Especialistas en medicina del sueño explican cómo el exceso de peso es causal de los molestos ronquidos nocturnos y los riesgos que esto implica.

En el último informe alimenticio de Naciones Unidas, Chile se situó como el país con mayor sobrepeso en Latinoamérica, con un 63% en población adulta. Por su parte, un estudio hecho en capitales del continente, estableció que Santiago es la con mayor ronquidos en hombres y mujeres.

El exceso de peso produce acumulación de grasa en todo el organismo. Cuando ésta se localiza en la zona de la garganta, amígdalas o paladar, provoca tensión en los músculos de la zona produciendo los ronquidos. “La obesidad abdominal provoca un aumento de la presión en el tórax, de modo que la respiración también se ve afectada”, explica la nutricionista de Clínica Somno, Dominique Jury. 

Según el informe de Naciones Unidas “Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional de América Latina 2016”, desarrollado junto a la Organización Panamericana de Salud, nuestro país se posiciona como el de mayor tasa de sobrepeso de Latinoamérica llegando a un 63% de la población adulta: “sin duda que tener sobrepeso u obesidad contribuye a una mayor tasa de ronquidos u otros trastornos del sueño”, agregó la nutricionista. 

A su vez los ronquidos, son síntomas de las peligrosas apneas del sueño, ahogos de la persona mientras duerme. Así lo explica el neurólogo Pablo Guzmán de Clínica Somno: “Los pacientes con sobrepeso tienen un riesgo mayor de tener ronquidos y apneas, esto implica que la grasa cervical y de la zona perifaringea aumente y disminuya el espacio en esta zona, aumentando con esto la posibilidad de que se produzca ronquidos o que derechamente esto se obstruya y se produzcan apneas. Estas últimas se asocian a disminución de la oxigenación cerebral y cardiaca, aumento del riesgo de arritmias con muerte súbita, aumento del riesgo de infartos cardiacos y cerebrales”. 

Guzmán también señala que “los ronquidos pueden disminuir o incluso desaparecer sólo con normalizar el peso, sin embargo, en muchos pacientes esto puede no ser suficiente, dado que el ronquido también tiene otras causas como alteraciones de anotomía del rostro y nariz. Por esto, es necesario que quien ronca sea evaluado por un especialista, idealmente con un estudio llamado polisomnografía”. 

Existen hábitos alimenticios que ayudan a mantener un peso saludable y dormir mejor. Aquí algunos consejos de la nutricionista de Clínica Somno: 

-Siempre tomar desayuno, idealmente a la misma hora. Este, debe contener una porción de fruta, idealmente entera para aprovechar el alto contenido de fibra. Un lácteo descremado y un carbohidrato como pan o avena (idealmente integral).  

-A media mañana consumir una colación, de esta manera se podrá llegar a la hora de almuerzo sin hambre ni ansiedad. Puede ser una fruta o un puñado de frutos secos.  

-El almuerzo siempre se debe acompañar de abundantes verduras, principalmente verdes, carbohidratos integrales y una porción de proteína como carnes bajas en grasas, pescado, huevo o legumbres.

-Durante la tarde consumir una merienda, la que puede ser otra lácteo bajo en grasa.   

-Para la cena se aconseja consumir algo más liviano que al almuerzo, idealmente algo con proteína y verduras.   

-La hora de comida es importante al momento de querer mejorar nuestro dormir. Esta se debe realizar al menos 2 horas antes de ir a la cama y evitar la cafeína y bebidad energéticas después de las 18.00 horas.

-El plan de alimentación debe ir siempre acompañado de un plan de actividad física. La reducción de peso, específicamente de grasa corporal permitirá alcanzar una mejor calidad de vida y de sueño.

Si requieres más información sobre este tema, puedes ingresar al sitio web de Clínica Somno (www.somno.cl) y agendar una cita con un especialista en trastornos del sueño. 

 

En el marco de la semana mundial de la Lactancia Materna, Philips resalta la importancia de brindar a las madres y a los proveedores de salud en América Latina los recursos para fomentar la lactancia desde el nacimiento.

La lactancia materna es una práctica fundamental para que los bebés tengan un desarrollo saludable ya que brinda nutrientes claves y protección inmunológica. Si bien existen varios esfuerzos para educar a las futuras y nuevas madres sobre la importancia de la lactancia, especialmente durante los primeros seis mes después del nacimiento, en América Latina y el Caribe, más del 60% de los recién-nacidos no reciben lactancia materna exclusiva durante estos seis meses[1].

