La caída del cabello se puede tratar naturalmente con algunos ingredientes que estimulan la circulación y fortalecen las raíces del pelo. 

La calvicie afecta tanto a hombres como a mujeres, pero suele ser más común en el género másculino, sobre todo cuando comienzan a sumar años. Si bien en la mayoría de los casos aparece por herencia, estrés, o por a un aumento de la acción de las hormonas sobre ciertas áreas del cuero cabelludo, la mala alimentación es otro de los factores que conllevan deficiencias nutricionales provocando la disminución progresiva en la actividad del folículo que va disminuyendo de tamaño hasta provocar la artrofia total del bulbo piloso con la consiguiente pérdida del pelo.

Una correcta nutrición es fundamental para su óptimo desarrollo y mantenimiento de todo el organismo, incluso del pelo, ya que para un adecuado crecimiento y renovación, requiere de nutrientes específicos como aminoácidos azufrados, zinc, vitamina B6, selenio y ácido fólico, los que favorecen la queratinización y por lo tanto la formación del pelo.

En este sentido una buena alternativa pueden ser los nutricosmeticos naturales, como Folaminev de Nutrigen, que viene en versión para hombres y mujeres, que a través de una exclusiva fórmula ayuda a controlar las principales causas de la caída del pelo. “Se trata de un producto que reúne todos los nutrientes necesarios para ayudar a tener un pelo más saludable, ya que ayuda a la protección del folículo capilar” señala Karina Bustos, Nutricionista de Nutrigen.

Se estima que los hombres suelen ser los más afectados por la alopecia, incluso varios estudios concuerdan que un 92% la padece y que en muchos casos comienza a temprana edad. Si bien las lociones capilares, medicamentos y masajes pueden ayudar en las primeras etapas, el aumento en el consumo de alimentos ricos en vitamina como los huevos y las verduras y complejo B como el pescado podrían ser una buena alternativa de prevención.

Algunos de los componentes cruciales de esta fórmula son; el zinc, fitoesteroles y el té verde, que actúan como un beneficio natural que inhibe a la enzima 5-alfa-reductasa, efecto que protege de la caída del pelo de origen hormonal, evitando una acción negativa sobre el folículo.

Además la uva y el té verde potencian la microcirculación, entregando al bulbo piloso un sinnúmero de nutrientes que se necesitan para un adecuado crecimiento. Otro elemento que cumple una función similar es la linaza con sus bioflavonoides.

Además de otros elementos como la Taurina, Selenio, Zinc, que a través de sus potentes antioxidantes protegen el bulbo capilar frente a elementos externos, como la polución y el tabaco, e internos como el estrés y el envejecimiento.

Folaminev es un producto elaborado con ingredientes naturales que no necesita receta ni indicación médica para ser comprado, sus acciones se enfocan a mantener un buen estado de salud por medio de la naturaleza. 

 

Existen 3 tipos de Radiación Ultravioleta, siendo la A y B  las más peligrosas.  Esta última  es más intensa en primavera y verano, aunque no hay que descuidarse el resto de los meses del año.

El sol emite una gran cantidad de cantidad de radiaciones, de las cuales las más letales son absorbidas por la atmósfera. Sin embargo, la radiación ultravioleta (UV), que logra atravesar esta barrera, es la causante de la mayor cantidad de daño en la piel de las personas. Existen 3 tipos de radiación UV, dentro de las cuales las categorías A y B  son las más peligrosas. Esta última  es más intensa en primavera y verano, pero de igual modo está presente durante todo el año.

En este contexto, los efectos de la exposición prolongada a esta radiación, principalmente en verano, pueden diferenciarse a corto plazo como quemaduras agudas o daño en la córnea y a largo plazo, como envejecimiento prematuro, cáncer de piel y cataratas. El daño de la radiación UV es acumulativo a lo largo de la vida, por lo tanto a menor edad, peor los efectos de la exposición prolongada a estos rayos, por lo que es recomendable no exponer a los niños al sol sin protección, lo que también se debe replicar para el caso de adultos mayores.

