Aumentar la felicidad, y disminuir el stress y la ansiedad, una mejor relación padre-hijo, fortalecer lazos y consolidar un estilo de vida saludable son las claves de hacer ejercicio acompañado.

Si hay algo que a los niños esperan cada día es salir a andar en bicicleta o jugar un partido de futbol el fin de semana junto a su padre. Un clásico que es importante para la crianza y la relación padre-hijo.

Dentro de los beneficios encontramos que estimula la sensación de felicidad, agrado, disminuye el stress y la ansiedad. Además, según estudios realizados por Journal Pediatric, existe un 50% más de probabilidad que los niños sean activos física y saludablemente con modelos de padres saludables. Esto demuestra la importancia de generar hábitos a temprana edad.

Diego Caruezo, Gerente Regional de Smart Fit Chile recalca que “es una buena instancia para fortalecer lazos, además de ser un ejemplo a seguir para los hijos. Pueden pasar más tiempo junto, conocerse en otra faceta y ponerse metas”.

A pesar de esos beneficios, para muchos padres es la única actividad física que realizan durante la semana por lo que es importante saber ¿qué tan beneficio para la salud hacer ejercicio solo un día a la semana?

Para Andrea San Juan, profesora de O2 Fit, “la recomendación general para aquellos padres es complementar la actividad física durante, al menos, dos días durante la semana con el fin de mejorar el rendimiento físico. El tiempo que transcurre entre un fin de semana y otro es muy largo por lo que aumenta la probabilidad de lesiones y fatiga”.

En ese contexto, para San Juan, “es importante el acondicionamiento físico para cualquier actividad deportiva que se quiera realizar y complementar con clases específicas, lo que potencia los objetivos. Una clase que recomienda la especialista es TRX Fit. Disponible en todas sedes de O2 Fit, Kennedy, El Golf, Los Trapenses y San Carlos de Apoquindo consiste en un entrenamiento en suspensión el que permite realizar un amplio número de ejercicios, donde los movimientos están diseñados para desplazar de forma intencionada su centro de gravedad, lo que activa la musculatura de la sección media del cuerpo durante cada ejercicio para estabilizarlo y equilibrarlo de forma funcional.

Para los padres que buscan compartir tiempo junto a sus hijos, O2 Fit ofrece clases con un perfil colaborativo en donde ambos se puedan motivar y potenciar como Aquapower, Rowing Fit. Las características de estas clases es que se trabaja por estaciones y en un tiempo determinado abarcando distintos grupos musculares utilizando variados elementos de acuerdo a sus características.

Otro ejercicio ideal para aumentar la resistencia cardiovascular de las personas es Cardio Fit. Clase de alta intensidad que dura 30 minutos, combina intervalos de alta intensidad cardiovascular en los cuales se combina el uso de trotadoras, bicicletas, elípticas y remos.

Un problema para los padres hoy en día es el escaso tiempo que le pueden destinar a la actividad física. Para ellos, Smart Fit cuenta en cada una de sus 10 sedes una gran cantidad de equipos de última generación para un ejercicio más expedito. Lo que permite alternativas muy eficientes como un entrenamiento de cuerpo completo en circuito que consiste en realizar una serie de ejercicios que involucren grandes grupos musculares como piernas, espalda y pecho.

Para aquellos padres que se inclinan por clases grupales, Smart Fit ofrece HIIT (High Intensity Interval Training) un entrenamiento completo ya que mejora tanto el rendimiento como la apariencia física de las personas.

Ser padres después de los 50

¿Qué opción tienen aquellos hombres que son padres después de los 50 años? Diego Caruezo, de Smart Fit dice que pueden hacer los mismo que los más jóvenes, pero con “mayor preocupación al manejar cargas adecuadas de acuerdo a la edad. No existe un ejercicio mejor que otro, existen diferentes niveles de dificultad, tomando esto en cuenta la recomendación es realizar ejercicios de ejecución simple”.

