alt

Se acerca con gran rapidez la gran fiesta futbolera, donde aumentan los encuentros en torno a asados y “picoteos”. La preocupación de muchas mujeres es que no quieren terminar la fiesta mundialera y menos el invierno con esos “kilitos” demás  y con la piel dañada. Es por eso,  que el Centro Dermoestético Le Ciel (www.leciel.cl)  entrega las siguientes recomendaciones para llegar al verano con la “tarea lista”.

Con la llegada del frío durante estos meses, algunos hábitos alimenticios se modifican y las ganas de ir al gimnasio o de salir a correr se evaporan. Al mismo tiempo comienza a aflorar las ganas de consumir comidas que están más cargadas de calorías y si a esto le sumamos que se acerca el Mundial de Fútbol, los asados y “picoteos” se hacen más comunes en nuestra dieta, que comienza el remordimiento cuando vemos en la pesa los “kilitos” demás.

Es por eso que la doctora y directora del Centro Dermoestético Le Ciel, Ylé López, quiere poner énfasis en los cuidados que las mujeres deben tener durante la época de frío y por sobre todo durante la Copa Mundial de Fútbol.

“Está claro que aunque el fútbol es de mayor gusto masculino, muchas mujeres se sumarán al asado y a las “comilonas” que se organizan en torno a los partidos de la  Selección. Por lo mismo, debemos desde ya ser conscientes de que el famoso “choripan”, las bebidas gaseosas y la cerveza pueden sumar entre sí, las calorías necesarias para un día normal”, comenta la experta.

Es por eso que, para quienes quieren mantenerse en forma y llegar al verano como una “diosa”, es ahora el momento ideal para realizar aquellos tratamientos que requieren de varias sesiones como: peeling, radiofrecuencia, mesoterapia y ultra cavitación. Cualquiera de ellos debe ir acompañado de una dieta sana, ya que es importante comprender que si se mantiene un buen estado físico durante el invierno y se trabaja la estética a tiempo, no habrá apuro en adelgazar para verse lindas en verano.

RADIOFRECUENCIA EN INVIERNO:

 La  radiofrecuencia permite eliminar líquidos, toxinas y celulitis de la piel, y para lograr óptimos resultados requiere al menos de  3 y 8 sesiones según cada caso y las zonas a tratar. Esto es así porque entre cada sesión de radiofrecuencia hay que dejar que la piel y el tejido subcutáneo forme un nuevo colágeno de manera que el conjunto adquiera firmeza gracias a la reorganización de los septos fibrosos y engrosamiento dérmico suprayacente. Por lo tanto el invierno que es cuando más tapadas andamos es el mejor momento para que la piel se recupere y el tratamiento de radiofrecuencia logre su máxima eficiencia.

PEELING EN INVIERNO:

El peeling es ideal realizarlo en invierno ya que la piel no está expuesta al sol y permite su mejor recuperación. El Peeling requiere generalmente como mínimo  4 sesiones que por lo general van espaciadas cada 7 días. Por lo tanto la mejor época para realizar un tratamiento de peeling es en el invierno cuando el sol no es un riesgo.

MESOTERAPIA EN INVIERNO:

La  mesoterapia es ideal para aplicar en invierno ya que recupera la piel del castigo del verano.  Con el tratamiento de mesoterapia se consigue una piel tersa y muy luminosa. Es un tratamiento indoloro en base a la aplicación de ácido hialurónico y vitaminas mediante inyecciones en las zonas a tratar con una aguja súper fina. Si aplicamos la mesoterapia en invierno lograremos que la piel se prepare en profundidad y esté perfecta para la primavera y el verano ya que se necesitan como mínimo de 2 a 5 sesiones.