Por ello, Caja 18 en conjunto con NúcleoSalud y su médico internista, Dra. Lorena Báez, entregan cinco consejos para proteger la piel este verano, aunque señalan que es importante mantenerlos durante todo el año:

- Preferir la sombra natural o artificial.

- Usar ropa, lentes y sombrero adecuados.

- No exponerse al sol entre las 11 y las 15 horas.

- Usar filtro solar adecuado y repetidamente en áreas inevitablemente expuestas, lo cual debe realizarse en días nublados también.

- Ingerir abundante agua fresca para evitar la deshidratación.

 

La diabetes puede generar complicaciones en distintos órganos, siendo uno de ellos el globo ocular, provocando incluso ceguera. Para evitarlo, es muy importante un diagnóstico oportuno y un correcto control de la patología de base. El Dr. Gonzalo Ibáñez, oftalmólogo del Centro Médico Clínica Santa María La Dehesa, explica cómo se puede identificar y tratar.

Alrededor de 415 millones de personas tienen diabetes a nivel mundial y, en Chile, un 10% de la población la padece. Esta enfermedad puede generar una serie de complicaciones crónicas, debido a la elevación de la glicemia. Dentro de los tejidos afectados, están los ojos, donde se puede producir una patología conocida como retinopatía diabética.

“Ésta consiste en una falla del riego sanguíneo, ya que a nivel microscópico se produce una obstrucción masiva de pequeños vasos sanguíneos, ruptura de éstos y alteración de la permeabilidad, producto de que los vasos dañados comienzan a liberar plasma que inunda la retina, lo que no ocurre en un ojo sano”, señala el Dr. Gonzalo Ibáñez, oftalmólogo del Centro Médico Clínica Santa María de La Dehesa.

No obstante, esta patología no se presenta en todos los pacientes que tienen diabetes sino en ciertos casos. “Se produce en aquellos pacientes con mal control metabólico, ya sea porque no se cuidan o porque padecen de una diabetes agresiva difícil de controlar”, agrega el especialista.

Por otro lado, también existen diferencias según el tipo de diabetes que tiene la persona. “Los diabéticos tipo I padecen con más frecuencia condición que los diabéticos tipo II, ya que en general, la diabetes tipo I es mucho más severa, afectando a niños y jóvenes que necesitan de la insulina para sobrevivir. La tipo II, que afecta a los adultos, es más fácil de controlar y por ende, menos peligrosa” explica el Dr. Ibáñez. 

Detección y tratamiento

Inicialmente, la retinopatía diabética no tiene síntomas perceptibles para la persona, por lo que su identificación se logra a través de un examen de fondo de ojo bajo dilatación pupilar. “Esta patología, causa un daño progresivo pero silencioso en que el paciente no puede darse cuenta que la padece sino hasta etapas avanzadas”, asegura el oftalmólogo.

Cuando el estado de la enfermedad es avanzado, produce dolor o presión en ambos ojos, pérdida brusca de visión, dificultad para ver objetos ubicados hacia las esquinas de los campos visuales y visión doble o borrosa.

Cuando se obtiene el diagnóstico, se debe tratar lo antes posible para evitar complicaciones, como neovascularización retinal y glaucoma, que puede terminar con pérdida visual severa e irreversible. “El tratamiento consiste en la fotocoagulación con láser de argón, lo que elimina las porciones enfermas de la retina que pueden estar afectando la zona que está sana, a través de quemaduras microscópicas controladas”, explica el Dr. Gonzalo Ibáñez.

Prevención

Los diabéticos deben realizarse un control oftalmológico al menos una vez al año, para poder identificar la existencia de alguna anomalía relacionada a la enfermedad.

Finalmente, el especialista enfatiza que es fundamental mantener un control metabólico estricto para evitar o retrasar la retinopatía diabética, siendo una de las principales medidas mantener niveles estables de azúcar en la sangre, con el tratamiento que sea necesario como dietas, hipoglicemiantes orales o insulina.