Lo anterior permitirá mantener un cuerpo saludable y una buena condición física, activo y con más energía, de esta manera puede ayudar a sus hijos y acompañarlos en todo tipo actividades tanto física como escolares.

 

El jefe broncopulmonar de Clínica Dávila, Doctor Felipe Rivera, explica que el resfrío, Influenza, faringitis, bronquitis y neumonía son las patologías que más se dan durante este periodo debido al frío, el encierro y la mayor cercanía física. Aunque atacan principalmente al aparato respiratorio superior, si no se cuidan debidamente éstas pueden terminar afectando a los pulmones.

Durante los meses fríos, las enfermedades más frecuentes son las de tipo respiratorio, ya que al haber menor temperatura, se presentan las condiciones ambientales como el encierro, la mayor cercanía física y la falta de ventilación de los ambientes (contaminación intradomiciliaria) que facilitan la transmisión de diversos virus.

“Las enfermedades que se generan en invierno son de fácil propagación y la población más afectada en esta época son los niños menores de cinco años, quiénes además corren el riesgo de caer rápidamente en dificultades respiratorias serias, y los adultos mayores, especialmente si tienen otras enfermedades crónicas, que necesitan más cuidados para evitar caer en efectos colaterales”, explica el jefe broncopulmonar de Clínica Dávila, Doctor Felipe Rivera.

El especialista añade que las principales patologías son el resfrío común, la gripe o influenza, la faringitis, la bronquitis y la neumonía, las cuales son frecuentemente de causa viral. Éstas, tienen síntomas y tratamientos diferentes para combatirlas, razón por la cual no es aconsejable automedicarse.

Resfrío

 

El resfrío es la enfermedad más común en la época de invierno, sin embargo, si no se toman las precauciones necesarias, ésta podría convertirse en un problema mayor. “Los síntomas son la congestión nasal, tos, estornudos, dolor de garganta y en algunos casos puede aparecer fiebre baja”, precisa el broncopulmonar.

En cuanto a su tratamiento, el doctor explica que hay que permanecer en reposo y evitar los cambios de temperatura. Su duración es de tres a cinco días.

Gripe o Influenza

 

La gripe también es una enfermedad muy común en los meses de frío y cuenta con síntomas similares al resfrío, pero con una intensidad mayor. Esta patología “proviene del virus de la influenza, el cual aparece de manera repentina, con fiebre que puede ser de 38° o más, dolor de cabeza, frecuente dolor muscular, agotamiento general, dolor de garganta, disminución del apetito y es característico una gran sensación de postración que obliga al enfermo estar espontáneamente en reposo”,  distingue el Dr. Rivera.

El problema de esta patología, explica el médico, es que si no se toman las medidas oportunas y no se hace el tratamiento indicado, que suele ser principalmente para eliminar los síntomas, esta puede complicarse y requerir hospitalización, llegando a provocar incluso la muerte, especialmente en los enfermos crónicos o en recién nacidos y ancianos.

“El tratamiento de esta enfermedad requiere que la persona mantenga reposo en cama y una abundante ingesta de líquido. En cuanto a los síntomas como inflamación, fiebre y dolor pueden ser controlados con paracetamol o ibuprofeno, entre otros” añade el especialista.

 

Faringitis

 

Esta patología es provocada por una inflamación de la faringe o la garganta, produciendo un fuerte dolor en la zona, la cual se caracteriza por el enrojecimiento e hinchazón provocada en el 80% por virus, aunque también puede producirse por medio de bacterias.

“Los principales síntomas son un intenso dolor de garganta, fiebre, ganglios linfáticos del cuello inflamados, dolores de cabeza, musculares y articulares”, expone el doctor.

Para la faringitis, no existe un tratamiento específico pero el experto señala que guardar reposo, ingerir una gran cantidad de líquido y consumir analgésicos para calmar los dolores y la fiebre, ayudarán a mejorarse.

