaxitud vaginal en algunas pacientes y en otras la cicatriz de la episiotomía puede producir dolor durante las relaciones sexuales. En la etapa pre menopáusica como menopaúsica, también se producen cambios hormonales y morfológicos como la elongación de los labios mayores, que van decayendo e hiperlaxitud vaginal, entre otros.

Todas estas alteraciones se pueden manejar medicamente y acorde a la funcionalidad de la paciente. La ginecología estética y reconstructiva aborda las patologías de la zona bulbo vaginal de forma integral, solucionando alteraciones tanto morfológicas como funcionales.

El doctor José Tito Blanco, Ginecólogo especialista en temas de ginecología reconstructiva y Director de Clínica Estética Blanco, nos comenta sobre esta situación. “Para nosotros como especialistas es complejo ya que en la mayoría de los casos debemos detectar los problemas. Las pacientes no los comentan abiertamente en primera instancia. Es importante que las mujeres sepan que hoy todos estos trastornos tiene un tratamiento que les permite mejorar su calidad de vida y sus relaciones sexuales, sufrir en silencio no tiene ningún sentido ya que estos problemas no se solucionan solos y son progresivos, por lo tanto recibir tratamiento es lo único que puede ayudarlas”, sentenció el especialista.

Lo más importante es que las mujeres no tengan temor o vergüenza de manifestar los problemas que las aquejan para poder encontrar una solución adecuada. No podemos olvidar que cada mujer tiene una morfología diferente y cada alteración que pueda presentar tiene una solución que le permitirá tener una vida más satisfactoria y plena.

 

Ante las bajas temperaturas, la nutricionista de Clínica Vespucio, Paulina Mella, entrega una serie de consejos para mantener un estado nutricional adecuado. De la misma manera, se refiere a la importancia de los nutrientes esenciales para reforzar el sistema inmunológico. 

En invierno es importante no descuidar la alimentación y consumir productos que aporten la cuota calórica que necesita el organismo, plantea la nutricionista de Clínica Vespucio, Paulina Mella. Sobre lo anterior, la especialista explica que “lo recomendable es consumir este tipo de alimentos en ocasiones contadas, ya que a mediano y largo plazo, pueden desencadenar enfermedades, como obesidad, aumento del colesterol y patologías coronarias, entre otras”.

También es importante mantener una rutina de alimentación, con las cuatro comidas y colaciones respectivas, en lo posible con horarios definidos. Lo anterior, permite que el organismo mantenga su ritmo fisiológico (como el de la respiración, latidos cardiacos, etc.) y ayuda a prevenir enfermedades.

Las bajas temperaturas generalmente conducen a dejar de lado la dieta saludable, optando por alimentos con alto contenido de grasas, frituras, carbohidratos y azúcares. Al respecto, la profesional de Clínica Vespucio, explica que, durante esta temporada, lo recomendable es consumir alimentos que proporcionen energías y nutrientes que ayuden a reforzar el sistema inmune.

Lo anterior, radica porque el frío disminuye las defensas del organismo y reduce la capacidad del cuerpo de responder ante cualquier complicación, por lo que es importante elevar la ingesta de alimentos altos en vitamina C, presente en frutas como naranja y kiwi; vitamina D, como cereales, pescados y huevo; bebidas probióticas, vegetales y frutas, que además de aportar nutrientes, ayudan a mantener una vida saludable.

Sobre los alimentos que ayudan a reforzar el organismo, la nutricionista de Clínica Vespucio, se refiere a los siguientes:

Frutas y Vegetales

Un sistema inmune óptimo depende, entre otros factores, de la alimentación. Al respecto, la nutricionista de Clínica Vespucio, Paulina Mella, sostiene que, en el caso de las frutas cítricas, éstas fortalecen al organismo en la medida que se complementan con un régimen equilibrado y saludable.

Por lo anterior, la recomendación es alternarlas con preparaciones donde estén presentes las verduras, y una buena alternativa según la nutricionista, son los guisos y tortillas, de acelga, zanahoria, espinaca, zapallo italiano y kale, entre otros; los que se pueden consumir en el horario de almuerzo o la cena.