Royal Philips (NYSE: PHG, AEX: PHIA), como una empresa que busca mejorar la salud materno-infantil, en el marco de la Semana de la Lactancia, refuerza la necesidad de educar tanto a las madres como a los proveedores de salud para que tengan los conocimientos y recursos necesarios para  asegurar un futuro de nutrición sostenible.

“Como aliado estratégico de los proveedores de salud debemos seguir trabajando para crear un entorno donde la lactancia desde el nacimiento es norma”, Fabia Tetteroo-Bueno, líder en América Latina para Personal Health, Royal Philips. “En América Latina y el Caribe en los últimos 25 años se ha reducido la mortalidad infantil en un 67%[2] y entendiendo que la lactancia es un contribuyente clave en la reducción de esta mortalidad, enfocamos nuestros esfuerzos en proporcionar soluciones para que las madres amamanten cómodamente y que los proveedores de salud puedan brindar el apoyo necesario”, adicionó.

“La lactancia materna en los primeros seis meses disminuye el riesgo de enfermedades infantiles y se ha comprobado que los bebés alimentados con leche materna son menos propensos en la edad adulta a la Diabetes y la Obesidad”, dijo el Dr. Enrique Ruidiaz, Pediatra Neonatólogo, del Hospital Punta Pacifica en Panamá. “Como proveedores de salud, somos los encargados de liderar y guiar a los padres en el camino que inician con su bebé, y al tener el primer contacto con el recién nacido y la madre, el éxito de la lactancia materna exclusiva desde el nacimiento está en nuestras manos”, agregó.

Los primeros 1.000 días de vida de un bebé son los más influyentes en su desarrollo y la lactancia tiene un papel significativo, por eso Philips busca ayudar a los profesionales del cuidado de la salud y a las madres encontrar soluciones para que logren sus metas de desde antes del nacimiento del bebé hasta sus primeros años de vida. Entre las iniciativas de la empresa que contribuyen incrementar las tasas de lactancia y la salud materno-infantil en general están:

  • La creación de entornos seguros y cómodos para que las madres amamanten en espacios públicos
  • Productos como los biberones y extractores de leche Avent
  • Soluciones digitales como la plataforma UGrow, la cual permite monitorear los patrones de alimentación y sueño del bebé, comparar su desarrollo en base a los estándares de la OMS y consejos para las madres embarazadas.
  • Expansión de cartera de soluciones móviles para la salud de madres e hijos a través de adquisiciones como la empresa Health & Parenting Ltd.
  • La iniciativa Conexión Salud que busca expandir el diálogo entre el sector público y privado con el fin de buscar soluciones innovadores en el diagnóstico durante el embarazo y la atención neonatal, incluyendo fomentar la lactancia.

 

[1] http://www.paho.org/pahobranding/?p=588&lang=es

[2] UNICEF

 

Tratamientos para bajar de peso de forma personalizada serían la clave para tener éxito al momento de perder kilos.

Según el informe “Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional de América Latina 2016”, desarrollado por la FAO y la OPS, un 63% de la población adulta en Chile tiene sobrepeso u obesidad. “Esto se debería principalmente a factores de sedentarismo y alimentación errónea, donde los excesos de grasa y azúcares están presentes”, explica el artículo.

Por otra parte, desde el año 1980 se ha duplicado el número de personas afectadas, aumentando como consecuencia la incidencia de enfermedades metabólicas y cáncer. “Dado que es una enfermedad que no duele, se confunde con una enfermedad aguda de solución simple y que las consecuencias solo se manifiestan años después de presentada la enfermedad, se transforma en una tormenta perfecta para su desarrollo descontrolado por el planeta, con consecuencias que podrían ser devastadoras para el surgimiento de sociedades prósperas”, explica Sebastián Salinas, bioquímico de Clínica Origen, especialistas en sobrepeso y obesidad.

En este escenario, Salinas comenta que “las dietas son aparentemente la solución con que contamos para atacar este problema, por lo que es bueno aclarar aquellos mitos que en realidad nos generan más daño que beneficios”:

  1. No debes salirte nunca de tu dieta saludable: FALSO. De vez en cuando es bueno sobre-alimentarse, dado que nuestro cerebro necesita sentir que está comiendo a su antojo. Lo importante es que esta conducta sea ocasional y dentro de límites razonables. La sobrealimentación constante es la que genera un aumento del peso, no la ocasional.
  1. Contar calorías es el mejor método para bajar de peso: FALSO. Aunque contar calorías puede ayudar a mantener ciertos límites dentro de nuestra alimentación, la verdad es que en el largo plazo no es sostenible ni tampoco refleja la calidad de los alimentos que ingerimos. 1000 calorías provenientes de comida chatarra son totalmente distintas que las provenientes de ensaladas o alimentos de buena calidad.
  1. Para bajar de peso debes dejar las grasas: FALSO. Aunque un exceso de grasas en la dieta no es recomendado por su aporte calórico, es importante diferenciar el tipo de grasas que ingerimos. Las grasas saturadas deben estar controladas y las grasas trans ojalá que se eliminen, pero las grasas instauradas (pescados, palta, frutos secos, olivas) son un gran aporte a nuestra dieta que generan salud cerebral y cardiovascular. Por otro lado, gracias a diferencias genéticas, no todos procesamos las grasas de la misma manera, por lo que se ha visto en estudios que la cantidad de grasa de una dieta debería ser algo personalizado.
  2. La dieta DETOX es buena para nuestra salud: FALSO. Nadie necesita detox, ese no es un concepto con validez biológica, a menos que una persona esté envenenada. Una buena manera de estar Detox, es tener una dieta rica en líquidos para que nuestros riñones puedan hacer su trabajo.
  1. Los suplementos alimenticios son buenos para la salud: FALSO. No existe a la fecha una publicación científica que valide el uso de suplementos alimenticios ya sea para bajar de peso o para desarrollar masa muscular. Lo que si se ha demostrado, es que pueden ser perjudiciales para la salud, ya que su fabricación y venta no está regulada.
  1. La dieta que funciona a mi amiga a mí también me va a funcionar: FALSO. Hoy conocemos por diversos estudios científicos que las dietas requieren personalización y que no todas las personas necesitan las mismas dietas. Debido a diferencias genéticas, todos tenemos una forma distinta de procesar los alimentos y la forma de reacción a las comidas. Lo más importante es el plan que funciona para ti.
  1. Hay que eliminar el gluten de la dieta: FALSO. A menos que estén dentro del 1% de personas que es intolerante al gluten, no existe razón científicamente probada que lo debas eliminar de tu dieta.
  1. La dieta de batidos de verduras es una buena alternativa: FALSO. Las dietas blandas de batidos de verduras o frutas, pueden ser un complemento a una alimentación saludable, pero hay que tener cuidado ya que incluso pueden tener un índice glicémico mayor que una comida sólida y un contenido de fibra menor. Los granos, carnes y carbohidratos son también parte importante de la dieta saludable. Por otro lado, nuestro cerebro no percibe la alimentación blanda de la misma manera que un plato de comida sólido, lo que afecta nuestra percepción sobre los alimentos y la dieta.

 

Actualmente contamos con una amplia variedad de dietas disponibles. Si bien hay para todos los gustos, lo cierto es que existen recomendaciones de una buena alimentación para cada edad.

Jessica Liberona, nutricionista de Clínica Universidad de los Andes e integrante del programa Vive más Sano, de Obesidad y Diabetes, afirma que “las dietas de moda suelen eliminar ciertos grupos alimenticios, lo que puede ser dañino. En cada etapa de la vida hay distintos requerimientos energéticos".

A continuación, les entregamos algunas recomendaciones:

  • 20 años

Lo ideal es consumir carne o legumbres dos veces por semana. Esto se explica porque la menstruación hace perder hierro, lo que puede derivar en anemia. Además, se debe aumentar la cantidad de minerales y proteínas para el desarrollo de masa muscular.

El consumo de lácteos también es importante y disminuir la ingesta de grasa y azúcar. Además, se recomienda consumir grasas de origen vegetal y vitaminas B y C, para fortalecer las defensas.  

  • 30 años

Muchas mujeres tienen su primer hijo en este periodo de  vida. Para eso es importante consumir ácido fólico. La palta, espinaca y naranjas son alimentos que ayudan. Los lácteos, frutas y cereales también deben ser parte importante de la alimentación. Para las embarazadas, es importante comer pescado dos veces a la semana, ya que es alto en Omega 3.

Asimismo, es relevante disminuir el consumo de sal y aumentar los antioxidantes, que ayudan a combatir el envejecimiento de la piel y el daño celular. Se recomiendan verduras y frutas como naranjas, fresas y kiwi.

  • 40 años

Generalmente, la actividad física disminuye en esta edad y la digestión es más lenta. Frente a esta situación, es recomendable consumir una alta dosis de frutas y cereales. Además de verduras como acelga, espinaca, espárragos y champiñones. El cuerpo además se comienza a preparar lentamente para la menopausia, por lo tanto es importante aumentar la cantidad de soya.