Bronquitis

 

La bronquitis es una enfermedad que se conoce como la inflamación de la pared interna de los bronquios, los cuales son “los conductos por los que circula el aire para llegar a la parte más profunda del pulmón conocida como la zona alveolar, donde se genera el intercambio de oxígeno entre el pulmón y la sangre”, explica el Dr. Felipe Rivera.

Entre los síntomas que presenta esta patología está la tos persistente con expulsión de flema, fiebre, cansancio, decaimiento, dolor en el pecho e incluso dificultad para respirar.

“Para combatir este malestar a veces es necesario ingerir antibióticos y medicamentos broncodilatadores que contribuyen a relajar y abrir las vías aéreas en los pulmones. También es importante recordar que en la época en cuestión, la bronquitis también tiene un alto porcentaje de causa viral,” añade el especialista.

Neumonía

 

Esta es una inflamación total o parcial del pulmón causada por una infección viral, bacteriana y menos frecuentemente por otros agentes como hongos, “aunque en el 40% de las veces las neumonías tienen orígenes desconocidos”, revela el doctor.

Fiebre, escalofríos, sudoración, tos con flema, dolor torácico que aumenta al respirar o toser, dolor de cabeza, musculares y articulares, falta de apetito, debilidad y en algunos casos disnea (dificultad para respirar) son los síntomas de esta enfermedad.

“La neumonía se confirma, en la mayoría de los casos, con una radiografía de tórax y el tratamiento consiste en la administración de antibióticos y en los casos graves que requieren hospitalización, los medicamentos se administran por vía endovenosa aunque hay un porcentaje importante que puede ser tratado ambulatoriamente con medicamentos orales”,  finaliza el experto de Clínica Dávila.

 

El trastorno del lenguaje, es un problema muy común en las etapas tempranas de los niños y la fonoaudióloga infantil de Clínica Dávila, Camila Torres, explica que las dificultades más comunes se asocian a la articulación de palabras y a la capacidad para expresar ideas o comprender el lenguaje, lo que impide un correcto proceso de comunicación con el entorno.

Son muchos los niños que cuando comienzan a hablar, presentan trastornos en el lenguaje y/o en habla, lo que podría ocasionarles problemas que podría restringir su comunicación con el resto de las personas, ocasionando timidez, introversión o tartamudeo. La fonoaudióloga infantil de Clínica Dávila, Camila Torres, explica que,el trastorno del lenguaje consiste en una limitación significativa en el desarrollo del lenguaje oral, interfiriendo en la capacidad para relacionarse”.

La especialista además agrega que “esta alteración puede afectar el área comprensiva o expresiva de un niño, el que puede presentar problemas para entender lo que le están diciendo o dificultades para decir palabras o estructurar oraciones acordes a la edad”.

Los casos de trastornos del habla, se pueden clasificar en dislalias y disfluencias. “La primera corresponde a una dificultad en la articulación de un fonema (letra), donde el niño sustituye siempre una letra por otra (ejemplo: la L por la D). Esto se debe a dificultades en los movimientos linguales o por alguna anomalía en los órganos articuladores de los sonidos que impiden una adecuada ejecución del movimiento. La disfluencia o tartamudez, se caracteriza por la interrupción en la fluidez de las palabras, la que se manifiesta con bloqueos o repeticiones al momento de hablar” explica la profesional de Clínica Dávila.

Tratamiento

Éste se centra en estimular y fortalecer la vocalización de fonemas (letras), sílabas,  palabras,  frases y oraciones. Además de potenciar el área comprensiva. La fonoaudióloga de la Clínica Dávila, explica que, “es indispensable realizar la terapia de una forma lúdica y didacta, con el propósito de que el niño se involucre y quiera seguir mejorando en la medida de sus capacidades”. Además, enfatiza que, “es fundamental que el hogar apoye lo que el niño va aprendiendo en la consulta; por tanto, los padres deben estar muy comprometidos en este proceso”.  