Vitamina C o Ácido ascórbico

Sobre este componente, la nutricionista aconseja consumirla de manera natural, por lo que es posible encontrarla en alimentos como naranja, kiwi, limón, pimentón, perejil y brócoli, entre otros. Si se consume en tabletas, se puede ingerir entre 75 y 90 mg por día, pero según la nutricionista de Clínica Vespucio, hay que tener especial cuidado con el consumo excesivo de tabletas, ya que aumentan la absorción del hierro a nivel intestinal.

Consumir líquido

La ingesta de agua es esencial en cualquier época del año y la hidratación es fundamental, especialmente en los meses fríos donde aumentan los resfríos y virus respiratorios. La profesional explica que “cuando bajan las temperaturas, la sudoración corporal generalmente se reduce y provoca que la persona tenga menos sed y sienta menos necesidad de ingerir líquido”. Pese a ello, igual es importante ingerir por lo menos dos litros al día, sobre todo si la persona presenta síntomas de alguna enfermedad estacional. 

Legumbres

Son ricas en fibras, bajas en grasas y altas en proteínas, por lo que su consumo es recomendable al menos una vez por semana. Sobre su preparación, la nutricionista de Clínica Vespucio recomienda evitar el sofrito y sugiere consumirlas al menos dos veces por semana en reemplazo de la carne.

Lo que siempre se debe tener presente

Para que esta época invernal no afecte a las defensas y la persona pueda pasar el invierno con buena salud, la nutricionista de Clínica Vespucio, también enfatiza en la importancia de:

  • Dado que la hidratación es importante, además del agua, una buena opción son las  infusiones de hierbas o el té verde.
  • No abusar del consumo de alcohol, ya que deshidrata y es alto en calorías.
  • Consuma idealmente una fruta en la mañana y en cada colación idealmente de distintos colores y formas, optar por un yogurt bajo en grasas, un puñado de frutos secos o una barra de cereal. 
  • Aumente la ingesta de fibra, cereales, verduras de hoja verde  y disminuya el consumo de carbohidratos.

 

Llegan las bajas temperaturas y con ellas las preocupaciones por el frío, el pelo, la piel, los kilitos que se pueden subir en esta época, sin embargo olvidamos lo importante que son los dientes, los cuales también se ven afectados en esta época.

Mantener una correcta higiene dental y consumir alimentos ricos en vitamina C podrían ayudar a cuidarlos de patologías como gingivitis y caries.

La sensibilidad dental se produce cuando el esmalte que protege los dientes pierde espesor, esta enfermedad puede ser causada por otras condiciones médicas como bruxismo, síndrome del diente fisurado, caries o los alimentos que se consumen, tales como bebidas calientes, frías, dulces o  ácidas.

“Cuando hace frío las personas tienden a beber bebidas muy calientes y en gran cantidad, lo que sumado al clima de la época puede provocar sensibilidad dental u otras patologías como gingivitis y caries. Lo mismo pasa con las bebidas frías en el verano”, explica Pamela Ruíz,  Directora de Clínica Odontológica Hdent (www.hdent.cl).

Pero Cuáles son los cuidados y a qué debemos poner atención para que nuestro dientes no sufran durante el invierno. Pon atención:

Cubrirse la boca: ¿Sabías que cubrirse la boca en invierno con una bufanda o pañuelo es una buena forma de evitar enfermedades bucodentales provocadas por el frío? Así es, esta medida tan simple ayuda a no exponer la boca y los dientes a las heladas, las cuales pueden provocar problemas de garganta, sensibilidad dental y además agrietamiento de los labios.

Crema dental: Si hay hipersensibilidad dental es recomendable ocupar una pasta dental específica para esta condición y por supuesto acudir a un especialista, el cual se encargará de guiar al paciente en su tratamiento” aconseja la Dra. Ruiz. 

Buena Higiene Oral: Cambiar el cepillo de manera periódica, utilizar seda dental y enjuagues con flúor, además de cepillar los dientes al menos 3 veces al día ayudan a mantener una adecuada salud bucal, evitando también la hipersensibilidad dental.