 Para que los resultados sean aún más óptimos Ylé López recalca que la alimentación es clave en cada uno de estos tratamientos. “Es ideal mantener una dieta equilibrada, nos podemos dar “gustitos”, pero siempre con mesura. Podemos comer carne asada, pero ojalá nos inclinemos por el pollo y combinarlo con muchas ensaladas verdes, ya que de esta manera no contribuimos con el almacenamiento de tejidos adiposos  en nuestro cuerpo”. Además entrega las siguientes recomendaciones:

1.    Comer verduras: Aunque en esta época las ensaladas frías se alejan de la mesa, se pueden consumir en otras preparaciones como, verduras asadas, al vapor, en budines, soufflés o ensaladas calientes con verduras grilladas”

2.    También es de utilidad volver a la sopa, una preparación de gran volumen y que no aporta muchas calorías, sino más bien agua, sobre todo si se elabora a base de verduras. Utilizar la sopa como primer plato y beberla antes de comer reduce el apetito y permite disminuir las calorías ingeridas en el resto de la comida.

3.    Las pastas y las legumbres suelen reaparecer en la dieta y es importante derribar mitos y dejar de temerles. Lo único que debemos hacer es controlar las porciones que ingerimos e intentar acompañar estos alimentos con hortalizas. Por ejemplo, podemos preparar una pasta con brócoli y unas legumbres con calabaza y zanahoria. Además, recurrir a salsas naturales, elaboradas a base de tomate, caldos o espinacas. Son una buena estrategia para reducir calorías, así como reemplazar la crema de leche por salsa blanca o queso crema.

4.    En cuanto a las frutas, nada mejor que prepararlas en compotas o asadas. Tomar conciencia de que las frutas y verduras de temporada son las que proveen los nutrientes necesarios para prevenir enfermedades como la gripe u otras específicas del invierno.

5.    Reemplazar los lácteos enteros por descremados, las carnes grasas por las más magras y el azúcar por edulcorante son otros de los recursos que no debemos olvidar.

Para mayor información: www.leciel.cl                                                                                        

https://www.facebook.com/LeCiel.cl

alt

A diario estamos expuestos a virus y bacterias protegidos sin problemas, pero durante el invierno estos agentes se multiplican y nuestras defensas bajan por el frío y los cambios bruscos de temperatura. Este jueves llega la primera ola invernal, por lo que el Neumólogo de Clínica Ciudad del Mar, Dr. Manuel Barros, entrega algunos consejos.   

Las enfermedades respiratorias afectan desde la nariz hasta nuestros pulmones, de manera corta pero intensa o prolongada con una evolución errática. Entre las causas se encuentran aquellas provocadas por virus, bacterias y, con menos frecuencia, hongos, a través de la inhalación de gotitas microscópicas en el aire o al tocar un área contaminada por un enfermo. Por ello, estornudar o toser tapando la boca y la nariz con el antebrazo junto al lavado de manos, son muy importantes para la prevención del contagio.

El Dr. Barros, explica que todas las personas están expuestas a las enfermedades respiratorias, quienes presentan un mayor riesgo son aquellas en contacto cercano con otros enfermos, por hacinamiento o trabajo. Aclara que mayor riesgo de complicaciones tienen los adultos mayores, embarazadas, pacientes que presentan enfermedades crónicas y los que están en tratamientos que disminuyen las defensas naturales del organismo.

Entre las enfermedades del invierno está el resfrío común. Se presenta con aumento de secreciones nasales, obstrucción del paso de aire por la nariz, estornudos y dolor de garganta, es frecuente que se acompañe de tos y sensación de molestia en el pecho, sin fiebre en adultos, con síntomas  que duran como máximo una a dos semanas. 

La Influenza  es un cuadro más grave, y sus efectos pueden dejar a una persona inhabilitada para hacer su vida normal por varios días. Se caracteriza por fiebre alta mayor a 38,5°, calofríos, mucho decaimiento y dolor muscular. Suele existir intenso dolor de cabeza, congestión nasal y dolor de garganta. Es causada por el virus de la influenza, y puede presentar complicaciones graves, especialmente en personas mayores y niños. La fiebre dura 3 o 4 días en la mayoría de los casos, pero el decaimiento puede demorar hasta 3 semanas en mejorar.

En esta época, además es muy frecuente tener irritación de la faringe, dolor al tragar saliva o alimentos, síntomas propios de la faringitis que puede ser causada por diferentes infecciones virales, como el resfrío común o la influenza. Cuando no se acompaña de manifestaciones generales como fiebre y decaimiento, suele ser restringida a un tiempo determinado. Su tratamiento es sintomático, y puede ayudar la ingestión de líquidos o dulces que estimulen la producción de saliva para mantener la faringe húmeda. Si hay fiebre, o no pasa luego de unos días, debe consultar un médico.