 

Prevención

La especialista recomienda llevar al menor de inmediato donde un especialista si visualiza alguna señal que se asocie a este tipo de patologías, y en caso de notar un leve problema con el lenguaje o habla, es importante realizar un reforzamiento en la estructuración de letras, palabras, frases y oraciones, para asegurarse bien. La fonoaudióloga entrega algunas recomendaciones al respecto:

• Si el niño se equivoca al decir algo o lo hace de forma truncada, no lo rete; enséñele la manera correcta de decir lo que quiere.

• Si da a entender que quiere algo, pero lo hace por medio de un sonido o gesto, pídale que vocalice lo que necesita.

• Aproveche  todas las instancias cotidianas para fortalecer la comunicación, enseñándole cómo se llaman las cosas, cómo se pronuncian y haciendo que asocie el objeto con la palabra.

• Separe las palabras en sílabas.

• Evite el uso de mamadera o chupete.

Recordatorio

Es importante destacar que si este problema no se trata a tiempo, el niño puede presentar problemas de aprendizaje serios a la hora de comenzar a leer y a escribir.

 

La posición que adoptamos al revisar el celular, con la cabeza adelantada en flexión, al mantenerse por horas y de manera reiterada impacta, puede impactar en nuestra salud.

En los dos últimos años se ha incrementado el número de personas que consulta por dolores de cuello, cervicales y de cabeza. La culpa estaría en la posición corporal que adoptamos al usar celular, que revisamos varias veces al día y muchas veces con escasos minutos de diferencia.

Así lo afirma el quiropráctico y director del Programa de Quiropraxia de la Universidad Central, David López. “En esta posición, en primer lugar, existe mayor compresión en la parte anterior de los discos intervertebrales de la columna a nivel del cuello, cuestión que empuja nuestros discos en dirección de las raíces nerviosas”, explica el experto. En particular, después de los 40 años muchas personas presentan discopatías cervicales que, en esta posición, producen irritación y dolor en las raíces nerviosas que pueden irradiarse hacia las extremidades, el resto de la espalda y la cabeza.

Según explica el director del Programa de Quiropraxia de la Universidad Central, la posición con cabeza adelantada en flexión,  que adoptamos típicamente al revisar nuestro celular, sobrecarga y fatiga la musculatura de la columna cervical y torácica superior, porque se mantiene por largos periodos y de manera repetida varias veces al día.

“La cabeza pesa entre 5 a 6 kilos y  cuando ésta se proyecta más de 2.5 centímetros hacia adelante, como en la posición de revisión de un celular, se incrementa en un 100% el trabajo normal de la musculatura cervical. Con ello también aumenta el dolor por fatiga y contractura de los músculos del cuello y nuca, motivo frecuente de consulta de los pacientes”.

La recomendación más importante para evitar esta dolencia: evitar pasar varias horas con la cabeza agachada revisando el celular.

Si se presenta dolor frecuente cervical, consultar al quiropráctico para descartar algún daño en la columna. “Muchas personas no relacionan lo que hacen durante el día con estos cuadros de cervicalgia, jaquecas o dolor del cuello y extremidades,  condiciones que requieren un manejo especializado”, concluye el quiropráctico David López.

 

Los niños con sobrepeso u obesidad tienden a comer más como respuesta a contextos emocionales negativos, de acuerdo a lo que establece la investigación realizada por la Universidad Santo Tomás.

“Lo importante de este estudio es que refleja que los niños están compensando con comida sus estados emocionales y eso es un factor a considerar para explicar los problemas de sobrepeso y obesidad”. Así resume Claudia Encina, directora de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad Santo Tomás, los resultados de la investigación que concluyó que los niños con malnutrición por exceso tienden a comer más cuando enfrentan contextos emocionales negativos, en comparación a los niños con estado nutricional normal.

El proyecto denominado “Evaluación de la conducta alimentaria en escolares de 6 a 8 años de colegios públicos, subvencionados y privados de la Quinta Región” contempló la participación de 120 escolares de tres establecimientos educacionales de Villa Alemana, Quilpué y Viña del Mar. A los niños se les evaluó nutricionalmente para establecer su índice de masa corporal (IMC), mientras que a sus padres se les aplicó una encuesta para conocer las conductas alimentarias de sus hijos.