  • 50 años

Al igual que los 40, es recomendable consumir soya, ya que aminora los efectos de la menopausia. También se debe aumentar la ingesta de lácteos para fortalecer los huesos.

Jessica Liberona explica que las “leches de almendra están muy de moda. Son buenas, pero es importante saber que no reemplazan el requerimiento de calcio, por lo que no se deben dejar los otros lácteos”.

Si bien cada edad requiere de cuidados, es importante que en todas las etapas esté presente la actividad física, un adecuado consumo de agua, una moderada ingesta de sodio, alcohol y frituras.

 

Son múltiples las inquietudes que rodean a padres e hijas al momento de vivir el paso de la niñez a la adolescencia. Esto se debe a los importantes cambios que las pequeñas experimentarán, tanto física como emocionalmente, y al temor ante lo desconocido. Así lo explica la Dra. Daniela Badilla, ginecóloga infanto-juvenil de Clínica Ciudad del Mar, quien además entrega una serie de consejos para conocer más sobre esta etapa y así poder enfrentarla.

Ir al doctor es una de las cosas que menos les gusta a la mayoría de los niños. Y es que ir al dentista, al pediatra, al oftalmólogo, entre otros, puede llegar a generarles cierto rechazo. En el caso de las niñas, hay una visita que causa temor e incertidumbre ―la cita con el ginecólogo―, debido a los cambios que están viviendo y al nuevo mundo al que están entrando: la adolescencia.

Y no sólo en las niñas es la preocupación, sino que también en los padres, quienes conforme sus hijas van creciendo, se ven enfrentados a diferentes situaciones, como lo es la primera consulta al ginecólogo. ¿Por qué y a qué edad debe ser?

De acuerdo a lo señalado por la ginecóloga infanto-juvenil de Clínica Ciudad del Mar, Dra. Daniela Badilla, la primera visita al ginecólogo busca controlar cómo va el desarrollo sexual de la niña, por lo que debiera realizarse antes de la menarquia ―o primera menstruación―, la cual se produce entre los 10 y 15 años, cuando todas las partes del sistema reproductivo se han desarrollado.

“Si la adolescente ya tuvo su primera menstruación, la consulta médica servirá para analizar los ciclos menstruales y revisar el calendario de vacunaciones en torno a la hepatitis B, el virus papiloma humano (VPH), la varicela y la pertussis (tos compulsiva). La prevención será primordial para la adolescente”, señala la especialista.

Para poder enfrentar esta situación, indica la doctora Badilla, cada joven necesita saber que el ginecólogo no la expondrá ni comentará lo que se le ha confiado, ya que hay una relación médico- paciente de por medio. Lo anterior permitirá a la adolescente acudir al profesional, en el futuro, frente a dudas o problemas. “El secreto profesional sólo se puede romper en el caso de que la paciente esté expuesta a algún peligro”, agrega.

En esta línea, la especialista de Clínica Ciudad del Mar explica que ,en general, hay cierto nerviosismo y por eso es conveniente saber que en la primera consulta no necesariamente se examinarán los genitales, sino que se realizarán exámenes generales, como medir, pesar, revisar las mamas y ver cómo están los vellos, de modo que se pueda determinar posibles trastornos hormonales, además de aconsejar respecto a las vacunas propias de su edad, y reforzar hábitos saludables como el deporte y la alimentación adecuada.

“Para poder aclarar todas las dudas de la adolescente, es ideal sostener una conversación cercana, donde se hable sobre el calendario menstrual, cómo llevar un registro y las recomendaciones de higiene. Para lo anterior, es vital establecer un vínculo de confianza y de esa forma abordar aquellos temas que a veces la adolescente no habla con sus padres”, puntualiza la Dra. Daniela Badilla, ginecóloga de Clínica Ciudad del Mar.

 

Si bien los e-cigarrettes son más sanos que el clásico cigarro, están lejos de ser una alternativa inocua.

El vapor que emanan estos cigarrillos provoca la muerte de células de la mucosa oral.

Siempre se habla de las consecuencias negativas que tiene el cigarro “normal” para los dientes debido a la nicotina, el alquitrán  y otros componentes que perjudican la salud bucodental. Pero, ¿se han preguntado qué pasa con los cigarrillos electrónicos?

Si bien para muchas personas la opción de fumar cigarrillos electrónicos es una gran alternativa para dejar el vicio del tabaco, jamás se preguntan qué sucederá con su salud oral.