Durante los meses fríos  las personas están expuestas a la bronquitis, cuadro viral que se manifiesta con tos (irritativa o productiva), sensación de pecho apretado y se puede acompañar de fiebre leve, dolor de cabeza, y compromiso nasal. En algunos casos, la bronquitis se complica con obstrucción bronquial, presentado falta de aire al respirar. Puede o no existir fiebre (si hay, suele ser baja), y es poco frecuente que se produzca decaimiento. La mayoría de los casos son por virus, y no está indicado usar antibióticos.

Finalmente está la Neumonía, una de las enfermedades más graves. Es una infección del pulmón, causa de muerte especialmente en ancianos y niños pequeños. También personas con algunas enfermedades crónicas respiratorias, cáncer y diabetes mellitus, entre otras, tienen un riesgo aumentado de complicaciones por esta enfermedad que comienza  con fiebre alta y mucho decaimiento, o de manera paulatina con poca fiebre, tos persistente y decaimiento leve. Estos síntomas persistentes, especialmente si se agrega  dificultad en la respiración, alteración del estado de alerta de la persona y/o dolor al respirar deben motivar consulta en Servicio de Urgencia.

Es muy importante visitar al médico o consultar si se siente muy mal, o presenta algún signo de gravedad como sangre en la tos, si tiene una enfermedad crónica, o un sistema inmunológico debilitado. Cuando los síntomas no mejoran luego de 3 días, hay empeoramiento de estos, se observa dificultad o dolor para respirar, o denota una alteración del estado mental, se hace urgente la visita a un especialista, concluye el Dr. Manuel Barros, Neumólogo de Clínica Ciudad del Mar.

 

alt

El frío, el viento y los cambios de temperatura deshidratan la piel y hacen que esta tenga un aspecto y textura “reseca”. Labios, rostro, manos, piernas y brazos son los más propensos a sufrir con el invierno.

Los cambios bruscos de temperatura y la exposición de nuestra piel a las inclemencias del tiempo producen una vasocontricción en los capilares que nutren nuestra piel, deshidratándola. Si a eso le sumamos las duchas calientes y prolongadas típicas de esta época y que también favorecen esta vasoconstricción,  la piel puede llegar a descamarse o herirse.

La Dra. Irene Araya, dermatóloga de Clínica Santa María, explica que cuando se deshidrata “la piel presenta una pérdida de la elasticidad y se siente tirante, además de la descamación y agrietamiento que muchas veces es visible. Esto produce irritación y picazón, a veces hasta el extremo de producir heridas”.

 Las zonas más propensas a resecarse son el rostro, labios, dorso de manos, brazos y piernas y aunque todos estamos expuestos, los más afectados son las personas mayores y los niños (en particular los atópicos), así como aquellas personas que sufren de psoriasis, puesto que presentan una alteración en la barrera cutánea.

Sin embargo, existen una serie de cuidados con los que las personas pueden evitar que su piel se deteriore en esta época, siendo el más importante la hidratación diaria de la piel, con lociones o cremas para cara y cuerpo, ungüentos o barras para los labios. La hidratación debe ser al menos una vez al día y el mejor momento es después de la ducha.

“En el caso de las cremas, estas pueden contener humectantes activos, que atraen agua al interior de la piel. Entre estos se cuentan la glicerina, propilenglicol, lactato de sodio y urea,  entre otros. Otro tipo de humectantes son aquellos de tipo oclusivo, que actúan como barrera cutánea impidiendo la salida de agua del interior de las células. Entre estos tenemos lanolina, silicona y petrolatum”, explica.

De acuerdo a la especialista, muchas de las cremas humectantes actuales tienen una combinación de estos componentes lo cual incrementa su efecto. Existe una amplia oferta y lo importante es elegir aquella que no irrite la piel, y su uso sea cómodo y agradable.