Emociones, obesidad  y malnutrición

Por el lado de los infantes, los resultados indicaron que el 40,2% de los niños presenta malnutrición por exceso (sobrepeso u obesidad), lo que concuerda con las cifras expuestas por la Organización Mundial de la Salud. Y en cuanto a las respuestas entregadas por los padres frente a preguntas del tipo “¿mi hijo disfruta cuando hay una gran variedad de alimentos?” o “¿mi hijo come más cuando está preocupado, cuando está molesto, cuando está aburrido?”, se obtuvo –entre otras conclusiones- que los niños con malnutrición por exceso comen:

  • Más rápido que los niños con estado nutricional normal.
  • Mayor cantidad de alimentos cuando están aburridos, enojados, molestos, preocupados o tristes.

“Hay una diferencia significativa en cuanto a la emocionalidad. En este estudio se define que los niños con malnutrición por exceso tienen una conducta alimentaria que relaciona la emocionalidad con la proingesta, es decir, tienden a comer más cuando están tristes, solos, aburridos, etcétera”, explica la directora de la Escuela de Nutrición y Dietética, añadiendo que “por el contrario, los niños con estado nutricional normal no comen más cuando se enfrentan a esas mismas situaciones”.

Contextos emocionales negativos

¿Por qué poner atención en este punto? Según señala la nutricionista, la relación entre emocionalidad y sobrealimentación no solo es un factor más que considerar para buscar las causas de la obesidad infantil, sino que además debe considerarse que los niños de hoy están más expuestos a enfrentar sensaciones o emociones negativas.

“Hay que fijarse en eso, en cómo lo están pasando los niños porque vemos que utilizan la alimentación como una medida compensatoria frente a todas las emociones que viven. Hoy están más solos, tienen que sortear las exigencias de la jornada escolar completa, y el nivel de estrés finalmente influye en la sobreingesta. Esto nos puede estar diciendo que el entorno emocional de los niños pasa a ser un factor obesogénico”, dice.

“Los niños compensan sus estados emocionales con comida. Y de acuerdo a nuestro estudio, los niños con sobrepeso tienden más a hacer esto que los niños eutróficos (con estado nutricional normal”, sostiene Claudia Encina, quien añade que para buscar las explicaciones de esta conducta es necesario involucrar a otro tipo de profesionales, como psicólogos: “esto se debe seguir estudiando, pero acá hay un llamado de alerta para los papás”, avisa.

 

La boca es la principal zona afectada por los productos tóxicos que contiene el tabaco.

Chile está entre los cinco países más fumadores del mundo. Los principales consumidores son adolescentes y adultos hasta los 40 años.

El 31 de mayo se realizan distintas actividades en torno al Día Mundial Sin Tabaco. Esta efeméride fue creada como parte de los esfuerzos por bajar las tasas de tabaquismo en el mundo y evitar las enfermedades que produce esta adicción.

La boca es la puerta de entrada de los productos tóxicos del tabaco, lo que la convierte en uno de los principales blancos de sus efectos nocivos[1].

El humo del cigarro tiene más de cuatro mil componentes dañinos para la salud bucal. Sus consecuencias incluyen el desarrollo de enfermedades como la periodontitis,  inflamación de los tejidos que rodean el diente, y problemas como la halitosis -mal aliento- y cambio de color en los dientes. Incluso, en casos crónicos, la dentadura puede llegar a debilitarse a tal nivel que implique la pérdida de piezas dentarias.

Aunque Chile cuenta con uno de los mayores impuestos al tabaco, sigue liderando su consumo a nivel mundial, con un 40,6% de fumadores en la población sobre 15 años[2].

 

¿QUÉ PODEMOS HACER AL RESPECTO?

Ante todo, lo más recomendable es dejar de fumar.

Una buena higiene dental puede ayudar a reducir las enfermedades bucales asociadas al consumo de tabaco, así como el mal aliento y las manchas.