Según algunos estudios, el vapor que emanan estos cigarrillos provoca la muerte de células de la mucosa oral, lo que conllevaría al aumento de probabilidades de infecciones en la boca, tal como lo afirma la Dra. Pamela Ruiz, directora de la Clínica Odontológica HDent (www.hdent.cl)  “Efectivamente el vapor provoca la muerte de las células, pero esa no es la única consecuencia, ya que también puede provocar inflamaciones y distintas enfermedades bucales”.

Y es que si bien los e-cigarretes no contienen el alquitrán que sí traen los cigarrillos tradicionales, el vapor de los cigarrillos electrónicos no solo contiene agua, sino también saborizantes y compuestos como glicerina, propilenglicol y nicotina, los que al aumentar su temperatura fuerzan a las células a liberar agentes inflamatorios.  “La liberación de estos agentes expone los tejidos orales y respiratorios, lo que contribuye al desarrollo de distintas patologías como la gingivitis y periodontitis, enfermedades que no sólo provocan molestias sino que pueden llevar a la pérdida total de las piezas dentales” continúa la especialista.

El cigarrillo electrónico es considerado por muchos el primer paso para dejar el tabaco, no obstante, si este dispositivo contiene altos índices de nicotina,  el efecto nocivo en los dientes y la salud bucodental estaría muy cerca de lo que ocurre con el cigarrillo tradicional. “Lo ideal para tener una buena salud oral es dejar de fumar, pero si eso no es posible, se debe mantener una buena higiene dental, una alimentación equilibrada y, por supuesto, realizar una visita periódica al odontólogo”, finaliza la directora de HDent.

Más Información: www.hdent.cl

Facebook: HDent Clínica Odontológica

Instagram: Clinica.Hdent

Dirección: Hernando de Aguirre 162, of 903. Providencia 

 

Miopía, hipermetropía y astigmatismo, son algunos de los problemas de la vista más frecuentes en las personas. Si bien el uso de anteojos ópticos es una manera sencilla de corregir estos errores de refracción, hoy en día son muchos los que optan por la comodidad de los lentes de contacto. Así lo explica la Dra. Moira Wiegand, oftalmóloga de Clínica Ciudad del Mar, quien despeja las dudas en torno a ellos.

Pequeños lentes que se ponen directamente sobre la córnea y que permiten corregir algunos de los problemas de visión más comunes. Esos son los lentes de contacto, útil alternativa que aporta comodidad, seguridad y efectividad, y que gracias a su material permeable, permite el ingreso del oxígeno necesario a la córnea.

Si bien cada vez son más quienes se atreven a cambiarse a este tipo de anteojos, todavía hay mucho desconocimiento sobre su empleo. ¿Quiénes los pueden usar? ¿Cuáles son sus ventajas? ¿Son igual de efectivos que los ópticos? Y así muchas más. Por lo mismo, la oftalmóloga de Clínica Ciudad del Mar, Dra. Moira Wiegand, se refiere a ellos.

¿Ópticos o de contacto?

Los lentes de contacto son igual de efectivos que los ópticos a la hora de corregir los problemas de la vista. Es más, incluso hay situaciones en que es mejor usar este tipo de lentes correctores y no ópticos, como cuando se tiene mucho aumento en un ojo y muy poco o casi nada en el contralateral.

Respecto a los beneficios que otorgan, aparte de la estética, los lentes de contacto ayudan a tener la corrección puesta directamente sobre la córnea y se eliminan las aberraciones que causan los ópticos. Esto es especialmente relevante en pacientes con muchas dioptrías en sus lentes.

“Para las personas deportistas o que realizan actividades de mucho movimiento, este tipo de corrección suele ser una solución para practicar esta acciones de manera más cómoda y con mejor rendimiento”, indica la especialista.

Las desventajas, en tanto, tienen relación con los hábitos de las personas y los cuidados que requiere el uso de estos lentes. El sacárselos todas las noches y ponerlos en estuches con líquidos especiales, contar con recipientes aseados, constante lavado de manos y respeto por los tiempos de duración, puede generar “flojera” y costumbre en las personas, dando paso a complicaciones.

“Muchas veces los pacientes extienden el uso del lente de contacto para economizar, lo que puede generar enfermedades e infecciones de la córnea, que en algunos casos pueden ser graves”, sostiene la oftalmóloga.

Asimismo, explica la profesional, estos lentes no deben ser usados en piscinas, lagos o mar, ya que el agua tiene microrganismos que pueden colonizarlos y generar infecciones severas.