La Dra. Irene Araya entrega los otros consejos para evitar que la piel se dañe durante los meses fríos:

  • Evitar los cambios bruscos de temperatura
  • Tomar duchas cortas y tibias
  • Disminuir el consumo de tabaco y alcohol que generan mayor vasoconstricción de la piel y además la torna enrojecida.
  • Utilizar limpiadores faciales suaves: lociones o leches de limpieza, syndets (limpiadores sin jabón) o barras para  piel sensible.
  • No olvidar el uso de protección solar en forma continua, con protección UVA y UVB. Aunque estemos en invierno y los días estén más nublados, igual estamos expuestos a los efectos nocivos de la radiación ultravioleta.

 

alt

Tal vez la evacuación intestinal es una de las cosas que menos se piensa o planea a la hora de realizarla, lo que importa es que se aprendió al baño, que se adquirió el control y que el uso de pañales quedó atrás.

Sin embargo, la posición sentado es absolutamente disfuncional para la musculatura del suelo pelviano ya que estos músculos deben relajarse completamente para permitir el paso de las heces a través del ano y en esta posición no se favorece su adecuada relajación.

En condiciones normales de reposo, el Músculo Puborrectal que tiene forma de asa al rededor del recto, tira de éste formando un ángulo y produciendo un "ahorcamiento" en el recto, con el fin de mantener la continencia fecal en reposo, impidiendo la salida contante de las heces aún cuando se haya alcanzado la capacidad máxima de la ampolla rectal y se perciba el deseo defecatorio.

Al realizar la evacuación intestinal en posición sentado, el ángulo rectal no logra borrarse y por lo tanto se requiere de un mayor esfuerzo y de un gran aumento de presión intraabdominal para expulsar las heces a través del ano lo cual no se logra siempre y comienzan a aparecer disfunciones como el estreñimiento (menos de 3 evacuaciones por semana), la debilidad de los músculos del suelo pelviano por la distensión constante de sus fibras y alteraciones como las hemorroides causadas por el esfuerzo excesivo.

La solución es muy simple, tan solo con cambiar la posición para defecar, el puborrectal se relajará completamente y el ángulo en el recto desaparecerá para permitir el paso total de las heces hacia el exterior.

La posición ideal es de cuclillas pero debido a que contamos con todos los baños altos, estando en posición sentado en el water, se  deberá ubicar un piso o banquito debajo de los pies para lograr que las rodillas queden más altas que la cadera y lo más cercanas al pecho posible. Los codos se apoyarán sobre las rodillas y el pujo debe realizarse con soplo, como inflando un globo mientras se puja. Esto ayudará a disminuir la presión al interior del abdomen y a proteger la musculatura perineal previniendo disfunciones futuras.

Se debe tener en cuenta que el estreñimiento es una condición en la que influyen varios factores como la dieta, el tono y condición de la musculatura del suelo pelviano y los hábitos defecatorios por lo tanto es importante acudir a un profesional experto en disfunciones del suelo pelviano para iniciar tratamiento si el tiempo de evolución y la severidad del estreñimiento no mejora.

Carolina Silva G.

Kinesióloga especialista en disfunciones del suelo pelviano

Centro Miintimidad

www.miintimidad.cl

alt

alt

El cáncer de mama es una proliferación maligna de las células epiteliales que revisten los conductos o lobulillos de la mama. En la actualidad es la primera causa de muerte en mujeres en el país.

El cáncer de mamas es la primera causa de muerte de las mujeres en Chile, y a pesar de esto,  actualmente no existe un programa nacional para una detección precoz del cáncer de mamas, lo que da como resultado que las pacientes, en su mayoría, consulten por síntomas que se presentan en etapas avanzadas de la enfermedad. “En países desarrollados el diagnóstico precoz ha permitido disminuir la mortalidad en un 20 a 30 por ciento", asegura el ginecólogo de Vidaintegra, Dr. Alonso Uribe.

Si bien esta patología no presenta síntomas en sus inicios, es importante realizar una autoexploración mamaria para identificar cualquier tipo de irregularidad y hacerse exámenes periódicos.

Según el Dr. Uribe, un signo anómalo puede ser algún nódulo que al palparlo se note diferente del tejido mamario que lo rodea. “Suele tener bordes irregulares, ser duro, pero que no duele al tocarlo. Otras señales de alerta son la secreción por el pezón y cambios de color o retracción en la piel de la zona afectada”.