Marcela Tapia, odontóloga de la Clínica Matris, aconseja a quienes fuman que se cepillen tres veces al día para proteger su dentadura. “Un buen aseo bucal, incluyendo la lengua, es una práctica eficaz en la prevención de agentes bacterianos que provocan la halitosis. También es fundamental que se complemente con una adecuada pasta de dientes”, explica.

En su compromiso con la salud bucal, Aquafresh lanzó nuevas variedades de sus pastas de dientes Aquafresh Extreme Clean. Constanza Tornquist, Brand manager de Aquafresh, comenta que éstas cuentan “Con una fórmula mejorada, con más flúor y cristales de limpieza cinco veces más pequeños que una crema dental regular, proporcionando una doble efectividad de limpieza”. En tanto, la nueva Aquafresh Extreme Clean Lasting Fresh proporciona una frescura que dura hasta ocho veces más que una pasta regular gracias a su nueva fórmula, convirtiéndose en una alternativa eficaz contra el mal aliento.

Con respecto a las manchas en los dientes, Tornquist recomienda Extreme Clean Whitening Action, que ayuda a restaurar el blanco natural de los dientes, dejándolos limpios, suaves y blancos por más tiempo, con un cepillado regular continuo. Crea una espuma con micro-partículas limpiadoras que blanquea los dientes, ofreciendo una protección avanzada.

En el Día Mundial sin Tabaco más que nunca es necesario prevenir enfermedades y proteger la salud bucal de los chilenos.


 

Hoy, 31 de mayo, es el día mundial contra el cigarrillo, una adicción que cada vez empieza a más temprana edad y que tiene efectos irreversibles a la salud.

El tabaquismo no es una enfermedad simple, ni un hábito, es una adicción y por tal motivo es muy difícil dar la pelea, sobre todo cuando comienza a durante la pre adolescencia.  

La doctora Carolina Herrera, de la Unidad de Pacientes críticos de Clínica Avansalud,  explica que el consumo de cigarrillo se inicia cada vez a edades más precoces, si bien en promedio es entre los 11 y 12 años, existen antecedentes que a los 9 años muchos niños ya tienen contacto con el cigarro. “Los escolares que están en 8vo básico tienen una tasa de tabaquismo del 25%, lo que significa que 1 de cada 4 niños de 13 años fuma sistemáticamente. Al llegar a cuarto medio las tasas son del 50%”.

La especialista señala también, que los menores de edad en Chile son lo más fumadores de américa, situación que además, actúa como una puerta de entrada para los adolescentes hacia otro tipo de adicciones, tales como fumar marihuana o darle paso a otras drogas más duras.

Los efectos

Fumadores activos y pasivos corren el mismo riesgo de desarrollar enfermedades similares. Aproximadamente por cada cinco cigarros que alguien fuma cerca de una persona que no lo hace, para esta última equivale a uno.

El tabaco tiene un efecto acumulativo a través de los años y es un potente productor de cánceres de distinta naturaleza, desde la boca hasta la vejiga y predispone a otros tipos de cáncer como el de mamas, gástrico, entre otros. Tiene también una notoria incidencia en los infartos al miocardio y cerebrales y particularmente en hombres, produce disfunción eréctil, ya que afecta al sistema vascular.

Sin embargo, pese a todos los estudios que demuestran que el tabaco es altamente dañino, quienes fuman conocen la información pero no la interiorizan “es tan alto el grado de adicción que provoca que  personas que tienen dolencias producidas por el tabaco, como la enfermedad pulmonar obstructiva  crónica, en el 50% de los casos siguen fumando. Además, una de cada tres mujeres que sabe que está embarazada también lo sigue haciendo y las personas que cuidan a enfermos respiratorios crónicos, fuman delante de ellos”.