Alimentos bajos en azúcar y cítricos: Limitar el consumo de alimentos y bebestibles azucarados y/o ácidos, éstos últimos podrían erosionar los dientes y exponerlos a riesgos de caries.

Aumenta el consumo de vitamina C: Además de fortalecer el sistema inmunológico los alimentos ricos en vitamina C ayudan a reducir el sangramiento de encías, evita la gingivitis y refuerza el esmalte dental. Pero ojo, por la condición cítrica de éstos es recomendable cepillarse los dientes luego de su consumo. Continúa la odontóloga.  

Visita Periódica al dentista: Una visita periódica al dentista ayuda a prevenir enfermedades asociadas tanto a la hipersensibilidad dental como a otras patologías, finaliza la especialista de Clínica HDent

Más Información:

www.hdent.cl

Facebook: HDent Clínica Odontológica

Instagram: Clinica.Hdent

Dirección: Hernando de Aguirre 162, of 903. Providencia. 

 

La Sociedad Chilena de Medicina Reproductiva, SOCMER y la Red Latinoamericana de Reproducción Asistida, REDLARA, en conjunto con los principales Centros Especialistas en Reproducción Humana, dieron a conocer la campaña “La Fertilidad tiene un Límite. Infórmate y Decide” en el marco del Mes Internacional de la Fertilidad.

La campaña, está dirigida a generar conciencia en la población acerca de la edad de la mujer para ser madre, dirigiendo el mensaje de manera más amplia a aquellas mujeres o parejas que quieren ser padres, pero que por alguna razón no han podido lograrlo y necesitan de una orientación médica adecuada.

“Después de los 35 años, la fertilidad decae y la calidad y cantidad de los óvulos ya no es la misma. La mujer en edad fértil, debe saber que a medida que pasan los años, sus posibilidades de concebir un hijo van disminuyendo y después de los 40, se tornan aún más difíciles” explicó el doctor Carlos Troncoso, Presidente de la Sociedad de Medicina Reproductiva, SOCMER.

En su presentación, el especialista se refirió a la dramática caída que han tenido las tasas de natalidad en el mundo, siendo un fenómeno global que se ha acentuado los últimos 50 años. “Para el Bicentenario en el 2010, Chile presentaba un cruce entre sus tasas de natalidad y mortalidad, y no estaba existiendo el recambio adecuado de la población para provocar una renovación. Actualmente, estamos con una tasa de 14 por cada 1.000 habitantes, lo que todavía se considera bajo”, concluyó el doctor Troncoso. 

¿Existe una edad para ser madre?

“Los requerimientos de la vida moderna han hecho que las mujeres posterguen la maternidad. La búsqueda de una pareja estable o la consolidación desde el punto de vista profesional y económico, son realidades que inciden en demorar la toma de esta importante decisión” aseveró el Dr. Diego Masoli, coordinador chileno para la región Andina de REDLARA, quien presentó curvas de aumento de embarazo en mujeres con edades reproductivas avanzadas, quienes utilizan casi en su totalidad tratamientos de Fertilización Asistida.

A juicio de los especialistas, el cuerpo de la mujer está programado para tener hijos durante un tiempo limitado, tramo que va desde algunos años después de transcurrida la primera menstruación, hasta cerca de los 40 años, período definido como ‘vida fértil’.

“Bajo esta realidad, es que los tratamientos de fertilización asistida y los adelantos en esta área entregan posibilidades que antes no existían para preservar la fertilidad por más tiempo; o bien, optar por la donación de gametos” explica el Dr. Diego Masoli de REDLARA. En cualquiera de los casos, el llamado es siempre a consultar al especialista, quien en conjunto con su paciente tomará la mejor decisión en el camino de ser padres.

Situación en Chile  

Como país en vías de desarrollo, no nos quedamos atrás en las tendencias mundiales de una maternidad avanzada. Si bien no existen estadísticas de cuántas mujeres en Chile tienen hijos sobre los 35 años, según las últimas cifras de la REDLARA (Red Latinoamericana de Reproducción Asistida), alrededor de 40% de los tratamientos de fertilidad se realizan en mujeres entre los 35 y 39 años y 31% en mujeres de 40 años o más.