 

Picaduras de insectos, caídas, insolación y contagio de virus Hanta, son algunos de los riesgos que están expuestas las personas que optan por pasar sus vacaciones al aire libre. El camping, a pesar de ser una alternativa entretenida para disfrutar durante el verano, también implica tomar una serie de precauciones que a veces uno no considera cuando arrienda un departamento. Por esta razón,  el médico general de Centros Médicos Vidaintegra, Dr. Julio Barrios, entrega recomendaciones para tener un descanso seguro y sin contratiempos.

Uno de los panoramas más usuales durante las vacaciones es ir de camping. Estar en contacto con la naturaleza, apreciar las estrellas de noche, sentarse alrededor de una fogata y quedarse conversando hasta altas horas de la noche son parte del encanto de este innovador plan estival. Pero no es igual de simple que alojar en casa o departamento, ya que al dormir y comer en zonas abiertas, nos exponemos a contagios y accidentes que pueden terminar en emergencias.

Según el Dr. Julio Barrios, médico general de Centros Médicos Vidaintegra, los problemas más comunes son la exposición solar, accidentes como caídas o golpes y también “el riesgo de contraer infecciones a raíz de  elementos que estén en el medioambiente, como deposiciones de roedores, picaduras de insectos y mordeduras de arañas”, explica.

Recomendaciones

Si vamos de camping, estaremos constantemente expuestos a la naturaleza, por lo que es importante vestir de forma adecuada para desplazarnos sin problemas, lo que significa usar ropa ligera que cubra piernas y brazos. Asimismo, hay que proteger tanto la piel como los ojos de los rayos UV, por lo que debemos aplicar protector solar cada dos horas y utilizar buenos anteojos de sol.

Para evitar accidentes o contagios, el Dr. Barrios aconseja llevar alimentación e hidratación suficiente, además de un celular cargado con batería externa completa para mantener siempre la comunicación. “Para evitar las picaduras de insectos, se pueden usar repelentes, insecticidas y también lámparas luminosas que atraen y matan los mosquitos o zancudos” afirma el especialista.

El mejor escenario para el Virus Hanta

El Hanta es el mayor riesgo al que nos exponemos al salir de camping, para evitarlo hay que seguir los siguientes pasos:

  1. Elige lugares limpios y libres de matorrales o pastizales.
  2. Evita acampar en sitios con evidente presencia de roedores.
  3. Usa carpa con piso, cierre y sin agujeros.
  4. Camina solamente por senderos habilitados.
  5. Mantén los alimentos en recipientes herméticos y una vez ocupados, lava inmediatamente los platos y utensilios de cocina.
  6. Mantén la basura en recipientes cerrados o si es necesario, entiérrela.
  7. Bebe únicamente agua potable, embotellada o hervida.
  8. Evita recolectar fruta silvestre o leña.

Si detectas presencia de roedores muertos, cúbrete la nariz y la boca con una mascarilla y antes de tomarlos, protege tus manos con guantes desechables o bolsas plásticas lavados con agua y cloro. Luego, ubícalos en doble bolsa plástica y entiérralos.

En caso de que hayas estado en contacto con el ratón de cola larga, con sus heces u orina, debes acudir al servicio de urgencias y ahí se verá si presentas signos sospechosos. “Como el Hanta es una enfermedad pulmonar, se manifiesta como una patología pulmonar, es decir, con tos y decaimiento”, agrega el doctor.

 

Encontrar una cura para el cáncer es y ha sido, a través de los años, uno de los hitos más desafiantes para la medicina, y es en esta búsqueda que científicos, biólogos, farmacéuticas e investigadores han colocado múltiples esfuerzos.

Hasta ahora, muchos han sido los avances en términos de tratamiento: radioterapia, quimioterapia, inmunoterapia, nutrición, estilo de vida y terapias alternativas complementarias han permitido que las tasas de supervivencia del cáncer se hayan duplicado en los últimos 40 años y que ésta haya pasado a ser una enfermedad con la cual se puede convivir.