La industria tabacalera, asoció durante años diferentes marcas de cigarrillos con el glamour, la juventud,  el bienestar, el deporte e incluso la salud, cuando es exactamente lo contrario. “Envejece, no mejora el rendimiento de ningún órgano, sólo los deteriora. Su efecto es acumulativo e irreversible. Es tan nocivo que una persona que fuma tiene en promedio 15 años menos de vida que una que no fuma, y el tiempo que le queda es de menor calidad que el de un no fumador”, sentencia la doctora Herrera, quien agrega que las tabacaleras colonizaron la mente de las personas, con estereotipos como los vaqueros,  quienes protagonizaron publicidad de tabaco y que irónicamente fallecieron de enfermedades respiratorias.

Ley antitabaco, un gran paso

Desde que existe la ley antitabaco, se fuma notoriamente menos en varios lugares donde antes no era extraño ver personas con cigarro en mano: sitios laborales, locomoción colectiva, colegios e incluso hospitales. “Una persona que está hoy a punto de jubilar y no fumaba, pasó toda su vida aspirando tabaco ajeno” dice la especialista.

 Para la profesional,  falta aún impartir más educación sobre los reales efectos de este producto y señala que es una responsabilidad compartida entre el estado y personal de la salud. “Existen estudios que avalan que los médicos que fuman no recomiendan dejar de hacerlo en forma enfática. Y por el lado del estado, no está cubierto el plan para dejar de fumar ni para ninguna enfermedad respiratoria derivada del tabaco”.

Pese a lo anterior, la promulgación de la ley es un hito en la medicina respiratoria y que se verá reflejado en una menor cantidad de consultas y en una disminución de ataques al miocardio. “Debemos recopilar esos datos y desde ahí educar a la población. Ya no hay vuelta atrás para revocar una ley de esta envergadura que tiene innumerables argumentos para mantenerse en el tiempo”

Actualmente, muchos espacios públicos evaden la ley, separando en forma mínima la pared del techo, sin embrago y aunque falta afinar muchos detalles, entre los objetivos sanitarios de la década que maneja el Ministerio de Salud la expectativa es que en los próximos cinco años baje en un 5% el tabaquismo en nuestro país, esto parece modesto,  pero es un gran logro.

Fumar durante el embarazo

Para la especialista es gravísimo el hecho que se aconseje fumar a embarazadas para no padecer ansiedad. “es una irresponsabilidad decirle a una embarazada  que puede fumar. Está comprobado que los bebés que nacen de madres fumadoras,  nacen con 320 gramos menos en promedio que los niños de madres no fumadoras. Además, están expuestos a sufrir en el futuro más crisis de enfermedades respiratorias, principalmente de asma. No existe una dosis mínima de tabaco que sea segura, cuando se sospecha de embarazo se debe dejar de fumar inmediatamente”. Señala la doctora Herrera. 

 

 

Conceptos como nomofobia y tecnoadicción cobran fuerza en una sociedad adicta a los móviles, enfermedad que a nivel mundial afecta a 6 de cada 100 personas. En Chile, este fenómeno crece día a día con 7,9 millones de usuarios de smartphones, siendo número uno en Latinoamérica.

Basta con subirse al transporte público, mirar adentro de un restaurant o pub, ir a un recital, o inclusive dentro del cine o personas conduciendo un automóvil, para ver lo dependientes que están los chilenos de sus respectivos smartphones y cómo esto ha llevado a una pérdida de las conexiones reales y verdaderas entre la gente. Se habla de que esta conectividad fomenta la comunicación entre la gente, y por otro lado, que es un fenómeno que está separando a la sociedad. Pero lo que es un hecho concreto, es que la tecnología se ha vuelto parte trascendente de nuestro día a día.

Si bien en un primer análisis esta dependencia de la tecnología no representaría ningún riesgo, es importante hacerse preguntas como: ¿te sientes angustiado últimamente, te sudan las manos, te falta la respiración, pierdes la noción del tiempo y sientes una sensación de vacío cada vez que no estás tocando tu celular o crees haberlo perdido?