Además, es fundamental realizar exámenes ginecológicos anuales. El especialista afirma que se debe efectuar a partir de los 35 años la primera mamografía. Y a partir de los 40, se debe realizar una por año. “En caso de que la mujer tenga un familiar con cáncer de mamas, la primera debe realizarse 10 años antes de la aparición en el familiar, si es que correspondiera antes de los 35 años. En este examen se pueden detectar pequeños tumores que pueden pasar desapercibidos en la autoexploración”, asegura Uribe.

Exámenes complementarios: resonancias y ecografías

Pero la mamografía digital no es el único examen que se recomienda, “la resonancia magnética es otro método de diagnóstico que se usa para casos específicos, como screenig en pacientes de alto riesgo, con genes BRCA 1 y 2 positivos; en aquellas con familiares de primer grado con cáncer de mama -madre, hermana, hija-; en mujeres con este cáncer recién diagnosticado a fin de evaluar si existen más lesiones en la misma mama o en la otra. Asimismo, si están en quimioterapia, para saber si el tumor respondió a ella. También se usa para evaluar si es de origen mamario en aquellas que debutan solo con un ganglio axilar”, explica la Dra. María Elisa Droguett, radióloga de mamas de Vidaintegra y jefa del Servicio de Imágenes del Instituto Nacional del Cáncer. Y agrega: “La resonancia no reemplaza a la mamografía digital, sino que se utiliza como herramienta complementaria”.

A los exámenes anteriores, se suma la ecografía mamaria que también se usa para complementar la mamografía, “es de vital importancia en mamas densas, en las cuales la sensibilidad es baja -cerca del 40%-, es decir, no detecta algunas lesiones. La ecografía en manos expertas aumenta a un 90% la sensibilidad de la mamografía”, afirma la facultativa. La ecografía también es útil para evaluar procesos inflamatorios como mastitis y tejido mamario en adolescentes y adultos varones y pubertad precoz en niñas.

En mujeres con implantes mamarios, “ayuda a evaluar si sus implantes están indemnes y que no presenten roturas, pero el examen estrella para confirmar esto es la resonancia de mamas”, añade.

Factores de riesgo

“El factor de riesgo más grande del cáncer de mama es el envejecimiento. La mayoría de los casos ocurren en mujeres de más de 50 años y las mayores de 60 son las que tienen el riesgo más alto”, afirma el Dr. Alfonso Uribe. A ello se suman la herencia, la pubertad temprana, el embarazo tardío, la obesidad, el tabaquismo y el consumo excesivo de alcohol”.

Y agrega: “El 85% de las mujeres que desarrollan cáncer de mama no tiene antecedentes familiares. Por lo tanto, si bien no existe forma de prevenir realmente su desarrollo, un estilo de vida saludable puede ayudar a disminuir los riesgos”.

 

alt

Empieza el invierno y aumenta el consumo de té. El Tea Sommelier de Dilmah, Cristián Pastene, habla de los beneficios para la salud del té verde y entrega recomendaciones para preparar óptimamente una taza de esta infusión. Las claves son: la frescura, el agua, la temperatura y el tiempo de reposo.

Está comprobado que el té verde tiene propiedades antioxidantes que ayudan a prevenir el cáncer y enfermedades cardiacas, reducir patologías asociadas a la vejez y ayudar a las personas diabéticas

Tomar una taza de té se ha convertido en un placer para los chilenos, por ello hoy nuestro país está dentro de los 20 países que más consumen té en el mundo y con la llegada del invierno éste aumenta en un 10%. Dentro de los tipos de té, el té verde ocupa uno de los primeros lugares de las preferencias, lo cual se atribuye no sólo por el sabor y suavidad que lo caracterizan, sino también porque se ha descubierto que tiene un gran número de beneficios que lo hacen inigualable.

El té verde es un gran aliado para combatir las enfermedades del corazón ya que reduce la oxidación de las grasas y la coagulación de la sangre, lo cual disminuye el riesgo de tener trombosis. También disminuye el riesgo de cáncer gracias a que sus propiedades neutralizan los carcinógenosquímicos. Además, su consumo disminuye y previene la formación de tumores grandes.