“A pesar de que las causas de infertilidad son muy diversas, el único factor que es completamente prevenible es informarse. Parte de nuestra tarea es explicarle a pacientes, ginecólogos generales y profesionales de la salud, que los embarazos en edad avanzada son una realidad y un fenómeno global, y que requieren de una mirada integral que solo el equipo de especialistas en Medicina Reproductiva puede entregar” concluyó el doctor Carlos Troncoso, presidente de SOCMER.

Para más información visita www.unpasomascerca.cl

 

Sentarse a “tomar once-comida” es un clásico de muchas familias chilenas. La costumbre ya está tan arraigada en la cultura nacional que goza del mismo estatus que otros horarios de comida, como el desayuno y el almuerzo. Sin embargo, este hábito  puede ser perjudicial para la salud de las personas, si no se sabe qué alimentos ingerir y su cantidad. Una mala elección puede traer consigo sobrepeso, mayor riesgo de desarrollar enfermedades como diabetes e hipercolesterolemia y posibles déficit vitamínicos.

El real problema de las onces-comidas es el consumo en grandes cantidades de  carbohidratos en altas horas de la tarde-noche, por ejemplo la ingesta de pan, además del exceso de grasas saturadas en el queso, jamón de cerdo, mantequilla, entre otros. Por otra parte, se suma el consumo de alimentos ricos en azúcares como pasteles, galletas, mermelada y manjar que no hacen más que acumularse como grasa en nuestro cuerpo.

Entonces no es extraño que la Encuesta Nacional de Consumo Alimentario (ENCA) de 2014, elaborado por la Universidad de Chile y el Ministerio de Salud haya concluido que sólo un 5,3% de la población se alimenta de manera saludable, mientras un 86,9% requiere cambios en su dieta y un 7,8% se alimenta "de manera poco saludable". La famosa “once-comida”, puede ser un factor que influye en estos resultados.

Entonces ¿Qué se recomienda a quienes no se alimentan de manera saluda? Simple, Benefit Nutrición resalta que es fundamental consumir las cinco comidas al día para mantener activo el metabolismo y no llegar con tanta hambre a cada plato principal. Además sugieren que la once se tome unas tres a cuatro horas después de almorzar y en porciones controladas, sin agregar azúcares refinados (por ejemplo pasteles o queque). Lo ideal es que contenga proteínas como el huevo o pechuga de pavo, una porción pequeña de carbohidratos como una rebanada de pan o ½ taza de cereales, además puede sumarse un lácteo como quesillo, yogurt o leche.

Todo esto ayuda a que lleguemos con menos hambre en la noche para así comer algo liviano. Lo principal es que contenga verduras, ya sea en forma de ensaladas, tortillas, woks o sopas, acompañado de proteínas como un trozo de pollo, pescado, carne o huevo.

Ahora bien, si el hábito de la once-comida está muy arraigado o es parte de la dinámica familiar hace muchos años, Benefit Nutrición entrega los mejores consejos para disfrutar de esta costumbre.

Tips para el correcto consumo:

  • La recomendación es incluir verduras, proteínas y reducir las porciones de carbohidratos prefiriendo los complejos o con más fibra. 
  • Remplazar el pan corriente por integral, galletas de arroz o salvado con tomate, lechuga y pechuga de pavo, preparar panqueques de avena con claras de huevo y berries, omelette de verduras, pasta de pollo con verduras, rollitos de jamón de pavo con pepino y zanahoria, entre otras de las múltiples opciones que existen.
  • Por otra parte, es muy importante que la hora de la ingesta de la once-comida no sea más allá de las 19:30 horas.
  • Complementar con alimentos que sean bajos en calorías y grasas.

Benefit Nutrición partió como un emprendimiento y hoy se ha consolidado como un espacio del área de la salud gracias a un gran número de pacientes motivados y con ganas de lograr sus metas a través de programas nutricionales creados especialmente para cada uno de ellos.

www.benefitnutricion.cl

 

El próximo miércoles 14 de junio se celebra el Día Mundial del Donante de Sangre, y en Chile aún no existe una cultura que enseñe a la población la importancia de donar y  lo que significa hacerlo voluntaria y periódicamente.