Tres conceptos están actualmente revolucionando el área de la oncología, creciendo cada vez con más fuerza y concretándose en un tratamiento más efectivo, menos invasivo y más personalizado contra el cáncer.

El primero es la Inmunoterapia, también denominada terapia biológica, que estimula las defensas del propio organismo con el fin de combatir la enfermedad. Utiliza sustancias producidas por el cuerpo o fabricadas en laboratorio para mejorar o restaurar la función del sistema inmunitario, deteniendo o retrasando el crecimiento de las células cancerígenas.

El segundo concepto es la Farmacogenómica, que consiste en descifrar el genoma de cada persona (la información contenida en sus genes) para encontrar el medicamento preciso para su enfermedad. Con un simple examen de sangre es posible descubrir marcadores específicos que indicarán si un medicamento tendrá o no el efecto deseado. Uno de los investigadores más reconocidos en esta área es el doctor en farmacología Leming Shi, investigador del Centro de Estudios Moleculares de la Célula y Profesor de la Universidad de Shanghai (China), quien desarrolló en su laboratorio un fármaco para tratar un tipo de linfoma. Aprobado en 2014, el fármaco funciona como una terapia inmunológica que fortalece el sistema de defensa del propio organismo para atacar la enfermedad.

El tercer concepto sería la combinación de los dos anteriores, dando origen a la Biotecnología. Un ejemplo de ello es una inmunoterapia que ha sido aprobada recientemente por la FDA para su uso en Cáncer de Células de Merkel metastásico(CCMm) en Europa y en algunos países del Asia Pacífico, siendo en estos momentos la alternativa más eficiente para pacientes que sufren de este agresivo cáncer a la piel, cuya sobrevida es menor al 20% en un período de 5 años.

Esta inmunoterapia ha sido evaluada en más de 6.300 pacientes con cáncer de mama, de la unión gastroesofágica-gástrica, de cabeza y cuello, linfoma de Hodgkin, melanoma, mesotelioma, de pulmón, de ovarios, carcinoma celular renal y urotelial, entre más de 15 diferentes tipos de tumor.

Día Mundial del Cáncer

Este 04 de febrero se conmemoró el Día Mundial del Cáncer, y como una forma de reconocer la valentía de los pacientes sobrevivientes de esta enfermedad, la Unión Internacional Contra el Cáncer (UICC) y Merck lanzaron la campaña We Can. I Can (“Nosotros Podemos. Tú Puedes”), cuyo objetivo fue crear conciencia en la población acerca del cáncer desde una perspectiva positiva e inspiradora. La campaña se viralizó por redes sociales durante el fin de semana y tuvo un alcance mundial con los hashtags #WeCanICan #WorldCancerDay #HelpShapeTheFuture  @merckgroup

 

Salmonella, Listeria y Hepatitis A, son solo algunas de las enfermedades a las que estamos expuestos durante el período estival. El calor, la falta de higiene y el consumo de mariscos crudos, entre otros factores, pueden ocasionar estas enfermedades.

Sodexo te entrega algunos consejos para prevenir estos problemas y disfrutar de las vacaciones de verano.

Durante enero comienzan las altas temperaturas y las vacaciones familiares, las cuales muchas veces contemplan viajes, horas al aire libre y relajo. Sin embargo, durante este período  existe mayor exposición a las enfermedades transmitidas por alimentos, mejor conocidas por sus siglas como ETA, que se refieren a cualquier enfermedad causada por la ingesta de agua o alimentos contaminados, que pueden provocar efectos adversos en la salud de las personas. 

Es importante reconocer algunos agentes causantes de ETA como la Salmonella, Listeria monocytogenes, Campylobacter spp, Escherichia coli, Norovirus, virus de la Hepatitis A y parásitos como Trichinella spiralis, entre otros. 