Cristián Pastene,  el único Tea Sommelier de Latinoamérica Dilmah, indica que el consumo de esta infusión es una excelente opción para las personas de mayor edad. “Los antioxidantes que contiene reducen el estrés oxidativo y enfermedades asociadas a la vejez. Además, inhibe la acción de los radicales libres, lo cual contribuye a una mejor calidad de vida. Por otro lado, las personas con diabetes también encuentran una solución positiva en el té verde, ya que algunos extractos de la planta contienen sustancias que podrían imitar la acción de la insulina”.

Durante los últimos años se ha comprobado que el consumo de té verde va de la mano con una buena salud oral. Una de las razones es que contiene fluor, lo cual ayuda a reducir las caries e inhibe el crecimiento de microorganismos dañinos en la boca.

PerfectServe del té verde

Para que el consumo de té verde sea una experiencia perfecta, el Tea Sommelier de Dilmah, Cristián Pastene, explica que “para que todos estos beneficios se disfruten de mejor manera es importante saber cómo prepararlo. Para ello hay que tener en cuenta cuatro factores fundamentales: la frescura del té,  la temperatura, el agua y el tiempo de reposo, elementos clave para disfrutar completamente de su aroma y sabor.

Para que el té verde no pierda el aroma y sabor que lo caracterizan es importante tener en cuenta el factor agua. “El agua mineral es la más indicada en la preparación del té, ya que el agua clorada contiene calcio, el  que endurece el ácido tánico del té verde”, dice Cristián Pastene.

Contar con una temperatura óptima del agua también determina la calidad de este té.  El Tea Sommelier de Dilmah indica que “la temperatura adecuada son 80ºC ya que el té verde no se debe preparar nunca con agua hirviendo porque esto altera su sabor y lo deja amargo. Por ello, la forma indicada es verter el agua justo antes de que hierva o en caso de que haya alcanzado los 100ºC, se debe dejar enfriar antes de servir”.

El tiempo de reposo también es un detalle que debemos tener presente si se quiere disfrutar de una rica taza de té verde. El tiempo ideal son entre 2 a 3 minutos, ya que durante estos minutos se despliegan todos sus aromas.

Otro elemento clave es la frescura del té, ya que mientras más fresco, mantiene sus propiedades antioxidantes y su sabor. Dilmah es recogido y empacado en su origen, sin mezclas y cosechado a mano en Sri Lanka lo que garantiza su frescura desde donde viene hasta la taza del consumidor.

Es importante tener en cuenta que los tés envejecen y pierden su frescura cuando se guardan en bodegas y se envían a granel. Por eso, hoy Dilmah cuenta con una completa línea de té verde que se caracteriza por su envasado y cosechado de origen, lo que lo hace conservar su frescura y por ende los beneficios propios del té verde.

alt

alt

El cansancio, falta de sueño o el consumo excesivo de alcohol, hacen muchas veces que despertemos con el párpado inferior del ojo hinchado. ¿A quién no le ha pasado? ¿Podemos evitar la aparición de bolsas en los ojos?

Según la experta en belleza y nutrición externa de Herbalife, Jacquie Carter, hay muchos factores que contribuyen a la aparición de bolsas en los ojos. Hay causas genéticas (acumulación de grasa en la zona), alergias, cambios hormonales o incluso nuestra dieta. Sin embargo, cuando se trata de bolsas en los ojos de origen acuoso (que se manifiesta en las mañanas al levantarse) existen simples consejos para ayudar a luchar con ésta poco atractiva inflamación.

 -Trate de no beber líquidos por lo menos 2 a 3 horas antes de acostarse. La retención de líquidos tiende a ser el factor más común con la hinchazón debajo de los ojos. La piel alrededor de los ojos es muy delgada y frágil, por lo que cuando el líquido comienza a fluir, esta área puede llegar a hacer que nuestros ojos se vean hinchados y caídos.

-Duerma con una almohada que eleve su cabeza del tronco. Las almohadas planas favorecen la retención de líquidos bajo nuestros ojos. Al elevar ligeramente la cabeza con una almohada más alta y esponjosa, podemos ayudar a prevenir la acumulación de líquido y así no despertar hinchada.