“Si bien no hay que  obligar a nadie a dar sangre, se debe posicionar una mentalidad distinta, donde las personas le tomen el peso a la importancia de la sangre no sólo como fluido que corre por nuestro cuerpo, sino como un órgano que contiene componentes  que salvan vidas”, así lo afirma el doctor Mario Donoso Scroppo, Hematólogo de Clínica Avansalud.

 A sus 71 años, señala que la cultura de donar sangre en nuestro país no ha cambiado un ápice en los últimos 50 años, lo que se debe entre otros muchos factores, a la falta de educación temprana y a la adquisición de modelos extranjeros sobre donación sanguínea que no se condicen con la realidad nacional.

“Desde muy temprano en el colegio, deberían impartir la educación de la higiene, del autocuidado, con datos que les servirán a los niños para toda su vida y así evitar problemas futuros como la hipertensión, la diabetes incluso la bulimia, entre otros”, advierte el doctor Donoso, quien además menciona que esta enseñanza debería impartirse desde que el niño nace hasta los siete años, etapa cuando la persona se forma y adquiere  la base para establecer criterios en la edad adulta. “Aquí es cuando debemos enseñar cómo cuidar el cuerpo y entre los temas a tocar debería incluirse la importancia de la sangre y la posibilidad de donar en forma absolutamente voluntaria”. 

 “Quienes tienen la intención de donar sangre y cumplen con todos los requisitos para hacerlo, pueden hacerlo cada 3 meses, cada 6 meses o una vez año según sea su voluntad.  Es importante que existan lugares de acopio debidamente certificados, pero también es necesaria una cultura como la que existe en diversos países, donde se dona periódicamente sin importar el lugar del mundo donde se esté al momento que toque donar” explica Donoso.

La misma falta de conocimiento y cultura, son las que provocan que  las personas vayan a donar sangre en forma masiva y una sola vez, generalmente luego de un gran accidente o cuando un familiar está gravemente hospitalizado, acumulando un gran nivel de almacenamiento que posteriormente se pierde. “No todos los componentes de la sangre poseen la misma vida útil, algunos sólo duran ciertas horas.  Por esta razón es tan importante dar sangre periódicamente”, enfatiza el especialista.  

Criterios de transfusión

El doctor Mario Donoso, señala que la transfusión no debería indicarse en todos los casos en que se hace. Explica que para tomar la decisión se debe tener criterio y experiencia.” La sangre no es la primera línea de manejo en una hemorragia, se debe agarrar la arteria o la vena  con los dedos o con una pinza  y la segunda línea es poner cualquier fluido intravenoso.  Después vendrá el estudio de la sangre, ya que hay que hacerlo a cada persona y cada vez que necesite una transfusión”. 

El especialista indica además, que se debe considerar que no es lo mismo indicar una transfusión de sangre a los 40 años que a los 95. Con 40 años, se debe pensar que a la persona le quedan probablemente 50 más de vida y que una trasfusión pude abrir otro problema en 5, 10, 30 ó 50 años más. En la persona de 95, tal vez a largo plazo no hayan complicaciones, pero si pueden existir a corto y mediano plazo.

“Hay que entregar específicamente lo necesario, porque la sangre es biológicamente activa. Puede que más adelante la persona necesite un trasplante,  y si recibió un antígeno extraño podría invalidar la oportunidad de recibir un órgano más adelante, todo por una transfusión que tal vez no era necesaria hacer”, afirma el experto en hematología.

Quiénes pueden donar

Es necesario que las personas cumplan ciertos requisitos para donar sangre. Entre ellos se encuentran:

• Tener más de 18 años y menos de 65. Si es la primera vez que dona la edad límite es de 60 años.
•Tener buena salud.
• Pesar más de 50 Kg.
• No estar en ayunas.
• No haber bebido alcohol ni fumar  marihuana en las últimas 12 horas.
• No estar embarazada.
• No haber padecido hepatitis después de los 12 años.
• Un transcurso de 3 meses desde la última donación.