Por lo anterior es necesario tomar los resguardos necesarios para disfrutar responsablemente de nuestras vacaciones y así evitar que éstas se arruinen producto de alguna enfermedad gastrointestinal.

José Bravo, Gerente de Calidad y Prevención de SODEXO entrega algunas claves para disfrutar las vacaciones sin problemas de salud.

CLAVE 1: MANTENGA LA LIMPIEZA

  • Lávese las manos antes de manipular alimentos y a menudo durante la preparación.
  • Lávese las manos después de ir al baño.
  • Lave y desinfecte todas las superficies y equipos usados en la preparación de alimentos.
  • Proteja los alimentos y las áreas de cocina de insectos, mascotas y de otros animales (guarde los alimentos en recipientes cerrados).

CLAVE 2: SEPARE ALIMENTOS CRUDOS Y COCINADOS

  • Separe siempre los alimentos crudos de los cocinados y de los que están listos para ser consumidos.
  • Use equipos y utensilios diferentes, como cuchillas o tablas de cortar para manipular carne, pollo, pescado y otros alimentos crudos.
  • Conserve los alimentos en recipientes separados para evitar el contacto entre alimentos crudos y cocidos.

CLAVE 3: COCINE COMPLETAMENTE

  • Cocine completamente los alimentos, especialmente la carne, pollo, huevos y pescados.
  •  Hierva los alimentos como sopas y guisos.
  • Recaliente completamente la comida cocinada.

CLAVE 4: MANTENGA LOS ALIMENTOS A TEMPERATURAS SEGURAS 

  • No deje alimentos cocidos a temperatura ambiente por más de 1 hora.
  • Refrigerar lo antes posible los alimentos que han sido cocinados y los perecibles (bajo los 5°C), evitando tiempos prolongados de exposición a temperatura ambiente.
  • Transcurrida la hora de enfriamiento, refrigerar en seguida.
  • La comida no se debe refrigerar comida muy caliente, ya que podríamos provocar un aumento de la temperatura del resto de los alimentos almacenados en el refrigerador, así como afectar el funcionamiento de éste.
  • Mantenga la comida caliente (sobre los 65°C). El consumo sobre dicha temperatura refuerza la seguridad de los alimentos. Bajo esa temperatura, se considera zona de riesgo y es probable que se desarrollen microorganismos que podrían tener efectos perjudiciales en la salud de las personas.
  • No descongele los alimentos a temperatura ambiente. Descongele lentamente dentro de refrigerador.

CLAVE 5: USE AGUA Y MATERIAS PRIMAS SEGURAS

  • Use y consuma sólo agua potable.
  • Seleccione alimentos sanos y frescos.
  • Compre y consuma alimentos sólo en lugares autorizados.
  • Lave las frutas y verduras, especialmente, si se comen crudas.
  • No utilice alimentos después de la fecha de vencimiento.

CLAVE 6: Las frutas y verduras frescas pueden estar contaminadas por bacterias o virus dañinos, también conocidos como patógenos

  • Al momento de adquirir estos productos, seleccionar aquellos frescos, sin señales de golpes, mohos o daños por insectos.  
  • En la casa, es importante guardarlos adecuadamente a temperatura ambiente y/o en el refrigerador. 
  • Si es a temperatura ambiente, lave los productos sólo antes de consumirlos (si están muy sucios, lávelos y séquelos bien antes de guardarlos).  Almacene en lugares limpios, en recipientes profundos y lejos del suelo.  Privilegie lugares fríos, secos y oscuros.  No almacene estos productos junto a productos de limpieza.
  • Si es en el refrigerador, lave los productos sólo antes de consumirlos.  Almacene en bandeja especial para productos frescos, evitando cargarla demasiado para mantener productos en buen estado.  Evite sobrecargar la bandeja, comprando sólo lo que vaya a utilizar en unos pocos días.  Mantenga las frutas y verduras separadas de la carne cruda (vacuno, cerdo, aves, pescados, mariscos).
  • Lave completamente todas las frutas y verduras enteras antes de prepararlas.