-Trate de limitar su consumo de alcohol y el consumo de sal. Ambos son factores clave para las bolsas de los ojos, ya que pueden conducir a la deshidratación. Cuando estamos deshidratados, el cuerpo tiende a almacenar agua como parte de su mecanismo de defensa.

-Permanecer mucho tiempo delante de pantallas. Todos estamos muy expuestos a pasar mucho tiempo delante de computadores, televisores, celulares o ipads. La vida cotidiana nos obliga a hacerlo. Sin embargo,  debemos dar a nuestros ojos un descanso también.

-Invertir en un buen par de lentes de sol. Este último consejo es probablemente el más práctico de todos: si no quieres que nadie note su hinchazón debajo de los ojos luego de una mala noche, entonces tenga a mano unos estilosos lentes de sol. Usted se verá fabulosa y nadie sabrá que estuvo bailando toda la noche.

alt

Hasta este domingo, se conmemora la semana del riñón. Por esto y debido a un progresivo aumento de la prevalencia de esta enfermedad para los próximos años,  surge la necesidad de informarse sobre la forma de detectarla y sus posibles tratamientos. El nefrólogo de la Clínica Ciudad del Mar, Dr. Helmuth Goecke explica detalles sobre esta enfermedad.

La enfermedad renal crónica (ERC) se define como la presencia de daño renal o la disminución en la función renal, expresada por  un aclaramiento de creatinina provocando una pérdida progresiva e irreversible en las funciones renales. Según un estudio de la Sociedad Chilena de Nefrología, se proyecta una incidencia  progresiva de esta patología en los próximos 10 años.

Según argumenta el Dr. Helmuth Goecke, nefrólogo de la Clínica Ciudad del Mar, “la prevalencia ha aumentado debido al estilo de vida y hábitos de nuestra población: la obesidad, el alto consumo de sal, el tabaco, la hipertensión y la diabetes mellitus son factores de riesgo en nuestra sociedad”.

La principal forma de prevenir la ERC es evitando los hábitos descritos anteriormente y controlando periódicamente los exámenes de pesquisa. El nefrólogo sostiene que “la  prevalencia de ERC es conocida precisamente sólo en las etapas más avanzadas y al llegar a diálisis” (actualmente entre 15.000 y 16.000 pacientes se dializan en el país), pero la población afectada en niveles menos avanzados sería al menos 100 veces más frecuente).

El Doctor Helmuth cree que este “es un problema grave de salud pública, ya que se asocia a una importante morbilidad y mortalidad cardiovascular. Los pacientes renales se mueren de enfermedad cardiovascular (infarto al miocardio, insuficiencia cardíaca, accidente cerebrovascular), la que está mucho más expresada que en la población general, y no directamente por la insuficiencia renal, ya que las terapias de sustitución renal impiden este hecho”.

La enfermedad renal crónica puede ser absolutamente asintomática y sólo descubrirse como hallazgo haciendo exámenes y/o imágenes renales. El daño del riñón se diagnostica, habitualmente, mediante marcadores y rara vez es necesario realizar una biopsia renal, por lo que muchas veces no se logra determinar la enfermedad que lo originó.

Los principales indicadores de daño renal son una elevación de la creatininemia, uremia y la excreción urinaria de proteínas elevada.

“El padecimiento de esta enfermedad se puede detectar midiendo en sangre la concentración de creatinina (creatininemia), la uremia o nitrógeno uréico y haciendo exámenes de orina para medir microalbuminuria o proteinuria, además de evaluar la presencia microscópica de sangre o glóbulos blancos. Por otra parte, exámenes como una ecotomografía abdominal o una tomografía computarizada, pueden mostrar anomalías estructurales de los riñones”, explica el especialista.

 “Los tratamientos dependen directamente de la enfermedad responsable del deterioro de la función renal y, por otra parte, de las medidas llamadas "inespecíficas", que son útiles independientemente de la enfermedad originaria.

Estas últimas son: manejo óptimo de la hipertensión arterial, disminución de la pérdida de proteínas urinarias, disminución del consumo de sal y evitar elementos nocivos para el riñón, como el hábito tabáquico, los analgésicos antiinflamatorios y los laxantes fosforados”, concluye el Doctor Goecke.