¿Apto para todos?

En general, cualquier persona es candidata al uso de estos lentes, aunque se recomienda con mayor frecuencia en pacientes con dioptrías altas y motivadas por razones estéticas o funcionales.

Hay personas que requieren de los lentes de contacto (y no de los ópticos), como pacientes con queratocono (enfermedad de la córnea debido a la alteración de la estructura interna del tejido ocular), niños operados de cataratas congénitas y sin cristalino, o personas con mucho aumento en un ojo y nada en el otro. Sin embargo, también hay quienes no pueden utilizarlos, aunque son los menos: personas con ojo seco en que el lente de contacto agudiza los síntomas y hace muy molesto su uso, personas que hacen una reacción alérgica y que rechazan el lente.

“Para saber si se pueden o no usar, se debe realizar un examen oftalmológico para descartar contraindicaciones al uso y evaluar la calidad de las lágrimas. Posteriormente, se hace una prueba con lentes de diagnóstico para evaluar la tolerancia a éstos y para que el paciente tenga la experiencia de cómo ponérselos y sacárselos, además de la sensación de tenerlos en el ojo”, explica la Dra. Moira Wiegand.

Cuidados y recomendaciones

De acuerdo a la oftalmóloga de Clínica Ciudad del Mar, es esencial que la manipulación sea lo más cuidadosa posible, siempre con las manos limpias y en caso de tener que guardarlos, usar los dispositivos adecuados, mantenerlos aseados y usar los líquidos correspondientes.

Los principales consejos para el uso de los lentes de contacto es seguir al pie de la letra las indicaciones según el tipo que se tengan: si no es de uso prolongado, retirar todas las noches; no extender el uso más allá de lo indicado por los fabricantes; usar lubricantes sin preservantes (si esa es la indicación del oftalmólogo); y mantener la higiene durante la manipulación.

“Es importante recalcarle a los pacientes que en el caso de que aparezcan síntomas o molestias en los ojos, como dolor, secreción, visión borrosa, lo primero que debe hacer es sacárselos. Si los malestares persisten entre 12 a 24 horas, acudir a un oftalmólogo”, puntualiza la doctora Moira Wiegand, de Clínica Ciudad del Mar.

 

Es uno de los males más comunes del cuero cabelludo y puede afectar a cualquier persona; sin embargo, es más común en adolescentes. Según la Dra. Ester Santander, dermatóloga de Vidaintegra, este problema genera picazón y enrojecimiento, y puede ser contagiosa en algunos casos.

Generalmente pensamos que la caspa es un problema capilar dado que su manifestación física se da en el cabello. Sin embargo, sus causas y síntomas se presentan en el cuero cabelludo, que es la piel que recubre el cráneo.

La caspa es una reacción del cuero cabelludo irritado, que acelera la renovación de las células de la piel y hace que las células muertas se acumulen en la superficie. El resultado es una descamación excesiva y persistente.

Según la dermatóloga de Vidaintegra, Dra. Ester Santander, se trata del problema más frecuente del cuero cabelludo. “Hay varias causas que pueden desencadenar este problema, como por ejemplo, un mal aseo capilar. Hay personas que no se lavan en pelo en forma frecuente, lo que provoca finalmente que se descame el cuero cabelludo.

La especialista también explica que esta condición también puede producirse por el uso de productos inadecuados que irritan el cuero cabelludo, por no enjuagarse correctamente el pelo y, en algunos casos, podría estar involucrado un hongo”, asegura la especialista.

Síntomas

  • Picazón
  • Enrojecimiento
  • Resequedad

Según la doctora Santander, el desarrollo de la caspa se acentúa en casos de sufrir estrés y fatiga, o por la contaminación.

Prevención

La especialista de Centros Médicos Vidaintegra, explica que hay que tener ciertos cuidados para evitar que ocurra este problema.

  • No cambiar muy seguido de champú y bálsamo
  • No usar gel en exceso, dado que irrita el cuero cabelludo
  • Enjuagar bien el cabello tras cada aplicación de champú
  • Lavarse el pelo frecuentemente con champú suave
  • Al lavarse el cabello, no masajearlo en exceso
  • Usar bálsamo sólo en las puntas del pelo y no en el cuero cabelludo

 

Tratamiento

Según la dermatóloga Ester Santander, es recomendable utilizar un champú antiseborreico, que esté compuesto por ácido salicílico, alquitrán, azufre y sulfuro de selenio. “Este producto debe utilizarse diariamente”, concluye la especialista.