CLAVE 7: MARISCOS

  • Sólo compre en establecimientos establecidos que cumplan las condiciones higiénicas (conservación refrigerada: máximo 5 °C).
  • Verifique que el producto no presente aspecto desagradable, deformaciones o signos de descomposición.
  • Consuma los productos completamente cocidos.
  • En el caso de productos envasados, respete las indicaciones establecidas por el fabricante en el rótulo del producto, las fechas de vencimiento declaradas en el mismo y si el alimento requiere ser calentado previo a su consumo, se deben cumplir los tiempos y temperaturas establecidos por el fabricante.

 

Chile es el cuarto país con más horas de trabajo por año, por lo que la silla ergonómica resulta una solución simple que ayuda a prevenir posturas inadecuadas y lesiones lumbares en el trabajo de oficina

La pesada carga laboral que enfrentan los chilenos sentados frente al computador en una oficina quedó al descubierto, luego que se diera a conocer el informe “Perspectivas de Empleo 2017” realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en el que se revela que los chilenos trabajan 200 horas más al año, situándose muy por encima del promedio de las personas que laboran 60 horas o más por semana.

Esta estadística lleva a pensar en la importancia de un adecuado uso de sillas, que cumplan con las condiciones apropiadas para corregir posturas dentro de la oficina, evitando enfermedades y dando a su vez confort, seguridad y descanso a sus trabajadores.

Para el experto en Prevención de Riesgos, Felipe Muñoz, es fundamental mejorar la calidad de vida laboral y las condiciones de trabajo que no dañen la salud y permitan un mayor desarrollo personal. “Una mala postura con el cuerpo inclinado hacia adelante o exageradamente derecho, dificulta la respiración y puede redundar en problemas como lumbago, escoliosis y lordosis, malas posturas que normalmente se convierten en hernias discales, además de comprimir los órganos de la digestión y provocar molestias digestivas”, afirmó.

La solución parece ser simple, según nos indica el experto, utilizar elementos de trabajo ergonómicos, que se diseñen teniendo en cuenta las condiciones en que se va a ocupar, adaptando el trabajo a las capacidades y posibilidades de las personas.

Para Erika Cassanello, diseñadora especialista en productos en Intergroupe, empresa especialista en la fabricación y comercialización de muebles de oficina, la silla debe ser flexible y permitir de manera sutil cambios de posiciones para el usuario. “La silla debe tener sincronía con las diferentes posturas que el usuario necesite durante una extensa jornada laboral. Algo tan sencillo como contar con apoyabrazos permitirá regular la silla de acuerdo a la anatomía de cada persona, respetando los ángulos óptimos para cada función que éste tenga que desempeñar”, comentó. 

Mantenerse erguidos y con la espalda recta ayudará no sólo a evitar problemas musculares y de columna, preservando la salud y seguridad en situaciones de trabajo, sino que además aumentará la motivación y productividad.

Algunos consejos que recomiendan los expertos para mantener una buena postura incluyen: regular adecuadamente la silla para que se adapte a la cubierta del escritorio, mantener un ángulo recto al sentarse, fijarse que la espalda esté en contacto permanente con el respaldo; utilizar una silla de entre 65 y 75 centímetros de alto, con espacio interior suficiente para estirar un poco las piernas, situando la pantalla a una distancia entre 50 a 60 centímetros a una altura similar a los ojos, entre otros.

“En la actualidad, existe una infinidad de ofertas en el mercado que a primera vista son iguales, pero lo óptimo es detenerse a evaluar sus funciones y prestaciones, ya que de este análisis se logran elementos que permiten diseñar de acuerdo a cada cliente, ya sea por su altura, peso, talla como por la función que éstos deben desempeñar en su trabajo. Nuestra recomendación es que no dejen que el precio prime por sobre la calidad”, añadió Cassanello.