Esto son los efectos de una sociedad tecnoadicta

Este miedo irracional tiene una explicación, se denomina Nomofobia, nombre que surgió de la combinación de “no”, “vil” “y “phobia”. Es una extraña enfermedad debido al excesivo uso del smartphone y a la hiperconectividad a la que estamos expuestos día a día.

Algunas enfermedades producto de esta “tecnoadicción” son:

  • Síndrome del Túnel Carpiano: la padecen los adictos al chat cuando se entumece o debilita el nervio que va desde el antebrazo hasta la mano por presión excesiva.
  • Daños en la audición: por volumen excesivo con audífonos.
  • Problemas mentales: depresión, aislamiento social, ansiedad, pérdida del placer de las actividades diarias.
  • Sobrepeso y obesidad: por el sedentarismo.
  • Enfermedades oculares: por el exceso frente a la pantalla.

“Debido a la cotidianeidad con la que interactuamos con distintos aparatos tecnológicos, hemos provocado que la nomofobia se convierta en una epidemia silenciosa que acecha provocando síntomas tales como, sentir que tu celular suena o vibra sin que esto esté sucediendo en realidad. Las consecuencias de esta dependencia en la salud de las personas son fundamentalmente ansiedad, hipervigilancia y conductas obsesivas -como revisar constantemente la actualización de información en las redes sociales-; saturación y estrés por hiperinformación”, explica el psicólogo Alfonso Cox.

La conexión real cara a cara entre las personas es un comportamiento trascendental, de hecho, está demostrado que las interacciones entre los miembros de una sociedad estimulan una mejor salud mental “al compartir con otros nuestras preocupaciones y dolores, así como la alegría y satisfacción por los logros de la vida cotidiana”, profundiza Cox. “La vivencia de compartir con otros en forma directa es irremplazable; sólo de esta forma conocemos en profundidad a los demás, conocemos las sutilezas de la expresión de sus ideas y emociones”, concluye el especialista.

El equilibrio justo entre las conexiones reales y las redes sociales

El tener acceso a Facebook, Instagram o WhatsApp ya es intergeneracional y transversal en nuestra sociedad, especialmente para los nativos digitales quienes ven un hecho cotidiano el estar permanentemente conectados.

“La pregunta que debemos hacernos es cómo esta realidad ha cambiado la forma en la que nos relacionamos, con cifras como que cada día se mandan 42 mil millones de mensajes de Whatsapp en el mundo. La hiperconexión nos roba tiempo y acelera nuestro ritmo para tomar decisiones porque existe una presión social por responder inmediatamente a todo. Por otro lado, hemos perdido privacidad al dejar entrar en nuestras casas y habitaciones a todo el mundo a través de aplicaciones donde se comparte todo lo que uno hace en cada momento, incluyendo fotos o vídeos de nuestro entorno más personal. Hemos ido perdiendo el pudor y los límites entre lo público y lo privado”, explica el psicólogo Alfonso Cox.

Un estudio realizado por Universidad de Hong Kong denominado 'Cyberpshycology, Behavior, and Social Networking', reveló que 6 por ciento de la población mundial (6 de cada 100 personas) tiene dependencia enfermiza a los terminales e Internet, a cualquier hora y en cualquier momento de su día y que la cantidad de adictos triplicaría la población de Rusia.

De hecho, Chile es el país latinoamericano líder en el uso de smarthphones con 7,9 millones de usuarios de acuerdo al estudio realizado por eMarketer y que proyecta que en el 2018 se llegaría a los 9,3 millones de usuarios, lo que representa que el 52,0 % de la población va a tener y usar un celular inteligente al menos una vez al mes.

Algunos consejos para mantener un equilibrio entre las conexiones reales y las redes sociales son, por ejemplo, “revisar los email sólo 2 o 3 veces al día, a horas fijas; cuando sea posible, llamar por teléfono en vez de enviar un mensaje escrito; desconectarse a una hora definida para disfrutar de las relaciones familiares (función No Molestar); los fines de semana no andar con el celular permanentemente sino que dejarlo en un lugar fijo de la casa para evitar revisarlo todo el tiempo”, concluye Cox.