 

Las vacaciones son la perfecta oportunidad para visitar lugares nuevos, realizar actividades recreativas y hacer deportes al aire libre. Mientras que la mayoría de las veces estos momentos se trasforman en importantes recuerdos, en ocasiones implican riesgos que terminan en peligrosos accidentes. El jefe del Servicio de Urgencia de Clínica Vespucio, Dr. Franco Utili, se refiere a las situaciones que pueden producir la detención de la actividad cardíaca y explica, paso a paso, cómo reaccionar para evitar secuelas o incluso la muerte.

La reanimación cardiopulmonar (RCP) es un procedimiento de emergencia para salvar la vida de una persona que dejó de respirar y cuyo corazón cesó de latir. Esto puede suceder con un ataque cardíaco, después de un golpe de corriente eléctrica, asfixia por inmersión o cualquier otra circunstancia que ocasione la detención de la actividad cardíaca. “El objetivo es mantener el flujo de sangre y oxígeno al cerebro y a otros órganos nobles, lo suficientemente para evitar daños y secuelas neurológicos”, explica el jefe del Servicio de Urgencia de Clínica Vespucio, Dr. Franco Utili.

En esta época, cuando salimos de la rutina y tomamos riesgos en actividades recreativas durante las vacaciones, es especialmente importante saber cómo reaccionar ante un accidente. “La RCP combina respiración de boca a boca y compresiones torácicas”, aclara el especialista, y detalla los pasos que se deben seguir para salvar la vida de un ser querido:

  1. Asegurar el lugar: eliminar los peligros que puedan amenazar la integridad del paciente y de las otras personas, despejando el espacio donde se encuentra el accidentado.
  2. Comprobar el estado de consciencia: arrodíllese a la altura de los hombros de la víctima y agítela con suavidad. Luego, acérquese a su cara y pregúntele en voz alta si se encuentra bien.

Si el accidentado responde, no lo mueva y busque una segunda medida a los síntomas que presente. De lo contrario:

  1. Situar a la víctima en posición de reanimación: boca arriba con brazos y piernas alineados sobre una superficie rígida y con el tórax al descubierto.
  2. Abra la vía aérea: coloque una mano sobre la frente y con la otra presione el mentón hacia arriba, para evitar que la lengua impida el paso del aire hacia los pulmones.

“Si la víctima respira normalmente manteniendo la vía aérea abierta, ubíquela en posición lateral de seguridad y compruebe periódicamente que siga respirando hasta que llegue ayuda especializada”, afirma el urgenciólogo. Cuando esta acción no mejora el estado del paciente, continúe con la RCP:

  1. Inicie las maniobras de reanimación: realice 30 compresiones torácicas en el centro del pecho con sus dos manos e intente hundir el pecho por lo menos 5 cm o un tercio del diámetro antero-posterior del tórax, a una frecuencia de 120 compresiones por minutos.
  2. Respiración boca a boca: Después de las 30 compresiones realice 2 insuflaciones boca a boca con la vía aérea abierta (frente-mentón) y la nariz tapada. Alterne compresiones - insuflaciones en una secuencia 30 compresiones y 2 insuflaciones a un ritmo de 120 compresiones por minuto.
  3. No interrumpa esta acción hasta que la víctima inicie respiración espontánea, se canse o llegue ayuda especializada.

¿Es la misma técnica en niños?

Ante toda persona inconsciente, que no respira o no responde, se debe suponer que está sufriendo un paro cardíaco, por lo que se debe recurrir a RCP. “Cualquier intento de reanimación es mejor que no hacer nada, aun cuando no se realice una técnica perfecta”, afirma Dr. Utili.

No obstante, es importante saber que el procedimiento varía ligeramente dependiendo de la edad o tamaño del paciente. “En niños, la secuencia debe ser de 30 compresiones x 2 ventilaciones si hay un reanimador, y 15 compresiones x 2 ventilaciones si hay dos reanimadores”, especifica el urgenciólogo.